Las ciudades y la urbanización como ámbito de cooperación entre España y China

En los últimos años, la urbanización ha pasado a ocupar un lugar prioritario en la agenda política y económica de China. En este sentido, son muy numerosos los indicadores que nos señalan el proceso de urbanización en marcha (y, más aún, las respuestas que los actuales dirigentes del país sean capaces de dar a la gestión del mismo) como una de las grandes claves para el devenir del país.

Junto a esta trascendencia de la urbanización en la dinámica interna de China, aparece una tendencia a situar esta temática como uno de los asuntos más destacados de su agenda internacional, tanto en sus relaciones bilaterales como en el contexto de su colaboración con entidades plurinacionales. Ello debe mucho a la figura del actual primer ministro Li Keqiang pero también se halla, cada vez con más frecuencia, en la agenda de trabajo y en las intervenciones públicas del presidente del país y secretario general del Partido Comunista Chino (PCC), Xi Jinping.

Esta firme apuesta por hacer de la urbanización un elemento clave de su acción internacional ha motivado que sean muchos los países y organizaciones que ya se han asociado con China en el desarrollo de una estrecha colaboración en este campo. Cuando un país tan relevante identifica de forma tan transparente una temática en la que busca la colaboración internacional, sólo se puede responder positivamente.

En base a todo lo anterior, y adentrándonos en el marco general de la cooperación entre España y China, surge la pregunta clave sobre la que quiere reflexionar y aportar ideas este documento: ¿cómo está respondiendo España a esta llamada de China a la cooperación en el ámbito de la urbanización? y ¿qué mecanismos tenemos al alcance para estructurar y articular de una manera efectiva esta cooperación?

Para nuestro país esta cuestión es trascendente. En 2013 se cumplieron 40 años del establecimiento de relaciones diplomáticas con la República Popular China (1973-2013) y en 2015 se cumplieron 10 años del establecimiento del “Acuerdo de Asociación Estratégica Integral” (2005-2015). El balance de esta relación no puede ser condensado en unas líneas, ni es objeto de este documento, pero sí puede indicarse que uno de los retos pendientes para España (y también para China en relación a España) es la necesidad de encontrar puntos de anclaje, concretos y bien definidos, sobre los que construir una relación más pragmática, que enriquezca y refuerce el positivo diálogo político entre ambos países.

El posicionamiento de partida de este Documento de Trabajo será claro. España debe seguir el ejemplo de otros países que sí han sabido responder a esta llamada de China a la cooperación en el ámbito de la urbanización. Y debe hacerlo con celeridad. Creemos que ello reforzaría mucho la relación entre ambos países y que abriría, además, nuevas dinámicas prácticas y concretas de cooperación en el mundo de la empresa, de la ciencia y la tecnología, del conocimiento, etc., que ampliarían el actual alcance de la relación bilateral.

Para el desarrollo de este planteamiento, el presente documento de trabajo se compone de dos partes fundamentales:

  • En la primera se revisarán los fundamentos que nos llevan a concluir que China ha establecido lo urbano como un elemento central de su acción exterior.
  • En la segunda se pondrá el foco sobre el caso español, fundamentalmente para desarrollar una posible propuesta de cooperación efectiva, estable y realista entre España y China en el ámbito de la urbanización.

Leer artículo completo en formato PDF (enlace alternativo).

Ignacio Niño, economista, especialista en China y Asia Oriental y Master en Estudios chinos por el INALCO-París VII,
Mario Esteban, investigador principal de Asia-Pacífico, Real Instituto Elcano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *