Francesc de Carreras, catedrático de Derecho Constitucional de la UAB (LA VANGUARDIA, 21/10/04).

El asunto parece simple y, a primera vista, inmerecido e infundado: Juan Mari Arzak, Pedro Subijana, Karlos Arguiñano y Martín Berasategui, probablemente los cocineros vascos de mayor renombre, han sido acusados por un presunto etarra detenido de ceder al chantaje del mal llamado impuesto revolucionario entregando una exorbitante cantidad de dinero a la banda terrorista. Ante la gravedad de la acusación, el juez que lleva el caso en la Audiencia Nacional ha llamado a declarar a estas conocidas personalidades de la cocina vasca con la finalidad de determinar si de ello pueden desprenderse indicios de colaboración con banda armada o de cualquier otro delito.…  Seguir leyendo »