Operaciones navales de la OTAN en el Mediterráneo

Tema: La OTAN viene desarrollando operaciones navales en el Mediterráneo desde su creación, aunque en los últimos años han tenido mayor notoriedad sus actividades relacionadas con la lucha contra el terrorismo desde 2001 y para respaldar el embargo de armas a Libia en 2011.

Resumen: La OTAN siempre ha tenido interés por el Mediterráneo, por lo que ha mantenido en ese mar una estructura de mando, contado con agrupaciones navales, realizado ejercicios navales y llevado a cabo operaciones militares reales para imponer el embargo naval en los conflictos de Bosnia y Kosovo, luchar contra el terrorismo o la piratería y, ahora, llevar a cabo otro embargo marítimo frente a Libia. Este ARI describe la evolución de la estructura de mando y fuerzas, así como de las operaciones navales hasta llegar a la operación Unified Protector con la que se impone el embargo marítimo a Libia.

Análisis: Al crearse la OTAN en 1949 y nacer con vocación marítima, para unir la orilla occidental europea con la oriental norteamericana en caso de conflicto con la URSS, no olvidó la importancia del Mediterráneo, estableciendo uno de sus mandos operacionales principales en Nápoles, ciudad que también contaría con el Mando Componente Marítimo (MCM) en la isla de Nisida, en la amplia bahía napolitana. Prácticamente desde su creación, la OTAN dispuso de una serie de agrupaciones navales de buques de superficie tipo destructor/fragata y otro de buque de medidas contra minas tipo cazaminas. Estas agrupaciones en número de cuatro, fueron repartidas por igual en el Atlántico y en el Mediterráneo con la diferencia que las primeras eran permanentes y las segundas on call, es decir sobre aviso pasando a denominarse STANAVFORLANTla agrupación de escoltas del Atlántico y NAVOCFORMEDla del Mediterráneo. En 1992, y con ocasión del conflicto yugoslavo, la agrupación de escoltas del Mediterráneo pasó a ser también permanente denominándose STANAVFORMED. En la última reorganización de la Alianza, ambas agrupaciones cambiaron de nombre el 1 de enero de 2005 denominándose Standing NATO Maritime Groups 1 y 2 (STNMG1 y 2), respectivamente, mientras que los dos grupos de medidas contra minas se denominarían igualmente Standing NATO MCM Group 1 y 2 (SNMCMG1 y 2),refiriéndose siempre el 1 al Atlántico y el 2 al Mediterráneo.

El mando operativo de los Grupos del Atlántico radica en el Cuartel General Marítimo Aliado en Northwood (MCC Northwood), Reino Unido, bajo el mando del almirante británico Trevor Howard, y los del Mediterráneo en el Cuartel General Marítimo de Nápoles (MCC Naples) bajo el almirante italiano Rinaldo Veri. Ambos almirantes dependen, a su vez, del comandante del Mando de Fuerzas Conjunto de Brunssum, Países Bajos, en el caso de Northwood y del de Nápoles en el caso del MCC Naples. Elgeneral alemán Wolf Langheld tiene bajo su mando el Joint Forces Command Brunssum y el almirante norteamericano Samuel J. Locklear III manda el Joint Forces Command Naples. Tradicionalmente, el Mando Aliado de Nápoles ha estado siempre dirigido por un almirante norteamericano, mientras que el de Brunssum lo ha estado bajo un general del Ejército de Tierra. Ambos oficiales generales dependen a su vez del comandante supremo de Europa (SACEURen sus siglas de inglés) siendo, al contrario de Nápoles y por primera vez en su historia, el comandante del Mando de Operaciones un almirante norteamericano, a pesar de su apellido griego, James Stavridis, que depende en temas militares del Comité Militar y siempre bajo la dirección política del Consejo del Atlántico Norte (NAC), tal y como refleja la Figura 1.

Operaciones navales de la OTAN en el Mediterráneo

Centrándonos en la Grupo Marítimo Permanente del Mediterráneo o SNMG2,hay que aclarar que es una fuerza marítima integrada multinacional, formada por navíos de las naciones miembros de la Alianza que operan conjuntamente como una sola unidad. El Grupo está permanentemente disponible para realizar una serie de cometidos al servicio de la Alianza, desde realizar ejercicios de adiestramiento hasta su participación en una respuesta de crisis y misiones reales de combate. Aunque su área normal de actuación es el Mediterráneo, puede ser desplazado allí donde la OTAN requiera su actuación, como es el caso del Océano Indico para luchar contra la piratería. La composición del Grupo varía de acuerdo con los navíos que aporten las naciones miembro, pero normalmente son siete u ocho escoltas tipo destructor o fragata, y su mando es rotatorio entre las naciones participantes que aporten buques. Actualmente el comandante del SNMG2 es el comodoro (OF 5) neerlandés Michiel B. Hijmans, que recibe órdenes directas del Mando Marítimo aliado de Nápoles, bajo el almirante Rinaldo Veri. Una de las actividades del SNMG1es la escala en puertos del Mediterráneo no sólo de los Estados miembros de la OTAN sino también de los que forman parte del Partenariado para la Paz, el Diálogo Mediterráneo o la Iniciativa de Cooperación de Estambul, siendo estas dos últimas los foros de cooperación de la OTAN con siete países árabes de la zona.

Tras los atentados del 11 de septiembre de 2001, el Consejo Atlántico movilizó la Agrupación Naval del Mediterráneo –todavía con las siglas de STANAVFORMED–, dentro de la operación Active Endeavour (OAE) para luchar contra el terrorismo internacional en aplicación del artículo 5 del Tratado de Washington. Desde el 6 de octubre de 2001, primero la STANAVFORMED y luego el SNMG2 han participado en apoyo de la operación Active Endeavour cuando han sido requeridos. En octubre de 2008 y a petición de las Naciones Unidas, el SNMG2 fue destacado a las aguas de Somalia para defender y proteger a los buques del Programa Mundial de Alimentosde los ataques de los piratas dentro de la Operación Allied Provider, permitiendo a los navíos fletados por ese Programa llevar alimentos a la población somalí. El 12 de diciembre de 2008 la agrupación fue relevada por el SNMG1no sin antes haber asegurado la llegada de 30.000 toneladas de alimentos al puerto de Mogadiscio, habiendo participado en la operación 1.000 marinos de la SNMG2.Posteriormente en junio de 2009 la SNMG2 volvió a participar en la misma operación, esta vez con el nombre de Ocean Shield, hasta noviembre de 2009 en sustitución de la SNMG1.

En el ámbito de la guerra de minas, la Standing NATO MCM Group 2, es una fuerza marítima multinacional integrada, formada por buques de medidas contra minas que operan juntos como una sola unidad para realizar una serie de cometidos que van desde los simples ejercicios hasta una respuesta de crisis y operaciones reales. Normalmente el SNMCMG2 opera en el Mediterráneo, pero puede ser destacado allí donde la Alianza lo requiera. Este Grupo se forma con las aportaciones de cazaminas y buques de mando de la OTAN y su mando que rota entre las naciones que aportan buques. El comandante actual del Grupo es el capitán de navío griego Georgios Pelekanakis, que recibe órdenes directas del almirante Rinaldo Veri desde Nápoles.

La capacidad de medidas contra minas permanente de la OTAN en el Mediterráneo fue activada el 27 de mayo de 1999, con el nombre de Mine Counter Measures Force Mediterranean (MCMFM) y normalmente comprende unos ocho buques del tipo cazaminas y un buque de mando/apoyo. El 3 de septiembre de 2001, la Fuerza cambió su nombre por el de MCMFORSOUTH, al haber cambiado su nombre el Mando de Nápoles por el de AFSOUTH (Allied Forces South) para volverlo a cambiar de nuevo el 1 de enero de 2005 de forma acorde con la nueva organización, por el actual de SNMCMG2, haciendo a este Grupo parte de la Fuerza de Respuesta de la OTAN (NRF en sus siglas inglesas).

Tan sólo un mes después de su creación, el Grupo fue destacado al Mar Adriático para limpiarlo de las minas sembradas durante la Operación Allied Force. En ese momento la MCMFM estaba formada por 11 cazaminas de Bélgica, Dinamarca, Grecia, Italia, los Países Bajos, Turquía, el Reino Unido y EEUU. La Operación denominada Allied Harvest, comenzó el 9 de junio de 1999 y duró 73 días, inutilizando y eliminando un total de 93 minas en las 1.041 millas cuadradas asignadas a la OTAN. El Grupo también participa cuando es requerido, en la operación Active Endeavour contra el terrorismo.

Los ejercicios navales de la OTAN en el Mediterráneo

La eficacia de una fuerza o agrupación naval, depende de su grado de adiestramiento. Si además nos referimos a una fuerza combinada, es decir, formada por unidades de unidades de diferentes naciones, el adiestramiento de la unidad es vital para unificar procedimientos, métodos y capacidades para el combate, dado que cada uno de los buques del Grupo tendrá unas características diferentes. Como ejemplos más significativos del adiestramiento de la OTAN en el Mediterráneo en el 2011, cabe destacar los ejercicios Proud Manta, Noble Mariner y Bold Monarch en lo que se refiere a buques de superficie y submarinos y el ejercicio Italian Minex en lo referente a guerra de minas.

En el Proud Manta11, ejercicio antisubmarinorealizado en el Mar Jónico entre el 4 y el 17 de febrero de este año, participaron 10 naciones con un total de ocho buques de superficie y seis submarinos, uno de ellos español, además de aviones de patrulla marítima y helicópteros antisubmarinos. La serie de ejercicios Manta proporciona una oportunidad única para experimentar nuevas tácticas contra submarinos convencionales y nucleares. En esta ocasión participaron por primera vez helicópteros antisubmarinos Merlin británicos.

El ejercicio Noble Mariner 11, que tuvo lugar entre el 28 de febrero y el 10 de marzo, sirvió para comprobar que el Componente Marítimo de la Fuerza de Respuesta de la OTAN (NRF 17),estaba preparado para realizar las operaciones que se le encomendasen en cualquier parte del mundo. Este ejercicio involucró a 3.500 personas de 11 países y 17 buques de guerra, de superficie, incluyendo al español Castilla, que actuó de buque de mando, junto con cuatro submarinos, cazaminas y cinco aviones de patrulla marítima.

El ejercicio Bold Monarch 11, de salvamento y rescate de submarinos, pertenece a la serie de LIVEX, es decir, ejercicios reales no simulados y que dado su costo se realiza cada tres años, alternando normalmente Atlántico y Mediterráneo. Así como el Bold Monarch 08 se realizó en aguas de Noruega, esta vez le tocaba al Mediterráneo, escogiéndose las tranquilas aguas y aplacerados fondos próximos a la costa de San Pedro del Pinatar en Murcia. El Bold Monarch 11 tenía la primicia además de contar con la presencia de un submarino ruso clase Kilo, el Alrosa, que tendría un papel destacado como submarino siniestrado o DISSUB, junto con el submarino español Galerna, un submarino portugués y otro turco. El ejercicio se desarrolló entre el 30 de mayo y el 11 de junio, participando unas 2.000 personas de 20 naciones, culminando con una fase de 48 horas en que se realizó la evacuación de 150 “supervivientes” de los cuatro submarinos, utilizando vehículos submarinos de rescate de Italia, EEUU, Rusia y Suecia, interviniendo equipos médicos con cámaras hiperbáricas de Francia, Grecia, Italia, los Países Bajos, España, Suecia y el Reino Unido. Especial énfasis se hizo en el mando y control de toda la operación de rescate utilizando procedimientos OTAN, pese a que alguno de los países participantes no pertenecían a la Alianza, como Rusia y Suecia. Con 40 naciones en posesión de submarinos, estos ejercicios Bold Monarch levantan una gran expectación en toda la comunidad submarina, incluyendo países como Australia, Brasil, Chile, China, Japón, Pakistán, Perú y Corea del Sur, por lo que muchas de estas naciones envían representantes para observar este extremadamente real ejercicio y sacar sus propias lecciones aprendidas.

En lo referente a guerra de minas, hay que tener en cuenta que cualquier ejercicio importante con buques de superficie, lleva implícito una fase en la que se dragan y limpian las canales de acceso a puertos y zonas de ejercicio, fase en la que intervienen de forma activa los buques de MCM. No obstante, entre el 23 de mayo y el 3 de junio se llevó a cabo en el Mar de Liguria un ejercicio específico de Guerra de Minas denominado Italian MInex 11, dirigido por la Marina Italiana y en la que participó el Standing NATO MCM Group 2 de la OTAN, agrupación que contaba con un buque de mando griego y cinco cazaminas, entre ellos el español Sella. Durante la fase de mar, los cazaminas realizaron operaciones de MCM en las áreas asignadas, levantando numerosas minas de ejercicio, mientras el buque de mando patrullaba la zona para protegerlos de cualquier ataque procedente de la amenaza asimétrica, tan en boga hoy en día.

Operaciones reales en el Mediterráneo

En la actualidad se están llevando a cabo dos operaciones reales en el teatro operacional del Mediterráneo, ambas dirigidas desde Nápoles: Active Endeavour y Unified Protector. La primera de ellas ya mencionada, se inició el 26 de octubre de 2001 y tiene como misión realizar operaciones marítimas en el Mar Mediterráneo para demostrar la resolución de la Alianza para disuadir, defender, interrumpir y proteger a las naciones contra el terrorismo. La OAE ha ido evolucionando desde un operación a pequeña escala hasta lo que es hoy en día, utilizando de forma rotacional los buques de los Standing NATO Maritime Group 1 y 2, en uno de los entornos geoestratégicos más importantes y por el que transitan en todo momento más de 7.000 buques. La Operación se manda en todo momento por el almirante Rinaldo Veri, desde su Cuartel General en la Isla de Nisida, para lo que tiene dos elementos navales a su disposición: la Task Force Endeavour patrullando el Mediterráneo Oriental y un segunda Task Force en el Estrecho de Gibraltar (STROG), que puede ser activada en caso necesario. En esta Operación participan, no sólo las naciones de la Alianza sino un total de 50 países y proporcionan información vital a la base de datos del Maritime Safety and Security Information System (MSSIS) del centro de operaciones del Cuartel General del almirante Veri. Desde el inicio de la OAE, más 100.000 buques mercantes han sido contactados en la mar, siendo abordados 160 por resultar sospechosos, mientras que un total de 488 buques de alto valor han sido escoltados a través del Estrecho de Gibraltar. Con la operación Active Endeavour se ha tratado de disuadir la comisión de atentados terroristas contra los intereses de los países aliados y, de paso, se ha obtenido información sobre tráfico de drogas, transporte ilegal de explosivos, movimientos ilegales de inmigrantes y se han desviado buques sospechosos a puertos aliados para su registro.

Operación “Unified Protector”

Desde que estallase la crisis de Libia y por la decisión del Consejo del Atlántico Norte de intervenir en el país africano, los buques de la Alianza Atlántica, en virtud de la resolución 1973 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, tienen como misión reducir el tráfico de armas, material de guerra y mercenarios con destino a Libia. La participación de la OTAN en esta crisis no tiene otra finalidad que contribuir al esfuerzo internacional para proteger a los civiles en el país norteafricano de la violencia ejercida por las fuerzas del régimen de Gadafi.

La operación Unified Protector está dirigida desde el Cuartel General del Mando Conjunto de Fuerzas en Nápoles (Joint Forces Command Naples)por el teniente general canadiense Charles Bouchard, segundo comandante del JFC Naples y que informa directamente al almirante Stavridis, SACEUR. El embargo marítimo está dirigido por el almirante Rinaldo Veri, comandante del Maritime Command Naples, con su Cuartel General en tierra, en la Isla de Nisida. De él depende directamente el contralmirante italiano Filipo Foffi, que manda desde el 1 de junio la Task Force creada al efecto y que iza su insignia a bordo del portaviones Garibaldi. En el embargo marítimo de la operación Unified Protector (OUP) participan buques de Bélgica, Canadá, EEUU, España, Francia, Grecia, los Países Bajos, Italia, el Reino Unido, Rumanía y Turquía, que aportan una veintena de buques de superficie, entre ellos la fragata española Méndez Núñez, y dos submarinos, comprendido el español Mistral, además de varios aviones de patrulla marítima incluidos dos CN 235 españoles. El área de operaciones de la OUP, en el ámbito marítimo abarca toda la costa de Libia como límite sur, llegando hasta el paralelo de Nápoles como límite norte, extendiéndose al oeste hasta prácticamente la costa de Cerdeña y al este hasta la costra turca. En el curso de las operaciones realizadas hasta la fecha, han sido interrogados 1.119 buques en la mar, siendo abordados para su inspección 66 para ser finalmente enviados a puerto para ser registrados diez buques mercantes.

Pero la intervención de la Task Group aliada no se ha limitado a la interrogación y registro de buques mercantes para implementar el embargo marítimo. El 16 de mayo de 2011 los buques aliados detectaron dos embarcaciones neumáticasque salían de la vecindad de Zlintan con rumbo hacia el puerto de Misurata. Helicópteros de los buques que se encontraban vigilando el área se dirigieron hacia las lanchas, dándose a la fuga a gran velocidad una de ellas y siendo abandonada la otra. Inspeccionada, se encontró en ella una tonelada de explosivo y dos maniquíes a bordo, por lo que dedujeron que el objetivo de estas embarcaciones era realizar un ataque suicida contra algunos de los buques que transportaban ayuda humanitaria al puerto de Misurata. Los buques de la OTAN también han interceptado buques libios minando las aguas próximas a Misurata provenientes también de Zlintan y Yefren, dos localidades próximas a la frontera con Túnez y en las que se observaba una gran actividad por parte de las fuerzas de Gadafi. Estos hechos provocaron que la aviación de la Alianza hundiera ocho buques de la Marina libia atracados en los puertos de Trípoli, Al Khums y Surt, en la madrugada del 20 de mayo, destacando la destrucción de la corbeta Al Ghardabia, de la clase Nanuchka, atracada en el puerto de Trípoli.

Conclusión: A lo largo de de los 62 años de existencia de la OTAN, el Mediterráneo ha sido considerado como “un lago de la Alianza”, incluso durante el período de la Guerra Fría en que eran corrientes las incursiones de los submarinos soviéticos. Desde entonces los buques de la OTAN se hallan omnipresentes en este mar que tiene 2,5 millones de de kilómetros cuadrados y 3.860 km de longitud. La intervención de esos buques ha sido decisiva para que la OTAN alcanzara sus objetivos en las diferentes crisis sufridas en los países ribereños. Así en la guerra de Yugoslavia con la operación Sharp Guard, los buques aliados realizaron cometidos similares a los que están realizando en la operación Unified Protector, actualmente en vigor, y que está implementando un riguroso embargo marítimo para evitar la llegada de armas al régimen libio para debilitarle y acortar la prolongación de la guerra actual. Por su parte, la veterana operación Active Endeavour, ha contribuido a la seguridad marítima del Mediterráneo, un remanso de paz si se compara con otros entornos marítimos en que campan libremente piratas y salteadores de la mar. Tanto por los ejercicios navales como por las operaciones reales que se llevan en sus aguas, el Mar Mediterráneo seguirá necesitando la presencia naval de la OTAN, especialmente ahora que está cambiando su contexto estratégico y multiplicándose los retos de seguridad.

José María Treviño,  Almirante de la Armada Española.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *