Por qué Ciudadanos votará a favor de los Presupuestos

Para explicar por qué Ciudadanos apoya este presupuesto conviene empezar por el principio, y en eso no nos podemos remontar muy atrás: ya el pasado año 2017, gracias al acuerdo presupuestario PP-Ciudadanos, y por primera vez en una década, España cumplió el objetivo de déficit, el 3,07%, el porcentaje más bajo desde 2007. La consecuencia más inmediata es que se han acabado las subidas de impuestos y los recortes de gasto, también llamados indisponibilidades de crédito de última hora, habituales con el PP y el PSOE. Además, cada vez gastamos menos en intereses: ¿Por qué? Porque se estabiliza el volumen de deuda y, sobre todo, porque gracias a realizar una política fiscal sensata, por fin, se reduce la prima de riesgo que España paga por financiarse. Esto se ha reflejado en que las tres grandes agencias de calificación, Fitch, S&P y Moody’s han aumentado el rating de España.

Mejorar la solvencia de España no sólo supone que el Estado se financie más barato, sino que las empresas y particulares también tengan más financiación y a menor coste. Esto permite crear empleo, lo que no sucedíacuando hemos tenido la prima de riesgo en 400 o 600 puntos básicos. Obviamente, la creación de empleo se traduce en la reducción del pago de prestaciones y subsidios por desempleo. Esta reducción en los pagos por desempleo, porque se está creando empleo, gracias al esfuerzo de los españoles, y de los intereses de la deuda, NO es antisocial sino todo lo contrario.

En Ciudadanos estamos muy orgullosos de que, gracias a nuestro acuerdo, estos sean los Presupuestos más sociales de la Historia: el 56% del total de gasto de los PGE para 2018 va para gasto social, lo que supone 196.782 millones de euros, un 2,8% más que en 2017. A ello hay que añadir la actuación de las Comunidades Autónomas, que destinan alrededor del 68% de su presupuesto a gasto social y que contarán con 4.000 millones de euros más.

Estas cuentas de 2018 no sólo son rigurosas y sociales -de hecho, son realmente sociales porque la mejor política social, y la única que sirve para algo a medio plazo, es la que se puede pagar- sino que también son unas cuentas en las que se empieza a devolver el esfuerzo de la crisis a los españoles rebajando por fin los impuestos.

No ha sido sencillo que el PP de Montoro y Rajoy, responsables de las subidas de impuestos más brutales de la democracia, aceptasen una rebaja de impuestos para los que no llegan a fin de mes; especialmente porque no estamos en periodo electoral, que es la época propicia según el ministro para proporcionar zanahorias. Nosotros en Ciudadanos no tratamos a los españoles como conejos, porque no son conejos, y no se merecen que se les engañe, sino que se les rebajen -ahora que se puede- los impuestos.

Si se aprueban estos Presupuestos, los trabajadores y pensionistas que ganen 14.000 euros o menos dejarán de pagar IRPF. Además, todos los españoles que ganen entre 14.000 y 18.000 euros pagarán menos impuestos, con un ahorro medio de la rebaja fiscal naranja de 628 euros. Además, se crea la deducción por cónyuge discapacitado a cargo, y se mejoran las deducciones por familia numerosa. En total, más de 3,5 millones de contribuyentes se beneficiarán de esta rebaja de impuestos.

Es cierto que el PP no sólo sube impuestos de forma indiscriminada -como aspira a hacerlo Podemos y el PSOE podemizado- sino que, coincidiendo habitualmente con los periodos electorales, a veces revierte subidas de impuestos, o incluso los baja. Por ejemplo, los defraudadores beneficiarios de la injusta e inconstitucional amnistía fiscal de Montoro pagaron sólo menos de un 3% y no el 10% que tenían que haber pagado. O, por ejemplo, las muy grandes empresas pagaron en el primer cuatrimestre de 2016 la tasa efectiva más baja de la historia, superando incluso los demoledores efectos de beneficios fiscales del PSOE de Zapatero, de los que sólo se beneficiaban las muy grandes empresas, como la libertad de amortización sin mantenimiento del empleo.

Nuestras rebajas fiscales, a diferencia de las anteriores, son sociales, progresivas, benefician al español de a pie y son sostenibles. Además, forman parte una política de futuro. Así, en estos Presupuestos, las familias españolas que escolaricen a niños entre cero y tres años se beneficiarán del cheque guardería, lo que les permitirá recibir hasta 1.000 euros para cubrir los costes de guarderías y escuelas infantiles. Esto no sólo es una medida de promoción educativa, sino de apoyo a la infancia, y también de conciliación entre la vida familiar y laboral, que por supuesto crea empleo.

Este Presupuesto también trae derechos sociales. En Ciudadanos hemos conseguido ampliar una semana más, hasta cinco, el permiso de paternidad, una medida efectiva que contribuye a la conciliación, fomenta la natalidad y reduce la brecha de género. Además, y por primera vez desde 2012, 5,7 millones de pensionistas tendrán una subida superior al raquítico 0,25% que Rajoy aplicaba cuando tenía mayoría absoluta, subida que en el caso de las pensiones mínimas alcanzará el 3%. En Ciudadanos creemos que creciendo por encima del 3% no es justo dejar a nuestros mayores atrás. Ayer el Gobierno anunció un acuerdo con el PNV para que todas las pensiones se actualicen con el IPC. Nos parece una buena medida, pero todavía debe explicar cómo lo va a financiar: si es con subidas de impuestos a la clase media, ahí no podrá contar con nuestro apoyo.

Habrá quien quiere bloquear estas políticas, como parece el caso del PSOE de Pedro Sánchez, que dice continuamente que no sólo votarán en contra de los Presupuestos, sino también de todas estas medidas si vienen por decreto ley. ¿Cómo les van a explicar a los jubilados que votarán hoy y en el futuro en contra de que se les actualicen las pensiones?

Pero, sobre todo, el déficit previsto en 2018 en la Seguridad Social es de 17.000 millones de euros, que es más dinero que el que hay en el Fondo de Reserva. Eso significa que, si no hay préstamo del Estado, si los españoles con su solidaridad no garantizan las pensiones, en diciembre no se podrán pagar. Por eso hay un préstamo, imprescindible, en la Disposición Adicional cuarta de este proyecto de ley, a la que sólo irresponsables absolutos y personas sin ninguna sensibilidad y conciencia social votarían NO.

Hay bastante más en estos Presupuestos: de hecho 13 millones de españoles ven mejorar sus ingresos, como por ejemplo más de 3 millones de empleados públicos. Por eso, porque creemos que los españoles se merecen unas cuentas serias y se merecen más derechos, Ciudadanos apoyará estos Presupuestos con sello naranja.

Francisco de la Torre Díaz es diputado y portavoz de Hacienda de Ciudadanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *