Policía 3.0: un proyecto de todos

El perfil de la Policía Nacional en Twitter superó la semana pasada los 500.000 seguidores. Este éxito nos sitúa como institución líder a nivel mundial en las redes sociales. Es un buen momento para darle las gracias a todos los ciudadanos que, de una forma u otra, colaboran con la Policía Nacional. Y también es una buena ocasión para presentar públicamente el Plan Policía 3.0 con el que pretendemos transformar la Policía para adaptarla a los nuevos tiempos.

Hay que transformar con sentido común. No se trata de cambiar lo que funciona. Hay que conservar lo importante, esto es, que España siga siendo un país seguro; que nuestra Policía siga siendo una de las instituciones públicas mejor valoradas por los ciudadanos. Y hay que poner en valor el principal activo con que cuenta nuestra organización: el trabajo de los más de 70.000 policías que velan cada día por que los ciudadanos puedan ejercitar sus derechos constitucionales en un ambiente de libertad y confianza, poniendo en juego su propia vida si fuera necesario, como lo fue en el caso de nuestros héroes de Orzán.

Sin embargo, nos ha correspondido vivir en una época de cambios que se producen con una velocidad y profundidad hasta ahora desconocidas, empujados por los efectos de la globalización y el incuestionable avance de la tecnología. Nuestro país se incorporó hace años al tren de las tecnologías de la información y hoy internet es una realidad consolidada y omnipresente en España. El escenario de los próximos años será el de una sociedad más compleja, más interconectada y en constante cambio. En este escenario, la Policía Nacional no puede quedar al margen.

El Plan Policía 3.0 pretende la transformación de la Policía Nacional en una verdadera Policía Inteligente mediante la utilización intensiva de las innovaciones tecnológicas y un uso más eficiente de los recursos. El objetivo es lograr que España sea una país todavía más seguro, tanto en la calle como en el ciberespacio.

Desde la Policía Nacional deseamos transmitirles una visión positiva sobre la seguridad en los servicios de la Sociedad de la Información. Nuestro concepto es que una Red abierta y libre es una Red segura. Sabemos que los ciudadanos navegarán por internet y emprenderán actividades en línea cada vez más sofisticadas en la medida en que estén convencidos de que tanto ellos como sus hijos pueden confiar plenamente en las tecnologías de la información. Porque deseamos un desarrollo libre y seguro de los servicios en internet es por lo que el Plan Policía 3.0 convierte por primera vez la lucha contra el cibercrimen en una prioridad estratégica de la Policía Nacional.

En la actualidad, el cibercrimen es el tercer delito más lucrativo a nivel mundial, después de la prostitución y el tráfico de drogas. La Policía Nacional posee desde hace años un gran prestigio en la lucha contra esta modalidad delictiva, especialmente por el trabajo realizado por la Brigada de Investigación Tecnológica (BIT). Sin embargo, la digitalización de la vida cotidiana, la complejidad tecnológica y la innovación constante han derivado en un crecimiento muy notable del cibercrimen a nivel mundial. La Policía Nacional lucha contra las estafas y ventas fraudulentas a través de internet; contra las execrables redes de intercambio de pornografía infantil; y contra los grupos organizados de distribución de virus y de todo tipo de malware.

A tal fin, la Policía Nacional ha elevado el rango jerárquico de la BIT con la intención de duplicar el número de efectivos policiales que luchan contra el ciberdelito. Así mismo, el Plan Policía 3.0 contempla la dotación a los policías de nuevas herramientas informáticas en consonancia con el avance imparable de la tecnología; la permanente formación especializada en tecnologías de la información; la revisión del marco legal con el fin de mejorar la investigación judicial de los ciberdelitos; y la creación de un Equipo de Respuesta a Emergencias Informáticas (por sus siglas en inglés, CERT) compuesto por expertos en seguridad informática para la prevención de ataques informáticos y la efectiva recuperación de los sistemas informáticos.

Una segunda vertiente de actuación del Plan Policía 3.0 es la implantación de una comisaría virtual. El objetivo es que el ciudadano realice los trámites a través de internet, con plena garantía jurídica, de igual forma que si lo hiciera presencialmente en una comisaría. De esta forma se conseguirá evitar molestias innecesarias a los ciudadanos, con el consiguiente ahorro de tiempo en desplazamientos, al tiempo que se descongestionan las comisarías y se evitan colas y esperas innecesarias.

Los servicios que se podrán realizar a través de la comisaría virtual serán los de renovación del DNI electrónico a través de internet y la presentación de denuncias por internet, sin necesidad de ratificar y firmar posteriormente la denuncia en la comisaría. Así mismo, está previsto generalizar el uso de la cita previa en los trámites de documentación de españoles y extranjeros; facilitar el pago de las tasas a través de medios electrónicos y la utilización de los mecanismos de firma electrónica para el envío de documentos electrónicos a las autoridades judiciales u otros organismos.

Así mismo, se renovará la página web y la sede electrónica, para hacerlas más fácilmente comprensible y accesible a los ciudadanos; se incorporarán las redes sociales a la comisaría virtual, dando gran importancia a este medio de comunicaciones bidireccional con los ciudadanos; y se desarrollarán aplicaciones para dispositivos móviles para la localización de comisarías, para realizar la cita previa para DNI y pasaporte, o para el envío de señales de emergencia.

En línea con la puesta en marcha de la comisaría virtual, el Plan Policía 3.0 pretende dar un decisivo impulso a la utilización del DNI electrónico por los ciudadanos. El DNIe es un potente instrumento que fue pionero a nivel mundial y que, sin embargo, no ha desplegado su enorme potencial de beneficios. En el momento actual, más de 33 millones de ciudadanos españoles disponen del DNI electrónico. A la nueva versión del DNI le denominamos DNIe 3.0 y será más fácil su instalación y uso por todos, al tiempo que contará con medidas de seguridad de lucha contra en ciberdelito.

Otra línea estratégica del Plan Policía 3.0 es la seguridad ciudadana inteligente. El plan diseña un nuevo sistema de patrullaje inteligente que se complementará con el equipamiento de tecnologías de movilidad para los policías en la calle. Estas tecnologías permitirán que los agentes accedan de forma inmediata a servicios de transmisión de vídeo y de información contenida en bases de datos, mejorando notablemente las funcionalidades actuales de los servicios de voz. Además, el sistema de patrullaje inteligente permitirá transformar las salas del 091 en centros inteligentes de mando, comunicación y control.

En otro orden de cosas, quiero destacar la apuesta decidida del Plan Policía 3.0 para modernizar los procedimientos internos de la Policía Nacional. En esta línea de trabajo se encuentra en primer lugar el reto de lograr una Administración sin papeles. La Policía Nacional se ha propuesto digitalizar la mayor parte del papel que genera mediante la implementación de sistemas de archivo electrónico. Así mismo, se utilizará una plataforma común de asientos registrales; se pondrán en marcha herramientas virtuales de trabajo colaborativo que permitan compartir información; se extenderá un portafirmas digital, en especial entre los altos cargos; y se pasarán a formato digital todos los documentos de gestión económica y de recursos humanos.

Las medidas de modernización interna y de ahorro de costes hacen necesaria la actualización de la infraestructura tecnológica con que cuenta la Policía Nacional. La racionalización y consolidación de la infraestructura tecnológica pasa por el diseño y puesta en marcha de un cloud privado que centralice toda la infraestructura tecnológica de la Policía Nacional.

La última medida del Plan Policía 3.0 que le comento es la reducción de costes y la introducción de la eficiencia en la gestión operativa de los recursos. A pesar de los presupuestos restrictivos, la Policía Nacional se ha esforzado en hacer más con menos. Por tanto, se hace imprescindible el control y racionalización del gasto de todas las unidades policiales, facilitando un modelo de gestión de la seguridad orientado a la calidad y a la optimización en la asignación de recursos humanos, materiales y económicos.

Para finalizar, quiero destacar que estoy convencido de que el compromiso del Cuerpo Nacional de Policía con el Plan Policía 3.0 estará a la altura de las demandas de seguridad planteadas por nuestra sociedad, para servir de garante de que España es un país seguro y lo seguirá siendo en los años venideros.

Ignacio Cosidó es el director general de la Policía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *