Por Alberto Manguel, escritor (EL PAÍS, 06/03/03):

Durante mis años de adolescencia en Argentina, España poseyó en mi imaginación una curiosa dimensión heroica. Nuestros manuales de historia alababan las hazañas de hidalgos conquistadores derrotados en las guerras de independencia; nuestros campos eran cultivados por vascos y gallegos de honradez proverbial; nuestras bibliotecas buscaban sus raíces en el Cantar del Mío Cid y en Berceo; nuestra propia literatura era publicada y puesta a la venta por valerosos exiliados de la dictadura de Franco. El trato brutal de los indígenas, la codicia de Pizarro, el testarudo rechazo de nuestra sangre judeo-árabe, la encapuchada Inquisición, la agobiante prosa del siglo diecinueve, las torpezas aristocráticas de nuestros Anchorena y Martínez de Hoz, no lograron empañar del todo la imagen de una Madre Patria aventurera y valiente, con un íntimo sentido de su honra y, por sobre todo, autónoma.…  Seguir leyendo »

Por José María Guelbenzu, escritor (EL PAÍS, 06/03/03):

El hombre que miraba a los seis supervivientes subsaharianos de la patera perdida en el mar durante 14 días, tirados en el suelo, consumidos, se acercó a uno de ellos, el que parecía en condiciones de abrir los ojos y balbucir algo. En sus ojos vio el terror y de sus labios escuchó las dos primeras frases que balbucían aquellos desdichados; algo parecido a: “¿Dónde estoy?”, y, acto seguido, al alcanzar la primera capa de su conciencia: “No expulsión, no expulsión”. El hambre, el castigo, la cárcel, el viaje azaroso eran miedos de segundo orden ante el gran miedo, el que lo aniquilaba como persona: ser expulsado.…  Seguir leyendo »

Por Antonio Garrigues Walker, jurista (ABC, 06/03/03):

Para mejor entender la situación del conflicto con Irak hay que tener en cuenta los cuatro datos siguientes:

– Después del 11/S la sociedad americana se siente gravemente amenazada por el «eje del mal». Una gran mayoría de sus ciudadanos consideran muy probable que llegue a materializarse el riesgo de nuevos ataques terroristas. Este sentimiento de riesgo -que casi siempre se infravalora en Europa- se mezcla de forma compleja con otros sentimientos aún más complejos de humillación y ansias de venganza. Junto con esos sentimientos convive en primer plano el convencimiento de su indiscutible y tremenda superioridad militar, económica, tecnológica, científica, cultural, lingüística e incluso en lo que atañe a su calidad ética y democrática, tema en el que no aceptan -pienso que con razón- lecciones de nadie.…  Seguir leyendo »

Por Naomi Klein, periodista y autora de No logo y Vallas y ventanas (EL MUNDO, 05/03/03):

En el Pentágono es conocido como momento voilà. Se producirá cuando los soldados y los civiles iraquíes, en medio de las bombas que lloverán a mares sobre Bagdad, se rasquen de pronto pensativamente la cabeza y se digan a sí mismos. «¡Estas bombas… la verdad es que no quieren matarme a mí y a mi familia, lo que pretenden es liberarnos de un perverso dictador!». En ese momento se mostrarán agradecidos al Tío Sam, arrojarán las armas, abandonarán sus puestos y se sublevarán contra Sadam Husein.…  Seguir leyendo »

Por André Glucksmann, filósofo francés (EL PAÍS, 06/03/03):

Hay dos cosas que siempre le costará hacer a un pueblo democrático: empezar la guerra y acabarla. Tocqueville.

Los habituales malentendidos transatlánticos llevan hacia la ruptura. Es hora de que cada uno se ocupe de sus propios asuntos y busque las responsabilidades de su propio Gobierno. Me parece que las de París son cinco:

1. Una empresa de demolición. Como réplica a los 8+10 Estados europeos solidarios con Estados Unidos, Jacques Chirac selló en París, con gran pompa (10-11 febrero de 2003), una “alianza por la paz” con Vladímir Putin. Reavivó así el recuerdo, punzante en Europa central, de tres siglos pasados bajo la suela del “hermano mayor” ruso, soviético o no.…  Seguir leyendo »

Por Robert Conquest, historiador, autor de 17 libros sobre la Unión Soviética. En 1968 escribió El gran terror, la obra que dio a conocer en Occidente la barbarie del estalinismo (EL MUNDO, 05/03/03):

Fue una suerte para muchas personas (para el mundo entero) que Stalin no viviera tanto como Mao. Su muerte, acaecida en Moscú hace 50 años en circunstancias todavía poco claras, resultó muy beneficiosa, de manera directa e inmediata, para un considerable número de personas.

En las prisiones, por ejemplo, el numeroso grupo de médicos detenidos en la trama de los doctores, acusados de conspirar para asesinar al dirigente soviético, había confesado ya e iba a afrontar su ejecución.…  Seguir leyendo »

Por Xavier Rubert de Ventós, filósofo (EL PAÍS, 05/03/03):

Con la eventual incorporación de Turquía a la Unión Europea ha reverdecido la discusión de si Europa se define o no por ser cristiana. A muchos les parecerá una cuestión de sabor esencialista, algo pintoresca, esperpéntica casi. También a mí, pero no tanto. Al menos desde que he recordado una discusión que mantuve con Irene Papas en junio de 1992.

Estábamos en su casa de Atenas y yo le leía el guión que había escrito con ocasión de la llegada de la Llama Olímpica a Empúries. Ella representaba la vestal griega que debía entregar la llama a Núria Espert, la vestal catalana.…  Seguir leyendo »

Por Enrique Krauze, escritor mexicano, director de la revista Letras Libres (EL PAÍS, 05/03/03):

A nada temo más que a nuestro propio poder, nada temo más que ser demasiado temidos.

Edmund Burke

“El odio a los norteamericanos será la religión de los cubanos”, escribió un periodista de la isla en 1922. Ahora, esa misma religión avanza por el planeta, la profesan en Seúl y Buenos Aires, en París y Karachi, en Berlín y la ciudad de México. Binaria como el maniqueísmo antiguo, fácil como el marxismo de manual, la nueva fe no tiene más que un dogma: todo lo malo del mundo proviene de los Estados Unidos.…  Seguir leyendo »

Por Rafael Bardají, subdirector del Real Instituto Elcano de Estudios Internacionales y Estratégicos (ABC, 05/03/03):

En su informe ante el Consejo de Seguridad el pasado 27 de enero, Hans Blix afirmó que Saddam «no había aceptado genuinamente, ni siquiera hoy, las condiciones de desarme impuestas por Naciones Unidas desde 1991». En el borrador de su nueva presentación ante la ONU (sábado 1 de marzo), Blix se preguntaba por qué Bagdad no había adoptado ya los pasos concretos para hacerlo. La respuesta es muy sencilla: porque Saddam no quiere desarmarse. Y no quiere porque las armas de destrucción masiva son un elemento intrínseco y consustancial con el ejercicio de su poder despótico y con las ambiciones internacionales que alimenta.…  Seguir leyendo »

Por Javier Gómez de Liaño, abogado y magistrado excedente. Es autor de la novela La Casa de los Momos (EL MUNDO, 04/03/03):

Espero que no se me negará el reconocimiento de mi más que sobrada experiencia en las guerras del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), torneo al que asistí desde el campo de batalla durante cinco años, cuatro meses y dos días. No voy a contar, porque no hace al caso, ninguna refriega concreta; tampoco habré de mostrar alguna que otra herida sufrida ni me referiré a la carga ideológica de no pocos de sus miembros, pasados y presentes, sobre lo cual quizá pudiera decir cosas aún ignoradas.…  Seguir leyendo »

Por Baltasar Garzón Real, magistrado-juez de la Audiencia Nacional (EL PAÍS, 04/03/03):

Le escribo estas notas de urgencia con la ansiedad de quien se hace múltiples preguntas y apenas encuentra respuestas, y casi con la certeza de que difícilmente se pueda conseguir alguna fórmula que haga reflexionar a quienes -como usted- dirigen esta locura, con una sordera tan desconcertante como peligrosa, que nos conduce hacia una deriva y un desequilibro emocional y psíquico del que la generalidad de los españoles saldremos con dificultad.

A veces, señor presidente, me da la sensación de que enfrente no tenemos políticos -utilizo el término en el sentido clásico del mismo y no en la derivación utilitarista que muchos le dan ahora-, sino muros de piedra resbaladiza por la humedad y el humus pestilente de quienes carecen de sentimientos.…  Seguir leyendo »

Por Juan Luis Cebrián (EL PAÍS, 04/03/03):

En su libro Amenaza de Tormenta (The Threatening Storm), el ex agente de la CIA y experto en Oriente Próximo Kennet M. Pollack describe los efectos probables de la inminente invasión de Irak. En el mejor de los casos, si la gran parte de su ejército no apoya a Sadam Husein y la resistencia en las ciudades es pequeña, habrá “sólo unos pocos cientos de americanos muertos en combate” y apenas unas semanas de operaciones; en el peor, si los soldados iraquíes mantienen su solidaridad con el régimen y se enquista la resistencia en Bagdad, los ejércitos de Bush y de sus aliados podrían contabilizar hasta diez mil cadáveres y la guerra prolongarse durante medio año.…  Seguir leyendo »

Por Norman Mailer, autor, entre otros libros, de Los desnudos y los muertos, El ejército de la noche y La canción del verdugo. Este texto fue leído por el escritor norteamericano en el Club de la Commonwealth de San Francisco. © Norman Mailer, 2003. Traducción de María Luisa Rodríguez Tapia (EL PAÍS, 04/03/03):

“¿Qué otra palabra, sino ‘imperio’, sirve para describir esa cosa asombrosa en la que se está convirtiendo Estados Unidos?”, escribía Michael Ignatieff en The New York Sunday Times Magazine del 2 de enero. “Es el único país que vigila el mundo mediante cinco mandos militares internacionales, mantiene más de un millón de hombres y mujeres armados en cuatro continentes, despliega buques de guerra para vigilar todos los océanos, garantiza la supervivencia de países como Israel o Corea del Sur, maneja los mandos del comercio mundial y alimenta las mentes y los corazones de todo un planeta con sus sueños y deseos”.…  Seguir leyendo »

Por Rafael Sánchez Ferlosio (ABC, 04/03/03):

Tan cierto es que «la unión hace la fuerza», que hace precisamente sólo eso: la fuerza, sacrificándole todo lo demás: los sentidos, el entendimiento, la palabra, el albedrío. Se empieza formando un partido porque se tienen opiniones bastante parecidas sobre bastantes cosas y se acaba teniendo opiniones totalmente idénticas sobre todas las cosas porque se pertenece al mismo partido. Creo que el propósito de la oposición parlamentaria al pedir votación secreta -«de conciencia»- para la cuestión de la guerra es ilusorio, porque la fuerza creada con la formación del partido -realimentada además, en este caso, por la victoria electoral- revierte después en garante y mantenedora de la identidad de opiniones.…  Seguir leyendo »

Por Carlos Castresana Fernández, miembro de la Fiscalía Anticorrupción (EL MUNDO, 03/03/03):

Hace un año, en la apertura del Congreso del Partido Popular, su Secretario General aseguró que la corrupción ha dejado de ser un problema en España. Tomada como declaración de principios, tal afirmación resulta elogiable, pero si, como parece, pretendía ser una aseveración basada en los hechos, está bastante alejada de una realidad que no permite sostener que la sociedad, la economía y la política españolas constituyan a tal punto una excepción entre las sociedades democráticas avanzadas -salvo, quizá, los países nórdicos- en las que la corrupción, nos guste o no, es una presencia constante.…  Seguir leyendo »

Por Ludolfo Paramio, profesor de investigación en la Unidad de Políticas Comparadas del CSIC (EL PAÍS, 03/03/03):

De creer a Porfirio Díaz, los males de México venían de estar muy lejos de Dios y muy cerca de Estados Unidos. La historia da muchas vueltas, y ahora algunos males de América Latina le vienen de su lejanía con respecto a Irak. En Washington habrían sonado todas las alarmas si en cualquier país de Oriente Próximo se hubieran producido hechos como los de los días 12 y 13 de febrero en Bolivia. Murieron 32 personas, el presidente Sánchez de Lozada tuvo que ser evacuado del palacio de Gobierno, y no sólo debió retirar el proyecto de presupuesto que había dado origen a las protestas, sino también recomponer su Gobierno, reduciendo el número de carteras para dar ejemplo de austeridad.…  Seguir leyendo »

Por Pierre Hassner, director de investigaciones del Centro de Estudios e Investigaciones Internacionales (EL PAÍS, 03/03/03):

Ocurre que una escena se concreta y hace irrefutable una sospecha que alimentábamos desde hace un mes. Al ver al presidente de la República Francesa insultar con una mezcla de desprecio y amenazas a Estados europeos soberanos, sólo podemos sorprendernos por la semejanza de estilo y contenido con las declaraciones de Rumsfeld y Perle sobre Francia y Alemania. Y la evidencia se vuelve deslumbrante: contra lo que piensa un pueblo vanidoso, la cooperación franco-estadounidense funciona a las mil maravillas.

Por un sabio reparto del trabajo, Washington y París se dedican con gran éxito a socavar la Unión Europea, la OTAN y la ONU y, a través de ellas, a la vez la unidad occidental y las esperanzas de paz en Oriente Próximo y en otros lugares.…  Seguir leyendo »

Por Norman Mailer es autor, entre otros libros, de Los desnudos y los muertos, La canción del verdugo, Los Ejércitos de la noche y El fantasma de Harlot. Este texto ha sido leído por el escritor norteamericano en el Club de la Commonwealth de San Francisco. © Norman Mailer, 2003. Traducción de María Luisa Rodríguez Tapia (EL PAÍS, 03/03/03):

Seguramente es cierto que, al comienzo de la campaña actual del Gobierno estadounidense para emprender la guerra, los vínculos entre Sadam Husein y Osama Bin Laden eran mínimos. A simple vista, tenía que haber una desconfianza mutua. Desde el punto de vista de Sadam, Bin Laden era un hombre de lo más problemático, un fanático religioso, es decir, un descontrolado, un guerrero al que no se podía dominar.…  Seguir leyendo »

Por Pedro Schwartz, catedrático de Historia del Pensamiento (ABC, 03/03/03):

José María Aznar ha puesto en juego su carrera personal y el futuro de su partido uniéndose a la política de firmeza de los EEUU y el Reino Unido en el conflicto de Irak. Las recientes manifestaciones muestran, y repetidas encuestas confirman, que una gran parte de la opinión pública española rechaza esa política de firmeza, por considerarla belicista. Para muchos españoles de buena voluntad, significa unirse a quienes buscan desacreditar a la ONU, dividir la Unión Europea, socavar la OTAN, y avivar el conflicto entre civilizaciones, poniendo así en grave peligro la paz mundial.…  Seguir leyendo »

Por Robert Kagan. Pertenece al Carnegie Endowment for International Peace y es autor de Of Paradise and Power: America and Europe in the New World Order. © 2003 The Washington Post Company (EL PAÍS, 02/03/03):

¿Fue la derrota de Napoleón Bonaparte en Waterloo un momento glorioso en la historia de Francia? En una narración de los últimos días de Napoleón publicada hace dos años, y que tuvo un enorme éxito de ventas, el polifacético ministro de Asuntos Exteriores de Francia, Dominique de Villepin, sostiene que sí; incluso hoy, la derrota de Napoleón “brilla con un aura digna de la victoria”.…  Seguir leyendo »