Las oportunidades de la España vaciada

La España vaciada, de la que la provincia de Soria forma parte, no es ese desierto que algunos quieren ver. Si hubiera que determinar qué hace diferentes a los ciudadanos del medio rural despoblado y a los del urbano sobrepoblado podríamos decir que su esfuerzo. Los empresarios de la España vaciada, aunque minoritarios en las estadísticas nacionales, son activos, emprendedores y creativos, y aportan los rendimientos de su trabajo a las arcas de las administraciones públicas en la misma proporción que los habitantes de las grandes urbes.

Un ejemplo. La economía de la provincia de Soria, zona cero de esta España interior, creció en 2018 un 3,1%, porcentaje superior a la media de Castilla y León y a la nacional. Derivado de esta actividad económica, la tasa de paro en esta zona es la más baja tanto de Castilla y León como de España. Estos parámetros positivos de actividad son tendencia en la economía tanto soriana como de otras zonas de la España vaciada, por lo que desde la Federación de Organizaciones Empresariales Sorianas(FOES) hemos querido adelantarnos y prever cuál será la necesidad real de trabajadores en esta zona a corto y medio plazo.

El informe Las Necesidades Laborales de las Empresas en la Provincia de Soria, realizado por FOES, traslada que dos de cada tres empresas sorianas contratarán trabajadores en los próximos dos años. Y la razón de estas nuevas contrataciones será la expansión de los negocios, así como el crecimiento continuado de la actividad empresarial en la provincia.

Visto el anterior dato, desde FOES somos conscientes del gran reto que se abre ante nosotros, pero también de la inmensa oportunidad del mercado laboral que tiene la España vaciada, y por ello nos hemos puesto manos a la obra y estamos haciendo de enlace entre empresas y potenciales trabajadores que quieran venir a estas zonas como Soria a cubrir una oferta de puestos de trabajo óptimos, con contratos estables y una excelente calidad de vida laboral, social y familiar. Y lo cierto es que nos estamos sorprendiendo de la respuestay del cambio cultural de las generaciones actuales, que valoran cada vez más su proyecto de vida y el tiempo, por encima de cuestiones que antes eran vitales, como pudiera ser el dinero.

Desde hace años, la falta de población autóctona ha convertido a las zonas de la España vaciada, como el caso de Soria, en provincias receptoras de mano de obra, con una gran experiencia en ofrecer cálidas bienvenidas a quienes apuestan por asentarse aquí y consolidar un proyecto vital y profesional. Y varios son los ejemplos. El dinámico tejido empresarial soriano demanda constantemente puestos cualificados en áreas de producción, montaje y mantenimiento principalmente, pero también empleos en el sector de la gestión comercial, sobre todo, en comercialización, ventas y marketing.

Y esta tendencia no es nueva, ya se ha vivido en países como Estados Unidos, donde miles de millennialsse han mudado a ciudades más pequeñas, no sólo buscando empleo y nuevas oportunidades, sino también nuevos modos de vida que supongan menores costes diarios, comunidades más unidas y en definitiva, una oportunidad de hacer suyas y dejar impronta en las nuevas ciudades.

Vivimos en un momento donde las diferencias entre grandes y pequeñas urbes se hace cada vez más patente; donde los contrastes entre lo urbano y lo rural se magnifican, tanto en los aspectos positivos como en los negativos. Vivimos un momento en el que los territorios de la España vaciada, buscan hacerse un hueco poniendo de relieve su humanismo frente a lo impersonal de las grandes ciudades, y la España vaciada debe encontrar su sitio como lugar asequible y amable a nuevos pobladores.

Soria, al igual que otras poblaciones de la España vaciada, puede ser uno de los ejemplos perfectos de lo que conocemos como slowcity: un territorio en el que los ciudadanos, en el día a día, aminoran la velocidad, desaceleran el ritmo de vida y viven más las pequeñas cosas, todo ello sin renunciar a los avances tecnológicos, que no olvidemos se han creado justamente para vivir mejor.

Las políticos aplicadas durante décadas nos han llevado a la actual ordenación territorial en España y, entre otras cuestiones, nos han traído los actuales desequilibrios demográficos entre territorios, con grandes aglomeraciones urbanas en continuo crecimiento,frente a territorios del interior con población decreciente. La política no ha podido, o no ha querido, resolver este problema y ahora el cambio viene demandado por la propia sociedad. Y el fenómeno de la España vaciada es prueba de ello. Una España que en absoluto es el vacío mostrado por las estadísticas demográficas, pues los datos, bien analizados, dan buena cuenta de su expansión económica y de su actividad, derivada justamente de las desventajas de los territorios masificados.

FOES, a través del proyecto Invest in Soria, lleva más de un año reivindicando la provincia de Soria como el mejor lugar para invertir; como una tierra óptima para empresarios y también para trabajadores, repleta de posibilidades de negocio y con grandes expectativas de creación de empleo, en un momento propicio en el que tanto las empresas como los trabajadores están perdiendo el miedo a la movilidad y, cada vez más, apuestan por emplazamientos laborales más amables. En definitiva, por lugares donde vivir y trabajar mejor y disfrutar más.

Hoy, en nuestro país, se empieza a apreciar un cambio de mentalidad, tanto en las empresas como en trabajadores. Una nueva filosofía que nos dirige a una nueva manera de vivir y de trabajar, y en Soria, como en el resto de zonas de la España vaciada se hace posible. Una actitud lenta en el entorno profesional que se ha demostrado sinónimo de mayor calidad en el trabajo; un nuevo planteamiento que da más importancia a los detalles, más exigente y minucioso, lo cual implica una mayor humanización y motivación para los trabajadores. Sin lugar a dudas, toda una oportunidad, pues en Soria, y en el resto de la España vaciada, los nuevos trabajadores tienen su sitio y las nuevas empresas, también.

Santiago Aparicio Jiménez es presidente de la Federación de Organizaciones Empresariales Sorianas (FOES).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *