Naturaleza

La vida es un espectáculo, solo hasta cierto punto. Más allá de las imágenes que nos llegan de los devastadores efectos de las inundaciones causadas por la gota fría (decir que es culpa de DANA remite a la tradición totalitaria, inaugurada por Stalin, de ponerle acrónimos a todo para que nadie se entere de nada), existen realidades que no son tan evidentes. La primera es mediática. Acontece en España, asolada por los elementos de una naturaleza descontrolada. Los esfuerzos patéticos de algunos medios de comunicación por designar pueblos y ciudades de Valencia o Murcia como si se tratara de una isla en las antípodas -está pasando, lo estás viendo-, o con un nombre en lenguaje autonómico, en el que no nos entendemos como comunidad política mas que de modo parcial, denotan la vaciedad moral de quienes producen y consumen, a todas horas, esa pornomiseria televisiva que está en la raíz de la decadencia de Occidente.…  Seguir leyendo »

Los estudiantes que participaron este viernes en nuestro país en la huelga por el clima de la mano del movimiento internacional #Fridays4Future han señalado al emperador desnudo. Han pasado 12 años desde que Rajoy citara a su primo y nos dijera que no podíamos convertir el cambio climático en el gran problema mundial porque nadie podía saber si era cierto. Hoy ya nadie niega su existencia y sus efectos se notan con contundencia en países como España, donde el riesgo de desertificación es de los más altos de Europa. Estamos, como dicen ellos, ante una emergencia climática.

Sin embargo, ninguno de los partidos gobernantes hasta el momento se ha tomado en serio esta cuestión, y ha preferido seguir sacrificando nuestra tierra y nuestra salud a costa de los beneficios y la contaminación de las grandes empresas energéticas y eléctricas.…  Seguir leyendo »

Nos deja un febrero con temperaturas de mayo, pero sin sus lluvias. La desertificación y los extremos acompañan al cambio climático, pero los climatólogos saben que tampoco podemos echarle la culpa de todo invierno seco al calentamiento global. ¿O nos pensamos que lo de la «pertinaz sequía» de la década de 1940 era solamente una excusa del régimen de Franco para no encender la luz?

En el clima Mediterráneo hay ciclos secos. Entre los 40 y los 50 se sucedieron varios, y los hidrólogos se echaron las manos a la cabeza en 1949 al constatar dos años seguidos extraordinariamente secos. Esto trajo consigo un cambio en el diseño de los embalses de regadío planeados durante la dictadura de Primo de Rivera y la Segunda República por Lorenzo Pardo, cuyos cálculos para las necesidades de las cuencas hidrográficas españolas aguantaron terremotos políticos y hasta la Guerra Civil.…  Seguir leyendo »

Una enemiga del pueblo

La mediocridad de la deliberación política en España se ve de tarde en tarde redimida por escasos destellos efímeros y algunos mensajes serios que nos devuelven una pequeña y endeble esperanza. La ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, se ha presentado tranquilamente ante nosotros y, sin alzar la voz ni sobreactuar en modo alguno, nos ha contado algunas de las nuevas verdades del barquero, es decir, nos ha recordado lo que ya debiera ser obvio para todos: que los efectos desastrosos del cambio climático no son una conjetura, sino una realidad que nos espera a la vuelta de unas decenas de años.…  Seguir leyendo »

Por primera vez, en cientos de miles de años de historia de la humanidad, la caza es una actividad denostada por una parte importante de la sociedad y corre el riesgo de extinguirse. El hombre fue cazador recolector desde sus primeros ancestros, pero en los albores del siglo XXI, sobre todo en los países más civilizados, un importante sector social no entiende el papel de la caza y trabaja con idea de ponerle fin. Las razones hay que buscarlas en que la caza es una actividad eminentemente rural, y la cultura del campo se ha perdido, no existe, para muchas de las nuevas generaciones.…  Seguir leyendo »

En las últimas semanas hemos asistido a una agresión un tanto sin sentido de grupos animalistas o, como se autodenominan, «anarquistas», también llamados ecoterroristas, a la propia sede del Colegio Oficial de Veterinarios de Madrid. Sí, es cierto. En las redes se pueden ver fotos y pruebas de ello. Nos han arrojado pintura roja a nuestra blanca puerta de la calle Maestro Ripoll, y nos han dejado unas notas con mensajes alusivos. Claros y contundentes. Para todos los veterinarios.

Digo que esto es «sin sentido» pues nuestro Colegio siempre ha defendido el bienestar animal, y sin embargo se nos acusa de «mecanicistas y productivistas».…  Seguir leyendo »

Soy cazador y soy ecologista. Por lo uno soy lo otro y por lo otro lo uno. Por haber sentido la pulsión de la naturaleza pegada a mi ser desde la infancia campesina y no haberla dejado de sentir nunca. Por entender a la tierra como madre -la Gran Diosa Madre del hombre primigenio- y nunca como esclava. Porque cuando al decir «esta es mi tierra» no era para proclamar dominio sino pertenencia a ella. He cazado desde niño, he respetado y admirado a los animales que cazaba y a los que supe pronto cuándo y en qué tiempo podía o no podía abatir y aquellos, mucho me enseñó Félix, que en mi juventud filmaba por el cercano cañón del Río Dulce, a los que debía protegerse.…  Seguir leyendo »

Madrid central o infernal

Sí, me declaro culpable: me gustan los coches y conducir. Tengo un vehículo híbrido con etiqueta ECO, así que cuando circulo por Madrid no contamino ya que el motor de gasolina no se activa hasta alcanzar los 80 kilómetros por hora, velocidad prohibida en la capital. Es importante aclararlo para que nadie piense que escribo esto porque me afecten las restricciones y de ahí mi enfado. Lo hago porque, aunque no me atañan de manera directa (eso es lo de menos), creo que se trata de una medida que el Ayuntamiento de Madrid ha adoptado sin garantía de éxito; sin un plan integral para disminuir la congestión del tráfico; sin tener en cuenta los problemas que generará al sufrido ciudadano, al que le harán la vida infinitamente peor; sin esperar a que acaben las obras en una arteria importante, como es Atocha, ni tampoco en múltiples calles adyacentes a la Gran Vía; sin que la Policía Municipal ni los agentes de movilidad sepan lo que tienen que hacer; sin… sin… Podría seguir.…  Seguir leyendo »

De unos meses para acá, me he convertido en un personaje popular cada vez que voy a una cena o a un acto social. El sector del automóvil, al que represento como vicepresidente de ANFAC, está todos los días presente en los medios de comunicación y mis conocidos y allegados no paran de preguntarme: «Tengo un coche diésel, ¿qué hago?» o «quiero comprarme un coche, ¿qué elijo?». Los ciudadanos están llenos de dudas e incertidumbres al respecto de la movilidad y algunas de las noticias que reciben no contribuyen a aclarar qué va a pasar.

El diésel en concreto se ha convertido casi en un monstruo mitológico, de los que pueblan las pesadillas de los niños, el causante de todos los males que aquejan a las ciudades y a la salud pública.…  Seguir leyendo »

A primeros de agosto, la prestigiosa revista norteamericana Proceedings of the National Academy of Sciences publicó uno de los artículos más importantes sobre el cambio climático de la última década. Los autores —Will Steffen, Johan Rockström, ambos del Instituto de Resiliencia de Estocolmo, y otros 16 expertos— son líderes mundiales en el debate científico sobre los límites ecológicos planetarios y pioneros en el estudio de los efectos de retroalimentación positiva del cambio climático. Su tesis central es que incluso en un escenario de limitación del incremento de la temperatura de 2 °C no puede descartarse un efecto dominó de las dinámicas de retroalimentación, efectos en cascada que podrían conducir a una desestabilización irreversible del sistema climático a largo plazo.…  Seguir leyendo »

La Gran Niebla de 1952 en Londres mató a 12.000 personas y fue el punto de partida de una serie de leyes de aire limpio que sacó las fábricas fuera de la ciudad y restringió el uso del carbón para calentarse y para cocinar. El corresponsal de ABC relató esos días en una crónica «las nieblas espesas, casi sólidas, que se comen a los autobuses […], la “manta” que reduce el horizonte a dos yardas». Aún hoy sigue siendo el peor episodio de contaminación atmosférica en la historia europea.

La contaminación del aire está detrás de unas 32.000 muertes prematuras cada año en España.…  Seguir leyendo »

El reciente cambio de Gobierno ha deparado la ocasión de llamar la atención sobre una serie de asuntos pendientes en materia ambiental, cuya resolución recae en un nuevo equipo comandado por la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera Rodríguez. Este Ministerio de nuevo cuño nos ofrece la oportunidad de pedir y proponer soluciones innovadoras para las viejas cuestiones sin resolver en materia medioambiental. Por ejemplo, una gestión razonable de los espacios naturales y de la Red Natura 2000, que armonice y proteja equilibradamente los diversos intereses.

Como abogada he advertido de las gravísimas consecuencias que entraña la deficitaria aplicación de la directiva europea Hábitats.…  Seguir leyendo »

Ee legal porque está prevista en la legislación. Es más, se trata de una de tantas actividades que cuenta con una sobrerregulación, con diferentes normas para cada comunidad autónoma. Unas leyes, las regionales, a menudo contradictorias y difíciles de compaginar en una actividad que depende de animales que están en el campo y que, por tanto, poco entienden de límites territoriales.

Es legítima porque se trata de un uso tradicional de nuestro mundo rural, tan antiguo como el propio ser humano. Porque la caza forma parte de nuestro acervo cultural, de nuestra tradición y de nuestra forma de vida, por mucho que ahora haya quienes traten de ocultar esta realidad.…  Seguir leyendo »

Estos días hemos podido ver numerosas imágenes de las inundaciones recurrentes, cada poco tiempo, de las crecidas del Ebro, desde Navarra hasta Tarragona. Cuando Don Javier de Burgos hizo el diseño de división provincial en 1833 no podía ni imaginar que, incluir ambos márgenes del río Ebro en la provincia de Tarragona, (lo habitual en una demarcación política o administrativa es que el río sirva de línea divisoria) iba a supeditar todo el Levante español a la dictadura de los nacionalistas de Cataluña y a la cerrazón de parte de la opinión pública aragonesa. En su descargo hay que señalar que tampoco el general Franco, en 1940, se temió que Cataluña fuera quien dispusiera del grifo del Levante y no se le ocurrió modificar los márgenes provinciales de Tarragona con Castellón.…  Seguir leyendo »

Llevamos días en los que los meteorólogos nos informan de incesantes lluvias que se están recibiendo de buen grado, pues la mayoría de la sociedad opina que España es un país con escasez de agua. Por el momento se han apaciguado los continuos debates entre partidos políticos y algunos sectores de la sociedad que se han visto dañados por la falta de agua de lluvia en semanas y meses anteriores. Por el contrario, están comenzado a sucederse las temidas inundaciones. Pero en nuestro país, los enfrentamientos con el uso de los recursos hídricos son mayoritariamente en relación con la sequía. Consideramos que esto se debe en buena parte a un desconocimiento de los avances científicos, tecnológicos y socioeconómicos por parte de algunos gestores del agua.…  Seguir leyendo »

Disección de una tormenta

La sequía tiene algo de absurda. Durante meses o años, uno ni siquiera es consciente de que llueve menos salvo que la lluvia sea imprescindible para su bienestar inmediato (por ejemplo, un agricultor acostumbrado a tomarle el pulso a la tierra). Después, con el paso del tiempo, uno sabe que no llueve tanto como sería necesario; a veces, incluso, repara en que no llueve sin más. Esa convicción es compatible con otra más desasosegante: nada de lo que hagamos hará que llueva antes o más a corto plazo. Aparentemente, sólo queda esperar. El absurdo roza el paroxismo cuando uno descubre que la lluvia mitigará algunos impactos pero el desafío genuino (la escasez estructural en amplias zonas), persistirá: la ausencia de lluvia sólo explica una parte del problema.…  Seguir leyendo »

Arrecian los temores cada vez más fundados de un cambio climático que agudice los fenómenos adversos y acentúe los periodos de sequía que desde los albores de la historia padece nuestro país con cíclica y pertinaz alevosía. El año hidrológico 2016-2017, finalizado el pasado 30 de septiembre, ha sido muy seco en general. Los datos oficiales muestran que estamos en el cuarto año consecutivo en el que los valores globales de precipitaciones han estado por debajo de la media histórica. A finales de noviembre, los embalses para uso consuntivo tenían almacenada una reserva de 20.575 hectómetros cúbicos, lo que supone un 36,7 por ciento de su capacidad máxima.…  Seguir leyendo »

Desde tiempos remotos la gestión del agua ha constituido un serio problema en España. Tenemos unas precipitaciones inferiores a la media de los países de nuestro entorno y nuestros recursos hídricos están irregularmente repartidos en el tiempo y en el espacio, con sequías recurrentes. Gracias a la política de construcción de obras hidráulicas del siglo pasado se ha incrementado la disponibilidad de agua hasta niveles similares, de media, a los de los países de nuestro entorno. Con todo, cada vez que se reducen significativamente las precipitaciones, incluso en un año, como ha ocurrido los últimos meses, se generan problemas cada vez más graves de suministro, con impactos serios sobre la agricultura y la ganadería y conflictos sectoriales, territoriales y ambientales.…  Seguir leyendo »

El fuego, este año 2017 quema Galicia, se propaga por mi cuerpo. No hay alivio para el dolor que siento. Desde Río de Janeiro, distante de esa tierra mítica, padezco y soy inoperante. Quién soy yo ante las llamas que se expanden como si el infierno teológico se situase ahora en Cotobade, centro sagrado de las trece aldeas mágicas que me poblaron la infancia y de donde me origino.

El drama propicia que repase en la memoria el paisaje de Cotobade, donde nacieron los Piñon, los Cuiñas, los Morgade, los Lois, y tantas ramas más. Las casas de piedra, las vegas, los caminos ásperos.…  Seguir leyendo »

«Y como si un viento silencioso y frio pasase sobre ellas, tienen el largo murmullo de las hojas secas. ¡El murmullo de un viejo jardín abandonado, jardín umbrío!».

En mi lejano país, al contrario que en el resto de España, se habitan aún hoy mil núcleos de aldeas, villas y ciudades. Esta dispersión, tan meteorizada como peculiar, al borde de una extinción casi dramática y definitiva, deja sin embargo un poso genético que a muchos de nosotros nos llena de optimismo identitario. No he conocido a uno solo de mis paisanos que no se sienta orgulloso de su tierra, con un sentimiento tan afectivo que va más allá de la vida.…  Seguir leyendo »