Por L. Paul Bremer III, máximo responsable de la Administración estadounidense en Irak (EL MUNDO, 14/07/03):

Los ciudadanos estadounidenses pueden sentirse orgullosos del papel que sus soldados, hombres y mujeres, han realizado para liberar a Irak de Sadam Husein y sus compinches. El pueblo de Irak está ya en camino hacia la independencia política y económica.
Oficialmente, el primer paso de la transición política a escala nacional se produjo ayer con la constitución del Consejo Iraquí de Gobierno. Este es el indicio más reciente de que estamos avanzando. Por primera vez en muchas décadas, los iraquíes son libres de verdad.…  Seguir leyendo »

Por David Krieger, presidente de Nuclear Age Peace Foundation (EL PAIS, 13/07/03):

El Gobierno de Bush repitió una y otra vez a los estadounidenses que la guerra contra Irak era necesaria porque Sadam Husein mentía al decir que no tenía armas de destrucción masiva. Nos dijeron que las armas de destrucción masiva de Sadam Husein constituían una amenaza inminente para Estados Unidos. Nos dijeron que nuestro Gobierno sabía dónde se encontraban dichas armas. Y, sin embargo, tras otra brutal guerra en la que murieron miles de civiles inocentes, el Gobierno de Bush no puede presentar pruebas de que Sadam Husein poseyera armas de destrucción masiva.…  Seguir leyendo »

Por André Glucksmann, filósofo francés (EL PAIS, 13/07/03):

Julio de 2003: llegada de Hillary Clinton a París. Los periodistas le lanzan preguntas, algunos sin ningún miramiento. Su marido Bill, ex presidente de Estados Unidos, le mintió a usted, así como a su país, sobre su relación con Monica Lewinsky. El actual presidente, George Bush, hijo, ha engañado a todo el planeta sobre las armas de destrucción masiva (ADM) supuestamente camufladas por Sadam Husein. ¿Cuál de estas dos mentiras le parece más grave? Contra toda previsión, Hillary no responde «la segunda, por supuesto», sino que se sorprende por el equívoco paralelismo.…  Seguir leyendo »

Por William R. Polk, director de la fundación W. P. Carey (LA VANGUARDIA, 13/07/03):

Tanto el Gobierno británico como el estadounidense están envueltos en un escándalo de dimensiones casi sin precedentes. La forma en que se ha producido el escándalo y la forma en que ambos gobiernos se han enfrentado a él no sólo dilucidan los acontecimientos que condujeron al ataque anglo-estadounidense a Iraq, sino también la forma en que difieren estos dos gobiernos y las sociedades inglesa y estadounidense. El escándalo del “pastel amarillo” es, en pocas palabras, uno de los acontecimientos más importantes de los últimos años.

“Pastel amarillo” es la denominación común del óxido de uranio, que es uno de los componentes de las armas nucleares.…  Seguir leyendo »