ABC

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados a partir del 1 de Septiembre de 2008.

Estos días de recogimiento obligado deberían servirnos para reflexionar sobre cómo ha sido nuestro pasado más reciente y cuál queremos que sea nuestro futuro. Es una obligación cívica, lo que estamos viviendo no puede saldarse con un número de fallecidos y afectados, con el ejemplo de muchísimas personas que en las peores circunstancias han sabido dar lo mejor de sí mismos y también con la desdicha de tener a otras personas que, en las peores circunstancias, han demostrado que no tenían nada que ofrecer más allá de su ambición desmedida y su prepotencia. En primer lugar, han de servir para reajustar nuestra escala de prioridades y ser conscientes de qué cosas nos ocupan y nos preocupan todos los días y si éstas son aquellas que más concuerdan con nuestros valores y con lo que cada uno sabemos, porque eso se sabe siempre, hemos de hacer y por lo que hemos de vivir.…  Seguir leyendo »

El que calla, otorga

Y si además no se hace preguntas, se convierte en lo que algunos llaman un borrego. Cuando algunos califican a una persona como un borrego, a una sociedad como aborregada, puede que no conozcan de dónde viene ese dicterio. Hace mucho tiempo, para los pastores, el momento de volver a introducir al rebaño en el redil era un rato de esparcimiento: cogían un palo del suelo, se sentaban en una piedra y colocaban el palo a una cierta altura en la puerta del redil, y veían como el primer borrego y el segundo daban un salto y superaban el palo. El pastor entonces retiraba el palo, y contemplaba sonriente cómo los borregos que iban entrando, todos daban el salto para evitar un obstáculo que ya no existía.…  Seguir leyendo »

Las últimas semanas han trastocado nuestro mundo. Los días en los que nos ocupábamos de nuestras actividades cotidianas parecen pertenecer a otra vida. Porque hoy algunos de ustedes ya habrán tenido síntomas, muchos conocerán a alguien que padezca la enfermedad y todos se sentirán preocupados, sin excepción, por sus seres queridos. Sin embargo, lo que hace única a la situación en la que nos encontramos es que todos somos parte de la solución: lo somos como ciudadanos, pero también como empresas, ciudades, regiones y naciones, en todos los lugares del mundo. Sí, es cierto: en un primer momento, Europa se vio en parte sorprendida por un enemigo desconocido y por una crisis de una escala y celeridad sin precedentes.…  Seguir leyendo »

Pertenecer

La única virtud del Covid-19 es devolvernos a nuestro origen, y no me refiero a la reclusión obligada en nuestros hogares, sino al punto de partida, algo tan remoto que muchos lo han perdido de vista. En su carrera desenfrenada hacia el progreso, que recuerda la expansión de las galaxias hacia el infinito, el género humano se viene haciendo cada vez más individual, alejándonos de los demás, con quienes ha combatido más que colaborado. Con excepciones, naturalmente, aunque casi siempre contra otros grupos. Las voces que han predicado la hermandad de los hombres y la paz entre aquellos con buena voluntad han sido siempre la excepción y, por lo general, han terminado mal.…  Seguir leyendo »

Cuando se cerró el acuerdo tripartito que hizo alcalde de Madrid a José Luis Martínez-Almeida respiré tranquilo y esperanzado. El nuevo regente de los destinos de la ciudad de Madrid tenía, en mi opinión, todas las condiciones para ser un gran alcalde, en la línea de Agustín Rodriguez Sahagún, José María Álvarez del Manzano y Alberto Ruiz Gallardón, con todas las condiciones requeridas para el puesto, experto en leyes, y muy especialmente en Derecho Administrativo y Fiscal, en su condición de abogado del Estado. Tras una ordenada carrera política en los organismos provinciales y autonómicos de Madrid había plantado cara, como jefe de la oposición, al equipo de Carmena y sus muchachos y muchachas: Inés Sabanés, José Javier Barbero, Rita

Maestre, Guillermo Zapata, Carlos Sánchez Mato, José Manuel Calvo… Era una apuesta ganadora.…  Seguir leyendo »

La confianza en Dios es la fórmula primera de pensamiento y de vida con la que el creyente se enfrenta a los retos del presente, tantas veces dramático y, tantas, gozoso, pero, sobre todo, con la que encara la incertidumbre del futuro y su horizonte inesquivable de la muerte.

Cuando se reconoce la fragilidad de la existencia humana, cuando hay que admitir que no se es «su dueño», que «el ser» lo hemos recibido de «Otro» y que no podemos garantizar ni un solo segundo su subsistencia por nuestras fuerzas físicas y/o espirituales y que nuestra libertad no es capaz por sí misma de asegurarle un curso y un final felices, la alternativa no es otra que «confiarse» a la sabiduría, a la bondad, al amor omnipotente de ese «Otro» que nos la ha donado gratuitamente, pidiendo a cambio, solamente, la respuesta del amor agradecido.…  Seguir leyendo »

Aquí estamos, todos por igual, independientemente del país o la clase social, expuestos a la amenaza mortal de un virus que no es chino (los virus no tienen pasaporte), aunque nos llega desde China. Los principales responsables de esta pandemia son los dirigentes de la provincia de Hubei y luego el presidente chino, quienes, por amor al secreto y horror a las malas noticias, ocultaron la verdad, primero a su pueblo y luego al resto del mundo, durante aproximadamente seis semanas. Este ocultamiento fue trágico y decisivo, pues permitió que el virus escapara de su hogar original, la ciudad de Wuhan, para infectar a toda China y al resto del mundo.…  Seguir leyendo »

Muchos se preguntan estos días ¿dónde está Europa? Los medios nos han mostrado imágenes de la llegada a Italia de un equipo de médicos cubanos, de la colaboración de los militares rusos, de la recepción del material sanitario donado por China… Mientras, se señala la insolidaridad de la Unión Europea. ¿Responde esta imagen a la realidad, a los hechos, a los datos? ¿Ha sido tan decepcionante, hasta la fecha, la respuesta europea? Creo que para responder a esta pregunta es preciso atender a tres consideraciones.

En primer lugar, los Tratados disponen que las competencias en salud pública permanecen en manos de los Estados miembros.…  Seguir leyendo »

Nos gustaría que la historia se dirigiera por los progresos del espíritu y que los seres humanos mejoráramos pensando; pero ocurre que la enfermedad, la desdicha, el fracaso o la culpa son más bien quienes impulsan la historia social y la historia individual a empujones, a puros golpes y patadas.

He recibido muchas cartas de amigos estos días. De pronto todos tenemos tiempo, cuando creíamos averiguado que esa mercancía se había vendido toda hace mucho -con nosotros dentro- y, en consecuencia, nuestras vidas andaban alienadas (a veces, alienadas en hermosos y constructivos trabajos, que habrían sido infinitamente más hermosos y constructivos si no nos hubieran exigido cada minuto y cada aliento).…  Seguir leyendo »

Si un virus se propaga a través de gotículas respiratorias expulsadas por la nariz y la boca no parece aventurado suponer que cualquier protección facial será de utilidad para contener el contagio, en la doble vertiente de la salvaguarda personal y de evitar que un portador de la enfermedad contamine a un individuo sano. De hecho, la adecuada dotación de mascarillas (cubrebocas o barbijos, como se dice en los países hispanoamericanos) y otros equipos de autopreservación ha sido en los momentos álgidos de la emergencia la reclamación más candente de los profesionales sanitarios, conscientes del peligro al que los somete el permanente contacto con pacientes infectados.…  Seguir leyendo »

Desde un organismo público de la Administración General del Estado se produjo en la noche del sábado 21 de marzo un súbito golpe al sistema constitucional. Tras el título «Monarquía en estado de alarma», la primera cadena de TVE dedicó trece minutos al impacto producido por el chantaje que han lanzado al Estado un policía corrupto y una empresaria de dudosa trayectoria que hace algunos años sirvió a Don Juan Carlos.

Emitido precisamente antes de su informativo de mayor audiencia, el contenido del espacio estuvo en las antípodas de lo que cabe esperar de una televisión estatal. El guión y las intervenciones de los invitados a emitir juicios sobre el asunto parecían programados para socavar la piedra angular de nuestra democracia, de la monarquía parlamentaria.…  Seguir leyendo »

Una educación pospandemia

William Courtenay, al analizar el efecto que sobre la educación tuvo la peste negra en el siglo XIV descubre que el impacto, más allá de lo que podamos pensar, tuvo aspectos positivos. Por supuesto, están las pérdidas irreparables de grandes autores y profesores que no pudieron ser sustituidas. Pero también está la aparición de nuevas formas de aprendizaje y el fortalecimiento de las lenguas populares frente al latín, lo que tuvo una impronta definitiva en su desarrollo como lenguas cultas y de aprendizaje, facilitando el acceso de la población al conocimiento. Por supuesto, no vamos a comparar las dimensiones de aquellos momentos con los actuales pero, desde luego, con algunas semanas ya dentro del confinamiento y el cierre presencial de escuelas y universidades, va siendo hora de empezar a preparar el escenario al que nos vamos a enfrentar en lo que pueda quedar de este curso y en los siguientes.…  Seguir leyendo »

La pandemia de coronavirus ha tenido el efecto de un cataclismo en nuestra segura, pacífica y egoísta vida ordinaria. La incredulidad inicial ante el brutal efecto mariposa de lo ocurrido en la lejana China sobre nosotros, el acomodado occidente, ha dejado paso primero a la incertidumbre a medida que crecían las cifras de contagiados y de fallecidos, contra el optimismo inicial de los responsables de la sanidad, y luego al miedo, incluso la histeria, por el temor a algo desconocido que de manera tan drástica sacude nuestra vida.

Nos conmociona que las seguridades de nuestro organizado sistema de vida se tambaleen ante el embate de un enemigo inasible, insidioso e invisible contra el que carecemos de armas suficientes para luchar.…  Seguir leyendo »

Benito Pérez Galdós alcanzó enorme éxito en vida y al cumplir un siglo con la muerte no ha dejado de ser leído, y mucho, una generación tras otra. No ha padecido eclipse alguno, y pienso, como ejemplo de eclipse, en Azorín. Hace ya quince años preparé para Visor una edición de «Memorias de un desmemoriado», una galería de recuerdos que publicó primero en «La Esfera» a lo largo de 1915 y 1916. De siempre me atrajo el interés de Galdós en que no conociésemos, o conociésemos insuficientemente, pasajes de su vida: su desmemoria intencionada.

Los silencios galdosianos son relevantes. Se han dedicado a nuestro autor cerros de páginas y a menudo transitamos entre nieblas.…  Seguir leyendo »

Van a ser las ocho. Tengo que levantarme. «El hombre propone y Dios dispone» (número 34.105 del «Refranero general ideológico español», de Martínez Kleiser). Tengo una experiencia personal. Con algún fundamento, en la adolescencia, mi padre me programó con todo detalle para un futuro venturoso; pero, en pleno proceso, irrumpió lo imprevisto: la guerra de 1936 y, con ella, la catástrofe familiar y el hundimiento del programa.

Ahora, lo imprevisto es la pandemia de coronavirus que afecta a todo mundo en trance de globalización. Ya anciano, pienso que mi mundo se parecía bastante al mundo de mis padres, en tanto que apenas se parece al mundo de mis nietos.…  Seguir leyendo »

El confinamiento de la población es una medida pseudo-fascista, tomada sin base racional ni científica, que provocará una hecatombe económica, afectiva y psíquica en la sociedad española. Las personas mayores quedaremos estigmatizadas ante los jóvenes que nos acusarán de haberles cerrado el paso al futuro.

En España, el 96,2% de fallecimientos por la Covid-19 se registran entre personas de más de 60 años. En el 3,8% de fallecidos, relativamente jóvenes, se observaron frecuentemente patologías. Las patologías previas disparan la letalidad de la Covid-19 incluso en jóvenes. Esta sospecha parece confirmarse al analizar los casos de fallecidos de más de 60 años.…  Seguir leyendo »

Salvar el tejido empresarial

El rápido crecimiento de la deuda pública en una crisis de esta envergadura es inevitable se haga lo que se haga, con medidas de rescate de un tipo u otro o sin ellas. Del acierto de las medidas que se adopten depende, no tanto el mayor o menor aumento inmediato de la deuda pública, sino el que dicho aumento se utilice eficientemente para preservar la mayor parte posible de tejido empresarial a fin de que sea reversible con rapidez.

Para que la producción y el empleo se recuperen en su momento con el mayor vigor posible habría que ser menos rígido de lo que se está siendo con la activación del mecanismo crediticio y se debería entender que se destruye menos empleo neto abaratando despidos que encareciéndolos, lo que sólo sirve para fomentar las suspensiones de pagos y el cierre definitivo de empresas.…  Seguir leyendo »

Cuando aún estamos haciéndonos a la idea de lo que va a significar vivir confinados en nuestras casas, las actuales circunstancias constituyen una inesperada oportunidad para reflexionar sobre la vulnerabilidad humana. Y sobre lo que puede hacernos inmunes. A primera vista, las consecuencias económicas que acechan pueden parecerse a las vividas hace poco más de una década. Aquella crisis financiera fue una crisis de confianza. Pero esta crisis de vulnerabilidad puede hacernos más inmunes si aprendemos lo que significa la verdadera solidaridad.

Combatimos la crisis financiera con estímulos económicos, y con un sucedáneo de la honestidad denominado «compliance». La crisis que ahora vivimos necesitará seguramente estímulos financieros y fiscales, pero sobre todo vamos a combatirla cuidando unos de otros; y eso no es un sucedáneo de la solidaridad, sino el anticipo de que cuanto más avancemos en la globalización y la transformación digital más importantes serán las profesiones que tienen como finalidad cuidar de las personas.…  Seguir leyendo »

Sabemos que el coronavirus mata, pero no medimos hasta qué punto nos vuelve idiotas. Ya en diciembre pasado los epidemiólogos intuían la aparición de esta nueva enfermedad en Wuhan; los médicos locales lo habían anunciado en la web y establecieron desde el principio un paralelismo con la epidemia de Sars de 2003, una neumonía viral causada también por un coronavirus que había pasado del animal al hombre. Durante un mes, los dirigentes chinos intentaron negar esta información, con la desconcertante complicidad de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Ese mes perdido fue fatal, pues permitió que los enfermos infectados propagaran el coronavirus por toda China, y después por el resto del mundo.…  Seguir leyendo »

El último fin de semana de febrero participé en el III Festival de Filosofía de la ciudad de Málaga. La jornada final, en el que yo intervine, se convocó bajo el título «Por fin suenan las trompetas», por referencia, por supuesto, a las que tocarán siete ángeles el día del Apocalipsis para anunciar cortésmente a la nutrida concurrencia otras tantas catástrofes cósmicas que al punto se desencadenarán: lluvia de granizo y fuego mezclado con sangre, una montaña ardiendo que se precipita sobre el mar o una estrella que se descuelga del firmamento y cae sobre nuestro planeta. Mi conferencia versó sobre el problema del aburrimiento en la cultura contemporánea y las dificultades que tenemos para soportarlo, ansiosos como estamos de un entretenimiento perpetuo de alta intensidad, hasta el extremo de que muchas veces preferimos imaginar escenarios aterradores si sus ingredientes de vértigo, embriaguez y excitación logran al menos sacudir este hastío que nos domina.…  Seguir leyendo »