Alberto Moncada, sociólogo (LA RAZON, 01/04/03):

Es el general americano Jay M. Garner, director de la Oficina para la Reconstrucción y la Ayuda Humanitaria de Iraq, creada en el Pentágono el 20 de enero pasado. Garner dependerá, a través del General Franks, jefe del Comando Central, del Ministro de Defensa. Su rápido nombramiento ha servido para despejar las dudas acerca de lo que pasará en Iraq tras la guerra. Ni la ONU ni los iraquíes tendrán que ver con el gobierno y la administración del país durante un período que se ha fijado en no menos de dos años, según declaró al Congreso Douglas Feith, subsecretario de Defensa.…  Seguir leyendo »

By David Ignatius(WASHINGTON POST, 01/04/03):

UMM QASR, Iraq — The small sliver of land surrounding this port town is what the U.S.-led coalition can claim as a “liberated zone” in southern Iraq after 12 days of war.

It isn’t much on the map, but what’s happening here shows how the grasp of Saddam Hussein’s regime can be loosened, town by town. It also demonstrates how long and arduous a task that may be.

The goal of American and British troops here, now that they have finally secured Umm Qasr, is to restore a semblance of normal life. After providing emergency food and water, they are putting people back to work and paying them, in U.S.…  Seguir leyendo »

By Jim Hoagland (WASHINGTON POST, 01/04/03):

In the long months of planning Operation Iraqi Freedom, Gen. Tommy Franks had a ready answer when challenged on his unorthodox concept of starting his attack with light, fast-moving forces and augmenting them while the battle grew. “Speed kills — the enemy,” Franks said several times at the secret planning sessions, a colleague recalls.

But for all his foresight, Franks did not anticipate beginning the war in Iraq exactly as he did, or becoming the target of controversy and criticism over his battle plans. Franks’s surprise is understandable on the first point. But he should have been better prepared for the doctrinal challenges he now faces on the home front.…  Seguir leyendo »

Por A. Gutiérrez, Observatorio de la Globalización, Universidad de Barcelona. Fundación Caja Madrid (LA VANGUARDIA, 01/04/03):

Seguramente estén en lo cierto algunos economistas que, contrarios a la guerra, piensan no obstante que no es el petróleo el principal catalizador de la invasión de Iraq. En su opinión, la paulatina sustitución por el gas natural en la producción de electricidad, los cambios de la estructura productiva y la mayor eficiencia en los consumos de energía por las industrias, que han permitido reducir a la mitad el grado de dependencia del petróleo desde la primera crisis energética de 1973, o la caída de la aportación de los países del golfo Pérsico a la producción mundial de crudo hasta cotas inferiores al 30%, inducirían a pensar que la intervención militar carece de motivaciones económicas racionales.…  Seguir leyendo »

Por Miguel Ángel Ballesteros, teniente coronel jefe del Departamento de Estrategia de la Escuela Superior de las Fuerzas Armadas (EL PAÍS, 31/03/03):

El historiador griego Tucídides escribió Historia de la Guerra del Peloponeso, donde los estrategas modernos buscan reflexiones que ayuden a entender los conflictos actuales. El autor escribió su obra con la experiencia de la derrota, después de ser destituido como jefe de la flota ateniense por no haber llegado a tiempo para salvar la ciudad de Anfipolis de un ataque espartano. No es un caso aislado; la derrota y no la victoria es la que más enseña. Sadam Husein perdió la guerra del Golfo de 1991 contra las tropas aliadas y ha sabido extraer enseñanzas.…  Seguir leyendo »

Por Noam Chomsky, profesor de Lingüística en el Massachusetts Institute of Technology y autor, entre otros ensayos políticos, de 11/09/2001 y de El nuevo orden mundial (y el viejo). Su último libro es Power and Terror. © Noam Chomsky, 2003. Traducción de María Luisa Rodríguez Tapia (EL PAÍS, 31/03/03):

Si hay algo que enseña con claridad la historia de las guerras, es que se pueden predecir muy pocas cosas. En Irak, la fuerza militar más temible de la historia de la humanidad ha atacado un país mucho más débil, en una tremenda disparidad de poder.

Hará falta cierto tiempo para poder valorar, incluso de forma preliminar, las consecuencias.…  Seguir leyendo »

Por Gervasio Sánchez, periodista y fotógrafo de guerra, autor, entre otros, del libro Vidas minadas (EL MUNDO, 31/03/03):

Nunca los medios de comunicación norteamericanos habían aporreado los tambores de guerra con tanta unanimidad. El rigor y la moderación han desaparecido y la retórica belicista ha triunfado. Imagino que después del fin de la debacle bélica aparecerán las voces disonantes, los meas culpas y las autocríticas. Pero hoy sólo es posible afirmar que los medios de comunicación de Estados Unidos, especialmente las televisiones, han sucumbido a la más descarnada de las arbitrariedades: convertir al ciudadano estadounidense en un pelele de la manipulación y la propaganda.…  Seguir leyendo »

Por Carlos Martínez Gorriarán, profesor de Filosofía Universidad del País Vasco (ABC, 31/03/03):

Una amiga me cuenta que una conocida militante de Batasuna, que brinda con cava para festejar cada asesinato de ETA, viajó a Bagdad para servir de «escudo humano» contra «la agresión imperialista» (eso sí, se volvió antes de la guerra). Parece que su gesto humanitario ha sido muy admirado. En fin: un verdugo voluntario doméstico travestido en pacífica paloma antiglobal. Tales cosas comienzan a ser frecuentes. También UGT y CCOO han promovido paros y manifestaciones contra la guerra (incluso con LAB, sindicato abertzale empeñado, con ELA, en echar al «sindicalismo español», cuando nunca han querido compromisos semejantes contra ETA, ni para defender a las decenas de miles de vascos amenazados.…  Seguir leyendo »

Por Pedro J. Ramírez, director de El Mundo (EL MUNDO, 30/03/03):

Erase una vez un país árido e inhóspito férreamente gobernado por un régimen despótico contra el que tendían a amotinarse sus atrasados pobladores. Y érase una vez una superpotencia imperial que predicaba extender los valores de la libertad y el progreso a todo el orbe, mientras a la vez albergaba ambiciones de dominio que le llevaban a practicar la doctrina del ataque preventivo y a concebir regiones enteras de la Tierra como una suma de fichas de dominó que irían contagiando unas a otras su influencia.

Con el propósito de arrebatar el poder tanto a quien ejercía como dueño y señor del país árido e inhóspito como a su hijo y sucesor y poner en su lugar a un hombre de la total confianza del mandamás de la superpotencia imperial, 200.000 soldados lo invadieron invocando un poco consistente pretexto para proceder al cambio de régimen.…  Seguir leyendo »

Por José Luis Rodríguez Zapatero, secretario general del PSOE (EL PAÍS, 30/03/03):

El día 20 comenzó una guerra contra Irak que la sociedad española no deseaba ni desea, y en la que menos aún quería participar, ni siquiera bajo la forma de un apoyo simbólico. Ninguna sociedad civilizada desea normalmente la guerra, pero en este caso había fuertes razones para oponerse a ella. En primer lugar, no existía acuerdo al respecto en el Consejo de Seguridad, y menos aún una resolución que legitimara el ataque contra Irak: la guerra es ilegal. Pero es que difícilmente podía forjarse ese acuerdo cuando era evidente que la guerra no pretendía evitar un mal mayor convincentemente razonado.…  Seguir leyendo »

Por David Rieff, escritor. Su último libro, de próxima aparición en España, es Una cama por una noche: el humanitarismo en crisis (Taurus). © David Rieff, 2003. Traducción de News Clips (EL PAÍS, 30/03/03):

En muchos aspectos, la empresa humanitaria es víctima del éxito que ha tenido en las últimas dos décadas. En otro tiempo consideradas un socio valioso pero subsidiario de la empresa del desarrollo, las organizaciones humanitarias presentan desde hace tiempo la ayuda de emergencia como una idea salvadora en sí misma, quizá una de las pocas ideas salvadoras que todavía atraen la lealtad de las personas moralmente serias, ahora que el comunismo ha quedado desacreditado, el desarrollo ha sido en gran medida abandonado y la globalización no ha demostrado ser la utopía secular que sus partidarios afirmaban inicialmente que sería.…  Seguir leyendo »

Por Diana Molineaux (LIBERTAD DIGITAL, 30/03/03):

El flamante secretario de Defensa, cuyas respuestas rápidas convirtieron sus ruedas de prensa en competencia para las novelas televisadas, va camino de ser la primera víctima de lo que parece un mal comienzo en Irak, por muy bien que lo presente la administración norteamericana.

El envío de 120.000 soldados más a Irak confirma el patinazo del espionaje militar y diplomático de Washington. No porque su número indique problemas insuperables, sino porque el momento de enviarlos no es ahora, sino antes de empezar las hostilidades, antes de que las posiciones más avanzadas de las columnas tuvieran que racionar comida y prohibir el movimiento de los tanques que consumen cinco litros por kilómetro, antes de que los convoyes de suministro quedaran estancados por las emboscadas y antes de que los infantes de marina y las unidades de infantería tuvieran que luchar cuerpo a cuerpo en ciudades y en zonas densamente pobladas y con vegetación donde pueden esconderse armas y guerrilleros.…  Seguir leyendo »

Por José Javaloyes (LA RAZON, 30/03/03):

La protesta global contra la guerra de Iraq en Oriente y Occidente, tanto en países cuyos Gobiernos apoyan la iniciativa norteamericana como en otros, es un fenómeno de masas rebrotado al cabo de casi 30 años. Desde las manifestaciones contra la Guerra de Vietnam no se había reproducido un hecho sociológico de estas características y escala; mayor ahora que entonces, dentro de las dimensiones planetarias con que se expresan, actualmente, igual estos fenómenos de protesta que los propios procesos económicos. Lo que de nuevo ocurre es relevante para la sociología de masas en todos sus aspectos, especialmente en el político; merece atención por su previsible impacto en los procesos electorales.…  Seguir leyendo »

Por José Antonio Zarzalejos (ABC, 30/03/03):

EL grado de tensión y enfrentamiento de posiciones que ha provocado la guerra de Irak ofusca los razonamientos porque las imágenes de las víctimas del conflicto bélico, de los prisioneros y de la desolación de la conflagración dificultan las posibilidades de un debate intelectual y de fondo para indagar cómo hemos llegado a esta situación. En el plano internacional, y con la anticipación de la que hacen gala los buenos intelectuales y pensadores, hay ya elementos de reflexión muy válidos y de amplio espectro. De Robert Kagan, con su magnífico ensayo titulado «Poder y debilidad.…  Seguir leyendo »

Por Ignasi Carreras, director general de Intermón Oxfam (EL PAIS, 30/03/03):

Dos son los ejes básicos alrededor de los cuales se debe construir el Irak posbélico: la población civil y la ONU. Son, sin embargo, dos elementos que apenas cuentan en el presente escenario. Sobre el menosprecio dispensado a Naciones Unidas, antes y durante esta guerra injustificable, nunca se insistirá lo bastante. Por lo que se refiere a los ciudadanos iraquíes, las víctimas más inmediatas del conflicto, en demasiadas ocasiones están pasando al segundo plano de una actualidad sesgada por la propaganda de ambos bandos. Ya no es sólo el elevado número de muertos, heridos y refugiados que causará esta guerra.…  Seguir leyendo »

Por Antón Costas, catedrático de Política Económica de la Universidad de Barcelona (EL PAÍS, 29/03/03):

Hace un año, después del congreso del partido, el Gobierno de José María Aznar tocaba el cielo. Pero en los últimos meses se ha ido encontrando en su camino con una creciente contestación social a sus políticas e iniciativas que le ha hecho bajar de ese limbo, aunque sin comprender bien las causas. La razón es que José María Aznar, en su deseo de resolver durante su mandato todos los problemas pendientes del país y de cambiar las conductas sociales que considera inadecuadas, está sometiendo a la sociedad española a una concentración de problemas y a un estilo de hacer políticas que provoca quiebras de consensos sociales y grados de enfrentamiento político e ideológico desconocidos desde la democracia.…  Seguir leyendo »

Por Eduardo Galeano, escritor (EL MUNDO, 29/03/03):

A mediados del año pasado, mientras esta guerra se estaba incubando, George W. Bush declaró con solemnidad: «Debemos estar listos para atacar en cualquier oscuro rincón del mundo». Irak es, pues, un oscuro rincón del mundo. ¿Creerá Bush que la civilización nació en Texas y que sus compatriotas inventaron la escritura? ¿Nunca escuchó hablar de la biblioteca de Nínive ni de la torre de Babel ni de los jardines colgantes de Babilonia? ¿No escuchó ni uno sólo de los cuentos de las mil y una noches de Bagdad?

¿Quién lo eligió presidente del planeta?…  Seguir leyendo »

Por José Jiménez Lozano (ABC, 29/03/03):

Sean como sean las cosas, y no sé si incluso porque hay en nosotros, en nuestra constitución cerebral misma una tendencia a la armonía y un rechazo de lo inarmónico como lo muestran los experimentos hechos con homínidos que parecen quedar pasmados ante una pintura o una escultura antiguas, y hacer grandes gestos de reluctancia ante el arte de los ismos, de lo que no cabe duda es que asistimos a sucesos y espectáculos, que no es que sean nuevos -son incluso pura repetición de similares sucesos y espectáculos del pasado, pero nos desconciertan. Es más, es una experiencia diaria un sentimiento vago y difuso de ordinario, pero en otras gentes lacerante, de que algo no funciona o se ha deteriorado, y de que todo no es ya como venía siendo, esto es, racionalizable e inteligible, o, por lo menos, hecho costumbre, como una defensa contra lo irracional y la demasía.…  Seguir leyendo »

Por Carlos Taibo, profesor de Ciencia Política en la Universidad Autónoma de Madrid (EL PAIS, 29/03/03):

Pese a la tragedia que acompaña a la agresión angloestadounidense contra Irak, y a manera de precario consuelo, la multitudinaria contestación que los hechos han levantado entre nosotros permite albergar algún optimismo. Cuando se sopesan las manifestaciones del 15 de febrero -y muchas de sus secuelas más recientes- es común que se deje en el olvido, con todo, algo que conviene rescatar: la convocatoria correspondiente corrió a cargo, en noviembre pasado y en Florencia, de los denostados movimientos de resistencia global.

Nada sería más ingenuo, claro, que atribuir a las redes antiglobalización la sorprendente capacidad de movilización que, en franco rechazo de la guerra, se ha revelado entre nosotros y en tantos lugares.…  Seguir leyendo »