Buscador avanzado

Por José Domingo, vicepresidente de la Asociación por la Tolerancia (EL MUNDO, 09/01/06):

Durante el año 2000, el independentismo catalán puso en marcha el III Congreso de Cultura Catalana. A diferencia del II Congreso -celebrado en plena Transición, entre los años 1975 y 1977- que fue apoyado por las fuerzas democráticas y con una acogida realmente popular, aquél pasó desapercibido por la falta de implicación de CDC y del PSC y de la sociedad catalana en general. Con el II Congreso se pusieron las bases para la recuperación de la lengua y cultura catalana después de la larga noche del franquismo; en cambio, el tercero tuvo como finalidad planificar las estrategias para la consecución de un marco soberano para los Países Catalanes en el siglo XXI.…  Seguir leyendo »

Por Juan José Solozábal Echavarría, catedrático de Derecho Constitucional de la Universidad Autónoma de Madrid (EL PAÍS, 28/12/05):

Por razones bien comprensibles, hasta ahora los comentarios a la propuesta de reforma del Estatuto catalán se han centrado en las competencias, las modificaciones institucionales y la financiación; más desapercibida ha quedado la declaración de derechos, y especialmente el régimen lingüístico del catalán, sobre todo la obligación que se propone de su conocimiento por parte de los ciudadanos, sin duda la novedad más importante del nuevo Estatuto en esta materia.

La imposición de la obligación de conocer el catalán -obviamente, no la decisión de fomentar su uso, ni la de emplearlo como lengua cooficial- denota una idea de la cooficialidad que no considero correcta.…  Seguir leyendo »

Por Joan Domènech, maestro y miembro de la Federació de Moviments de Renovació Pedagògica de Catalunya (MRPC), como Jaume Cela, que también firma este artículo (EL PERIÓDICO, 16/12/05). Noticia relacionada: La Justicia ordena por tercera vez que en Cataluña se enseñe en castellano (EL MUNDO, 14/12/05):

Las injerencias jurídico-mediáticas dificultan el objetivo de que el alumno sepa catalán y castellano

De nuevo una sentencia del Tribunal Superior de Justícia de Catalunya, aprovechada mediáticamente, ha puesto en duda las garantías de las familias para que sus hijos puedan recibir la primera enseñanza en la lengua familiar habitual cuando ésta es el castellano.…  Seguir leyendo »

Por Pedro J. Ramírez, director de EL MUNDO (EL MUNDO, 27/11/05):

Yo no soy Sócrates, ni ninguno de ustedes Glaucón, pero si cada lector de EL MUNDO enviara este artículo -o al menos los enlaces de Internet a los que me voy a referir ahora- a cinco dirigentes, militantes o votantes del PSOE, más de la mitad del electorado socialista sabría a qué atenerse sobre lo que está pasando en estos momentos en una de las comunidades más ricas, cultivadas y determinantes de España. Y mi optimismo crónico me lleva a pensar que eso significaría que Zapatero tendría que cambiar de política o que gran parte de su clientela cambiaría de zapatería.…  Seguir leyendo »

Por Alicia Giménez-Bartlett, escritora (EL PERIÓDICO, 07/11/05):

La consellera de Educació ha prometido un decreto para "corregir" la tendencia de los profesores a hablar castellano en la escuela. Un 15% en primaria y un 30% en secundaria parece una desviación excesiva para el deseo oficial de que toda la enseñanza, y también la lengua vehicular en las aulas, sea el catalán. Soy consciente de que me meto en un terreno espinoso, casi diría minado, si pretendo criticar esta decisión; en especial con toda la leal oposición (o lo que sea) aullando desde la caverna a favor de la unidad de España (sea eso lo que sea también).…  Seguir leyendo »

Por Andreu Martín, escritor (EL PERIODICO, 07/07/05):

Decía Raymond Chandler que si te gusta un libro más vale que no te acerques al autor porque puedes llevarte alguna decepción. Supongo que lo decía por él, que era un misántropo que a veces confundía la inteligencia con la diatriba. Hoy, al acercarme tímidamente a la discusión formada al grito de ¿Quién tiene que ir a Fráncfort?, lo hago con la intención de serenar los ánimos y con el temor de salir con un ojo a la virulé. La obsesión por el significado de las palabras y la puntualización de su uso hace pensar que tras la corrección puede esconderse algo más.…  Seguir leyendo »

Por Bernardo Fernández, diputado por el PSC al Parlamento de Cataluña (EL PAIS, 02/07/05):

Sostenía días atrás en estas mismas páginas el consejero Huguet la necesidad de un nuevo sistema de financiación para Cataluña (EL PAÍS, 17 de junio). Hablaba del clamor popular existente en el país sobre el particular. Debo decir que yo también me muevo por el territorio, hablo con la gente, me gusta escuchar y, en honor a la verdad, no percibo ese clamor. Y estoy convencido de no ser insensible con las cosas que afectan a mi país y, por encima de todo, a la gente, a las personas.…  Seguir leyendo »

Por Jorge Borrás Frago (FACAO - Federación de Asociaciones Culturales del Aragón Oriental, 07/06/05):

Recientemente han acudido a Madrid los representantes de una asociación que dice defender los derechos de los aragoneses que hablan catalán: la Institución Cultural Franja de Poniente. Acudieron al Defensor del Pueblo solicitando su amparo para que en Aragón se respeten y reconozcan sus derechos negados, y para que se apruebe por fin la tan ansiada "Ley de lenguas", salvoconducto con el que podrán cambiar la analfabeta palabra de sus abuelos por fantásticos títulos de la escuela oficial de idiomas. Han acudido ante esta institución con la queja de sus derechos ninguneados por la intransigencia y la indiferencia del gobierno de Aragón; han comparecido ante la opinión pública representando a la perfección el manoseado papel de su falso victimismo, explotando, una vez más, el complejo de culpa de los débiles y la buena fe de los ignorantes.…  Seguir leyendo »

Por Francesc de Carreras, catedrático de Derecho Constitucional de la UAB (LA VANGUARDIA, 05/05/05):

El Consell Interuniversitari de Catalunya, presidido por el conseller del ramo e integrado, entre otros miembros, por todos los rectores de las universidades catalanas, ha tomado por unanimidad el acuerdo de exigir el nivel C de conocimiento del catalán a quienes pretendan acceder a una plaza de profesor funcionario o a un contrato con carácter fijo. Un decreto de la Generalitat debe concretar este acuerdo.

En política lingüística, el Gobierno tripartito es continuador de los anteriores, pero añade, en la práctica, un mayor grado de intransigencia.…  Seguir leyendo »

Por Oriol Pi de Cabanyes (LA VANGUARDIA, 06/04/05):

La salida constitucional de la dictadura consiguió adhesiones decisivas a base de muchas ambigüedades y de algunas concesiones retóricas. Entre otras, la distinción entre nacionalidades y regiones, que en la práctica no se ha traducido en nada (y ya vemos lo que está costando, tantos años después, querer formalizar la diferencia). O el mismo redactado, tan pertinazmente incumplido, del artículo 3.3 de la Constitución, que no ha pasado de ser como un gran brindis al sol: "La riqueza de las distintas modalidades lingüísticas de España es un patrimonio cultural que será objeto de especial respeto y protección".…  Seguir leyendo »

Por Jordi Porta, presidente de Òmnium Cultural (EL PERIODICO, 12/02/05):

El dictamen de la Acadèmia Valenciana de la Llengua sobre los principios y criterios para la defensa de la denominación y la entidad del valenciano representa un paso positivo en la solución de un problema, como es el de la unidad de la lengua catalana, creado y alimentado innecesariamente por intereses políticos. En este país ya nos hemos acostumbrado a dedicar esfuerzos, tiempo y dinero a demostrar aquello que ya es diáfano desde hace décadas o siglos. Parece, sin embargo, que por fin se ha impuesto la cordura, a pesar de las presiones políticas que se han ejercido hasta el último momento.…  Seguir leyendo »

Por Albert Bastardas, profesor de Lingüística en la UB (LA VANGUARDIA, 10/01/05):

La actual circunstancia histórica de la elaboración de la llamada Constitución europea ha puesto sobre el tapete un tema largamente oscurecido e ignorado por la mayoría de la opinión pública española y, me atrevería a decir, también catalana. Se trata ni más ni menos que el del desigual tratamiento del estatus de las lenguas de las distintas nacionalidades que se encuentran integradas en el actual perímetro de soberanía del Estado español. El debate que el asunto ha generado, las tomas de posición de partidos y grupos políticos, las resoluciones de las cámaras parlamentarias, las decisiones del Gobierno español, las reacciones de los representantes de distintos estados europeos, etcétera, han situado el tema en la agenda pública después de muchos años de desidia de buena parte de nuestra clase política.…  Seguir leyendo »

Por Manuel Martínez López, doctor en Filosofía y Letras (LA RAZON, 25/11/04):

No, no es la «palabra», «divina palabra», la que separa y divide a Valencia y Barcelona. Suenan de nuevo los ácidos clarines por los cuatro cantones de este perenne Reino, el «Regne de Valencia». ¡Països catalans! ¿Qué dirían si desde San Millán de Suso a la Chihuahua, del Altiplano a Patagonia, en aras de una similar o si se quiere idéntica lengua, se clamase por la unidad política de los «Països hispánicos»? Los nuevos Cortés, Pizarro, Almagro o los Valdivia serían, sin duda, corridos a gorrazos.

Jaume I, Don Jaume el Conqueridor, se hizo acompañar para la conquista de estas tierras de nobles aragoneses que ansiaban una salida al mar y de burgueses catalanes ávidos de ampliar sus mercados.…  Seguir leyendo »

Por Josep-Maria Terricabras, catedrático de Filosofía de la Universitat de Girona y miembro del Institut d'Estudis Catalans (EL PERIODICO, 16/02/04):

Hace ahora más de seis años, el Parlament discutía y aprobaba la ley de política lingüística todavía vigente. Entonces, algunos colectivos --entre ellos, el PSC--, se oponían a que la ley previera sanciones. Esta oposición resultaba incomprensible. "¿Una ley sin sanciones? ¡Esto no es una ley, es una homilía!", me decía un amigo. Y es que, por definición, una ley impone obligaciones, y como las impone, tienen que cumplirse, y quien no las cumpla tiene que ser sancionado. Todo ello, bien simple.…  Seguir leyendo »

Por Marina Subirats, concejala de Educación del Ayuntamiento de Barcelona (EL PERIÓDICO, 28/04/03):

La larga lista de víctimas del Gobierno de Aznar no deja de crecer. Algunas son tan terribles que, en este momento, nos pueden hacer olvidar otras, mientras, desconcertados y perplejos, vemos transformarse en catástrofe lo que aparentemente no debía ser sino un tiempo de alternancia y de una opción política que, a pesar de que a muchos no nos llena de gozo, parecía tener todas las garantías de respeto a una democracia tan duramente ganada. Pues bien, no ha sido así, y las agresiones se multiplican. En un ámbito menos dramático que el de la guerra, pero que afecta también al respeto hacia los pueblos, aparece una nueva: la que se plantea contra las lenguas españolas distintas al castellano, a través de los proyectos de real decreto que establecen las enseñanzas comunes en los diversos tramos educativos.…  Seguir leyendo »