Recursos para una realidad cambiante

Por Anna Erra, concejala de Educació del Ayuntamiento de Vic (EL PERIÓDICO, 22/10/08):

Una de las principales preocupaciones del Ayuntamiento de Vic ha sido, de unos años a esta parte, la necesidad de integrar a los recién llegados. Vic tiene una tasa de inmigración del 23%, y la necesidad de gestionar una realidad cambiante ha obligado al consistorio a tomar esta iniciativa. Se lo planteó hace ya más de 10 años, a partir de aplicar el llamado modelo Vic, en el que participan todas las escuelas de la ciudad, y vuelve a hacerlo con la creación de los espacios de bienvenida educativa (EBE).
El constante goteo de alumnos recién llegados, la mayoría con necesidades educativas especiales, justifica la necesidad de articular un nuevo sistema de entrada en el mundo educativo, que permita a los profesionales trabajar con nuevas herramientas más efectivas. En el transcurso del curso 2007-2008 se escolarizaron en Vic un total de 324 nuevos alumnos, cifra que significa el 5,42% de los alumnos que finalizaron el curso escolar en la ciudad. A estas cifras se suma la existencia de 1.636 alumnos con necesidades educativas especiales, una cifra que supone más del 26% del alumnado de la ciudad.

LOS ESPACIOS de bienvenida educativa abrieron sus puertas el pasado 8 de septiembre con 21 alumnos nuevos. La experiencia es novedosa, primeriza y constituye una clara apuesta del ayuntamiento de Vic y del Departament d’Educació con la firme voluntad de facilitar las cosas a los alumnos que llegan a la ciudad y a sus familias.
Estos espacios son de carácter transitorio. Transitorio porque alojan al alumno desde que llega a la ciudad –y se efectúa la consiguiente inscripción en la Oficina Municipal de Escolarización– hasta que es asignado a un centro educativo por parte de la comisión de escolarización, con los procesos de acompañamiento al centro que se derivan. Este carácter transitorio, que no excederá de un mes, suple el vacío que suponía para los alumnos en edad de ser escolarizados la estancia en casa, a la espera de recibir plaza. Por lo tanto, la incorporación al espacio de bienvenida educativa no va en contra de la escolarización obligatoria del alumno, sino que es un elemento más que hay que añadir al proceso de acogida del alumno.
Así, los EBE se constituyen en un elemento de acogida, de bienvenida: como su nombre indica, es la puerta que abrirá el ciclo educativo de cualquier alumno recién llegado. Asimismo, este espacio hace posible que se empiecen a trabajar con los alumnos desde el primer momento, al facilitar los instrumentos esenciales para garantizar la mejor incorporación posible a la escuela y la ciudad.
Otra de las características más destacables de los EBE es el trabajo integral que llevan a cabo. Se trata de una labor que abarca tanto a las familias como a los chicos y chicas, ya que se pone a su disposición una información necesaria referente a los servicios públicos y a la realidad ciudadana que, muchas veces por desconocer a quién recurrir, les cuesta obtener. La capacidad de facilitar la integración, no solo de las familias sino también de los propios EBE, es uno de los elementos más atractivos que nos aportan.

EL CATALÁN es la lengua vehicular de la enseñanza en Catalunya. Su conocimiento es esencial para cualquier alumno que estudie en nuestro país. De esta forma, a los espacios de bienvenida educativa se derivarán todos los alumnos que no dominen la lengua catalana, tanto si su origen es español como si no lo es. El EBE pretende convertirse en el primer contacto que tengan estos alumnos con la lengua catalana, un contacto a través del cual se quieren poner los fundamentos para un conocimiento más sólido del catalán, en el que se profundizará en la escuela a través de la inmersión lingüística. Por lo tanto, los espacios de bienvenida educativa no actúan en contra ni desprestigian los éxitos obtenidos a través de la inmersión lingüística puesta en marcha por el Govern de la Generalitat de Catalunya en la década de 1980, sino que vienen a ser un elemento de apoyo a un proceso educativo exitoso.
La necesidad de desarrollar nuevas herramientas de acogida es muy importante, tanto para el trabajo de la comunidad docente como para el éxito de la integración en el aula del alumno recién llegado. Unas herramientas que deben suplir las lagunas que se han observado en el modelo de las aulas de acogida, facilitando su labor. En este aspecto, el Ayuntamiento de Vic también ha luchado para que este año la escuela concertada también disponga de aulas de acogida. Por lo tanto, de ninguna manera puede verse el modelo de aula de acogida y el de los espacios de bienvenida educativa como modelos antagónicos, sino como modelos complementarios con funciones bien diferenciadas.

LA LUCHA POR la calidad y la excelencia es la guía educativa del Ayuntamiento de Vic. Dentro de esta guía, los EBE deben convertirse en auténticos motores de introducción de los alumnos recién llegados a una sociedad distinta, y hacerlo de forma global, atendiendo a las necesidades iniciales de los chicos, pero también de las familias, mediante el desarrollo de un instrumento integral de educación de los primeros y de asistencia a las segundas. Un auténtico espacio de bienvenida.