Buscador avanzado

Por Pilar Rahola, periodista (EL PERIODICO, 10/06/05):

No entiendo por qué, a estas alturas de nuestra madurez social, aún respondemos de forma estomacal a los retos intelectuales que nos plantean. Por ello no considero de recibo algunos tonos chulescos, como el empleado por el conseller Bargalló, para denigrar la categoría intelectual de los firmantes del manifiesto Per un nou partit polític a Catalunya. Vaya por delante, pues, que mi análisis crítico no parte de las vísceras, sino de algún órgano situado, con más o menos suerte, en mi azotea física. El respeto que profeso por las cabezas bien estructuradas que firman el texto, entre ellas Horacio Vázquez Rial, Lázaro Covadlo, Francesc de Carreras, Arcadi Espada, Ivan Tubau, Cristina Peri Rossi y, por supuesto, esa brillante mente que es Félix de Azúa, obligan a una reflexión serena.…  Seguir leyendo »

Por Félix de Azúa, Albert Boadella, Francesc de Carreras, Arcadi Espada, Teresa Giménez Barbat, Ana Nuño, Félix Ovejero, Félix Pérez Romera, Xavier Pericay, Ponç Puigdevall, José Vicente Rodríguez Mora, Ferran Toutain, Carlos Trías, Iván Tubau y Horacio Vázquez Rial (30/05/05):

«Después de 23 años de nacionalismo conservador, Cataluña ha pasado a ser gobernada por el nacionalismo de izquierdas. Nada sustantivo ha cambiado. Baste con decir que el actual Gobierno ha fijado como su principal tarea política la redacción de un nuevo Estatuto de Autonomía. Muchos ciudadanos catalanes creemos que la decisión es consecuencia de la incapacidad del Gobierno y de los partidos que lo componen para enfrentarse a los problemas reales de los ciudadanos.…  Seguir leyendo »

Por Rosa Regàs, escritora y directora de la Biblioteca Nacional (EL PERIODICO, 29/03/05):

En el último año se ha puesto de moda desprestigiar a la clase política. No sólo los ciudadanos y los medios arremeten a todas horas contra ella, sino también los gurús de la opinión de este mundo nuestro tan mediatizado, sean de extrema derecha, derecha o izquierda, o los que se llaman a sí mismos independientes y progresistas. Una grosera generalización que repiten incansables en prensa, radio y televisión y que va calando en la ciudadanía como si en ello les fuera el prestigio, como si les avergonzara conceder algún logro a un político y lo inteligente y moderno fuera considerarlos a todos moralmente equívocos.…  Seguir leyendo »

Por Santiago Carrillo, ex secretario general del PCE y comentarista político (EL PAIS, 22/03/05):

El incidente surgido en la política catalana -y por extensión en la española- con motivo del debate en el Parlamento autonómico sobre el suceso acaecido en las obras del barrio del Carmel y que podía haber complicado seriamente la situación política general, parece haberse serenado. Lo que al principio fue considerado una imprudencia provocada por el acaloramiento del debate, ha servido para abordar un problema que, sospecho, no es exclusivamente catalán.

Hay un runrún difícilmente comprobable en torno a la política y los políticos generalizado en el conjunto de España que atribuye a los partidos el financiarse con recursos que proporcionan las empresas a las que se conceden encargos de obras públicas.…  Seguir leyendo »

Por Fernando Savater, catedrático de Filosofía de la Universidad Complutense de Madrid (EL PAIS, 22/03/05):

Durante siglos se dijo que el misterio y las sabidurías esotéricas nos llegaban desde Oriente. Ahora los españoles también tenemos un Oriente de andar por casa, el País Vasco, desde donde soplan vientos de enigma y revelación mistérica. Fu-Manchú se ha puesto txapela y le sienta a las mil maravillas. ¿Sólo mil? Seguramente me quedo corto.

Maravilla número uno: las dudas acerca de si la plataforma Aukera Guztiak está o no vinculada a Batasuna. El alma ingenua, transida de emoción ante el misterio, se pregunta: si Aukera Guztiak no es una lista blanca alternativa a Batasuna, entonces...…  Seguir leyendo »

Por Félix de Azúa, escritor (EL PAIS, 10/03/05):

Hace ya algunos años contraje una pasajera afición por el fútbol, sin duda influido por amigos expertos en tan curioso entretenimiento. Me curé por completo cuando me percaté de que estaba asistiendo a una exhibición de millonarios en paños menores. Les perdí el respeto. Desde entonces admiro cada día más a los futbolistas y cada día me interesan menos. Al cambiar de género y pasar de la épica a la comedia musical, se han situado junto a las supermodelos, los tenores, los modistos operados en Brasil y los rockeros con mansiones en Martha's Vineyard.…  Seguir leyendo »

Por Arcadi Espada, periodista (Cuadernos de Pensamiento Político, FAES, ENE-MAR/05):

Durante más de dos décadas las características esenciales de la política socialista en Cataluña habían sido su absoluta ineficacia como alternativa a Pujol y una exasperante pusilanimidad en el ejercicio de la oposición. Ahora, Maragall es, con toda crudeza, el heredero de Jordi Pujol y lo que ha resultado ser hasta ahora su obra de gobierno avala la tesis de que el nacionalismo gobernante, elaborado y construido por el pujolismo, es un escenario político irrevocable.

Leer artículo completo (PDF).

Por Xavier Bru de Sala (LA VANGUARDIA, 22/01/05):

Por si no se lo creían, ahora constatan los babélicos la dificultad de ser anticatalanista y de izquierdas. No la dificultad de serlo cada cual en su casa (familiar o regional), porque las combinaciones y rarezas de lo privado son infinitas, pero sí de articular un discurso público, de acotar y mantener un territorio propio capaz de influir en el juego de vectores significativos de nuestra sociedad. Hubo un tiempo en que, ilusionados por el frentismo vasco, creyeron los anticatalanistas de izquierdas que tenían opciones, pero aquello no pasó de efímero espejismo. La explicación de esta dificultad, casi imposibilidad ontológica, no hay que buscarla en avatares de la política, ni que sean tan sustanciales como el pacto del Tinell, sino en algo mucho más profundo: los primeros interesados objetivos en la profundización de un espacio nacional catalán son lo que antes llamábamos las clases populares y hoy medias y bajas.…  Seguir leyendo »

Por Félix Villa, politólogo (LA RAZON, 22/11/04):

La batalla por el control de la organización regional madrileña del Partido Popular trasluce una mucho más importante batalla por el control e incluso por la definición misma de ese partido. Para el correcto enfoque de los hechos comencemos por dejar sentado que los grandes partidos de vocación mayoritaria son necesariamente plurales. Igual que se habla de las «dos almas» del Partido Socialista –la estatista y la societaria– o de sus varias sensibilidades, puede hablarse con pertinencia de las familias ideológicas del Partido Popular. ¿Y por qué no habría de tener el Partido Popular «dos almas», la liberal y la socialcristiana, que en realidad serían dos principios compatibles dentro de su alma?…  Seguir leyendo »

Por Francesc de Carreras, catedrático de Derecho Constitucional de la UAB (LA VANGUARDIA, 25/03/04):

¿Quiénes son catalanes? La respuesta oficial es: "Son catalanes todos aquellos que viven y trabajan en Catalunya". Sin embargo, para los que tienen una idea excluyente de Catalunya, ello no basta: hay que dar más pruebas.

En los momentos más triunfales del largo reinado convergente, se decía que además de vivir y trabajar en Catalunya era necesario tener "voluntad de ser" catalán. ¿Cómo se averiguaba esta imprecisa voluntad de ser? Era bastante sencillo: bastaba con hablar en catalán y no votar a ningún partido de ámbito español.…  Seguir leyendo »

Por Gabriel Albendea, catedrático y escritor (LA RAZON, 18/01/04):

En este desgraciado país, llamado España, políticos y comentaristas políticos están llegando al colmo de la imbecilidad y de la irresponsabilidad. Como bien dice Luis González Seara (El esperpento está servido), «al parecer, en la política española no caben intervalos prolongados de lucidez». En cuanto se alcanza un aceptable nivel de racionalidad y bienestar se dispara un impulso destructivo como el del «nacionalismo sanchopancesco y aldeano». Pienso que ese afán destructivo puede anidar, a veces, en estómagos agradecidos o simplemente hambrientos; otras veces puede deberse a simple estupidez o analfabetismo funcional; más a menudo radica en el puro apetito de poder (antes cabeza de ratón que cola de león); con frecuencia tal afán obedece a irresposabilidad infantil, pues, a fin de cuentas, ésta es una consecuencia de la extendida imbecilidad.…  Seguir leyendo »

Por Cayetana Alvarez de Toledo, doctora en Historia por la Universidad de Oxford (EL MUNDO, 24/10/03):

El torrente de sorna con el que los medios de comunicación europeos han acogido la gesta electoral del hercúleo Schwarzenegger brota de la convicción, íntima y reconfortante, de que en esta Europa democrática y civilizada una aberración política semejante jamás podría ocurrir. Tal vez el único dirigente europeo que tuvo la osadía de elogiar públicamente la decisión del pueblo californiano es el ministro del Interior francés, Nicolas Sarkozy, quien, para horror de la prensa progresista de su país, calificó la victoria del actor como una muestra de la extraordinaria vitalidad de la democracia norteamericana.…  Seguir leyendo »