Los retos del mercado en 2017

Ha sido 2016 un año de transición, con una serie de acontecimientos de gran impacto en los mercados: crisis política en Brasil; transición de la economía china; alta volatilidad y finalmente subida del precio del petróleo; Brexit en Reino Unido y nuevo escenario en la Unión Europea; crisis política en Italia con la salida de Renzi y necesidad de rescate del banco en funcionamiento más antiguo del mundo, Monte dei Paschi di Siena; cambio significativo en la política norteamericana con la llegada del presidente Trump, y sin embargo la foto de cierre del mercado a final de año ha sido positiva, tanto para la renta variable como para la renta fija y para las materias primas. El índice Morgan Stanley de mercados desarrollados terminó con una subida del 5,3%, y el de mercados emergentes, con un 8,6%.

Los principales índices norteamericanos también tuvieron avances significativos, como el 13,4% del Dow Jones, el 9,5% del S&P 500 o el 7,5% del Nasdaq. En la Bolsa europea los resultados fueron muy desiguales: Londres (FTSE 100) cerró con una ganancia del 14,4%; Fráncfort, con el 6,9%; París, con un 4,9%; mientras que el EuroStoxx 50 sólo avanzó un 0,7%, Milán perdía un 10,2% y Madrid retrocedía un 2%. Asia tampoco tuvo un comportamiento homogéneo y mientras que India crecía el 1,9%, China caía un 12,3% y Japón (Nikkei 225) se mantenía estable con un avance del 0,4%. Los mercados de deuda tuvieron un comportamiento muy positivo, sobre todo los bonos de alto rendimiento y los mercados emergentes. Las materias primas cerraron con avances espectaculares, sobre todo en los precios del gas natural (59% de subida), barril de Brent (55%) o el del mineral de hierro (80%).

Las previsiones de crecimiento de la economía mundial (3,5%) en 2017 presentan un escenario más favorable que los años anteriores, aunque la situación es mejor para países emergentes (4,5%) que para economías avanzadas (2%). Estados Unidos puede crecer al 3%, y la zona euro, en torno al 2%. En algunos países emergentes tenemos buenas noticias, como la entrada en crecimiento positivo de Rusia y Brasil y el impulso de crecimiento en India. Las tasas de inflación se recuperan en las economías avanzadas y las previsiones de los tipos de interés a largo plazo son de subida, dependiendo en gran medida de las políticas de los bancos centrales. En Estados Unidos, con una situación próxima al pleno empleo, las perspectivas de inflación parecen corresponderse con el anuncio de la Reserva Federal de subidas graduales del tipo de interés durante 2017, y para la eurozona, el presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, ha anunciado que, a pesar de las presiones de Alemania, prolongará las compras de deuda hasta diciembre de 2017, aunque reduciendo la cuantía mensual de 80.000 a 60.000 millones de euros desde el próximo abril.

Con un escenario abierto a varias incertidumbres, sobre todo políticas, el mayor riesgo para el mercado es la subida de los tipos de interés, que ajustará el valor de los activos, sobre todo de renta fija, ya que la evolución de la renta variable depende, además de los tipos de interés, del crecimiento de los beneficios empresariales, por lo que el análisis de valores es esencial.

Las nuevas medidas anunciadas por el presidente Trump, con fuerte inversión en infraestructuras y la bajada del impuesto de sociedades, tuvieron una primera reacción positiva en el mercado, aunque surjan dudas sobre cómo financiar su proyecto y la sostenibilidad del déficit público americano. El proteccionismo comercial, uno de los ejes de su campaña, y la retirada de pactos de comercio como el Acuerdo Transpacífico de Cooperación (TPP) o la revisión del Tratado de Libre Comercio con México y Canadá (NAFTA) tendrán sin duda un impacto en las relaciones comerciales de Estados Unidos. Fue paradigmático el mensaje del presidente de China, Xi Jinping, en la reciente reunión de Davos, asegurando que nadie resulta ganador en una guerra comercial, y puede ser una oportunidad para países de la Unión Europea, y también para España, fortaleciendo sus relaciones con los países más afectados, como Latinoamérica o la propia China.

Petra Mateos es catedrática de Economía Financiera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *