Madrid, escuela de libertad

La Comunidad de Madrid lleva muchos años siendo la región española que lidera el crecimiento económico y la creación de empleo. Y una de las regiones europeas preferidas por los ciudadanos para vivir y para desarrollar sus proyectos personales y/o profesionales.

Son cada vez más los nuevos madrileños que llegan a nuestra comunidad desde otras zonas de España y otros países. En Madrid encuentran una región acogedora, que no pregunta ni cuestiona los orígenes de nadie. Una región llena de oportunidades.

Una región con un Gobierno y con una Administración eficaz, creíble y predecible que garantiza la igualdad de oportunidades y la prestación de unos servicios públicos de la máxima calidad. Una Administración que elimina trabas y que hace de Madrid una región atractiva para los emprendedores, para los inversores y para los empresarios y los ciudadanos en general.

Una región donde los padres podemos elegir el tipo de educación que queremos para nuestros hijos, sin que ningún burócrata trate de imponer su criterio. Una región donde se puede elegir médico y centro sanitario y donde se presta la mejor atención a las personas en situación de dependencia, tanto si eligen quedarse en sus domicilios como si optan por acudir a un centro residencial o de atención diurna.

Una región vertebrada y con una amplia oferta de transporte público a precios asequibles. Una región vanguardista, con una gran oferta cultural y de ocio. Una región que apuesta por la vida y que, por eso, ha puesto en marcha uno de los planes más ambiciosos de protección a la maternidad y la paternidad y de fomento de la natalidad.

Una región con seguridad jurídica y con las reglas del juego claras, que otorga estabilidad a todos aquellos que quieren invertir. Una región con una fiscalidad equilibrada, con los impuestos más bajos de toda España, lo que supone un contrapunto a la voracidad, en ocasiones confiscatoria, del Gobierno de España.

Por todo ello, una de cada cuatro empresas se crea en nuestra comunidad, cuando hace apenas cuatro años era una cada cinco. Madrid capta más del 70% de la inversión del exterior que llega a nuestro país, lo que supone un importante crecimiento en los últimos años. Empresas e inversores acuden a nuestra región en busca de menos burocracia y de la seguridad jurídica, la libertad y la certidumbre que, por desgracia, no disfrutan en otras zonas de España. Los últimos datos publicados, también demuestran que Madrid sigue teniendo el PIB per cápita más elevado de España y un mercado laboral dinámico y atractivo.

La izquierda apuesta por un Madrid subvencionado, lleno de estructuras de resistencia y con unos ciudadanos dependientes de lo público. El Gobierno de la Comunidad de Madrid y el Partido Popular, por el contrario, quieren un Madrid que no deje a nadie atrás. Un Madrid que se siga siendo una auténtica escuela de libertad y un espacio de oportunidades donde la voluntad y el esfuerzo individual tengan siempre la merecida recompensa.

Miguel Ángel García Martín es viceconsejero de Presidencia de la Comunidad de Madrid y Secretario de Programas Electorales del PP de Madrid.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *