¿Por qué activar UPYD?

Son muchas las personas que me preguntan diariamente: ¿pero UPYD no ha muerto? ¿Pero qué vais a poder ofrecer a la gente distinto de los demás partidos? ¿Merece la pena seguir luchando por un proyecto que la gente da por desaparecido?

Cada día que pasa es más fácil contestar a todas estas preguntas. De hecho, los partidos con más representación en el Congreso son mis principales aliados a la hora de contestar todas estas cuestiones.

Actualmente cada vez son más los españoles que, pese a interesarles o gustarles la política, están bastante cansados o hartos de lo que vemos a diario a través de los medios de comunicación sobre aquellos que dicen ser nuestros representantes. Digamos que la vergüenza ajena empieza a ser uno de los sentimientos más comunes entre la ciudadanía que sigue una tertulia conformada por políticos de los cuatro partidos, eso si no deciden antes cambiar de canal o de emisora para evitar el bochorno. Esa situación, cada vez más generalizada, hace que muchas personas se acuerden de UPYD con cierta nostalgia.

Cuando la sociedad observa atónita cómo el PSOE cambia de discurso cuando, por ejemplo, rechaza el tratado de la Unión Europea con Canadá de 1598 páginas en tan solo 140 caracteres de un tuit, se escenifica claramente su falta de coherencia y, en cierto modo, la improvisación continua en la que están inmersos los socialistas. Así pues, trabajar para relanzar un partido que ha mantenido un discurso coherente durante sus casi 10 años de historia, sin cambiarlo o modularlo en función del territorio de España en el que nos encontremos, es bastante reconfortante. Es decir, las incoherencias del PSOE ponen en valor a los que tenemos discursos estables y no encorsetados a la estrategia de comunicación de turno.

Qué decir de nuestros amigos de morado. Al ser yo portavoz nacional de un partido que se ha dejado la piel para combatir la corrupción en este país, considero estar legitimado para criticar con dureza las acciones de Podemos en esta materia. ¿Cuántos corruptos ha sentado Podemos en los tribunales con su tramabús? Se dice que las comparaciones son odiosas, pero con los datos en la mano, en UPYD hemos hecho mucho más por acabar con la corrupción que la formación de Iglesias.

La conclusión es que los podemitas utilizan la corrupción únicamente para ensamblar su discurso antisistema. Ese discurso que busca derrumbar las instituciones que han dado a España el Estado de Bienestar que hoy disfrutamos. Por lo tanto, impulsar un partido como UPYD que supo plantar car a los corruptos con el máximo respeto a las instituciones y al marco jurídico vigente, es hablar de una forma diferencial de hacer política por la que merece la pena trabajar.

Respecto a Ciudadanos, ese partido que muchos repetían de forma interesada que es nuestro hermano gemelo, ha mirado para otro lado cuando los Presupuestos Generales del Estado apuestan por la desigualdad entre españoles, en vez de buscar la prosperidad conjunta de toda España. Los diputados naranjas saben perfectamente que el apoyo del PNV a dichas cuentas no ha sido gratuito. Ciudadanos acepta la negociación con el nacionalismo vasco pero porque piensa en clave catalana. Es decir, ha quedado patente que los intereses de la formación naranja en Cataluña están muy por encima de la igualdad entre españoles que dicen defender.

Me considero defensor de las políticas de centro, así que posiblemente soy uno de los grandes decepcionados por la forma de actuar de Rivera y los suyos. Y no entro a analizar en detalle su política municipal, pues están dando una imagen lamentable en cientos de ayuntamientos a lo largo y ancho del país. Por lo tanto, querer devolver a UPYD a la primera línea de la política española, aunque solo fuese por tener en el Congreso a un partido profundamente comprometido con la igualdad entre todos los ciudadanos de un mismo país, sería razón más que suficiente para despertarse cada mañana y defender las siglas magentas.

Sobre el Partido Popular, todo está dicho. La soga de la corrupción les está ahogando y su forma de sacar a España de la crisis les va a pasar una importante factura electoral. No debemos aceptar la fórmula basada en precarizar los empleos, de tener población trabajando con sueldos que no les permite llegar a final de mes, como únicas medidas del PP para sacar adelante este país. Es desesperante no haber aprendido nada de estos años de recortes. Las reformas destinadas a que España gane en competitividad y mejore nuestro modelo económico siguen brillando por su ausencia.

Digamos que la política del Gobierno ha sido muy poco ambiciosa e injusta con aquellos que peor lo han pasado en los últimos años. Entonces, apostar por unas siglas como UPYD que quiere buscar una mayor eficiencia en el gasto público, abordar los cambios necesarios en materia de energía e infraestructuras para tener una España verdaderamente competitiva y próspera es algo que nos gusta y hace que sí merezca la pena seguir luchando.

¿Por qué tendría que cerrar un partido que tiene un discurso firme, coherente, que defiende sin ningún tipo de complejo una política seria, honesta, responsable e integra? Sé que lo principal es hacer llegar a la gente que UPYD sigue ahí con ganas de ofrecer un servicio a la sociedad. Sabemos que para ello tenemos que activar todas nuestras estructuras, concejales, consejos territoriales, etc. para conseguir juntos volver a la primera división de la política.

Tenemos que activar UPYD, tenemos que activar la buena política, porque se lo debemos a todas esas personas que están decepcionadas al ver que los grupos políticos del Congreso se centran en estrategias partidistas en vez de dar respuestas y soluciones a nuestros problemas. Activemos UPYD por nuestras familias, amigos, vecinos, conciudadanos… En definitiva, activemos UPYD por España y los españoles.

Cristiano Brown es el portavoz nacional-presidente de UPYD y concejal del grupo municipal de esta formación en el Ayuntamiento de Las Rozas (Madrid).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *