Una respuesta adecuada a un reto dramático

La preocupación de los ciudadanos de los estados miembros de la Unión Europea (UE) por los continuados y salvajes atentados terroristas perpetrados en los pasados meses exige una respuesta adecuada. Esa respuesta puede y debe ser la aplicación urgente y eficaz de las decisiones sobre seguridad y defensa recogidas en las conclusiones de la reunión del Consejo Europeo (CE) celebrado en Bruselas el pasado 15 de diciembre. Las importantes decisiones tomadas en esa reunión son una clara muestra de la atención dedicada a la seguridad y defensa por la más alta autoridad de la UE.

En las mencionadas conclusiones, el CE reiteró su adhesión a la Estrategia de Seguridad Interior de la UE 2015-2025 y consideró como un paso importante el acuerdo político sobre la directiva relativa a la lucha contra el terrorismo. El CE señaló también que se debía pasar rápidamente a la adopción de las propuestas sobre armas de fuego y sobre la lucha contra el blanqueo de capitales, así como a la aplicación de la nueva legislación sobre el registro de nombres de los pasajeros. El CE se congratuló del acuerdo alcanzado sobre el código de fronteras Schengen revisado, que instaura controles sistemáticos a los viajeros que crucen las fronteras exteriores de la UE. Por otra parte, el CE indicó que se debería alcanzar antes de junio de 2017 un acuerdo sobre el sistema de entradas y salidas y antes de finales de 2017 otro acuerdo sobre el sistema europeo de información y autorización de viajes para que aquellos viajeros exentos de la obligación de visado pasen controles sistemáticos.

En los puntos de las conclusiones dedicados a seguridad exterior y defensa, se señala que los europeos deben asumir una mayor responsabilidad en lo referente a su propia seguridad y se subraya la necesidad de la asignación de recursos adicionales suficientes teniendo en cuenta las circunstancias nacionales y los compromisos adquiridos. Los estados miembros de la Unión que son también miembros de la OTAN aplicarán las directrices de la Alianza sobre los gastos de Defensa. El CE pidió asimismo que se refuerce la cooperación en el desarrollo de las capacidades necesarias para la defensa. La UE y sus estados miembros deben ser capaces de contribuir a los esfuerzos colectivos, así como de actuar de forma autónoma cuando y donde sea necesario. El CE espera para finales de 2017 la revisión del mecanismo Athena para la financiación de los gastos comunes de las operaciones realizadas en el marco de la Política Común de Seguridad y Defensa de la UE. El CE refrendó las conclusiones de los Consejos de la UE de 14 de noviembre y de 17 de octubre de 2016 sobre la aplicación de Estrategia Global de la UE en materia de seguridad y defensa. En base a esas conclusiones, la alta representante presentará propuestas en los próximos meses sobre el desarrollo de capacidades civiles; los parámetros de una revisión anual coordinada de defensa; el proceso de desarrollo de capacidades militares; el establecimiento de una capacidad operativa permanente de planeamiento y conducción a nivel estratégico; el refuerzo del conjunto de instrumentos de respuesta rápida de la UE; los elementos para una cooperación estructurada permanente inclusiva, y la cobertura de todas las necesidades con arreglo al desarrollo de capacidades en apoyo de la seguridad y el desarrollo (DCSD). El CE pidió que se iniciasen rápidamente los trabajos sobre la propuesta de la Comisión relativa al DCSD para alcanzar un acuerdo en el primer semestre de 2017.

El CE invitó al Banco Europeo de Inversiones a que estudie medidas para apoyar las inversiones en investigación en el ámbito de la defensa. Además, solicitó a la Comisión Europea que presente propuestas en el primer semestre de 2017 para la creación de un Fondo Europeo de Defensa para el desarrollo conjunto de las capacidades acordadas por los estados.

El CE instó a que se adopten rápidamente medidas para dar seguimiento a las conclusiones del Consejo de la UE del 6 de diciembre de 2016 sobre la aplicación de la Declaración conjunta firmada en Varsovia por los líderes de la UE y de la OTAN para evitar duplicaciones y para garantizar la complementariedad entre la UE y la OTAN en lo que se refiere a amenazas híbridas, cuestiones marítimas, ciberseguridad, comunicación estratégica, capacidades de defensa, industria de la defensa e investigación sobre defensa y ejercicios militares, así como el desarrollo de capacidades para seguridad y defensa. El CE pidió que se aceleren los trabajos sobre seguridad exterior y defensa y que se le informe en marzo de 2017 para apreciar los progresos realizados. El CE aportará mayor orientación estratégica el próximo junio y mantendrá en su orden del día las cuestiones relacionadas con la seguridad y la defensa.

Federico Yaniz Velasco, vicepresidente de Euro Defense-España.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *