Zira Box

Este archivo solo abarca los artículos del autor incorporados a este sitio a partir del 1 de noviembre de 2006. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

Los diputados de Vox abandonan el Congreso durante el debate sobre el uso de las lenguas que tengan carácter oficial en alguna comunidad autónoma, el 21 de septiembre de 2023.Samuel Sanchez

Fijarse en los términos que se han utilizado para caracterizar a los últimos meses de nuestra política resulta poco edificante. Crispación, polarización, máxima tensión o directamente ruptura han servido, entre otros, para dar cuenta del modo en el que algunos de los más destacados representantes de los diferentes partidos se han relacionado entre sí en el turbulento 2023. Difíciles de olvidar a este respecto son la larguísima resaca dejada por la investidura de Pedro Sánchez o las movilizaciones contra de la amnistía. Difíciles de olvidar, también, los insultos, los improperios y las grandilocuencias que han aludido con demasiada frecuencia a golpes de Estado, a dictaduras y que han declarado sistemáticamente ilegítimos mecanismos de nuestra democracia representativa.…  Seguir leyendo »

Celebración del fútbol femenino

Lo que no se ve no existe. Tal es el mantra que repite Omar, el solitario comisario de policía del nuevo Marruecos independiente, a lo largo de Miradnos bailar, la novela de la escritora franco-marroquí Leila Slimani. Lo que no se ve no existe porque no se puede imaginar ni desear, se podría añadir. Y, cambiando la afirmación a su contrario, lo que se ve, encarnándose en referentes y modelos, existe y abre condiciones de posibilidad.

El fútbol femenino se ve y, por tanto, existe (¡por fin!). Que a lo largo de la semana pasada muchas y muchos esperásemos con expectación el último partido y la victoria de la selección, después de la emocionante semifinal contra Suecia, es prueba de los profundos cambios que ha vivido este deporte en los últimos años.…  Seguir leyendo »

La diversidad en todas sus manifestaciones

El pequeño escándalo tuitero ocurrió hace pocas semanas. El equipo de fútbol femenino del Barça ganaba la Champions a principios de junio y la ministra de Igualdad, Irene Montero, felicitaba por Twitter la victoria: “Enhorabona, reines”, escribía escuetamente en la red social. Las respuestas no se hacían esperar. Confundiendo el femenino plural en catalán con lenguaje inclusivo, la rabia tuitera se echaba en tromba para criticar la ridiculez y afrenta de que se interpelase a las jugadoras del Barça usando un término supuestamente no binario.

Más allá de lo forzado de la rencilla, tan habitual en Twitter de la mano de trolls y de perfiles anónimos, la anécdota es, en realidad, significativa.…  Seguir leyendo »

Los peligros de exacerbar la nación

“Por mi vida han galopado todos los corceles amarillentos del Apocalipsis, la revolución y el hambre, la inflación y el terror, las epidemias y la emigración; he visto nacer y expandirse ante mis propios ojos las grandes ideologías de masas: el fascismo en Italia, el nacionalsocialismo en Alemania, el bolchevismo en Rusia y, sobre todo, la peor de todas las pestes: el nacionalismo, que envenena la flor de nuestra cultura europea”. Quien expresaba tan amargas reflexiones era el escritor vienés Stefan Zweig. Lo hacía en sus magníficas memorias El mundo de ayer, escritas al final de su vida —se suicidaría en Brasil en 1942— y con las que intentaba dar cuenta de la debacle de una Europa que había quedado literalmente arrasada por dos guerras mundiales y por los totalitarismos emergidos entre ellas.…  Seguir leyendo »

Halle Bailey, como Ariel, en el tráiler de la nueva versión de 'La sirenita'.

El pasado mes de septiembre, se difundía el tráiler de lo que será la adaptación de acción en vivo de la conocida película de Disney La sirenita. La esperada cinta, que se estrenará en la primavera de 2023, convertirá en personajes de carne y hueso a los previos de animación, al tiempo que introducirá un cambio importante: la princesa submarina será interpretada por la actriz Halle Bailey y, en lugar de ser blanca y pelirroja, será negra.

A estas alturas, seguramente a casi todas y todos nos haya llegado algún eco de la polémica suscitada tras la difusión del tráiler.…  Seguir leyendo »

En una entrevista radiofónica a una conocida actriz, la conversación derivaba hacia el acto en sí de creación, centrado, específicamente, en el proceso de escritura. Defendiendo que el hecho de crear sería, en sí mismo, un ejercicio de despersonalización que implicaría conectar con una suerte de alma humana, se concluía que, en ese sentido, era irrelevante si el autor era hombre o mujer porque, justamente, el objetivo del propio proceso sería que eso no importase. Casi por las mismas fechas, en otra entrevista, un escritor aludía a lo mucho que le aburrían las cuestiones de género en literatura.

No soy creadora; tampoco experta en estética, arte ni disciplina afín, pero sí profesora en una facultad de Ciencias Sociales y pretender despersonalizarnos para trascender lo que somos, especialmente si esto se cifra en términos de género, etnia o clase social (por nombrar lo más evidente), me parece tan falso como peligroso.…  Seguir leyendo »

Reconozco que, como ciudadana, nunca había leído tantas menciones a los supuestos peligros antidemocráticos que acechan tras lo políticamente correcto y la protección de colectivos vulnerables como en los últimos tiempos. Junto a la sorpresa que siempre me causa la facilidad para establecer diagnósticos con contundencia y sin fisuras, aparece el bochorno cuando leo de vez en cuando mantras que rozan la ofensa histórica: aquello de que en el pasado —sin ir más lejos, en la Movida— había más libertad que ahora o que la dictadura de lo políticamente correcto es comparable —así, tirando de brocha gorda y sin sonrojo— a la presión moralista que ejercieron hace décadas la religión y la Iglesia.…  Seguir leyendo »

Cómo ser una aguafiestas: ciencias sociales para la vida pública

En Vivir una vida feminista (publicado por Bellaterra), la filósofa Sara Ahmed define con acierto la sensación que provoca quien es capaz de ejercer el feminismo cotidianamente: la de ser una perenne aguafiestas. La idea, descrita de manera ilustrativa a lo largo del libro, es, sin duda, veraz, ya que a nadie le resultan cómodas quienes detectan continuamente con perspicacia dónde están los puntos que se deben poner sobre unas íes que la inmensa mayoría prefiere naturalizar para pasarlas plácidamente por alto.

El argumento de Ahmed me recuerda a la tarea de tomarse en serio las ciencias sociales: también en este caso, supone ser una permanente aguafiestas porque tenerlas en cuenta implica desmontar ideas que no pocas veces permanecen arraigadas con fuerza.…  Seguir leyendo »

Hay posiciones intrínsecamente ingratas. La mía, sin duda, lo es. Madrileña concienzudamente plural, ubicada en una comunidad autónoma bilingüe y con un entorno laboral y parcialmente personal que se identificaría antes con algún tipo de articulación de Els Països Catalans que con España, me muevo entre arenas movedizas: resulto demasiado simpatizante de los nacionalismos subestatales para quienes me quieren en la Meseta e irremediablemente española (y quizá hasta españolista) para quienes me tratan por esta parte del Mediterráneo. Padeciendo, por tanto, la ingratitud de mi postura, siempre me queda poner al mal tiempo buena cara y reflexionar sobre qué es lo que se puede aprender cuando se sale del centro simbólico de nuestro Estado con el Nacionalismo banal de Michael Billig bajo el brazo: es decir, sabiendo que entre los homo sapiens nadie se libra de tener identidades y que lo que nos suele diferenciar son las distintas dosis de poder que nos permiten naturalizarlas e invisibilizarlas o, por el contrario, querer manifestarlas y reclamarlas.…  Seguir leyendo »