Fernando Díez Moreno

Este archivo solo abarca los artículos del autor incorporados a este sitio a partir del 1 de noviembre de 2006. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

Rodrigo Rato ha sido absuelto en el pleito penal de la salida de Bankia a Bolsa. No es el primer caso. Podemos recordar otros muchos casos, pero solo afectan a gente de derechas porque Griñán, Chaves y Pujol han podido pasar el verano en la playa. La sentencia absolutoria supone un varapalo más que notable para la fiscal que formuló la acusación sin pruebas. Pero es igual, nadie le exigirá responsabilidad alguna, entre otras cosas porque probablemente sea de la Asociación de Jueces de izquierda llamada «Justicia democrática» (como la Memoria), y porque en la Justicia se actúa con impunidad.

Rodrigo Rato tiene pendiente el pleito de su situación patrimonial, que lleva ya cinco años (¡cinco años!)…  Seguir leyendo »

En una Tribuna Abierta en este diario de 31 de diciembre de 2019 alertábamos sobre la situación penitenciaria de Rodrigo Rato. Transcurridos más de tres meses, la situación se ha agravado hasta poder ser calificada de ensañamiento político.

Los hechos se remontan al 18 de marzo de 2019 en que cumplió setenta años. ¿Cuántos internos hay en España con más de setenta años? Pocos meses después se le concedió el tercer grado penitenciario a José Antonio Moral Santín, vicepresidente de Bankia, y se le excarcela por haber cumplido un cuarto de la condena, que era la misma impuesta a Rato. Perteneció al Partido Comunista de España.…  Seguir leyendo »

El parto de los montes

Se produjo lo que todos temíamos (o casi todos): un informe de la Abogacía del Estado, largamente esperado y en el que cifraban sus esperanzas quienes aspiran a gobernar España. Esperanzas vanas porque la opinión jurídica vertida en ese informe es solamente eso, una opinión, y será el Tribunal Supremo, al que no vincula la Abogacía del Estado, quien tome la decisión definitiva.

El 27 de este mes de diciembre, en un artículo colgado en la página web de la Fundación Faes, distinguíamos entre Abogacía del Estado y Abogado General del Estado. Éste es un cargo político, nombrado por el Gobierno con rango de subsecretario, y advertíamos de que el prestigio de la Abogacía del Estado, logrado después de 140 años de servicios al Estado, en todo tipo de regímenes políticos y de Gobiernos, estaba en riesgo, si se repetía la imposición política de criterios o valoraciones a la hora de desempeñar sus funciones de asesoramiento y de defensa del Estado en juicio, como había ocurrido en el proceso contra los líderes independentistas catalanes.…  Seguir leyendo »

El 19 de abril de 2015, este diario publicó una Tribuna Abierta escrita por mí, con el título de «Yo soy Rato». En estos tiempos en los que se comenta la desproporción entre las penas por delitos sexuales y los de homicidio o asesinato; así como la desproporción entre los delitos monetarios y los de homicidio o asesinato, dicho de otro manera: la misma pena por la apropiación indebida de 45.000 euros que la impuesta al asesino de Zaragoza. En estos tiempos en que los acusados por un delito de sedición pueden estar en su casa para Navidades. En estos tiempos es preciso preguntar «y de Rato, ¿qué?».…  Seguir leyendo »

Está a punto de consumarse el acoso y derribo, la persecución, el linchamiento moral, la caza del hombre, o como quieran llamarlo, más largo de la historia democrática en España. Porque, no nos engañemos, lo que la izquierda y sus terminales mediáticas han pretendido es acabar con Trillo. El Yak-42 fue una excusa más. Como lo expresó quien fue portavoz socialista en el Congreso: «Vamos a ver si con esto del Yak echamos a Trillo de la política, y si es posible de España». La cosa viene de mucho antes del año 2003, y es que nunca le perdonaron que fuese el azote parlamentario de la corrupción filipina.…  Seguir leyendo »

Vivimos en nuestros tiempos algunas paradojas y contradicciones que son difíciles de comprender y de explicar. Cuando hace unos meses, unos periodistas del semanario satírico «Hebdo» fueron vilmente asesinados, los gobiernos de toda Europa y algunos de fuera de ella, todos los medios de comunicación y las masas al grito de «¡je suis Charlie!», condenaron los asesinatos. Pero cuando son vil y cruelmente asesinados centenares de cristianos en África y Oriente Medio, nadie levanta la voz, ni los gobiernos, los medios o las masas reaccionan.

Ahora que han asesinado políticamente a Rodrigo Rato, yo, que no grité «¡je suis Charlie!», quiero gritar «¡yo soy Rato!»…  Seguir leyendo »