Periodismo

Nearly three months into its coronavirus lockdown, India is continuing its transformation into one of the world’s most dangerous places to be a journalist.

While Prime Minister Narendra Modi didn’t quite manage to pass legislation completely banning independent coverage at the outset of the pandemic, the journalistic climate has been steadily deteriorating regardless.

Small media outlets are suffering financially. Restrictions on movement prevent reporters from getting to the story. And any journalists who dare to question the Modi government’s official line face threats and intimidation. All this is eroding what was once one of the world’s most vibrant media landscapes.

While online attacks against prominent and critical voices with large social media followings have received growing international attention, other journalists working in remote corners of the country, who routinely face threats on their lives, get far less publicity.…  Seguir leyendo »

En 1895, el medio millón de moradores de Madrid solo podía informarse a través de los mentideros de la Villa, los pasquines, los bandos municipales…¡y los 32 periódicos diarios que se editaban en la capital!.

No existían boletines de radio, telediarios ni redes sociales, por supuesto. Solo periódicos. Abundantes y variados periódicos, la mayoría vespertinos, para satisfacer el apetito informativo de una población ávida de noticias.

La atomización de cabeceras no impedía que se alcanzara tiradas considerables, y al menos dos periódicos superaban los 35.000 ejemplares diarios de difusión, «La Correspondencia» y «El Imparcial».

Pero el ejercicio del periodismo no era tan apetecible como pudiera suponerse en esas circunstancias.…  Seguir leyendo »

En situaciones extremas como la actual pandemia, la demanda de que los expertos pasen a un primer plano tiene una fuerte acogida social. Esta exigencia se enmarca en un contexto de profunda preocupación por el bajo nivel argumental del debate público en España. No han faltado recientemente contribuciones en este diario que han manifestado esa inquietud. Pienso que una de las principales causas de la degradación del debate público tiene que ver con el excesivo protagonismo que en él se atribuye a nuestros representantes políticos. Estos han colonizado la esfera pública hasta límites poco saludables para nuestra democracia.

El papel distorsionador que una parte de nuestros políticos desempeña en este asunto es fácilmente apreciable estos días con motivo del análisis crítico de las medidas adoptadas para luchar contra la covid-19.…  Seguir leyendo »

Perhaps we shouldn’t be surprised by attacks on press freedoms and journalists around the world amid the Covid-19 pandemic. We’ve seen this pattern before: A crisis engulfs a nation, and its government moves to curtail, manipulate or shut down news coverage. But just because we’ve seen this pattern before doesn’t mean that we should pay less attention to it now. In fact, now is a time to be especially vigilant.

In Iran, the government has imposed sweeping restrictions on coverage of the pandemic, including a ban on printing newspapers. Journalists have been arrested for their reporting, including one who criticized the government’s failure to prepare for the pandemic and another who alleged that a local official had tested positive for Covid-19, as the Committee to Protect Journalists (CPJ) has noted.…  Seguir leyendo »

Nada recalca la importancia de las noticias fidedignas como lo hace una crisis. Y, sin embargo, a medida que la pandemia del COVID-19 somete a los periodistas a una presión cada vez mayor para que difundan estas noticias, también cambia drásticamente su sector, y transforma sus condiciones de trabajo. No debe subestimarse el estrés que todo ello ejerce sobre la salud mental de los mencionados profesionales.

Incluso antes de la crisis COVID-19, muchos periodistas estaban exhaustos o al borde de estarlo. El ciclo de noticias de última hora era implacable, los ingresos por publicidad disminuían, los presupuestos de las salas de redacción estaban tensionados, y la confianza del público en los medios se reducía.…  Seguir leyendo »

Durante una pandemia, la información precisa puede ser una cuestión de vida o muerte. Las personas necesitan información fidedigna sobre el impacto de la enfermedad y la amenaza que representa para su ciudad, comunidad o vecindario. La preocupación apremiante de la mayoría de los ciudadanos no es si su país está en la macro-trayectoria correcta con respecto al virus, sino si su tienda local de comestibles está practicando una higiene adecuada y aplicando medidas de distanciamiento social.

Una de las muchas tragedias de la pandemia COVID-19 es que se produce en una época en la que en muchos países los medios de comunicación locales han sido diezmados, y en un momento en el que líderes autoritarios, como por ejemplo el presidente de Estados Unidos Donald Trump, el primer ministro húngaro Viktor Orbán y el primer ministro de la India Narendra Modi han estado librando una guerra sin cuartel contra el periodismo independiente.…  Seguir leyendo »

Un hombre lee un periódico en Sevilla, España, uno de los países más afectados por la pandemia. (Marcelo del Pozo/Getty Images)

La pandemia ha subrayado en todo el mundo el valor del periodismo confiable y ha desnudado la irrelevancia de quienes trafican con bulos o consignas. Han brillado medios públicos y diarios de prestigio, que se han adaptado a la crisis aportando contexto, visualizando posibles soluciones o conectando a quienes necesitan ayuda con quienes pueden o quieren darla. Algunos han ganado socios o suscriptores digitales. Para muchos, sin embargo, ha sido una victoria pírrica. El desplome de la publicidad y la caída de las ventas impresas les han atrapado en una paradoja: su número de lectores se dispara mientras sus ingresos caen.…  Seguir leyendo »

Nous, Reporters sans frontières (RSF), avons porté plainte auprès du rapporteur spécial des Nations unies sur le droit à la santé, Dainius Pūras, et du rapporteur sur le droit à la liberté d’opinion et d’expression, David Kaye, en affirmant que les violations de la liberté de la presse portent atteinte au droit à l’information, et par transitivité au droit à la santé. Nous demandons qu’il soit reconnu que le droit à l’information est même «inhérent» au droit à la santé, ce qui signifie qu’il en est une condition sine qua non. L’objectif est de lutter plus efficacement contre les restrictions arbitraires à la liberté de la presse et contre la désinformation, quand la sauvegarde de la santé publique est en cause.…  Seguir leyendo »

Leer este artículo requiere en torno a cinco minutos. Si al final de sus líneas ha logrado aportar algún conocimiento o suscitar alguna reflexión o crítica, significará que el lector habrá invertido su valioso tiempo en una de las acciones más extraordinarias, provechosas y placenteras de nuestra vida: aprender.

Mientras los centros de enseñanza permanecen cerrados a cal y canto por la pandemia, la comunidad educativa debate apasionadamente sobre la transformación que ha supuesto la tecnología digital para impartir clases a distancia, comunicarse con el alumnado o mantener, en circunstancias muy adversas, la actividad académica y administrativa.

Los brillantes ejemplos de colegios, institutos y universidades que están empleando estos días metodologías innovadoras basadas en contenidos audiovisuales o herramientas virtuales demuestran hasta qué punto se han incorporado progresivamente los lenguajes y las técnicas de los medios de comunicación de masas al ámbito específico de la escuela.…  Seguir leyendo »

Truth is the first casualty in war, goes the old saying; the corollary might be that journalists are often the collateral damage. That has probably never been more universally true than in the ongoing battle against the coronavirus. Across the world, both autocratic and democratic governments have responded to the epidemic by restricting information, criminalizing independent reporting and harassing reporters — verbally and sometimes ­physically.

“Call it the covid-19 crackdown,” says Joel Simon, the executive director of the Committee to Protect Journalists. His organization has compiled what he says is a partial list of 200 cases of arrests, threats and harassment related to media coverage of the pandemic.…  Seguir leyendo »

While the world is busy trying to contain the spread of the deadly coronavirus, Chinese authorities last week pulled credentials from journalists at three major media outlets: the New York Times, the Wall Street Journal and The Post. What is particularly shocking about this retaliatory move, after the Trump administration took action against several Chinese Communist Party-controlled outlets, is that for the first time, those foreign correspondents are also barred from reporting from Hong Kong and Macau.

This is an unprecedented decision. For decades, Hong Kong has long been known as a bastion of press freedom in the region. With protections by independent courts and civil liberties enshrined in Hong Kong’s Basic Law (equivalent to its Constitution), foreign media have been able to operate free from intervention from autocratic China.…  Seguir leyendo »

Por un momento déjese llevar a 2010. Le invitan al preestreno de una película en Kinépolis. Una distopía. Año 2020. Un virus muy contagioso obliga al encierro de los ciudadanos en sus casas en todo el hemisferio norte. Las autoridades de toda Europa sólo autorizan pisar la calle para adquirir tres productos definidos como de «primera necesidad»: alimentos, medicinas y periódicos. Nada más. «¡Qué tontería!», comenta su acompañante en el coche de vuelta a casa. «¡Qué falta de visión! En 2020 no habrá periódicos…».

Esta crisis del virus y el confinamiento nos está dejando algunas pistas interesantes. Algunas ya las sabíamos o las podíamos prever.…  Seguir leyendo »

British national newspaper front pages on 1 February 2020, the morning after the UK exited from the European Union. Photograph: Leon Neal/Getty Images

Shortly before Brexit, a touching little farewell ceremony took place in the Berlaymont, the European commission’s Brussels headquarters.

On Jean-Claude Juncker’s last day as president of the commission, he made a final appearance in the basement press room at midday – the time the commission has been briefing the world’s press every day for much of the past 60 years.

Juncker gave an emotional valedictory. When he stopped speaking, an Italian journalist stood up. “History will judge you, Mr Juncker,” the journalist said solemnly, “but we will never forget you” before urging a round of applause for the Luxembourger’s “30 years as a true European”.…  Seguir leyendo »

Un hombre lee un periódico en Bogotá en junio de 2018Credit...Reuters

El chiste es malo, pero debo confesar que lo he repetido un par de veces. Un periodista me pregunta —me lo preguntan a menudo— qué le diría a un joven que quiere ser periodista y yo le contesto que mire la lista: “Que mire la lista de las noticias más leídas de cualquier diario”. Quizá valga la pena hacerlo; hoy, por ejemplo.

Durante toda su historia, el periodismo escrito estuvo libre de la lógica del rating —que roía las entrañas de la tele y la radio—. Un editor o director o jefe de redacción publicaban un diario y el diario se vendía más o menos y ellos suponían: quizás era por esa nota sobre el nuevo de Boca o la investigación de esa mentira del ministro o esa foto en la tapa o la serie sobre actrices rubias o el suplemento de cocina y baño.…  Seguir leyendo »

A woman walks by a wall in Ahmadabad, India, with portraits of President Trump and Indian Prime Minister Narendra Modi on Tuesday. ahead of Trump's planned visit to the country. (Ajit Solanki/AP)

“Jihadi.” “Presstitute.”

Those are some of the insults the government of India routinely deploys against critical journalists. I’ve been at the receiving end of both. A few weeks ago, the Twitter account of the ruling Bharatiya Janata Party called me a “jihadi” for my criticism of its polarizing tweets against Muslims in India.

But I’m far from alone. Journalists are facing enormous pressures and intimidation in India.

President Trump, who is visiting the country next week, will surely feel right at home with a government that also dismisses critical news stories as fake and casts aspersions on journalistic integrity everyday.

Fabrication, hyper-nationalism and self-censorship are on the rise as the government of Prime Minister Narendra Modi tightens its grip on the country’s political and economic life.…  Seguir leyendo »

Una joven durante la protesta contra los feminicidios y la forma en que los medios les dan cobertura, el 14 de febrero de 2020, en Ciudad de México. (SASHENKA GUTIERREZ/EPA-EFE/Shutterstock)

Desde hace días, cientos de mujeres han salido a protestar en las calles de Ciudad de México por el feminicidio de Ingrid Escamilla y la divulgación de las imágenes del crimen. Las manifestantes pintaron la puerta del Palacio Nacional, donde está la oficina presidencial, y quemaron un camión repartidor del periódico popular La Prensa. Denunciar la violencia de esas imágenes abre un nuevo frente en la lucha por la seguridad y la igualdad de las mujeres.

La prensa criminal, conocida en México como nota roja, adquirió su popularidad durante el siglo pasado gracias a su capacidad para presentar ante el público los detalles de los crímenes más impresionantes, que los gobiernos querían ocultar.…  Seguir leyendo »

Querida Romi: me acaba de mandar Garci el programa definitivo para el homenaje a David. Ya te anticipo que a Luis Herrero no le gusta mucho, pero es que no lo puede remediar. Vino al mundo con un veneno que cristaliza en dos profesiones: fiscal o periodista.

Como nos habían anticipado, el ayuntamiento autoriza la celebración en la plaza de Colón el sábado por la tarde. La primera novedad es que se añaden dos plataformas elevadas a ambos lados del escenario principal: en una estarán los AC/DC; en la otra, Metallica. En la parte central, sobre una tarima frente al público, estaréis Isabel madre, Isa, Inés, France y tú.…  Seguir leyendo »

Para Sergio Aguayo, porque si atacan a un periodista, nos atacan a todos.

No hay nada como ser periodista en México. Por una parte, si te levantas muy temprano de lunes a viernes, puedes hablar directamente con el presidente en sus conferencias de prensa, mejor conocidas como las Mañaneras. Pero, por la otra, México es uno de los países más peligrosos del mundo para ejercer el periodismo independiente. Y el peligro no viene únicamente de los grupos del crimen organizado.

Ningún presidente en el planeta da una conferencia de prensa diaria como lo hace Andrés Manuel López Obrador. Yo he asistido a dos de ellas en Ciudad de México y puedo constatar que pregunté con absoluta libertad, sin ninguna presión o censura, sobre las terribles cifras de asesinatos en el primer año de su gobierno.…  Seguir leyendo »

Glenn Greenwald es un periodista estadounidense que vive y trabaja en Brasil.Credit...Adriano Machado/Reuters

Cuando Julian Assange, fundador de WikiLeaks, fue acusado el año pasado por el gobierno de Donald Trump por la publicación de documentos secretos del gobierno estadounidense casi una década antes, muchos periodistas manifestaron una profunda preocupación por el peligroso precedente que el caso podría sentar para el periodismo de investigación en Estados Unidos.

Sin embargo, pocos parecieron considerar que el caso también podría servir como ejemplo para otras naciones dispuestas a frenar la libertad de prensa.

El martes 21 de enero, Glenn Greenwald —un periodista estadounidense que reside y trabaja en Brasil—, fue acusado de cometer delitos cibernéticos por una serie de reportajes en los que se publicaron mensajes privados entre funcionarios brasileños que revelaron corrupción y abusos en los más altos niveles del gobierno de Brasil.…  Seguir leyendo »

Actualidad de Fernández Flórez

En el Betanzos de mi infancia el ABC llegaba al día siguiente. Lo repartía por las casas de los suscriptores la quiosquera -América de nombre y continental de constitución- en torno al mediodía, dependiendo de la variable hora de llegada del exprés. El nuestro lo dejaba en el portal de casa después de pasar por la de doña Mercedes Beccaría, viuda de Romay. En su consulta de dentista, mi padre lo leía aprovechando los minutos que tardaba la anestesia para hacer efecto en las encías de sus pacientes. Después, a la hora de comer, lo subía al segundo piso y anunciaba:

-Luisa, la Tercera de hoy es de Wenceslao.…  Seguir leyendo »