Dánae Vílchez

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de Julio de 2008. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

Un vendedor de helados pasa frente a un cartel con los rostros del presidente de Nicaragua, Daniel Ortega (D), y su esposa y vicepresidenta, Rosario Murillo, en Managua el 14 de abril de 2020. (Inti Ocon/ AFP )

En el mundo, la pandemia del COVID-19 lo cambió todo, pero en Nicaragua todo sigue “igual”. Mientras cientos de millones de ciudadanos en el mundo viven en restricciones y sus gobiernos trabajan para atender a los infectados, en Nicaragua lo único que hay es incertidumbre: aquí no hay cuarentena ni medidas contra el virus, solo represión, pan y circo.

Al 29 de abril, las estadísticas oficiales del gobierno reportaban 13 personas infectadas por el virus, mientras que países vecinos como El Salvador y Costa Rica contaban 377 y 705 casos confirmados, respectivamente. Pareciera que, por las cifras oficiales, Nicaragua goza de una especie de bendición que hace a sus ciudadanos casi inmunes al virus.…  Seguir leyendo »

Martha Lorena Alvarado es madre de Melkkisedex Antonio López, quien está encarcelado por participar en manifestaciones contra el gobierno de Nicaragua. Ella sostiene un cartel con su rostro en la iglesia de San Miguel, en Masaya, donde participa en una huelga de hambre para pedir su liberación. (Alfredo Zuniga)

En el medio del continente americano, en una realidad paralela llamada Nicaragua, un grupo de activistas son encarcelados por llevar agua a personas en huelga de hambre. ¿Cómo explicarle al mundo que eso puede suceder?

Empecemos con que, aunque ese mundo parece olvidarlo a veces, Nicaragua es una dictadura. Una dictadura que según cifras de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ha asesinado al menos a 328 personas y exiliado a 88 000 más.

Es un régimen autoritario y criminal que mantiene el país en un permanente estado policial sin espacio para que quienes disientan puedan expresarse. Cualquiera que lo haga es perseguido y encarcelado, pues el gobierno mantiene total control del sistema de justicia, que se ha convertido en un inescrupuloso brazo que se dedica a inventar cargos y falsificar pruebas.…  Seguir leyendo »

President Daniel Ortega of Nicaragua, alongside Rosario Murillo, the first lady and vice president, in Managua on Nov. 29. (Inti Ocon/AFP/Getty Images)

The people in Nicaragua have been struggling since April against the cruel dictatorship of Daniel Ortega and his family. More than 300 people have been killed and more than 500 are political prisoners, according to estimates by the Nicaraguan Center of Human Rights. Each day, the police and paramilitary troops raid cities looking for people to capture and sometimes torture. Peaceful demonstrations are now criminalized, with participants rounded up and accused of being terrorists.

It has been eight months of civic rebellion, 240 days in which all peaceful alternatives for a political resolution have been exhausted. Most citizens are desperately crying for democracy, peace and justice — but Ortega has demonstrated that he does not want to step down and does not want to find a solution to the crisis.…  Seguir leyendo »

Amigos y familiares cargan el féretro de Gerald Vasquez, un estudiante de la Universidad Nacional Autónoma que murió el sábado durante enfrentamientos con la policía y fuerzas paramilitares en Managua. (AFP/Getty Images)

Hace 39 años el pueblo de Nicaragua celebraba el triunfo de la revolución popular sandinista, la gesta heroica que derrocó al sanguinario dictador Anastasio Somoza y que contó con el apoyo de la comunidad internacional.

Hoy los nicaragüenses viven secuestrados una vez más por una dictadura, pero esta vez luchan sin armas contra un despótico gobernante: Daniel Ortega, el otrora líder sandinista que ha traicionado los ideales y aspiraciones de esa revolución y que en los últimos tres meses ha demostrado que se impondrá por las armas y la sangre.

Tengo 25 años y mi generación creció escuchando las hazañas de un pueblo heroico que derrocó a una dictadura que asesinaba a jóvenes por pensar distinto.…  Seguir leyendo »

Relatives and friends of Marvin Lopez, 49, who was shot in the throat during clashes with riot police and members of the Sandinista youth, attend his funeral in Masaya, Nicaragua, on June 20. (AFP/Getty Images)

A student leader calls him “The butcher of El Carmen,” in reference to the heavily fortified bunker of Nicaraguan President Daniel Ortega, who has been massacring civilians over two months to repress a wave of protests against his regime. 

Ortega, the 72-year-old leader of the Sandinista revolution that deposed the brutal dictator Anastasio Somoza in 1979, is repeating history. A quick look at the hashtag #SOSNicaragua on social media shows the violence unleashed by his police and paramilitary forces that has left more than 200 people dead.

Now the city of Masaya, a symbol of the resistance, is under siege. Attacks over the past two days against unarmed residents in the city, about 15 miles south of the capital, Managua, have escalated.…  Seguir leyendo »