El País (Continuación)

El despliegue de las renovables en España está provocando una imagen cuanto menos curiosa: mientras la patronal se envuelve en la bandera ecologista, los ecologistas se resisten a los nuevos tiempos... El mundo al revés. En realidad, es el eterno pulso para saber quién tiene el poder real en nuestra sociedad, si la economía y el Ibex 35 o la política y el interés general. El capitalismo o la democracia. Quien controla la energía, controla el mundo, o al menos, las posibilidades de desarrollo y de futuro de un país como el nuestro. Si esto es verdad siempre, lo es aún más en un contexto como el actual, marcado por la crisis energética y una escalada militar en Europa que, como ha advertido Rafael Poch, podría desencadenar una guerra mundial.…  Seguir leyendo »

Un nuevo sol de moderación alumbra nuestra vida pública. Borja Sémper ha dejado Ernst&Young y la poesía para volver al partido. Núñez Feijóo posa en las revistas con atuendo minimalista de liberal holandés. Dos viejos maestros pasteleros —Bendodo y González Pons— vigilan la temperatura en el obrador de Génova. Y aunque Ayuso todavía es la reina de los selfis, en las terrazas de la calle Jorge Juan todo el mundo pagaría una copa al más ilustre de sus asiduos: Mariano Rajoy, a quien no se veía tan feliz desde los días de whisky y rosas de su Gobierno en funciones. Incluso Javier Arenas, que deja por joven a Matusalén y por simple a Andreotti, ha regresado a unos predios —el Senado— que parecen hechos para su uso y disfrute.…  Seguir leyendo »

Seguramente estos titulares le suenan: “Detenido el jefe de la mafia”. “Golpe a la mafia, gana el Estado”. Quizás esté pensando en algunos, iguales o parecidos, que ha leído esta semana, tras la detención del boss mafioso Matteo Messina Denaro. Y no se equivoca. Pero esos dos en concreto son del 12 de abril de 2006. El día anterior la policía había detenido a Bernardo Provenzano, en ese momento máxima autoridad de Cosa Nostra, la criminalidad organizada con base en Sicilia. Él también, igual que Messina Denaro y los demás jefes detenidos tras años de búsqueda, se escondía en su tierra.…  Seguir leyendo »

El tiempo de los narcisistas

De un tiempo para acá, una palabra que antes era especializada, o que formaba parte solamente del léxico de ciertas profesiones, ha estado apareciendo en la prensa y en discursos diversos, como si hubiera descubierto de repente los placeres de vivir al aire libre. La palabra es narcisista; la hemos visto aplicada a Donald Trump, por ejemplo, y, como narcissist es un sustantivo, ha venido acompañado de adjetivos para describir mejor al expresidente: maligno es uno de los más usados. No sé cuándo haya empezado esta palabra a hacerse presente en nuestra conversación de todos los días, pero hace poco me encontré —es la maldición de los que acumulamos revistas— un artículo de Vanity Fair publicado allá por los meses remotos de 2015, cuando el mundo era otro en parte porque Donald Trump no había sido elegido todavía.…  Seguir leyendo »

En nombre del sentimiento de culpa, una amiga sigue creyendo que algo hizo para merecer que su exnovio le hablara mal a menudo. Por eso, volvía una y otra vez con él, pese a ser una mujer de 31 años, informada, con recursos. Imaginemos, pues, lo peligroso de que Vox pretenda recuperar la culpa, elevándola a categoría de política pública contra las mujeres libres, como en el caso del protocolo antiabortista de Castilla y León.

Es el efecto clave de utilizar la culpabilización como estrategia política: revienta la columna vertebral de los esfuerzos que viene haciendo nuestra sociedad, desde hace años, por la emancipación femenina.…  Seguir leyendo »

El final del 2022 quedó marcado por una nueva escaramuza en la batalla entre Hungría y la UE, en la que los líderes europeos están reteniendo alrededor de 5.800 millones de euros en fondos de recuperación poscovid-19 a causa del retroceso democrático en el país gobernado por Viktor Orbán y su partido Fidesz. Esta decisión ha llegado tras años de advertencias por parte de grupos internacionales de la sociedad civil acerca de la represión organizada por parte del Estado a las operaciones de oponentes políticos, periodistas, universidades, organizaciones no gubernamentales (ONG) y medios de comunicación independientes, así como una creciente ola de preocupación entre los eurodiputados acerca de la dirección que seguirá Hungría en el futuro.…  Seguir leyendo »

Sin duda, que la inflación general en España se sitúe en diciembre en 3,6 puntos por debajo de la eurozona es una buena noticia. Pero no debiera serlo tanto como para dar pie a balances triunfalistas. Y esto es así porque si atendemos a la inflación estructural —la subyacente— alcanza un 7%, similar a la media europea. Para dar otro dato que evite cualquier tipo de euforia: casi la mitad de los productos que definen la cesta de la compra ha crecido más de un 7% en el último año.

Por tanto, aunque algunas medidas han sido exitosas en la contención de la inflación general (singularmente, la excepción ibérica que ha contenido los precios energéticos), hay un hecho muy relevante para explicar lo que está ocurriendo en nuestro país: la inflación no tiene solo su origen en el incremento de los precios internacionales sino también en el aumento de los precios internos impulsado por unos márgenes de beneficio disparados.…  Seguir leyendo »

Hace 30 años, estuve en Praga y Bratislava para cubrir en los medios el “divorcio de terciopelo” entre la República Checa y Eslovaquia. Bratislava celebraba en las plazas su separación de Chequia, a pesar de estar a 15 grados bajo cero. Las calles nevadas de Praga, en cambio, estaban desiertas. Los checos no tenían ninguna razón para celebrar y se quedaron en casa reflexionando sobre la disolución del país. Mientras el mundo admiraba ese divorcio pacífico, que tanto contrastaba con la guerra que en el mismo momento desencadenaban los políticos nacionalistas serbios en la antigua Yugoslavia, muchos checos suspiraban, melancólicos: “Si quieren irse, que se vayan”.…  Seguir leyendo »

Las noticias publicadas a lo largo de esta última semana según las cuales Joe Biden conservaba (en una oficina que usó entre 2017 y 2020 y en su domicilio personal de Wilmington) dos grupos de documentos clasificados que le habían sido entregados durante su etapa como vicepresidente de Barack Obama han provocado la inmediata reacción de Trump y sus seguidores, que exigen que se le aplique el mismo rasero que al expresidente republicano y que se le investigue con dureza.

Vaya por delante que los hechos son muy embarazosos para Biden: tras criticar abiertamente a su antecesor por retener cientos de documentos clasificados en su residencia de Mar-A-Lago, ahora el presidente se ve envuelto en una polémica similar.…  Seguir leyendo »

Ante un futuro plagado de incertidumbre, nuestra sociedad bascula entre dos narrativas contrapuestas: la primera pone el acento en un individualismo arrogante y la ley del más fuerte. El discurso alternativo, más disperso, se articula sobre la comunidad, la interdependencia y la confianza. Propone un desarrollo inclusivo y sostenible que nos salve a todos, empezando por el planeta.

Nadie representa mejor la era de la Arrogancia 4.0 que los magnates superestrellas digitales. Sus apariciones públicas exhiben un frenesí de brazos y cuellos reventones, pectorales marcados bajo ajustadas camisetas y americanas, trajes de astronauta o de esgrima. El cuerpo musculado es el contenedor de una masculinidad de macho alfa, acompañada de signos de destreza heterosexual (mujeres espectaculares; muchos hijos).…  Seguir leyendo »

Mario Vargas Llosa entrará en la Academia Francesa el próximo 9 de febrero, algo extraordinario para un escritor que no es nativo de esa lengua, y esta es una noticia que se pierde entra la vocinglería chabacana, que busca arrastrarlo de los pies hasta el frívolo barrial de las revistas del corazón; arrastrarlo desde las alturas de la biblioteca La Pléyade, ese olimpo literario donde está Borges, y están también Proust, Joyce, y Kafka, y Tolstói, que no cupieron en los parámetros a veces justos, pero también a veces burocráticos, geográficos, o de conveniencia política, del premio Nobel.

De todas maneras, un autor no es recordado generaciones después por formar parte de la lista de los Nobel, como se recordará a Vargas Llosa.…  Seguir leyendo »

Una de las pocas leyes incontestables de la historia es aquella según la cual cada nueva tecnología engendra su propia catástrofe. Sin la invención del barco la humanidad jamás habría conocido los naufragios. Hubo que esperar a la llegada del tren para ver el primer descarrilamiento. Como especie, avanzamos por los siglos sorteando precipicios previamente inconcebibles. El último año se despidió con la aparición de un chat de inteligencia artificial asombrosamente elocuente, de acceso abierto y gratuito, que dejó estupefactos a millones de internautas. Cuesta saber qué causa más desconcierto, si la velocidad con la que el nuevo ingenio genera sus textos o la soltura con la que ofrece respuestas convincentes a cualquier tipo de preguntas.…  Seguir leyendo »

La inflación es un problema económico de primera magnitud para nuestras economías, empresas y hogares. Sin embargo, y a pesar de su carácter transversal, sus efectos no son iguales para todos, como tampoco lo son las políticas que se ponen en marcha para combatirla. No en vano, las causas que la provocan pueden ser de muy distinta naturaleza, y es evidente que se requieren remedios adaptados al origen particular de la subida de precios en cada caso.

Es muy importante acertar con el diagnóstico y las políticas que aplicamos, porque determinarán en gran medida el reparto del coste entre las y los asalariados, las empresas, el erario público y los distintos territorios o Estados.…  Seguir leyendo »

Dentro de Inditex, a las dependientas se las conoce como “las niñas”, según han publicado Business Insider y otros medios. No deja de ser como cuando en Estados Unidos, en tiempos de la segregación y las leyes racistas Jim Crow, a los hombres negros adultos se les llamaba boys, siempre boys. Nunca men. Las niñas, o el personal de tiendas, que suponen más de un 80% de la plantilla global de la empresa que ahora lidera otra mujer, Marta Ortega, están inmersas en una lucha sindical para que el gigante textil les suba el sueldo 500 euros al mes y equipare sus ventajas con las que ya disfrutan el personal de logística, fábrica y centrales.…  Seguir leyendo »

El malestar psíquico como la angustia y los trastornos mentales como la depresión o trastornos de ansiedad no se manifiestan por igual en distintas poblaciones y culturas. Lo hacen de distinta forma en Nigeria que en España y lo hacen de distinta forma también en España en gitanos y payos. No hace falta dedicarse a la psiquiatría transcultural para saber esto. La forma de expresión de la psicopatología está condicionada por patrones sociales, culturales, educativos, de género o sexuales . Así, una misma patología se puede presentar más frecuentemente como anorexia nerviosa en mujeres o vigorexia en hombres o la esquizofrenia tiene un distinto pronóstico y edad de inicio media en hombres y mujeres.…  Seguir leyendo »

Las nuevas servidumbres emocionales se escriben con caracteres invisibles. El sujeto actual se siente asediado por un permanente afán de producción, por una dinámica voraz en la que la rapidez (como medida temporal), la rentabilidad (como valor fundamental) y la ansiedad (como estado anímico normalizado) se encumbran como adalides de nuestra contemporaneidad.

La felicidad del ciudadano medio consiste hoy en su capacidad de adaptación a esta dinámica, endulzada por mensajes como “eres tu propio empresario” o “puedes conseguir cuanto te propongas”. El individuo debe permanecer en un continuo estado de alerta que lo aferra a un mecanismo silenciosamente opresivo. A su través, la libertad queda definida como la capacidad para acoger de buen grado todo aquello que convierte su vida en un proyecto emprendedor: las prisas, la espera de expectativas jamás cumplidas, la aceleración de los procesos vitales o la difuminación de la frontera entre tiempo libre y tiempo de trabajo.…  Seguir leyendo »

Tsunami

Qué posibilidades hay de que un escritor se encuentre en el lugar y momento exacto de una tragedia de dimensiones colosales, y que sobreviva, y que tenga la oportunidad de poder contarlo. Sin tener que hacer ningún esfuerzo, se despliega ante él algo difícil de lograr: una historia, y no una historia cualquiera, sino una de esas historias que nos calan los huesos, con la muerte real y masiva. Este escritor sólo tiene que utilizar su talento y narrar lo vivido. Ya no tiene que rascar los testimonios de otros, ni devanarse los sesos para lograr una ficción correcta, ni recurrir al subterfugio de quien no encuentra una historia: escribir sus irrelevantes dramas cotidianos para armar un libro que, aunque al final resulte una buena obra, en el proceso ha ido soportando bandazos de un lado a otro, en una borrachera de sinsentidos y aburrimiento.…  Seguir leyendo »

Intenté decirle a mi madre que se iba a morir en tres ocasiones. Las dos primeras no salieron del todo bien. Ella me preguntaba y yo le explicaba que tenía difícil solución, que la quimioterapia no estaba funcionando, que las metástasis eran muy agresivas... pero al mismo tiempo encogía los hombros, dejaba la incertidumbre, la posibilidad de una salida. Aunque sentía la determinación de decirle la verdad, llegado el momento me cogía el vértigo, como si la estuviera arrojando a un vacío cósmico.

La tercera vez fue la definitiva. Mamá llevaba días recibiendo cuidados paliativos en casa, a nuestro cargo, en una situación muy dura para todos.…  Seguir leyendo »

Recuerdos de Charles Simic

Alguna utilidad práctica tiene la literatura: Charles Simic ha muerto, en estado de demencia, en un asilo de ancianos, pero el fulgor y la negrura de sus recuerdos se preservan intactos en los poemas que escribió, en sus cuadernos de apuntes, en sus libros de memorias, en los que no hay ni rastro de languidez o de complacencia en el pasado, sino una voluntad testimonial concentrada en la observación de los detalles que revelan las tragedias del mundo, algunas de las cuales él presenció con sus ojos de niño. Hombre irónico y amante de los placeres de la vida, Simic detestaba todas las generalizaciones y las grandes palabras, todas las teorías, todas las utopías, todas las obsesiones de pureza.…  Seguir leyendo »

Grupos de manifestantes exhibían folios en blanco para protestar contra la política del Gobierno chino frente a la covid, en una protesta en Pekín el pasado 27 de noviembre.MARK R. CRISTINO (EFE)

Entre las paradojas evidentes que genera cualquier régimen dictatorial, está la que China nos ha ofrecido en los últimos meses: el símbolo de la protesta de una sociedad con una escritura milenaria ha sido justamente no usarla. La protesta de los chinos hacia las medidas anticovid de su Gobierno ha consistido en salir a la calle con un folio en blanco entre las manos.

Que una protesta en China se haga no escribiendo es un curioso levantamiento. Desde el siglo XX y, sobre todo, desde la etapa comunista, el país asiático emprendió de forma deliberada un proceso de planificación lingüística. En una nación extensísima que habla al menos ocho lenguas ininteligibles oralmente entre sí y con decenas de variedades internas, el régimen comunista trató de hacer su revolución lingüística interviniendo sobre los dominios de uso de la lengua en la vida social, el tipo de escritura y la variedad lingüística utilizada.…  Seguir leyendo »