Buscador avanzado

"Lo malo de Hillary”, dijo un espectador con el que estaba viendo el segundo debate con el repugnante Donald Trump, “es que es la encarnación del consenso liberal”. Exacto. Y el antiliberalismo es uno de los hilos que une el trumpismo, el voto a favor del Brexit,el Gobierno populista y nacionalista de Polonia, el putinismo y muchas otras cosas. Los internacionalistas liberales debemos seguir desmontando las mentiras demagógicas de populistas antiliberales como Trump, Nigel Farage y Jaroslaw Kaczynski. Pero eso no debe impedirnos hacer un examen de conciencia sobre los fallos del liberalismo en su versión globalizada de los últimos 25 años.…  Seguir leyendo »

Durante su primera década al mando de la Unión Soviética, Stalin respaldó la idea de “socialismo en un solo país”, es decir que hasta que las condiciones estuvieran dadas, el socialismo debía limitarse a la URSS. Cuando el primer ministro húngaro Viktor Orbán declaró, en julio de 2014, su intención de crear una “democracia iliberal”, casi todos creyeron que hablaba de “iliberalismo en un solo país”. Ahora, Orbán y Jarosław Kaczyński (líder en Polonia del partido gobernante Ley y Justicia, y titiritero del gobierno sin ocupar cargo alguno), han proclamado una contrarrevolución cuyo objetivo es convertir la Unión Europea en un proyecto iliberal.…  Seguir leyendo »

El voto por el Brexit desató un vendaval de comentarios sobre la política anti-establishment, el fracaso de los expertos, la abdicación de la izquierda, etcétera. Visto al lado de la campaña presidencial en Estados Unidos, muchos consideran el Brexit una llamada de atención.

En respuesta, el exsecretario del Tesoro de los EE. UU. y expresidente de Harvard Larry Summers propone un “nacionalismo responsable” para contrarrestar el lenguaje a menudo chauvinista, antiinmigrante y proteccionista del populismo de derecha. El autor promueve una respuesta “en la que se entienda que la primera responsabilidad de los países es buscar el bienestar económico de sus ciudadanos, pero de modo tal que su capacidad de perjudicar los intereses de los ciudadanos de otros países esté circunscrita”.…  Seguir leyendo »

Ce « Brexit », c’est la victoire, non du peuple, mais du populisme. Non de la démocratie, mais de la démagogie. C’est la victoire de la droite dure sur la droite modérée, et de la gauche radicale sur la gauche libérale. C’est la victoire, dans les deux camps, de la xénophobie, de la haine longtemps recuite de l’immigré et de l’obsession de l’ennemi intérieur. C’est, dans tout le Royaume-Uni, la revanche de ceux qui n’ont pas supporté de voir les Obama, Hollande et autres Merkel donner leur avis sur ce qu’ils s’apprêtaient à décider.

C’est la victoire, autrement dit, du souverainisme le plus rance et du nationalisme le plus bête.…  Seguir leyendo »

Escribió Albert Camus que la mentira es el mayor enemigo de la libertad. A lo largo de la historia, la manipulación y la mentira han sido las armas predilectas de los totalitarismos –declarados o emboscados– para anular la libre voluntad de los pueblos sometidos. Solo somos verdaderamente libres para elegir o decidir cuando disponemos de una información veraz y suficiente que nos permita valorar las consecuencias de nuestras decisiones. De ahí que los totalitaristas disfrazados de demócratas recelen de la libertad de información y utilicen con profusión la mentira, la tergiversación y la manipulación de la realidad pasada o presente, con el objeto de conformar mayorías adulteradas que sirvan sumisamente a sus propósitos.…  Seguir leyendo »

Los responsables

El cruel abril. Lunes 11. Una escritora llamada Empar Moliner quema un ejemplar de la Constitución en la televisión pública catalana. La cadena se justifica diciendo que la intención de la 'performance' era metafórica. Moliner insiste luego: "La Constitución no garantiza el derecho de los pobres".

Jueves 14. El secretario de Estado de Cultura, José María Lassalle, presenta en un acto en el Ritz al delegado de la Generalidad en Madrid, Ferran Mascarell. Le dedica enfáticos elogios: "Un independentista de razón". Despeja coquetamente las críticas: "Ferran y yo aceptamos estas cosas como el producto de nuestra personal e intransferible heterodoxia". Y dice que no son ellos los excéntricos sino la España cainita: "En cualquier otro país europeo sería normal".…  Seguir leyendo »

Estamos asistiendo a los actos finales del nacional-populismo en Cataluña. Y el final siempre viene precedido por esperpentos, como señaló Valle-Inclán. Junts pel Sí y la CUP han votado en el Parlament seguir el “procés” apoyando el desacato al Tribunal Constitucional por la declaración de “desconexión” del 9-N y, por supuesto, con la consiguiente partida presupuestaria para una nueva consulta. Porque, como ha dicho, Anna Gabriel, una de las jefas de la CUP: “La legalidad no es un límite cuando tenemos la razón”.

Es más; hace unos días se anunciaba la publicación de un libro con una lista de “malos catalanes”, entre los que estaban Joan Prim, Josep Pla, Carme Chacón, Miquel Roca o Duran Lleida, que habrían sido “colaboradores” del “colonialismo español en Cataluña”.…  Seguir leyendo »

De gestos y héroes

Desde que Goebbels probara el poder aplastante de la propaganda sabemos que cualquier mito, exageración, mentira puede inocularse, arraigar y señorear por entero los magines de «la gente», persuadida, por añadidura, de estar juzgando, analizando y decidiendo por sí misma. De modo más amable y menos vociferante, Delbert Mann (1961), con el inestimable concurso de Doris Day y Rock Hudson, en la película «Lover come back» (cuyo título en español resulta más expresivo: Pijama para dos) demostraba en qué forma se puede, mediante la sola publicidad, hacer desear un producto inexistente y ni siquiera imaginado: mientras el país todo sueña con VIPS (el nombre publicitado), Rock Hudson anda urdiendo trapisondas y gatuperios para salir del atolladero en que se ha metido.…  Seguir leyendo »

Podemos, secesión y populismo

La defensa de un referéndum de independencia en Cataluña por parte de Podemos supone la vuelta a la arena política de una cuestión muy divisiva que ya ha tenido costes importantes para la izquierda y puede acabar dañando al PSOE. La jugada de Pablo Iglesias no ha sido mala: ha potenciado enormemente sus resultados electorales en Cataluña y ha abierto una brecha en la izquierda de la que Podemos es el mayor beneficiario.

Ahora bien, vender al elector un referéndum de independencia es aventurado. No está claro que ni siquiera desde el Gobierno haya fuerza política capaz de cumplir este compromiso electoral.…  Seguir leyendo »

«En nuestro país, si una corre un buen rato, tan deprisa como lo hemos hecho nosotras, generalmente acaba llegando a un lugar distinto –dijo Alicia, todavía un poco jadeante–». «¡Un país bien lento! –dijo la Reina–. Aquí, como ves, se ha de correr a toda marcha simplemente para seguir en el mismo sitio». A nosotros, a la inmensa mayoría de españoles, nuestros principios nos inspiran una perspectiva cuya lógica exaspera a la Reina del otro lado del espejo. Somos lentos porque no deseamos quedarnos en el mismo sitio. Somos prudentes porque procuramos no dejarnos impresionar por las fanáticas seducciones de coyunturas como la que vivimos.…  Seguir leyendo »

Retrato ecuestre

Querido J:

Me ponen de un pésimo humor excelente los vahídos que van sobrecogiendo a los pequeños burgueses de la ciudad, y que vamos a concretar ahora en Xavier Trías, vahído y burgués. Al anterior alcalde le ha parecido mal que su sucesora Ada Colau haya metido la cabeza de Juan Carlos I en una caja. Bien está. No le pareció mal, sin embargo, que el 24 de diciembre de 2012, en el solemne acto de su última toma de posesión, el presidente Artur Mas tapara con una cortina negra el retrato de Juan Carlos I que preside el Salón de San Jorge.…  Seguir leyendo »

A la sombra de la bandera

Al exhibir la bandera de la democracia española en su último mitin, Pedro Sánchez no solo ha realizado un gesto liberador para miles de militantes socialistas y del agrado de millones de españoles; también ha descolocado a su principal rival por la izquierda. Desde hace meses se rumoreaba que en Podemos se estaban pensando si sacar o no la bandera española a la calle y ahora el PSOE se les ha adelantado. El asunto no es menor. Si, en la estela de Sánchez, Pablo Iglesias y los suyos se sacuden los complejos que impiden a la izquierda española contemporánea hacer de la bandera constitucional un signo de dignidad popular, algo habrá cambiado en nuestra cultura política.…  Seguir leyendo »

Maneras de contar

There must be
50 ways to leave your lover...

Según decía Jim Thompson, el narrador que colaboró con S. Kubrik en el guion de Senderos de gloria (entre otras) y cuyas novelas dieron lugar a varias películas memorables, hay 32 formas de contar una historia. Pero —añadía Thompson— “hay una sola trama”. Quería decir algo tan sencillo —pero hoy tan políticamente incorrecto— como que las cosas no son de 32 maneras, sino sólo de una, aunque haya diferentes modos de relatarlas, es decir, diferentes perspectivas sobre lo ocurrido: tantas, al menos, como intereses involucrados en los hechos en cuestión. Esta diversidad no es de suyo preocupante, y en muchos sentidos podría considerarse “enriquecedora”, ya que el añadir puntos de vista variados puede completar la visión que nos hacemos de lo que nos pasa.…  Seguir leyendo »

Populismo nacionalista en Europa

De acuerdo con una encuesta reciente en Inglaterra, el 40% de los votantes apoyaría a un candidato anti Europa si hubiera uno disponible en las próximas elecciones generales. Ese tipo de presión pública ya ha dado lugar a importantes éxitos políticos para el pro nacionalista UKIP, pero, irónicamente, el principal opositor del UKIP, a saber, el Partido Conservador bajo Cameron, también tiende a moverse hacia una política anti Europa. De hecho, la mayoría de los políticos británicos empiezan a tener miedo de hablar en defensa de la CE. Eso ha creado una situación excepcional que amenaza con cambiar la política no sólo británica sino también europea.…  Seguir leyendo »

El ya largo periodo de crisis, incertidumbre, decepciones, y señales de cambio que venimos atravesando ha dado lugar también a un clima de efervescencia todavía confuso. Fenómenos como Podemos o Guanyem presentan un rasgo común al soberanismo independentista: la atropellada búsqueda de la inocencia para explicar el pasado, afirmarse en el presente e imaginar el futuro. La gente no quiere sentirse corresponsable de lo que ha ocurrido, ni por activa ni por pasiva. Los sectores más directamente afectados por las políticas de austeridad que comenzaron a aplicarse tras la primera recesión tuvieron que soportar, sin especial reacción, la culpa que se les imputaba por haber vivido por encima de sus posibilidades.…  Seguir leyendo »

Europa se enfrenta a un peligro existencial. No se trata de la agresión rusa en Ucrania, ni de los miles de yihadistas europeos reclutados por el Estado Islámico en Irak y Siria. El peligro lo tenemos dentro. Incapaz de superar la crisis, por su bloqueo político-institucional, parte de la población europea, frustrada, se ha dado a consumir sustancias estupefacientes —nacionalismo insolidario y populismo antisistema— que paralizan su cerebro institucional y descomponen su cuerpo político. Es un suicidio lento. Pero podría desencadenar sus efectos terminales con súbita rapidez.

Su origen está en la opción deliberada, hace cinco años, de responder a la crisis financiera con un enfoque nacional (intergubernamental) y no europeo (método comunitario): la fatal decisión de Angela Merkel de imponer rescates nacionales a la banca y al sector automovilístico en 2009.…  Seguir leyendo »

En el momento inmediatamente posterior a la crisis financiera mundial de 2008, el éxito de las autoridades en impedir que la “gran recesión” se convirtiera en la “gran depresión II” mantuvo a raya las peticiones de proteccionismo y las medidas aislacionistas, pero ahora ha llegado la reacción contra la mundialización y la mayor libertad de circulación de bienes, servicios, capital, mano de obra y tecnologías que la acompañó.

Ese nuevo nacionalismo adopta formas económicas diferentes: obstáculos al comercio, protección de activos, reacción contra la inversión extranjera directa, políticas que favorecen a los trabajadores y las empresas nacionales, medidas antiinmigración, capitalismo de Estado y nacionalismo en materia de recursos.…  Seguir leyendo »

Con insistencia digna de mejor causa –por ejemplo, la causa de la verdad–, todos aquellos que se han asomado durante esta lamentable campaña electoral a los medios de comunicación han afirmado que, a diferencia de lo que ocurre con algunos de nuestros vecinos, España ha esquivado la vergüenza de presentar candidaturas populistas con opciones reales de alcanzar una representación apreciable en el Parlamento europeo. Hasta nos hemos felicitado insensatamente por nuestra excepcionalidad, como si la insólita impugnación constitucional que ahora vivimos no nos aconsejara aspirar a la seriedad de aquellos países a los que tenemos la osadía de compadecer. Puestos a escoger, yo preferiría aguantar las consignas de un partido contrario a la Unión Europea a esta agonía de convivir con la movilización frenética y la vigorosa determinación de quienes pretenden cancelar la unidad de España.…  Seguir leyendo »