México y España

Por Felipe Calderón Hinojosa, presidente de los Estados Unidos Mexicanos, y José Luis Rodríguez Zapatero, presidente del Gobierno de España (EL PAÍS, 16/07/07):

Hoy se vive el mejor momento en la historia de las relaciones entre México y España. Con ningún otro país europeo México tiene una relación tan dinámica e intensa como la que existe con España y, de manera similar, México se ha convertido en interlocutor privilegiado y principal socio comercial de España entre las naciones de América Latina.

Nuestros países reconocen que su historia compartida, afinidad cultural, valores y lengua comunes, su convergencia de intereses en asuntos internacionales, la confianza y el diálogo desarrollados durante las últimas tres décadas, constituyen los cimientos en los que descansa una relación privilegiada y estratégica, que nos llena de satisfacción y que aporta importantes beneficios a ambas naciones.

Hoy, los Presidentes de México y España nos reunimos en la Ciudad de México en el marco del 30º aniversario del restablecimiento de relaciones diplomáticas entre nuestros países, que se conmemoró el pasado 28 de marzo y que fijó el rencuentro de dos naciones hermanas que en realidad nunca estuvieron separadas. Este acontecimiento conmemorativo nos permite renovar nuestra voluntad para fortalecer los vínculos de amistad que nos unen y establecer nuevas líneas de cooperación bilateral, regional y multilateral proyectadas hacia el futuro.

Nuestros Gobiernos han creado un vasto marco jurídico y mecanismos de diálogo y cooperación al más alto nivel, que nos han permitido diversificar nuestra relación bilateral en ámbitos políticos, económicos, comerciales, culturales, educativos, científicos y tecnológicos, así como de cooperación. Entre las instituciones más importantes que dan consistencia a nuestras relaciones debemos destacar el establecimiento de la Comisión Binacional en 1990, que se ha convertido en el principal mecanismo de diálogo y concertación bilateral. También debemos mencionar la adopción del “Documento Estratégico México-España” en octubre de 2001, el cual permitió encauzar las principales líneas de cooperación entre ambos Gobiernos y que ha guiado en los últimos años nuestros esfuerzos concertados.

Otro momento importante para nuestra relación fue el apoyo firme y decidido del Gobierno Español en el acercamiento de México con Europa y que se tradujo en la adopción del Acuerdo de Asociación Económica, Concertación Política y Cooperación y del Tratado de Libre Comercio entre México y la Unión Europea en el año 2000. Al mismo tiempo, México ha demostrado su firme disposición para coadyuvar al acercamiento de España con América Latina, particularmente en ámbitos como la cooperación y el diálogo político.

Nuestros contactos económicos son un pilar y un factor determinante de la evolución de la relación estratégica. Hoy en día, España es el segundo socio comercial e inversor en México, que a su vez ha logrado constituirse en el primer socio comercial e inversor en España entre los países latinoamericanos. Otro aspecto relevante es el hecho de que México es uno de los principales destinos de los españoles para la cultura y el recreo y que son cada vez más los turistas mexicanos que recorren lugares de toda España.

Si bien es importante el hecho de que se hayan incrementado sustancialmente las relaciones económicas y de negocios desde la entrada en vigor del Tratado de Libre Comercio México-UE hace siete años, debemos ser conscientes de que el volumen de comercio e inversión no corresponde al potencial de dos economías que se precian de estar entre las principales del mundo. Por ello, trabajaremos de manera conjunta para identificar las oportunidades que nos brinda la naturaleza complementaria de nuestras economías y proponer formas creativas para incrementar nuestros lazos en este campo.

No debemos omitir que quizás la vertiente más dinámica de la relación bilateral y que ha promovido de manera más eficaz el acercamiento entre nuestras sociedades y Gobiernos es la cooperación, particularmente en el ámbito educativo y cultural. España es el país europeo con el que México tradicionalmente ha tenido el mayor intercambio académico; igualmente, cada vez más ciudadanos españoles buscan realizar estudios, prácticas profesionales o estancias en México, reconociendo la riqueza cultural y la competitividad de las instituciones educativas mexicanas. Además, ambos países concedemos un alto valor a la difusión de la lengua española como patrimonio común y símbolo de identidad compartida.

En cuanto a política exterior, nuestras prioridades convergen en dos regiones estratégicas para nuestros países: América Latina y el Caribe y la Unión Europea. Nuestro interés común en promover la cooperación y el desarrollo en América Latina nos ha llevado a trabajar conjuntamente con objeto de impulsar una identidad iberoamericana y hacer de las Cumbres un foro privilegiado de diálogo y cooperación sustentado entre sus miembros, por lo que estamos decididos a fortalecerlas, institucionalizarlas, y darles una sólida proyección internacional.

En el ámbito regional, la Unión Europea se ha consolidado como un interlocutor primordial de América Latina y el Caribe. En este contexto, estamos convencidos de que ambos países debemos actuar como puentes de comunicación entre nuestras dos regiones.

México y España, como activos protagonistas en la construcción de una arquitectura mundial basada en la justicia, la equidad y el respeto a los principios y normas de derecho que regulan la convivencia entre las naciones, tienen como compromiso la promoción de la paz y la seguridad internacionales, el desarrollo, los derechos humanos y el cuidado del medio ambiente. Por ello, también reafirmamos nuestra convicción de que el multilateralismo es el medio más justo y eficaz para hacer frente a los desafíos que nos presenta el complejo escenario global de nuestros días.

A la luz de lo anterior, teniendo en mente nuestra convergencia de intereses y nuestra posición en el mundo, renovamos nuestro compromiso de fortalecer nuestra relación privilegiada y estratégica. En ese contexto, suscribiremos una “Declaración para Profundizar la Asociación Estratégica entre México-España”, que establece un Plan de Acción, que nos comprometemos a cumplir en los próximos años, abarcando todos los ámbitos de diálogo y cooperación, en sus dimensiones bilateral, regional y global.

En dicha Declaración anunciamos una nueva etapa de cooperación, en la que perseguiremos una amplia gama de objetivos, que van desde propiciar un mayor conocimiento mutuo entre nuestros pueblos, hasta trabajar conjuntamente para encontrar una solución a graves problemas de alcance global, como el cambio climático, la delincuencia transnacional organizada y el terrorismo internacional.

Así, México y España, satisfechos por el camino recorrido, renovamos el compromiso de seguir trabajando por el bienestar y la prosperidad de nuestros pueblos y nuestras naciones, y contribuir a la construcción de un orden internacional más solidario, justo y equitativo.