Civilizaciones

Castro de Viladonga (Lugo)

Declarado Bien de Interés Cultural por la Xunta de Galicia en el año 2009, el yacimiento del Castro de Viladonga es un verdadero modelo formal de castro característico del noroeste, con varias murallas y fosos, que albergan dos antecastros o aterrazamientos y una amplia croa central. En este recinto principal es donde se encuentran la mayoría de las construcciones descubiertas hasta ahora: viviendas, corrales y almacenes, algún edificio de uso social o comunal etc., agrupadas todas ellas formando conjuntos o «barrios» que se articulan en torno a dos calles principales y un camino o ronda paralelo a la muralla principal.

Las estructuras defensivas y de habitación, así como los muy abundantes materiales que continuamente proporciona este yacimiento arqueológico (y que se exponen de manera selectiva en su museo anexo), evidencian que el Castro de Viladonga tuvo un asentamiento u ocupación duradero y especialmente importante sobre todo entre los siglos II y V de nuestra era, lo que lo convierte en un sitio clave para conocer, estudiar y comprender la evolución del mundo de los castros y del ámbito rural en la etapa galaico-romana.

El yacimiento se empezó a excavar en el año 1972 y desde entonces ha sido objeto de continuos trabajos de conservación y consolidación lo que le ha convertido en uno de los castros mejor conservados de la zona noroeste. Los restos prerromanos no son muy abundantes pero en la campaña de 2018 apareció un aljibe al pie de la muralla en la zona nordeste de la croa anterior a la ocupación romana de la zona. Y en la campaña de este año ha aparecido una pequeña hacha votiva de bronce (13 cm de largo y 22 gramos de peso) asociada a rituales de sacrificio que dataría del siglo III a.C y que por tanto confirmaría la ocupación del castro en fechas anteriores a las consideradas hasta hoy.

Necrópolis bizantina en San Francisco Javier (Formentera, Baleares)
Necrópolis bizantina en San Francisco Javier (Formentera, Baleares)

Unas excavaciones arqueológicas del año 2107 en San Francisco Javier (Formentera, Baleares) sacaron a la luz cuatro tumbas humildes de época bizantina (siglo VII d.C. aproximadamente) que contenían los restos de unos trece individuos (ocho adultos y el resto, niños). En la Antigüedad no existieron núcleos urbanos importantes en las islas Pitiusas (Ibiza y Formentera y múltiples islotes) a excepción de Ibiza y la gente vivía dispersa por el campo en casa unifamiliares y eso condicionó no solo su vida sino también la muerte. Dada la distancia a la ciudad, optaron por enterrar a sus muertos en necrópolis rurales durante las épocas romanas y bizantinas. El cementerio fue descubierto gracias a a unas intervenciones arqueológicas previas a la construcción de dos viviendas en un solar. Eran fosas sencillas que fueron reutilizadas por una familia durante varias generaciones. Los ajuares funerarios indican que se trataba de personas humildes. Se encontró una jarrita, los restos de una almeja junto a uno de los infantes y algunos objetos de carácter puramente personal: un hombre llevaba dos anillos de bronce en la mano izquierda y una niña llevaba un par de brazaletes de cobre y un collar de cuentas de vidrio (una de cornalina) y una moneda antigua y en desuso, agujereada para colgarla del collar.

Los trabajos se han vuelto a reanudar este año 2020 y los arqueólogos, pertenecientes a la Sociedad Ciencias Aranzadi, se han topado con cuatro tumbas más junto a las otras cuatro que se encontraron en 2017: Descubren cuatro tumbas más en la necrópolis bizantina de Formentera.

Imágenes lidar de alta resolución de Aguada Fénix y La Carmelita. Panel principal, Aguada Fénix; recuadro, La Carmelita. Barra de escala, 500 m (ambas imágenes están en la misma escala).
Imágenes lidar de alta resolución de Aguada Fénix y La Carmelita. Panel principal, Aguada Fénix; recuadro, La Carmelita. Barra de escala, 500 m (ambas imágenes están en la misma escala).

Hace poco más de una semana, el 3 de junio, se publicó en la revista Nature el artículo «Monumental architecture at Aguada Fénix and the rise of Maya civilization» cuyo resumen reza así:

Los arqueólogos han pensado tradicionalmente que el desarrollo de la civilización maya fue gradual, suponiendo que pequeñas aldeas comenzaron a surgir durante el período Preclásico Medio (1000-350 a.C.) junto con el uso de cerámica y la adopción del sedentarismo. Los hallazgos recientes de los primeros complejos ceremoniales están comenzando a desafiar este modelo. Aquí describimos un levantamiento con tecnología lídar y excavaciones del sitio previamente desconocido de Aguada Fénix (Tabasco, México) con una meseta artificial, que mide 1.400 m. de largo y 10 a 15 m. de altura y de la cual salen 9 calzadas. Fechamos esta construcción entre 1000 y 800 a.C. usando un análisis bayesiano de fechas de radiocarbono. Hasta donde sabemos, esta es la construcción monumental más antigua que se haya encontrado en el área maya y la más grande en toda la historia prehispánica de la región. Aunque el sitio exhibe algunas similitudes con el centro olmeca anterior de San Lorenzo, la comunidad de Aguada Fénix probablemente no tenía una marcada desigualdad social comparable a la de aquél. Aguada Fénix y otros complejos ceremoniales del mismo período sugieren la importancia del trabajo comunitario en el desarrollo inicial de la civilización maya.

El artículo es accesible e incluye figuras y mapas (inglés). En español: Descubierta la estructura monumental maya más antigua y más grande conocida hasta ahora y Hallan el monumento maya más grande y antiguo conocido.

 

Mosaicos romanos Negrar di Valpolicella, Verona

Como muchas otras maravillas de la Antigüedad, el mosaico romano encontrado debajo de un viñedo (cerca de Negrar di Valpolicella, Verona) tiene una historia rocambolesca. Las trincheras excavadas hasta ahora revelan largos tramos ininterrumpidos de pavimentos de mosaico con patrones policromados de formas geométricas, líneas entrecruzadas, bandas onduladas, bóvedas florales y escudos semicirculares que datan del siglo III d.C.

En realidad, no es un descubrimiento nuevo propiamente dicho porque la presencia de una villa romana en la tierras de la bodega Benedetti La Villa se conocía desde el siglo XIX. Los primeros restos fueron descubiertos en 1887 durante el laboreo. Aparecieron fragmentos de mosaicos dañados debido a las tareas que se estaban realizando, pero el dueño tuvo curiosidad y ordenó que se excavara la zona. Aparecieron mosaicos de figuras que representaban escenas de combate de gladiadores, dos paneles de Cupido conduciendo un carro de dos caballos y una ceremonia religiosa. Se retiraron los paneles y se cubrieron los restos. Finalmente, el propietario los vendió a la ciudad de Verona y ahora se encuentran en el Museo Arqueológico del Teatro Romano de Verona.

En 1922 se realizó la primera excavación arqueológica oficial. Hay diarios de la excavación, fotografías y bocetos pero no se procedió a documentar en el plano los hallazgos y eso que se descubrieron tres habitaciones pavimentadas con mosaicos. Hubo varios intentos más de descubrir la villa y en 1975 se descubrió otro mosaico aunque se cubrió con tierra para su preservación. Finalmente, el verano pasado, utilizando las notas de las excavaciones de 1922 y 1975, intentaron de nuevo encontrar el corazón de la villa. Dado que la bodega sigue funcionando hoy en día, los trabajos tuvieron que se suspendidos debido a los trabajos en la viñas. Después la crisis provocada por el coronavirus volvió a paralizar el proyecto. El pasado mes de mayo, nuevas excavaciones han permitido sacar a la luz el suelo de mosaico de la rica villa romana del siglo III, con ilustraciones de carreras de carros e intrincadas figuras geométricas.

JInete. Relieve de Urso (Osuna, siglos III-II a.C)
JInete. Relieve de Urso (Osuna, siglos III-II a.C)

Hace ya veinte años que se presentó el CD-ROM Los iberos y sus imágenes. Una propuesta de análisis iconográfico de la cultura ibérica, cuya realización fue posible gracias a una subvención de la DGICYT, mediante un proyecto PETRI que implicó la colaboración entre el CSIC y la empresa informática MICRONET S.A. El trabajo fue dirigido por Ricardo Olmos e Isabel Izquierdo, ambos en aquellos momentos del Instituto de Historia, CSIC, Madrid, España.

La génesis y el planteamiento del proyecto parte de la exposición itinerante La sociedad ibérica a través de la imagen, que guía la estructura general del Cd-rom, adaptada al nuevo soporte. Este proyecto planteó una indagación compleja sobre la imagen en la cultura ibérica, en el contexto de las culturas del mediterráneo antiguo. Desde este punto de vista, se realizó un riquísimo catálogo con más de 1500 imágenes de la Protohistoria ibérica que cronológicamente van del Bronce Final hasta la romanización. Se pretendió elaborar una obra que supusiera una herramienta de trabajo para cualquier especialista en la materia y, por otro lado, un rico y actualizado apoyo documental para cualquier usuario interesado en la cultura ibérica, la arqueología, la historia o las religiones y mitos del Mediterráneo antiguo.

Volcar este CD en la Red fue siempre mi intención desde que tuve conocimiento de su existencia pero, por uno u otro motivo, nunca llegó a plasmarse tal idea. De hecho, me encontré con un problema técnico con el que no contaba. Cuando me preparaba para lanzarlo me encontré con que el CD solo funcionaba en ordenadores con el sistema operativo XP y mi ordenador ya no disponía de él. Hace unos meses retomé la idea y conseguí salvar ese obstáculo. He conseguido instalar en un portátil con Windows 7 Ultimate un «XP virtual» que me permite ejecutar ese sistema operativo. Además, he tenido que utilizar un emulador de CD para cargar una imagen ISO del programa y poder ejecutarlo.

Ayer mismo puse la primera piedra y a lo largo de las próximas semanas, puede que meses, iré volcando su contenido. Me limitaré a las imágenes propiamente dichas porque la introducción a la cultura ibera —religión, sociedad, lengua, etc.— ha variado sustancialmente desde que se publicó el CD.

Y nada más; que ustedes lo disfruten: Los iberos y sus imágenes.

Recreación tridimensional de las cloacas de la actual calle Antonio Maura (Córdoba)
Recreación tridimensional de las cloacas de la actual calle Antonio Maura (Córdoba)

Tras la caída del Imperio Romano, Europa se sumió en una de sus épocas más negras. Es lo que conocemos como Edad Media. Muchos de los avances en materia de ingeniería, incluidos sistemas higiénicos, se perdieron. De mantener alejadas de las ciudades a las epidemias pasamos a sufrirlas. Entre las pérdidas, por ejemplo, el agua corriente que desapareció casi por completo por lo que los grifos romanos dejaron de tener utilidad.

Ahora podemos recordar los gloriosos tiempos del Imperio Romano y sus obras de ingeniería gracias a la serie documental «Ingeniería romana» que podemos ver en la web de TRVE2. Ahora bien, desde la portada de la serie no se puede acceder a todos los capítulos y nos tenemos que ir a uno de los capítulos, por ejemplo el de Las ciudades I, para poder acceder a todos.

Además de los documentales propiamente dichos, están los panoramas a 360º pero no he sido capaz de verlos. He probado con varios navegadores y el resultado ha sido en todos ellos negativo. Si alguien lo consigue, le agradecería que lo compartiera.

El nacimiento de Japón

El sintoísmo es una religión que afirma en la existencia de divinidades o seres espirituales (kami) con los que se debe convivir en armonía. Fue considerado la religión del Estado hasta 1945 y hoy en día la practican millones de japoneses. No tienen una deidad principal ni tampoco una estructura normativa propiamente dicha. En cuanto a la oración, no hay reglas establecidas pero cuenta con narraciones míticas que explican el origen del mundo y de la humanidad.

Una de esas tradiciones se refleja en la fotografía de Davide Lena tomada al ocaso. Amarrados por gruesas cuerdas de paja de arroz, los dos farallones de la costa de Futami (Japón), Izanagi  e Izanami, simbolizan las deidades sintoístas que según la leyenda crearon Japón.

El yacimiento de la Silla del Papa se identifica hoy como la Bailo de las amonedaciones púnicas, es decir, como el núcleo poblacional que daría origen a Baelo Claudia en las últimas décadas del siglo I a.C.

Las dataciones radiocarbónicas y las proporcionadas por las cerámicas de superficie permiten afirmar que la ocupación del yacimiento abarca todo el I milenio a.C., desde el siglo IX hasta la fecha de abandono, que se supone fue en torno al 25 a.C. Probablemente, la población de Bailo fue invitada o forzada a abandonar el asentamiento y trasladarlo a la costa debido a la política augustea de intervención demográfica y urbanística en territorios de especial interés estratégico.

El yacimiento se asienta en una cumbre escarpada (457 ms.n.m.) de la sierra de la Plata, elegida tanto por sus defensas naturales como por el acceso a un manantial así como por la visibilidad en todas sus direcciones (Asido y cabo de Trafalgar al oeste, Tarifa al este y África al sur). La extensión del núcleo original fue de unas 4 hectáreas que fue extendiéndose hasta alcanzar las 12 hectáreas en los siglos II-I a.C.

Más información sobre las campañas de excavación en Archeostraits. y también interesante el estudio El oppidum bástulo-púnico de la Silla del Papa (Tarifa, Cádiz). Primeros resultados del proyecto arqueológico internacional.

Trabajos, costumbres y remedios antaño visibles en muchos de nuestros pueblos han ido desapareciendo poco a poco. Sin embargo, en países «menos avanzados» como China aún se mantienen en el ámbito rural. Los podemos ver gracias, por ejemplo a Li Ziqi que muestra al mundo la vida cotidiana en la granja de Mianyang (Sichuan, China) a través de su canal de Youtube. De todos sus vídeos he seleccionado el que muestra como se teje y tiñe una capa larga de lana. Cinco minutos de video que nos transporta a épocas pretéritas.

Aleksey Myakishev_PILGRIMS 1994-2015

Puede parecer increíble pero el sentimiento religioso entre los rusos se ha mantenido a lo largo de los años, incluso bajo el yugo comunista. Sirva de muestra esta procesión, maravillosamente fotografiada por Aleksey Myakishev, que ha perdurado durante cientos de años de forma ininterrumpida y eso que fue prohibida durante la época de la Unión Soviética. A pesar de dicha prohibición, los peregrinos recorrían el trayecto escondidos a través de los bosques y hoy en día es una de la procesiones más importantes de ese país.

Según la leyenda, el icono de San Nicolás apareció y obró milagros en el pueblo de Velikoretskoye pero fue trasladado posteriormente a la ciudad de Vyatka. Sin embargo, se decidió que todos los años dicho icono fuera llevado de nuevo a su lugar de origen, naciendo así el peregrinaje anual.

La serie PILGRIMS 1994-2015 nos adentra en mundo místico cuya espiritualidad se acentúa con el formato en blanco y negro de las fotografías: «For more than 600 years every 3rd of June thousands of orthodox pilgrims gather for the Religious procession in Velikoretskoye village. According to the legend, Nikolay Chudotvorets icon has been found in this very village and began to cure almost at once. Later, the icon was stored in Vyatka and, not to offend feelings of the believers, it had been decided to carry the icon every year with the procession to the place of its finding in Velikoretskoye village and then back to Vyatka. Within five days the pilgrims, praying and chanting walk about 130 kilometers. At the time of the Soviet Union the religious procession was officially forbidden, but pilgrims, hiding in woods from militia, made this way every year. From the early 1990s, after the fall of the Soviet Union, the ban was removed, and the quantity of pilgrims increased hundreds times. Now this is one of the most significant events in a religious life of Russia» — Aleksey Myakishev