Respondemos a las preguntas de la gente

En las últimas semanas los principales editores de Europa han argumentado que Google es demasiado dominante y que favorecemos nuestros propios productos, Maps, YouTube y Google Shopping, por ejemplo, en los resultados de búsqueda. Dada la grave naturaleza de estas alegaciones, quería estar seguro de que la gente supiera los hechos para que puedan juzgar la veracidad de dichas afirmaciones ellos mismos.

Si bien hemos tenido la fortuna de tener mucho éxito en Europa, no es cierto que Google sea “la puerta de entrada a Internet” tal y como sugieren los editores. Pensad en cómo usan los internautas Internet hoy en día:

Para leer las noticias, van directamente al sitio de su periódico o sitio de noticias preferido. Periódicos como Bild, Le Monde y el Financial Times obtienen la mayor parte de su tráfico online directamente (menos de un 15% procede de Google). O también siguen lo que otras personas están leyendo en Twitter.

Para reservar un vuelo o comprar una cámara para las próximas vacaciones, es tan probable que vayan a un sitio como Expedia o Amazon como que vayan a Google.

Si buscan reseñas sobre restaurantes o servicios locales, hay bastantes posibilidades de que acudan a Yelp o a TripAdvisor.

Si acceden desde un móvil, lo cual es cada vez más frecuente, irán directamente a una aplicación dedicada para comprobar los resultados deportivos, compartir fotos o buscar recomendaciones. La aplicación más descargada de Europa no es Google, sino Facebook Messenger.

Tampoco es cierto que estemos promoviendo nuestros productos en detrimento de los de la competencia. Mostramos en la parte superior los resultados que responden directamente a las consultas de los usuarios. Al fin y al cabo, desarrollamos Google para los usuarios y no para los sitios web. Os voy a dar algunos ejemplos de la vida real:

Si preguntáis qué tiempo va a hacer, aparecerán los resultados sobre el tiempo local en la parte superior de la página. Esto significa que los sitios dedicados a la meteorología se clasifican más abajo y obtienen menos tráfico. Pero, como es positivo para los usuarios, creemos que está bien así.

Pasa lo mismo si queréis comprar algo, sea lo que sea (zapatos, seguros, etcétera). Intentamos mostrar distintas ofertas y sitios web donde podáis comprar lo que buscáis, en vez de mostrar enlaces a motores de búsqueda especializados (que se clasifican en posiciones inferiores), donde tendríais que repetir la consulta.

Si buscáis instrucciones para llegar a la farmacia más cercana, aparece un mapa de Google con las que están más cerca e información para llegar a ellas. En este caso también creemos que es un gran resultado para los usuarios.

En todos los casos intentamos dar una respuesta directa a vuestras consultas porque es más rápido y menos complicado que los diez enlaces azules que solía mostrar Google. Esto es especialmente importante en los móviles, que tienen pantallas más pequeñas y donde es más difícil escribir. A muchos servicios de búsqueda especializados no les gustan estas mejoras porque implican menos tráfico para ellos. Como ha dicho el comisario de la Comisión Europea, Joaquín Almunia: “Imponer un tratamiento estrictamente igual… podría significar volver al antiguo mundo de cuando Google mostraba sólo diez resultados de búsqueda indiferenciados, también denominados los diez enlaces azules. Esto privaría a los usuarios europeos de las innovaciones en la búsqueda que Google ha introducido”.

Estamos de acuerdo. De hecho, las alegaciones realizadas ahora por los editores han sido investigadas ampliamente por legisladores de Europa y América desde hace más de siete años. Hasta la fecha, ningún legislador ha tenido objeciones a que Google ofrezca respuestas directas a las preguntas de la gente por la sencilla razón de que es mejor para los usuarios.

Por último, se dice que el éxito de Google reduce los incentivos de nuestros rivales por innovar e invertir, lo cual es malo para los consumidores. Sin embargo, el Financial Times publicó recientemente que empresas europeas de medios de comunicación, incluidas algunas de las que están detrás de las críticas de estos últimos días, están haciendo una gran inversión en motores de búsqueda especializados. Axel Springer explicó en un comunicado de prensa en que anunció sus inversiones más recientes: “Hay mucha innovación en el mercado de las búsquedas”. Los economistas os dirán que la innovación suele ser un síntoma de un mercado sano y competitivo.

Eric Schmidt es presidente ejecutivo de Google.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *