El Mundo (Continuación)

Desde que a finales del siglo XVIII Charles-Louis de Secondat, Señor de la Brede y Barón de Montesquieu, concluyera la andadura intelectual iniciada por otros ilustrados de la época -diseñando funcionalmente para la historia las tareas del Estado y sus mecanismos de compensación (cheks and balances)-, todos los parlamentos de los sistemas democráticos, empeñados en vender mejor su mercancía, se han esforzado por explicar al ciudadano la bondad de los productos de su factoría.

Nuestro Derecho Público actual, evolucionado y reelaborado a partir de la recepción de aquellos planteamientos por la Constitución de Cádiz de 1812, tributario en mayor medida que otros ordenamientos jurídicos europeos de los esquemas políticos instaurados por la Revolución francesa, no ha sido una excepción, encomendando a las Cortes Generales y asambleas de los parlamentos autonómicos la gestión de tan singular labor.…  Seguir leyendo »

Hasta cierto punto todo ha ocurrido como era previsible que ocurriera. Una vez conocido el fallo del Tribunal Constitucional sobre el Estatuto de Cataluña, unos y otros han hecho públicas sus divergencias. Como se esperaba, los dos grandes partidos nacionales han hecho lecturas diferentes. En cuanto a los partidos que conforman el parlamento de la comunidad autónoma de Cataluña, tampoco ha habido demasiadas sorpresas. Buena parte de ellos habían anunciado cuál sería su respuesta si el Alto Tribunal modificaba algún aspecto del Estatuto. Los nacionalistas no habían ocultado que esa respuesta sería la consecuencia lógica de su negativa a reconocer ninguna legitimidad en ese Tribunal.…  Seguir leyendo »

Cuando se esperaba que el fallo de los recursos de inconstitucionalidad contra el Estatut tardaría algunos días más, después de cuatro años de embarazo, se ha resuelto en unas horas en el Pleno convocado por la presidenta María Emilia Casas en el día de ayer. Como es obvio, el tiempo que dispongo para este comentario de urgencia es mínimo, ya que se necesitarán varios días para estudiar la sentencia en profundidad, así como los votos particulares que ya se han anunciado.

Sin embargo, se pueden deducir ya varias conclusiones, porque si algo parece quedar claro en el fallo es que el concepto jurídico de Nación no es discutido ni discutible mayoritariamente, por el Tribunal.…  Seguir leyendo »

Se acrecienta el debate sobre un posible final de ETA. Las constantes detenciones de miembros de la banda, la sentencia del Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo sobre la ilegalización de Batasuna, el decreciente cobijo de sus postulados en la sociedad vasca y la unidad contra ETA está provocando que se evidencie la decadencia de la organización terrorista.

ETA ahora esta midiendo sus fuerzas, analizando las posibilidades de alcanzar sus pretensiones políticas e intentando poner en marcha nuevas tácticas. Necesita aunar intereses, establecer contactos, apoyarse en mediadores internacionales, y también demostrar su capacidad de extorsión para poder adoptar una estrategia que le sitúe en una posición más favorable para lograr sus metas.…  Seguir leyendo »

Desde que supe que Zapatero había bautizado como Pearl Harbor el ataque de los mercados contra el euro que le obligó a dar un giro copernicano a su política económica, no puedo dejar de interpretar la actualidad a través del prisma de la II Guerra Mundial. Hace dos semanas advertí que, más que a la de Roosevelt tras el bombardeo japonés, su situación se asemejaba a la de Churchill después de la apurada evacuación de Dunkerque. Por lo tanto debía de formar un gabinete de guerra, poner la lengua castellana en orden de combate y anunciar con bravura a la nación un periodo de fuertes sacrificios.…  Seguir leyendo »

Exactamente igual que el huracán Katrina propinó un golpe fatal a la credibilidad del presidente George W. Bush en el segundo año de su segundo mandato, la cuestión más candente hoy día es si el vertido de petróleo de BP acarreará una suerte parecida al Gobierno del presidente Barack Obama en el segundo año de su primer -y potencialmente único- mandato.

Como en el caso del Katrina, esta crisis se ceba en el litoral norteamericano del Golfo de México. Las autoridades federales, estatales y locales están superadas. Aunque el ritmo al que evoluciona actualmente la catástrofe se ha vuelto más lento, sus consecuencias van a ser más graves.…  Seguir leyendo »

Quienes nos empeñamos en acumular trienios recordamos cómo a finales de los años 80 se puso de moda en España la nueva gestión pública -a la que los iniciados llamaban new public management-. En tal sentido, son significativas las publicaciones que se promovieron desde el Ministerio para las Administraciones Públicas a principios de los 90. En sus títulos se repiten expresiones que hacían furor -cierto que entre personas de dudoso gusto estético- como «clima organizacional», «decisiones multicriterio», «eficiencia», «modernización», «gestión de calidad», etcétera.

De estos esfuerzos bibliográficos no ha quedado felizmente nada, si exceptuamos cuatro cursiladas. Cuando de tales frutos ya no hubo más jugo que exprimir y una inmensa sensación de vacío se empezaba a apoderar de aquellos espíritus innovadores, surgió de forma redentora la nueva pócima mirífica: la gobernanza.…  Seguir leyendo »

Pocas cosas nuevas encontrará en la primera parte de las Bases del acuerdo estratégico todo aquel lector acostumbrado a leer los manifiestos nacionalistas-soberanistas-independentistas vascos sobre Euskal Herria, la Constitución española, el Amejoramiento del Fuero, el Estatuto de Guernica, el conflicto político vasco o la democracia española.

Esta vez lo más original es la doble versión que dan separadamente EA y Batasuna del propio Estatuto y su historia posterior. Pero lo que importa sobre todo es el «objetivo estratégico» de la constitución del Estado Vasco, que es lo que les une en esta ocasión.

Ya algunos dirigentes del PNV han entendido el acuerdo como el intento de EA de sobrevivir, aunque sea para poco tiempo, en la vida política vasca, y el conato de Batasuna por volver a una vida política plena, constatado el fracaso de la vía terrorista, y antes de que sea demasiado tarde, como afirmaba hace días en Baracaldo Tasio Erkizia, y Aralar se convierta en la única referencia independentista.…  Seguir leyendo »

En estas horas amargas de la sociedad española, en parte por la mediocre gestión económica de nuestros políticos, y en mayor medida por el canibalismo crematístico de torpes especuladores internacionales, conviene rescatar la figura del patricio romano Lucio Quincio Cincinato, a quien Catón el Viejo propuso como modelo de ciudadano virtuoso por su patriotismo y frugalidad.

Poco conocemos de la vida de este gran político romano, toda ella envuelta en una majestuosa y sugerente leyenda. Nos llegan datos de su cursus honorum, entre otros, de Tito Livio, Aurelio Víctor, Dionisio de Halicarnaso y Lucio Anneo Floro. Cincinato, apodado así por sus cabellos rizados, nació en torno al 519 a.C.,…  Seguir leyendo »

¿Qué hacer cuando todo un mundo se desmorona de la noche a la mañana, cuando un código de certezas, tradiciones, lealtades, valores ideológicos y argumentos culturales que han sido transmitidos de generación en generación queda destruido como por ensalmo y los propios guardianes de sus esencias se despiertan desnudos entre las ruinas, mientras a su lado emerge poderoso un orden nuevo basado en el triunfo de cuanto les resultaba ajeno o más bien antagónico?

Ésta es la pregunta que trata de contestar Mijail Bulgakov en la adaptación teatral de su propia novela, La Guardia Blanca, cuyo montaje por el National Theater acabo de tener la suerte de poder ver en una de sus últimas representaciones en el South Bank de Londres.…  Seguir leyendo »

Ya tenemos la tan ansiada reforma y la primera conclusión que podemos extraer es que no se cumplen las expectativas que tanto el empresariado como una buena parte de la sociedad esperaban. Por un lado, en los últimos días llevamos escuchando a los sindicatos que la reforma suponía una pérdida de derechos sociales para los trabajadores. Hemos escuchado también a las asociaciones empresariales hablando de «reformita» o reforma insuficiente, que impedía tomar las medidas necesarias para reactivar el mercado de trabajo.

Con la lectura del Real Decreto Ley la primera conclusión que podemos extraer es que no se abarata el coste del despido, por más que nos hayamos despertado esta mañana con grandes titulares que recogen tal afirmación.…  Seguir leyendo »

Nunca desde la época de la decadencia imperial ha habido un fracaso tan total de España en la escena internacional. ¿Quién es el responsable del fracaso? Casi un siglo atrás, Ortega y Gasset confesaba que sabía poco de Historia pero tenía un sentimiento intuitivo de que «la raíz de la descomposición nacional está en el alma de nuestro pueblo». Esto, como algunas otras cosas que Ortega escribió, era una tontería. Los españoles no llevan más que otros el fracaso en sus almas. Sus éxitos y fiascos son más exactamente un reflejo de la eficacia de sus gobiernos. Y pocos de los gobiernos de España han sido más desastrosos que el actual.…  Seguir leyendo »

La semana pasada recibí una carta que me ha hecho pensar mucho porque la remitente es una mujer a la que sobra razón en todo lo que dice. Viene escrita a mano y en las cuartillas, de color amarillo, me relata la historia judicial de su marido, preso preventivo desde hace casi dos años por un delito que jura y perjura no haber cometido.

«Por favor, haga que recupere mi fe en los tribunales. Estoy muy enferma y no quiero morirme sin ver que a mi esposo se le ha hecho Justicia». Candela, que así se llama mi comunicante, también se duele de que el juez que le ha tocado a su marido se niegue a recibirla, amarga evidencia que he podido comprobar, y se queja aún con mayor amargura de que para su señoría el asunto sea un número más.…  Seguir leyendo »

Creo no equivocarme al afirmar que a no pocos vascos y españoles les produce una gran turbación evocar las conversaciones de Loyola que tuvieron lugar en el ya casi olvidado proceso -mal llamado- de paz. Dicho de una manera sencilla y quizá exagerada, pero no lejos de la verdad, en aquellas conversaciones el Estado de Derecho estuvo pendiendo de un hilo.

Ahora asistimos a la escenificación del fin de ETA, o al menos eso es lo que quiere hacernos creer el mundo nacionalista. Y no es lo mismo la escenificación del fin de ETA que el verdadero fin del grupo terrorista.…  Seguir leyendo »

Por lo que sabemos, nueve personas han muerto en aguas internacionales frente a las costas de Gaza. Las circunstancias exigen una investigación en la que puedan creer israelíes, palestinos y el pueblo de Turquía. No podemos seguir como si nada hubiera pasado; esa investigación tiene que hacerse y tiene que ser creíble, rigurosa e imparcial. Debemos averiguar qué fue exactamente lo que ocurrió en la mañana del 31 de mayo. Mientras, debemos recordar las razones por las que la flotilla se dirigía a Gaza.

Hace tres meses fui testigo de la grave situación de la Franja y de los miedos de Israel.…  Seguir leyendo »

En una empresa, y mucho más en un país, el momento de tomar las decisiones es casi más importante que las medidas en sí mismas. Si en el verano de 2007 el Gobierno de España, en vez de negar la crisis una y otra vez hubiera cumplido con el deber de asumir la realidad y tomar las medidas oportunas, otro gallo muy distinto nos cantaría.

Uno de los asuntos más acuciantes desde hace más de dos años es la reforma laboral. Ésta sería la sexta desde que en 1980 se aprobó el Estatuto de los trabajadores. Se insiste con gran contundencia en la necesidad de reformar el mercado de trabajo.…  Seguir leyendo »

A Jano bifronte no han dejado de zumbarle los dos oídos toda la semana.

Quienes desde la izquierda de carril consideran que un líder del PSOE no debe distraerse de las ocupaciones propias de su secta para perder el tiempo con un interlocutor que siempre será crítico hacia sus postulados ideológicos han dirigido a Zapatero todo tipo de admoniciones públicas y privadas -a cual más derogatoria para Jano-, sin reparar en que nada puede estimular el sentido lúdico del presidente como que alguien enfatice sus transgresiones.

Y quienes desde la derecha de carril, lindante con la caverna, no conciben que esa interlocución crítica pueda ser compatible no ya con el respeto institucional sino con la cordialidad y el aprecio personal han acusado a mi amigo de bailarle el agua a un hombre abominable al que antes de empezar a hablar habría que arrojar a la hoguera, como mínimo en efigie.…  Seguir leyendo »

Querido J:

Jordi Pujol cumplió el otro día 80 años y los celebró con un artículo en La Vanguardia en el que decía que no quería celebraciones porque él es el Niño del Hoyo, el Noi del Clot en vernáculo, que, ¡lo que es la vida!, es también como le llaman al cantante Loquillo. Te lo resumiré rápido. Empezando con sus propias palabras:

«El chico de la hondonada vivía en un oasis. Era su casa. Había aprendido allí las canciones de niño. Había vivido en el oasis con sus padres y sus hermanos. Y con los amigos. Amaba aquel oasis. Pero era un oasis amenazado.…  Seguir leyendo »

Hoy arranca un Mundial de fútbol marcado desde hace meses por las dudas en torno a la capacidad de Sudáfrica para organizar el evento. La falta de seguridad en este país se percibe como la principal amenaza para el correcto desarrollo del torneo, y los temores no han hecho sino crecer tras los recientes asaltos a periodistas y jugadores. La preocupación por la peligrosidad de las calles se traslada desde esta misma tarde a los estadios, donde el maridaje entre fútbol y violencia observa lamentablemente un largo historial.

Un policía me dijo una vez que si vinieran los marcianos y vieran que los organizadores llevan a los hinchas en autobuses al campo, que allí los tienen separados por vallas vigiladas por la policía y que, al terminar el partido, sólo sueltan a unos cuando los otros ya han desaparecido del campo de visión, para que no se crucen los unos con los otros, se preguntarían: «¿Qué clase de fieras son estas?».…  Seguir leyendo »

Cada vez que se comete un crimen horrendo nos volvemos a preguntar qué hacer para impedir su repetición, si la disuasión del delito es toda la posible, si no habrá penas más duras que nos preserven de tan estúpida crueldad. Deseamos incluso borrarla del pasado. Si no su daño, ya irreversible, sí al menos su injusticia, castigando a su autor con una severidad paralela a la del delito.

Sin embargo, no somos ni dioses ni delincuentes. Ni podemos eliminar el delito con la pena, pues no hay alquimia que reste el injusto del pasado con la justa imposición de un mal, ni podemos prevenir el crimen de cualquier manera.…  Seguir leyendo »