El Mundo (Continuación)

Querido J:

Hace un año, recuerdas, el secretario de Estado Gaspar Zarrías asistió al acto de homenaje a Baltasar Garzón que se celebró en la Universidad Complutense. Su presencia fue polémica, porque se interpretó que simbolizaba el reproche del Gobierno a un procedimiento contra el juez. Protestó el Partido Popular y le replicó el PSOE. A través, concretamente, de la portavoz Elena Valenciano: «A su abuelo lo fusilaron, el otro estuvo 14 años en la cárcel, su padre otros 12. A su padre y sus abuelos los callaron, pero ningún nuevo franquista va a callar a Zarrías». Días después, Román Orozco firmaba un artículo en el diario El País (Zarrías, dos veces fusilado) que era una buena síntesis del ambiente.…  Seguir leyendo »

Se puede afirmar sin temor a exagerar que el mundo se ha psicologizado. Cualquier análisis de la realidad que se precie va a descansar en el fondo sobre elementos psicológicos. ¿Por qué? ¿Qué ha pasado para que se haya operado este cambio tan marcado? ¿Cuáles podrían ser las claves que expliquen este fenómeno? No se puede dar una respuesta sencilla que resuma todo lo que está sucediendo. Son muchos los factores que han originado esta instalación en el campo de la psicología de una gran parte de la humanidad.

Para relacionar esto hay que señalar las luces y sombras de nuestra época actual.…  Seguir leyendo »

Como se ha preguntado el profesor Lozano-Higuero, cuando tanto los tribunales nacionales como los internacionales han ido consolidando una nueva doctrina procesal de protección de los derechos humanos, ¿no habría que actualizar las leyes para evitar daños y fracasos?

En 2005, la Policía Nacional cerró en Málaga la operación Ballena blanca, en la que fueron detenidos el abogado Fernando del Valle y otras 19 personas, acusadas de tráfico de drogas y de los delitos derivados de blanqueo de capitales y contra la Hacienda del Estado. Fue en su momento un gran éxito policial, resultado de la colaboración entre las Fuerzas de Seguridad y los tribunales, y del empleo de las nuevas tecnologías para obtener y manejar la información necesaria.…  Seguir leyendo »

En las últimas semanas, pequeños grupos de personas cuya ideología es aparentemente antiestadounidense han salido a las calles de España para protestar por las medidas militares contra el dictador libio, Muamar Gadafi. Es interesante observar cómo esas mismas personas no protestaron contra Gadafi por la masacre de su propio pueblo, ni expresaron ningún apoyo a las decenas de miles de refugiados por el conflicto civil en el país norteafricano. Al mismo tiempo, desde Cuba, Fidel Castro ha calificado la acción militar internacional en Libia de «guerra fascista», instando a Gadafi a combatir hasta «su último aliento».

Los motivos de todos estos partidarios de la dictadura son cuestionables desde un punto de vista racional, pero es innegable que incluso entre quienes rechazan la tiranía de Gadafi existen fuertes dudas sobre la legitimidad de la intervención militar.…  Seguir leyendo »

He titulado este encuentro con los lectores citando repetidamente la palabra confianza porque creo que vamos a necesitar una triple dosis de «esperanza firme que se tiene de alguien o algo» -primera acepción de esa palabra- para superar lo que nos queda de crisis. Una crisis que iniciamos a mitad de 2006 y que se nos complicó con la de los mercados financieros internacionales de 2007. Casi cinco años después, todavía no hemos salido de ella, debido a un cúmulo de circunstancias adversas pero, especialmente, por la falta de previsión y el erróneo diseño de nuestra política económica.

Los datos actuales así lo están confirmando.…  Seguir leyendo »

El artículo 101 de la Constitución indica cuáles son las causas del cese del Gobierno, aunque conviene advertir lógicamente que se refieren, en todos los casos, a la propia persona del presidente, ya que el Gobierno es una mera emanación de éste. Su contenido literal dice así: «El Gobierno cesa tras la celebración de elecciones generales, en los casos de pérdida de confianza parlamentaria previstos en la Constitución, o por dimisión o fallecimiento de su presidente».

Dicho de otro modo, son cinco las previsiones que la Constitución y la Ley de 22 de noviembre de 1997 sobre la organización, competencias y funcionamiento del Gobierno, preven como causas del cese del presidente del Gobierno: tras la celebración de elecciones generales, por haber perdido una cuestión de confianza sobre su programa o sobre una declaración de política general, por haber triunfado una moción de censura, por dimisión y por fallecimiento.…  Seguir leyendo »

De todas las frases espantosas que las actas de Thierry ponen en labios del Gobierno la más tremenda es, en efecto, la pronunciada el 27 de octubre de 2006 durante la discusión suscitada por el robo etarra de las 350 pistolas de Vauvert en plena tregua: «Antes de iniciar el proceso estábamos en guerra, vosotros hacíais unas acciones y nosotros otras. Vosotros matabais y secuestrabais, nosotros deteníamos y abríamos procedimientos judiciales».

No es difícil imaginar la satisfacción con la que debió de escuchar esto el portavoz de la banda y la euforia que debió de cundir entre los pistoleros que lo leyeron después.…  Seguir leyendo »

Cuando Pilar Ruiz, la madre de Joseba y Maite Pagazurtundua, advirtió a los socialistas de que harían cosas que «nos helarán la sangre», pocos llegaron a calibrar hasta qué punto esta madre frágil, valiente y lúcida tenía razón. El contenido de las actas de ETA es sencillamente estremecedor. El chivatazo a la trama de extorsión de ETA, traición directa a los policías que se juegan cada día la vida, era sólo la punta del iceberg de la infamia: apenas un capítulo más de la saga de mentiras e ilegalidades cometidas durante el proceso encabezado por Zapatero, alias Gorburu, y gestionado por Rubalcaba.…  Seguir leyendo »

Nuestro hombre es simpático, trabajador, tenaz, encaja bien las críticas y confía en su creatividad y su capacidad de improvisación más que en ninguna otra cosa. Negociaría hasta con el diablo, pero nunca con el adversario, al que, intuyendo sus momentos de flaqueza, abate cual ave de presa sobre animal indefenso. «Nada se parece tanto a la ingenuidad como el atrevimiento», decía Oscar Wilde.

Es un artista en enfrentar a sus enemigos externos e internos. No engaña, aunque sólo en raras ocasiones sus actos concuerdan con lo que dice. Está convencido de que los problemas se solucionan negándolos. Tiene en su palabra, y lo sabe, un instrumento poderoso y eficaz para ensimismar multitudes, y capaz de convertir la democracia en un sistema de ilusiones complacientes, en una adicción a lo irreal.…  Seguir leyendo »

El avance de las tropas rebeldes hacia Sirte camino de Trípoli y la reunión ayer de los miembros de la coalición internacional en Londres para discutir el desarrollo de la operación militar Odisea del Amanecer en Libia recuerdan, y no sólo por el nombre, a esa maravillosa pintura de Goya en la que Saturno devora a su hijo pero, antes de ello, no sabe muy bien cuál es la mejor forma para acabar con él.

Gadafi y su histórico régimen de terror es uno de los productos tipo de eso que, con cierto re-tufo rancio, se sigue denominando intereses occidentales.…  Seguir leyendo »

Hace más de tres años, casi cuatro, que Jamal Zougam fue condenado a 42.922 años de prisión por los atentados cometidos en Madrid el 11 de marzo de 2004. La Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, en sentencia de 31/10/2007, consideró probado que Zougam era miembro de una célula terrorista de tipo yihadista y que, como tal, fue autor, además de otros delitos, de 191 homicidios consumados y de 1.856 homicidios en grado de tentativa.

Del asunto no tengo formada una opinión jurídica sólida. Sólo conozco los hechos según se relatan en la sentencia y los argumentos jurídicos que ofrece.…  Seguir leyendo »

El desastre nuclear de Japón tendría una influencia mucho mayor si hubiera alternativas energéticas menos dañinas. Pero por ahora, la energía atómica es más segura que el carbón.

Nadie se sorprenderá de oír que los sucesos del país nipón han cambiado mi punto de vista sobre la energía nuclear. De lo que se sorprenderá será de saber en qué sentido lo han modificado. Como resultado del desastre de Fukushima, yo ya no soy neutral en el tema nuclear. Ahora esa tecnología cuenta con mi apoyo.

Una vieja central de lo más chunga, con unas medidas deficientes de seguridad, se ha visto afectada por un terremoto monstruoso y un tsunami inmenso.…  Seguir leyendo »

Me costaría quitarle la razón a quien alegara que la elección del lema Amanecer en la Odisea, para bautizar la campaña militar encaminada a aplicar la resolución 1973 de la ONU en Libia, corrobora una vez más que en toda Junta de Jefes de Estado Mayor hay rincones en los que la cursilería rivaliza con la disfunción eréctil.

Pero hoy no voy a seguir a Kubrick a lomos de las metáforas fálicas de su doctor Strangelove por dos motivos. Primero, porque en mi aversión a la guerra cabe el uso proporcionado de la fuerza para evitar la consumación de un mal mayor en marcha.…  Seguir leyendo »

Es bueno que de la Historia se ocupen los historiadores. No lo es que se convierta en objeto de debate político. Porque aunque los responsables políticos sean agentes que pueden influir en el futuro, no es cosa suya alterar el pasado. El pasado es revisable a la luz de nuevas investigaciones, documentación, datos o ángulos de interpretación, pero no es -aunque los nacionalistas creen lo contrario- cambiable a voluntad, ni se puede rehacer la historia cosiendo retazos de las distintas épocas en función de los deseos o las ideologías de algunos.

La Comunidad de Navarra va a vivir, en el próximo 2012, dos centenarios importantes: el VIII de la batalla de Las Navas de Tolosa -según la leyenda heráldica, de ella derivan las cadenas del escudo de Navarra- y el V de la conquista de Navarra por la Corona de Castilla.…  Seguir leyendo »

Dentro de poco se abrirán las urnas electorales en España y a depositar su voto deberán acudir los ciudadanos. Con este motivo, es oportuno reflexionar sobre quiénes son los actores, los agentes y los autores de la actual vida política.

Los personajes se presentan en dos grandes categorías: los individuos y los grupos. Dentro de los primeros, en cuanto actores, hay que hacer distinciones. Existen lo que puede llamarse hombres políticos. Son los que dirigen los asuntos públicos, los que aspiran a asumir los puestos dirigentes, los que tienen cierta versión exterior.

El estudio y la caracterización del hombre político conduce a poder hacer algunas puntualizaciones.…  Seguir leyendo »

Referirse a los discapacitados como «tontitos» en una reunión a finales de febrero le valió un aluvión de críticas a la popular Celia Villalobos. La secretaria cuarta de la Mesa del Congreso se decidió entonces a responder por escrito a todos los que la habían regañado, y explicó en una carta que todo había sido un malentendido o incluso una tergiversación intencionada por parte de José Bono, presidente de la Cámara Baja. Las disculpas iniciales de los portavoces del PP ya habían calificado de equívoco las palabras de Villalobos, pero en este caso malentendido parece ser un puro eufemismo.

Villalobos no empleó la palabra «tontitos» ni nada semejante.…  Seguir leyendo »

Cada vez estoy más convencido de las bondades de poner un límite de dos mandatos al presidente del Gobierno de España. Con el tiempo, lo extendería también a los presidentes autonómicos. No sería necesaria, de momento, una reforma constitucional, ni siquiera la modificación de ley orgánica alguna. Bastaría con que se convirtiera en una buena práctica política o en un uso constitucional. Por más que suponga un recorte del libre acceso a los cargos públicos y del libre desarrollo de la personalidad amparados por nuestra Constitución, e incluso, a primera vista -sólo a primera vista, como en seguida veremos-, un ajuste poco democrático del propio sistema democrático, lo cierto es que esta medida acarrearía muchos más beneficios que pérdidas.…  Seguir leyendo »

La crisis de libia ha vuelto a colocar en la agenda los difíciles dilemas que tiene ante sí la política exterior en los tiempos modernos. ¿Deberíamos intervenir? ¿Lo hacemos por razones morales y también por intereses nacionales? ¿Cómo equilibramos la necesidad de unas medidas que sean fuertes, firmes y bien articuladas con el deseo de no parecer demasiado poderosos y arrogantes, carentes de respeto por los otros y su cultura?

Hay que exponer dos cuestiones preliminares. En el mundo actual, la distinción entre ofensa moral e intereses estratégicos puede ser falsa. No deberíamos hacernos ilusiones: en una región donde nuestros intereses están profundamente comprometidos, no es probable que las consecuencias de que un régimen se vuelva tiránico y masacre a su propio pueblo queden aisladas dentro de sus fronteras.…  Seguir leyendo »

La rebelión de los pueblos árabes, iniciada a principios de este año de forma generalizada, preocupa mucho a los europeos, a los norteamericanos y a los propios árabes hasta el punto de haber forzado a la Comunidad Internacional, representada por 189 estados en Naciones Unidas, a una Resolución, la nº 1973, que aspira a plasmar el espíritu de la época en que vivimos. Este acuerdo histórico trata no sólo de contener al dictador Gadafi para que no extermine a una parte de su población, sino también de controlar la dinámica revolucionaria en Libia y en otros países del Magreb y el Golfo Pérsico.…  Seguir leyendo »

Como dice la mejor línea jamás escrita para el cine, «el mundo se desmoronaba y nosotros nos enamoramos». En medio de las mayores conmociones, cuando todo parece tambalearse alrededor, la condición humana encuentra espacios para incrustar sus nidos de amor u odio, en lo personal y en lo político. La estampa de Churchill teniendo que apartarse durante unas horas de las tareas de dirección del esfuerzo bélico para superar con éxito una moción de censura en plena Guerra Mundial es un exponente ejemplar del parlamentarismo.

¿Por qué no iba a poder Zapatero, haciendo el recorrido inverso, interrumpir los preparativos de su ceremonia del adiós para declarar la guerra a un dictador?…  Seguir leyendo »