Francisco Rosell

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de Marzo de 2008. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

Cuando la moción de censura llega de Europa

En el magnífico drama teatral Un hombre para la eternidad, donde se escenifica el conflicto entre un hombre de conciencia como Tomás Moro y el arbitrario poder absoluto de Enrique VIII, del que era consejero y amigo hasta su decapitación, hay una escena en la que aquel «hombre de todas las estaciones» se enfrenta al dilema que le traslada su yerno. Éste le apremia a que emplee su inmenso poder de Lord Canciller para deshacerse de un mortal enemigo y Sir Tomás Moro le aclara que, al no constarle que haya contravenido providencia alguna, estaba obligado a protegerle.

Al acusarle casi de hereje, le remarca: «Romperías la ley para castigar al Diablo, ¿verdad?».…  Seguir leyendo »

Con un Gobierno así no hay democracia que resista

Cuenta la leyenda que la ciudad griega de Argos, fiada a la palabra de su sitiador Cleómenes con quien había ajustado un armisticio de siete días, fue invadida la tercera noche por el ejército espartano esgrimiendo el tirano que no se había estipulado nada sobre la caída de la tarde, si bien luego los dioses vengarían la perfidia de quien entendía, como en los versos de Virgilio, que «valor o engaño, si es con el enemigo, todo es uno». Es lo que ha acaecido en la Comunidad de Madrid tras lo que apalabraron el 21 de septiembre, con alarde de banderas y timbales, el jefe del Gobierno, Pedro Sánchez, y la presidenta autonómica, Isabel Díaz Ayuso, y al que el primero ha puesto fin este viernes a cañonazos.…  Seguir leyendo »

El Rey al que han dejado desnudo

En el curso de la visita que giró el lunes a la reformada sede madrileña de la Fundación Ortega-Marañón, en su primera aparición tras impedirle Sánchez entregar en Barcelona sus despachos a los nuevos jueces por primera vez desde su entronización, se registró la curiosa instantánea de Felipe VI frente a uno de los retratos más característicos del filósofo. La imagen evocaba la anécdota que se cuenta del encuentro –más bien choque por sus consecuencias– del pensador con Alfonso XIII y que aceleró el republicanismo del que luego se arrepentiría Ortega ante la deriva del nuevo régimen del que fue partero con su Agrupación al Servicio de la República.…  Seguir leyendo »

El autogolpe y la republikETA de los simios

El planeta de los simios registra uno de los grandes finales del cine de ficción. Justo en el instante en el que el astronauta Taylor cabalga plácidamente por una desértica playa tras desembarazarse de unos monos inteligentes que lo habían hecho preso tras el aterrizaje forzoso de la nave espacial que comandaba. Ambientada en el 3.978 –20 siglos después de su marcha de la Tierra–, tiene como marco un ignoto paraje astral en el que sus pobladores humanos son tiranizados por antropoides donde los orangutanes se arrogan la dirigencia, los gorilas asumen la función militar y los chimpancés desempeñan las tareas científicas.…  Seguir leyendo »

En plena subbética cordobesa, Cabra es un enclave privilegiado que, entre un mar de olivos, ha sido cuna de una pléyade de próceres. Como Gonzalo Fernández de Córdoba, ilustre general de Felipe IV, o Dionisio Alcalá-Galiano, héroe de Trafalgar, amén de Juan Valera, el preclaro novelista y diplomático, o José Sánchez Guerra, jefe de Gobierno de una Restauración en declive que dio paso a una fugaz República cantonal en la que su primer presidente, Estanislao Figueras, se despediría casi recién llegado «a la francesa» –escapó a París– tras despacharse a gusto con sus ministros: «Señores. Voy a serles franco. Estoy hasta los cojones de todos nosotros».…  Seguir leyendo »

Frente a la afligida constatación de que «de todas las historias de la Historia / sin duda la más triste es la de España/ porque termina mal», «como si el hombre, / harto ya de luchar con sus demonios, / decidiese encargarles el gobierno / y la administración de su pobreza», Jaime Gil de Biedma expresaba en los 60 su conmovida esperanza: «Quiero creer que nuestro mal gobierno / Es un vulgar negocio de los hombres / Y no una metafísica, que España / Debe y puede salir de la pobreza, / Que es tiempo, aún para cambiar su historia/ Antes que se la llevan los demonios».…  Seguir leyendo »

Sánchez y los presupuestos de una ambición

Con el descuido del que dejaba caer la ceniza del cigarro sobre el deslustrado atuendo de viejo payés al que pocas cosas pueden asombrar, Josep Pla coligió –tal vez como gran lección de su oficio de gran cronista de su época– que era mucho más difícil observar que pensar. No le faltaba un ápice de razón a quien, como anotó en su Cuaderno gris, se tenía por un hombre a contracorriente de su tiempo. Malhumorado contra esa fatiga de la memoria que lleva al género humano a facilitar cíclicamente la aparición de aventureros de la política, advierte sin éxito en sus Notas del crepúsculo: «Si algún día se encuentran con un orador que les garantice la felicidad, el bienestar, la solución de todos los problemas gratis; si algún día se encuentran con algún cura laico, de dulce palabrería… Hagan caso: abróchense la americana y tomen las de Villadiego lo más deprisa posible».…  Seguir leyendo »

Cuando lo que prima es mandar, no gobernar

Al discernir entre «vieja y nueva política», Ortega refiere que una cosa es gobernar y otra bien distinta es mandar catalogando de acto inmoral conquistar el poder sin un ideal de gobierno. Si el primero de nuestros filósofos señala que la historia contemporánea patentiza qué grado de miseria se puede alcanzar en este campo, no hay duda de que el presidente Sánchez descuella sobresalientemente. Como no sabe gobernar, dado su nulo bagaje al no atesorar más experiencia que la de meritorio de aquellos a los que portaba la cartera siguiendo los derroteros de Zapatero, ni lo busca, ambiciona mandar. Así, suple sus carencias con su falta de escrúpulos.…  Seguir leyendo »

El acto de contrición mariana de Casado

En el recodo final de sus agitadas vidas, aquellos dos tenorios sevillanos anhelaban avivar las brasas frías de la pasión de un ayer a trasmano. Lo hacían embelesados con las hijas de las madres que tal vez amaron en un pretérito que juzgaban pluscuamperfecto en su añorante nostalgia. Tratábase de dos Guidos machadianos asomados al ventanal de casino de aquel círculo mercantil donde eran veedores privilegiados de la carrera oficial por el que desfilaba el gentío bullicioso de una Sevilla vestida de punta en blanco primaveral. Salvando épocas y personajes, diríase que remedaban aquellas otras rarezas de turistas que llegaron a ser dos genios del toreo como Juan Belmonte y Rafael El Gallo en su tertulia de Los Corales, bar anejo a esa misma calle Sierpes que condensaba la dualidad barroca hispalense y que hoy, como tantas vías tradicionales, es un despersonalizado bulevar de aeropuerto que transitan presurosos pasajeros.…  Seguir leyendo »

Iglesias y el moño de la corrupción

Al cruzarse con un demente que se paseaba guiando una carretilla del revés, como si fuera a embestir con sus astas metálicas cual toro metálico para adiestramiento de maletillas con apetencia de figura, aquel visitante del manicomio se sintió en el deber de aclararle que debía agarrar el volquete por las asas. A tal recomendación, el majareta replicó con risa burlona de zumbado de la vida: «Sí, sí, para que otra vez me la llenen de piedras». De ahí que el refranero, con docta perspicacia, sentencie que «más sabe el loco en su casa que el cuerdo en la ajena».

Mucho más si no se trata de ningún ido, pese a sus extravagancias, sino de alguien bien cuerdo que discierne lo que quiere bajo su concha dura de galápago y con sus pies bien firmes en la tierra, aunque le guste arrogarse –y hubo un tiempo en el que pudo fingirlo con dominio de la escena– una pose mesiánica de diosecillo de barro dispuesto a asaltar el cielo hasta que se ha hecho más perceptible su pelaje de Savonarola paleocomunista.…  Seguir leyendo »

Dar jaque mate al rey con un peón

En abril de 2016, aconteció una reveladora anécdota. Tuvo como marco el encuentro televisivo entre dos protagonistas que, al cabo de cuatro años, serían claves en la nueva realidad política abierta en España al fraguarse el pacto de noviembre de 2019 que alumbró el actual Gobierno de cohabitación socialcomunista. Los protagonistas fueron el hoy vicepresidente Iglesias, entonces y ahora secretario general de Podemos, y el actual valido del presidente Sánchez, Iván Redondo, un audaz consultor que se movía en la órbita del PP. Fue una hora larga en el programa La Tuerka que Iglesias dirigía con la financiación ilegal de la dictadura teocrática de los ayatolás iraníes y al que invitó a un Redondo sobre el que se deshizo en elogios lamentando que siempre hubiera servido a formaciones adversarias.…  Seguir leyendo »

Sonría, estamos en España

El destino se complace en repetir las cosas y lo que pasa una vez pasa muchas otras, por decirlo con palabras del maestro Borges. Por eso, ahora que Sánchez, empecinado en repetir las políticas fracasadas de Zapatero que retrotraen a España a la dramática situación de 2008, como se aprecia en su negligente gestión del coronavirus con cerca de 50.000 fallecidos, con una devastación de empleo sin parangón y con una destrucción de riqueza sin igual en las principales economías del mundo, quizá convenga recordar un chiste que obtuvo fortuna durante aquellos años bobos y trasladable a los días aciagos del presente por dibujar fielmente ambos periodos –en realidad, dos fases del mismo ciclo– con los pinceles del humor.…  Seguir leyendo »

Berlanga, en La Moncloa

Cuando aún esta semana se siguen abonando las letras de cambio giradas en los años bobos de Zapatero, con unos independentistas a los que su política de apaciguamiento armó la tentativa de golpe de Estado de 2017 de quienes ahora pretenden volver a las andadas, con su sosias en la Alianza de Civilizaciones, el turco Erdogan, reconquistando como mezquita, tras ocho décadas como museo, la catedral de Haghia Sofía, iglesia madre de la cristiandad oriental construida por Justiniano, y con el ministro principal gibraltareño, Fabián Picardo, elevado a la categoría de interlocutor válido por parte de la jefa de la diplomacia española tras la venia que le otorgara el ex ministro Moratinos, en abierta dejación de la histórica reivindicación española sobre la colonia inglesa, el presidente Sánchez despliega estos días la dicha del entrampado tras el acuerdo alcanzado por la UE para dotarse de un fondo de reconstrucción que haga frente a los daños del coronavirus.…  Seguir leyendo »

Casado habrá de hacerse el gallego

Atendiendo al adagio latino de que «lo que hoy es novedad, mañana es costumbre», habrá quienes quiten lustre a la rutilante victoria de Alberto Núñez Feijóo en las elecciones gallegas. Al tratarse de su cuarta mayoría absoluta, igualando la marca de Fraga, ha perdido aires de estreno. Sin embargo, aunque pocas cosas sepan como la primera vez, el reelegido presidente de la Xunta tiene fundadas razones para degustar ese triunfo con caracteres de primicia tras cosechar 41 escaños en un hemiciclo de 75.

Mucho más cuando unas horas antes de cerrar los centros de votación le anticiparon que la encuesta de la televisión gallega no daba por segura su mayoría absoluta.…  Seguir leyendo »

Sánchez e Iglesias

El gran escritor Leonardo Sciascia, notorio intelectual de izquierdas y simpatizante del PCI, del que se alejó para preservar su independencia, dejó testimonio vital y literario de su indómita denuncia contra la corrupción política y la violencia mafiosa. Ello le valió, no sin sobresaltos, ser una de las conciencias críticas de Italia. Cuando un periodista le inquirió sobre la «sicilianización» de su obra, Sciascia explicó que la isla encerraba una metáfora de un mundo caracterizado por la preeminencia de los intereses particulares. Para sus paisanos sicilianos, la familia era el Estado y el parentesco primaba sobremanera teniendo su explicitación en los clanes mafiosos.…  Seguir leyendo »

Casado y la boa de Pedro Sánchez

Como miembro de los servicios secretos británicos hasta que el éxito de su tercera novela –El espía que surgió del frío– le permitió vivir de la literatura, la principal experiencia que extrajo John Le Carré fue que nada, absolutamente nada, era lo que parecía. Todos tenían una segunda intención, cuando no una tercera. Así, por boca de uno de sus personajes, el escritor estableció un sistema para discernir lo que se debía a la casualidad de aquello otro que era fruto de la causalidad. Una coincidencia –explicaba– puede ser casual, dos fundamentan la sospecha de que es causal y tres certifican ese barrunto.…  Seguir leyendo »

Caso Iglesias

Parafraseando el aserto de Oscar Wilde en La decadencia de la mentira, puede decirse que la vida imita a la literatura mucho más que la literatura a la vida. Esa apreciación se hace certeza al corroborar cómo el protagonista de El hombre que fue Jueves, la gran novela de Chesterton, cobra vida en el vicepresidente del Gobierno y líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias. No es para menos al revelarse esta semana pormenores de cómo construyó un relato falso para concurrir a la cita electoral de abril de 2019 como víctima de una confabulación de una «cloaca policial y mediática» que no era tal, sino una mascarada para escamotear su particular cloaca.…  Seguir leyendo »

El pasado ya no es lo que era

Al cabo de cien días de estado de alarma, se puede concluir, en lo que hace al número de víctimas oficiales por el coronavirus, que lo único cierto es lo hipotético, si se atiende al orwelliano Ministerio de la Verdad de Pedro Sánchez. «Hemos salvado la vida de 450.000 españoles», alardea ufano el presidente del Gobierno, mientras el conteo real de fallecidos, como acreditan desde el Instituto Nacional de Estadística a las empresas funerarias, se convierte en hipotético.

Tal birlibirloque adquiere, además, un aire surrealista en boca del nada científico, en lo que tiene que ver con los hechos, director del Centro de Alertas Sanitarias, Fernando Simón.…  Seguir leyendo »

Más allá de las responsabilidades penales del delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Franco Pardo, por la autorización imprudente de la manifestación central feminista del 8-M cuando había certeza de que podría propagar el Covid-19, el sobreseimiento provisional de esta pieza por la magistrada Rodríguez-Medel, al ponderar que no hay indicios suficientes de la comisión de un delito de prevaricación, ha sido clarificador de cómo el Gobierno Sáncheztein está dispuesto a valerse de todos los medios a su alcance para salir indemne de aquellos atolladeros que entienda que le comprometen.

No en vano la incumbencia última del 8-M no es de un delegado del Gobierno, sino de un Ejecutivo que demoró la adopción de medidas drásticas para contener una pandemia que ya habitaba en España con el fin de preservar, por intereses ideológicos y propagandísticos, la marcha feminista.…  Seguir leyendo »

Que se joda el votante medio

A cada paso que da, más se aleja el Gobierno Sáncheztein de los parámetros democráticos europeos y se aproxima a las satrapías latinoamericanas hasta uniformarse en modos y hábitos. Así, a la par que las autoridades suecas rogaban disculpas a sus ciudadanos por los 3.500 muertos del Covid-19 y resolvían investigar por qué se había superado la mortalidad de sus vecinos escandinavos, el presidente español obraba en contrario. Lejos de solicitar perdón con sus más 43.000 fallecidos a cuestas, se vanagloriaba de una nefanda gestión que hace que España encabece el porcentaje de perecidos por número de habitantes, mientras sus cifras oficiales son el hazmerreír internacional, tras tomarle el pelo a algunas cabeceras periodísticas de prestigio.…  Seguir leyendo »