Buscador avanzado

Frente a la afligida constatación de que «de todas las historias de la Historia / sin duda la más triste es la de España/ porque termina mal», «como si el hombre, / harto ya de luchar con sus demonios, / decidiese encargarles el gobierno / y la administración de su pobreza», Jaime Gil de Biedma expresaba en los 60 su conmovida esperanza: «Quiero creer que nuestro mal gobierno / Es un vulgar negocio de los hombres / Y no una metafísica, que España / Debe y puede salir de la pobreza, / Que es tiempo, aún para cambiar su historia/ Antes que se la llevan los demonios».…  Seguir leyendo »

1. ¿Qué tienen en común… Woody Allen, Lolita, Camille Paglia, Los Rolling Stones, J.K. Rowling, El humor incorrecto, Sam Harris, Las miradas lascivas, OnlyFans, Louis C.K., Los Conguitos, Roman Polanski, Loquillo, Luis Alberto de Cuenca, Los piropos, La libertad de cátedra, Michel Houllebecq, Lo que el viento se llevó, La presunción de inocencia, Steven Pinker, La conquista de América, El porno, Graceland, Jane Austen, La revista Quillette, El club de la lucha, Donald Trump, Occidente, Bret Easton Ellis, Winston Churchill, o Quentin Tarantino?

2. Nada, salvo el hecho de haber sido escogidos por el progresismo, más conocido como "la izquierda", en uno u otro momento 100% aleatorio y en base a razones tan caprichosas como insensatas, como símbolo de todo aquello que está mal del viejo mundo y que debe ser incinerado en la pira de la opinión pública como ritual de purificación en su camino hacia la nueva moral.…  Seguir leyendo »

Veo desde el balcón un rebaño de ovejas. Vienen de la otra parte del rio y caminan ordenadamente hasta unos prados que hay detrás de mi casa. El perro que las acompaña apenas tiene trabajo, pues todas siguen cabizbajas a la que va delante con el cencerro; el can, a lo sumo, espera a alguna coja (siempre hay una oveja coja...) que se retrasa y la ayuda a incorporarse al rebaño. Ninguna de las ovejas levanta la cabeza ni se inmuta por los coches obligados a parar mientras cruzan la carretera... Las ovejas se saben la rutina y sobreviven cómodas en ella.…  Seguir leyendo »

Sánchez y los presupuestos de una ambición

Con el descuido del que dejaba caer la ceniza del cigarro sobre el deslustrado atuendo de viejo payés al que pocas cosas pueden asombrar, Josep Pla coligió –tal vez como gran lección de su oficio de gran cronista de su época– que era mucho más difícil observar que pensar. No le faltaba un ápice de razón a quien, como anotó en su Cuaderno gris, se tenía por un hombre a contracorriente de su tiempo. Malhumorado contra esa fatiga de la memoria que lleva al género humano a facilitar cíclicamente la aparición de aventureros de la política, advierte sin éxito en sus Notas del crepúsculo: «Si algún día se encuentran con un orador que les garantice la felicidad, el bienestar, la solución de todos los problemas gratis; si algún día se encuentran con algún cura laico, de dulce palabrería...…  Seguir leyendo »

Aliados en la guerra, adversarios en la paz

El 30 de enero de 1965, uno de los porteadores del féretro de Winston Churchill tropezó en las escaleras de la catedral de San Pablo y obligó a dos soldados a acudir en su ayuda para que ni el ataúd ni él rodaran por tierra. Era Clement Attlee, ya un octogenario menudo y encorvado, cuya fragilidad física se había agravado al coger un fuerte resfriado durante el ensayo, al aire libre, de la víspera.

Pero Attlee no había querido dejar de rendir ese último tributo a su amigo y adversario, a su rival y aliado, arrimando el hombro bajo el cadáver, junto a grandes figuras de la derecha británica como el ex primer ministro Harold MacMillan o el propio primo de la reina Lord Mountbatten.…  Seguir leyendo »

En una conocida novela de García Márquez, un viejo coronel espera durante años una carta, que reconozca su derecho a una pensión como veterano de guerra.

Del mismo modo, podríamos imaginar a José Luis Rodríguez Zapatero, esperando a que su partido reivindique su etapa. O a que los historiadores y analistas políticos resalten sus aciertos y difuminen sus errores, como han hecho con otros ex presidentes, por ejemplo, Suárez o González.

Procede evaluar esa etapa, pues hay ya una cierta perspectiva histórica. En estas fechas, concretamente el 22 de julio, se han cumplido 20 años de la votación en la que Zapatero se alzó con la Secretaría general del Partido Socialista.…  Seguir leyendo »

La máxima inquina la reservan los comunistas a los anarquistas. Les molesta desde su chulería a su libertad, individual y colectiva. De ahí que su política con ellos sea muy simple: aniquilarlos, como hicieron con el POUM durante la guerra civil española e hizo Stalin con todos sus agentes al regresar, temeroso de que se hubieran contagiado del virus español. Con los socialistas, en cambio, sienten algo muy distinto: rivalidad, antagonismo, odio incluso si son socialdemócratas al considerarles «lacayos del capitalismo». Con buenas razones: se disputan el mismo electorado, la clase trabajadora, y comparten símbolos -la bandera roja, el puño en alto-, profetas -Marx, Engels, Lenin-, principios -el materialismo histórico, las contradicciones del capitalismo-, e incluso el nombre: no olvidemos que el primer Estado marxista-leninista se llamaba Unión de Republicas Socialistas Soviéticas, no «Comunistas».…  Seguir leyendo »

En la sexta semana del confinamiento, en medio de la punta de la pandemia, el día en el que el Ministerio de Sanidad informaba de que el número de fallecimientos en las últimas veinticuatro horas ascendía a 430, a los 64 años de edad, fallecía José María Calleja. No sé si la suya será una de las más de 28.000 muertes que el presidente Sánchez ha tenido el honor de reconocer o si pertenecerá a esas 15.000 que parece ser que para el Gobierno no han existido. De lo que sí estoy seguro es que Calleja no ha tenido la suerte de formar parte de esas 450.000 personas que Pedro Sánchez dice haber salvado gracias a su gran gestión.…  Seguir leyendo »

Hannah Arendt. "La política no es lugar para críos" es la frase de un cómico, pero hoy en España habría que tomársela muy en serio. O, siguiendo a Hannah Arendt, no deberíamos banalizar la acción política. Cuando se toca la catástrofe, los pueblos que se hacen los tontos siempre terminan pagándolo caro.

Pedro Sánchez afirmaba recientemente: "hemos salvado 450.000 vidas". En esta crisis ya hemos aprendido que por un lado van los hechos -y los datos- y por otro, las declaraciones del Gobierno, que, como decía Don Manuel Azaña, son actos de gobierno. Obsesionados con la creación de narrativas, no son conscientes del significado de dislates como éste, que un crío podría desmontar.…  Seguir leyendo »

El pasado ya no es lo que era

Al cabo de cien días de estado de alarma, se puede concluir, en lo que hace al número de víctimas oficiales por el coronavirus, que lo único cierto es lo hipotético, si se atiende al orwelliano Ministerio de la Verdad de Pedro Sánchez. «Hemos salvado la vida de 450.000 españoles», alardea ufano el presidente del Gobierno, mientras el conteo real de fallecidos, como acreditan desde el Instituto Nacional de Estadística a las empresas funerarias, se convierte en hipotético.

Tal birlibirloque adquiere, además, un aire surrealista en boca del nada científico, en lo que tiene que ver con los hechos, director del Centro de Alertas Sanitarias, Fernando Simón.…  Seguir leyendo »

“Si la supuesta participación de Madrid [del Gobierno socialista] es confirmada, las credenciales democráticas del Gobierno español y del Partido Socialista quedarían manchadas seriamente”. Así termina el informe desclasificado de la CIA conocido estos días que, según algunos medios y fuerzas políticas, “confirman que el presidente socialista, Felipe González, dio su conformidad para crear los GAL en los años ochenta”. Y los diputados de EH Bildu, herederos de ETA, se han tirado a la yugular reclamando la comparecencia de Felipe González. ¿Para qué? Ya sobran explicaciones. Ellos ya han condenado al presidente González. La duda de la CIA no cuenta para quienes han decidido eliminar “el derecho de todos a la presunción de inocencia”.…  Seguir leyendo »

"¿Adónde iremos a parar con este desdichado fenómeno de desdiferenciación sexual?", se preguntaba D. Santiago Ramón y Cajal en 1932 (La mujer, Aguilar, p. 113). "Mucho me temo -se responde- que en el futuro el ángel del hogar se convierta en antipático virago, y que el amor, supremo deleite de la vida, se transforme en onerosa carga impuesta por el Estado para fabricar a destajo obreros y soldados". Se trata de una de las muchas reflexiones que Cajal vierte en este opúsculo, juicios que la prologuista Margarita Nelken -célebre diputada socialista que se opuso al sufragio femenino- tilda de: "...…  Seguir leyendo »

La quimera

En una oligarquía impera la arbitrariedad particularista. Sánchez se adaptó a ese molde con rapidez asombrosa. Lo arbitrario le define. Decide por sí y ante sí. Opera por capricho, nepotismo y amiguismo. Comprende -¿cómo no iba a hacerlo?- que compartir poder significa compartir antojos y favores con el socio. Precisemos: no es que lo comprenda, es que carece de otro concepto del poder. En ese sentido, nuestro presidente de Gobierno es el menos europeo de los mandatarios continentales. Circula por él la corriente atávica del abuso, que ha sido durante casi toda la historia la inclinación normal del poderoso. Un primitivo sentido del mando fatalmente ligado a la simpleza.…  Seguir leyendo »

Volver a Granada

Aunque la covid-19 lo cambie todo, no creo que el conflicto político catalán desaparezca en la “nueva normalidad”. Ya lo hemos visto a lo largo de la crisis sanitaria: la tensión nacionalista del Govern y de Esquerra no ha cesado, preocupados ambos por su recíproca competencia y por mantener encendida la llama de su reivindicación independentista. Es más, todos sabemos que la estabilidad del Gobierno —en lo que se refiere a los apoyos de su investidura— depende de la política territorial que se aplique y más en concreto del desarrollo de la mesa bilateral creada con Cataluña y de las negociaciones permanentes con el PNV.…  Seguir leyendo »

Hace trece años comenzó su andadura la Fundación Villacisneros con la voluntad de ayudar a construir una sociedad mejor. Lo hicimos tomando como punto de partida los principios que inspiran el humanismo cristiano. Uno de los ejes principales de nuestra razón de ser es el apoyo a las víctimas del terrorismo y a sus demandas de Memoria, Verdad, Dignidad y Justicia. Desde nuestro nacimiento muchos han sido los cambios producidos en relación con estas reclamaciones, el principal de ellos la «disolución» de la banda terrorista el 3 de mayo de 2018. Hoy ya no peligra la vida de nadie por la amenaza de ETA, pero ¿hemos asistido los españoles al final de la banda que merecemos en un Estado de Derecho?…  Seguir leyendo »

Somos testigos diarios de cómo el gobierno Sánchez-Iglesias destroza nuestra democracia y, a la vez, nos hemos resignado a dar por hecho que, para los tres próximos años, son inevitables. Está arraigando, a la vez que la irritación, una cierta sensación de impotencia frente al desastre provocado, con un coste insoportable para la sociedad española. Pero, la resignación no es un argumento.

Se puede estar cometiendo el error de creer que el viejo partido socialista sigue en pie, que no podría admitir tanta irresponsabilidad. Se ignora que Sánchez, de la mano del publicista Iván Redondo, ha convertido al PSOE en una organización populista, enmascarada tras el utilitario trampantojo “nosotros, la izquierda”.…  Seguir leyendo »

El publicitario en la sombra

Ciertos individuos son importantes por sus prendas, otros por su origen y otros por sus coordenadas. Iván Redondo entra en la tercera categoría, sin que ello lo excluya por fuerza de las dos anteriores. A su cargo de jefe de Gabinete añade, según quedó manifiesto al constituirse el último Gobierno, poderes extraordinarios, tanto más intimidantes cuanto que nadie comprende muy bien en qué consisten. Pero ahí acaba todo: la eminencia gris de La Moncloa lo es en el sentido literal, casi radical, de la palabra. Así estaban las cosas, entiéndanme, en ningún sitio en particular, cuando me enteré por un amigo de que Redondo apadrina un blog en el que, día a día, va desgranando su visión de la actualidad.…  Seguir leyendo »

A los que ya peinamos canas, y como dice piadosamente el ministro astronauta Duque «estamos en tiempo de descuento», nos suelen preguntar los que por la comparación se interesan si recordamos en nuestras vidas algo parecido al impacto del Covid-19. Descartando otros supuestos, que en efecto poca similitud tienen, he solido ofrecer como posible referencia el secuestro que a mano de Arnaldo Otegui y otros terroristas sufrí en mis carnes durante un mes en 1979. No quiero con ello dictaminar que todo sea igual: con Otegui y sus cuates nunca supe el día, la hora o el lugar, ni nada de lo que fuera del zulo ocurría, ni si la pistola que sistemáticamente blandían ante mis ojos acabaría con mi vida en el minuto siguiente.…  Seguir leyendo »

Que el gobierno haya aprovechado el debate sobre la prórroga del estado de alarma para sellar un pacto con Bildu es una canallada indecente. Pero no es una indecencia más de Sánchez sino que esta forma parte de una estrategia diseñada y puesta en práctica por dirigentes socialistas a la que el indecente presidente del Gobierno de España se ha apuntado alborozadamente.

El pacto entre Sánchez y Otegi sellado en sede parlamentaria por los portavoces del PSOE y de Bildu contiene aspectos muy preocupantes, más allá de la reforma de la legislación laboral vigente que ha ocupado la mayor parte de los titulares.…  Seguir leyendo »

El Valls de Arrimadas con Sáncheztein

Abraham Lincoln tenía muy claro que «una casa dividida contra sí misma no puede mantenerse», al igual que tampoco puede perdurar «un Gobierno mitad esclavo, mitad libre». Es justo lo que ocurre en esta España caótica en manos de un presidente como Pedro Sánchez que está resultando un desastre sin paliativos y cuya nefanda gestión no presagia nada bueno en el terreno económico y social. Como ya lo ha sido en el sanitario con sus más de 40.000 muertos mal contados a causa del coronavirus.

Todo ello tras llegar a La Moncloa aliado a quienes persiguen desgarrar España y encabezar un Consejo de Ministros de cohabitación en el que, tras su abrazo con quien dijo que nunca pactaría para evitarse el insomnio, se inclina por el populismo de Podemos.…  Seguir leyendo »