Madrid 11-M

Excelente artículo de Enrique Gil Calvo que comparto en su totalidad por cuanto lanza mandobles a derecha e izquierda con bastante tino, reflejando así el aprovechamiento político que unos y otros intentan hacer de la masacre terrorista. Sólo cabe añadir, si acaso, el contradictorio comportamiento de Pilar Manjón quien, por un lado organiza un acto musical y, por otro, rechaza el redoble de campanas en Madrid. Alguien debería explicarle a esta señora que no puede apropiarse en exclusiva del dolor por lo acaecido. La gravedad y las consecuencias que tal acto han tenido para el conjunto de la sociedad española legitima a las instituciones para organizar -dentro del respeto que se merecen las víctimas- actos en recuerdo de tan triste y doloroso suceso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *