Haití: color y miseria

De la mano del fotógrafo Pepe Mateo nos introducimos en Haití, un país multicolor y olvidado por el resto del mundo que amanece cada día más pobre: Haití: color y miseria (Nota: con Firefox no funciona correctamente la galería de fotos. Prueben con otros navegadores).

Haití. color y miseria

91 comentarios


  1. Muy buenas noches mis queridos lectores acabo de ver cada comentario acerca de haiti y en estos momentos dos compañeros y yo nos encontramos en este hermano pueblo haitiano tenemos casi un mes realizando labores de ayuda humanitaria y dejeme decirles algo compañeros (as) cada vez que le damos una bolsa de comida o vamos a los campamentos y vemos la cruda realidad nos da tristeza y dolor ver los niños descalzos y hambriento pidiendo en la calle o comiendo de la basura hay que vivir esta experiencia como nosotros la estamos viviendo pero gracias a dios estamos haciendo una labor incansable y lo hacemos con amor por que esta es nuestra mision hacer el bien sin mirar a quien y hay que vivir esta experiencia. Buenos amigos(as) los dejo gracias por leer este comentario muchos lloraran otros reiran con el dolor ajeno espero que se rian sino hagan algo o poner un granito de arena a nivel mundial y ayudemos juntos por una noble causa

    Responder

  2. Haiti no es un pais olvidado del resto del mundo o es tan olvidado/recordado como lo es islandia o singapore, si son campeones en miseria no puede achacarse al colonialismo pues llevan 200 años de soberana y caribeña independencia. La riqueza de suiza no es intrínseca a la naturaleza humana ni la miseria de Haiti por supuesto tampoco.
    El vudu, la africanidad dan color exotismo y seguro que en sociedades de 50 individuos una buena realizacion humana. Pero en sociedades que transcienden la familia extensa ...ese es el resultado. Los haitianos tienen que javascript:document.tcommentform.submit();levantarse sobre sus propias piernas:, considerarlos humanos y libres exige que sean dueños y responsables de su futuro.
    De un europeo decadente y onegeizado no le vendra mejor ayuda que el de un sangriento dios vudú...

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.