Una cumbre y una alianza estratégica

Chile es en estos días sede del encuentro del diálogo birregional, como escenario de la I Cumbre CELAC-UE, y la séptima que celebran los mandatarios de la UE y ALC.

61 Jefes de Estado y representantes de igual número de países de los dos continentes se han convocado para trabajar en una agenda que tiene como eje la cooperación sobre inversiones, configurándose como tema principal de la cumbre de Santiago: formar una alianza para un desarrollo sustentable que promueva las inversiones con calidad social y ambiental. Las inversiones son un “mecanismo virtuoso” para el crecimiento y el desarrollo social, como señala la CEPAL, pero no se trata de cualquier proyecto, ni a cualquier precio, sino inversiones respetuosas con el medioambiente, responsables con las comunidades locales y las leyes laborales y que ofrezcan certeza jurídica a los inversionistas. En suma, inversiones con rostro humano.

En este marco, se lanzará el primer Compendio Estadístico sobre Migraciones CELAC-UE y se dará el puntapié inicial a un proceso de negociaciones para un convenio marco sobre Seguridad Social entre los países de ambas regiones, similar al que existe en el espacio iberoamericano. Las Directrices CELAC-UE sobre Seguridad y Salud Laboral son otra de las iniciativas destacables en este encuentro. Se busca generar mejores condiciones de seguridad en el trabajo a nuestros trabajadores —incluyendo a los inmigrantes—, y garantizar sus derechos, en línea con los principios presentes en los convenios de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Al igual que en la cita de Madrid de 2010, que instó a la cooperación internacional para combatir graves delitos contra el derecho internacional, la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno reconoce el crimen organizado trasnacional como una amenaza para la estabilidad y el progreso de los países. Asimismo, se mantiene el compromiso birregional en la lucha contra la corrupción y el problema de la droga, entre otros retos que exigen una acción mancomunada y que reflejen las legítimas aspiraciones de nuestras sociedades de vivir y crecer en un mundo más seguro, pacífico, equitativo y solidario.

Este encuentro, a diferencia de los anteriores, adquiere una dimensión de Estado, en donde también se están encontrando parlamentarios, magistrados, rectores de universidades, empresarios y medios de comunicación, es decir, algunas de las principales instituciones de un país.

No podemos dejar de destacar un tema crucial de esta reunión, referida a la relación bilateral entre Chile y España. La visita de Estado del presidente Mariano Rajoy a Chile ha sido una oportunidad especial para que Chile y España ratifiquen su voluntad y disposición a seguir trabajando unidos por el desarrollo de sus pueblos. De inmediato esto ha tomado una dimensión práctica, a través de la firma este viernes 25 de enero de una importante alianza estratégica, un acuerdo histórico que profundiza las relaciones bilaterales y fija un marco de acción para los numerosos desafíos de las próximas décadas. Como destacó el presidente Piñera en la ocasión, “esta alianza es muy importante porque incorpora temas fundamentales como la colaboración en temas como la educación, la ciencia y la tecnología, la innovación y el emprendimiento. Esos son temas que van a ir en beneficio de ambos países”.

Estamos convencidos que esta cumbre, que se propuso apuntar alto, dará excelentes resultados, así como confirmará la necesidad y el imperativo histórico de consolidar una sólida relación entre Chile y España.

Sergio Romero Pizarro es embajador de Chile en España.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *