Marruecos

Déjeme que le cuente, señor presidente, algo que he aprendido al criar arrugas y canas: las acciones crean realidad. Y si es cierto eso de que uno es dueño de sus silencios y esclavo de sus palabras, conviene elegir estas con tiento.

Y mantener un relato coherente.

Este martes, usted hubo de recurrir a la bronca para mantenerse firme en un desmentido que pocos le iban a creer. La crisis de Gobierno de hace trece meses ya la negó siete días antes de ejecutarla. También le mintió a sus entrevistadores de El País tres semanas antes de ejecutar a algunos colaboradores en el último Comité Federal del PSOE, el del 23 de julio.…  Seguir leyendo »

Desde que conociéramos el ataque al móvil del presidente Sánchez a través del programa Pegasus, diversos acontecimientos han añadido nuevos interrogantes sobre el alcance del mismo. Desde el primer momento, se apuntó a Marruecos como origen del 'hackeo' del teléfono de Sánchez, del que el propio Gobierno reconoció que los atacantes extrajeron casi tres 'gigas' de información en dos intromisiones en mayo de 2021. Por supuesto que nadie, salvo los atacantes y el presidente del Gobierno, conoce qué contenía esa vasta información. Podrían ser, desde luego, centenares de fotografías, miles de mensajes, decenas de miles de folios de documentación perfectamente reservada y de alta sensibilidad para España, su Gobierno y/o su presidente.…  Seguir leyendo »

Hace veinte años, las relaciones entre España y Marruecos vivieron en el islote de Perejil una de sus peores crisis diplomáticas, que a punto estuvo de degenerar en una conflagración militar. Pero los intercambios económicos no sólo no se vieron afectados, sino que aumentaron. España y Marruecos consiguieron aislar sus relaciones económicas y comerciales del complicado entramado de sus relaciones políticas.

La tesis del exministro de Asuntos Exteriores español, Fernando Morán, que defendía crear un colchón de intereses económicos y convertirlos en un medio para amortiguar la conflictividad de las relaciones bilaterales ha sido, por tanto, un gran éxito.

Y lo mismo ha ocurrido durante la última crisis entre ambos países, pues los intercambios económicos han seguido la misma curva ascendente de hace veinte años.…  Seguir leyendo »

Dime si has oído esta historia antes

El guardia de fronteras estaba de pie junto a un pequeño edificio de bloques de hormigón, entrecerrando los ojos por la luz del sol. Desde donde yo estaba —el asiento trasero del viejo Renault de mis padres—, él parecía alto y daba un poco de miedo. Pero solo echó un vistazo rápido al interior e hizo un gesto con la mano para indicarnos que podíamos seguir adelante en nuestra excursión de un día a Melilla, un enclave español al norte de Marruecos.

Aquello fue en 1977, cuando quienes cruzaban la frontera eran en su mayor parte lugareños. Pero, a medida que creció la Unión Europea, también lo hizo la fortificación.…  Seguir leyendo »

No sé en qué momento hemos perdido los socialistas sensibilidad humanitaria hacia los migrantes. No recuerdo el momento. Quizás yo no estuve atento.

No sé cuándo renunciamos los socialistas a la defensa de los derechos humanos en cualquier rincón del planeta al margen de coyunturas, de intereses geoestratégicos o del color de la piel de los maltratados. No lo recuerdo. Quizás no leí alguna circular del PSOE en mi correo.

El caso es que 23 hombres negros murieron el viernes pasado, solo digo que murieron, no que fueran asesinados, a falta de una investigación rigurosa. Pudieron ser 27 o más, como señalan las ONG’s.…  Seguir leyendo »

Como cuando saboreas un tinto y en los primeros instantes satisface su sabor entre amargo y dulzón pero acaba por secarte la boca dejando un regusto ferroso. Y no sabes muy bien cómo pasaste en unos instantes de una sensación agradable al asco. Así debieron sentirse ayer en el Gobierno cuando vieron la dedicación de la Gendarmería marroquí en frenar el intento de salto a la valla de Melilla. Misión cumplida. “Extraordinario trabajo”. Y entonces vieron a qué sabía ese éxito: a cuerpos amontonados, cabezas rotas y pechos sin vida.

A eso sabe nuestra política migratoria de externalización de las fronteras.…  Seguir leyendo »

En tiempos de Zapatero viajó a Argelia la vicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega. En su entrevista con altos dirigentes del país solicitó que aceptasen la repatriación de un número importante de personas entradas en España ilegalmente.

Su interlocutor fue cortés pero divagó: las relaciones hispano-argelinas marchaban bien, España tenía una historia común con los árabes, el Mediterráneo nos unía, el cielo era bello y azul en los dos países y en Argelia había muchos seguidores del Real Madrid. En definitiva, no se comprometió en absoluto.

Dos días más tarde, sin embargo, un barco español cargado con argelinos solicitó por sorpresa atracar en Orán y desembarcarlos.…  Seguir leyendo »

El Sahara, más que un desierto

He sacado el abultado dosier sobre el Sahara y he estado a punto de devolverlo para no revivir la tragedia. Pero el recuerdo de la primera sesión que el Comité de los 24 celebró sobre el Sahara, en cumplimiento de la Resolución 1514 (XV) de la Asamblea General de la ONU (1960) para acabar con las colonias, era demasiado vivo. España había enviado la lista de sus reivindicaciones y había que apechugar. Como Inglaterra con Gibraltar, que acaparó nuestra atención. Pero recuerdo aquella primera sesión sobre el Sahara como si fuera ayer por el susto que nos pegó. El representante de Marruecos no sólo hizo un alegato vitriólico sobre el colonialismo español en su territorio sino que anunció la llegada de «peticionarios» saharauis que confirmarían cuanto había dicho.…  Seguir leyendo »

Geopolítica servil

En vez de esgrimir el republicanismo como fetiche folclórico, convendría recuperar los imperativos más básicos de esa hermosa tradición política. Rendición de cuentas y respeto escrupuloso de las instituciones, deliberación colectiva que desemboca en una participación democrática para aprobar leyes justas que se erigen en la voz de los que carecen del poder del dinero y gobierno de leyes frente a la arbitrariedad del gobierno de hombres y mujeres sin ley. Nuestro Gobierno, a decir verdad, no parece especialmente comprometido con el republicanismo. La penúltima prueba de ese desprecio viene dada por el cambio de una política de Estado, como la referente al Sáhara Occidental, por la puerta de atrás, sin transparencia, deliberación, rendición de cuentas ni atisbo de respeto al control parlamentario.…  Seguir leyendo »

El conflicto entre Argelia y Marruecos viene de lejos. Al principio, surgió por el trazado de una frontera diseñada por Francia y que favorecía mucho más a Argelia. Marruecos se sintió agraviado y ya en 1956 reclamó una parte de ese territorio con el argumento de que formaba parte del “Marruecos histórico”. Ferhat Abbas, presidente del Gobierno provisional de la República argelina, no se opuso, sino que se reunió con Hassan II en julio de 1961, y ambos firmaron un acuerdo por el que se comprometían a renegociar la situación de la parte occidental de Argelia cuando el país consiguiera la independencia.…  Seguir leyendo »

El autócrata cuenta con cortafuegos, peones a sacrificar. Así, Albares pagará el fiasco del entreguismo a Marruecos del mismo modo que Laya se comió el contrario. Son convenciones admitidas. Todos sabemos que el autócrata tiene una especial querencia por la cosa exterior desde su tesis de todo a cien sobre diplomacia económica. A todos consta que Laya no se habría traído ‘motu proprio’ al jefe del Polisario. Nadie ignora que Albares carece de autoridad, de ganas y de agallas para dar por su cuenta y riesgo un volantazo diplomático que contradice y malogra medio siglo de sutiles equilibrios. Es decir, que hasta el último de la clase ve que todo es Sánchez, que siempre es Sánchez, que menudo es Sánchez.…  Seguir leyendo »

Con la excepción de nuestro entrañable hermano portugués, España está rodeada por países cuyas élites hablan francés. Pero ¿entendemos el interés de Francia en el conflicto saharaui? ¿Conocemos las tensiones de París con Argelia? ¿Y la preferencia francesa por Marruecos?

Argelia ha roto con España por la incompetencia de Pedro Sánchez en el Magreb y para disuadir a Francia de explicitar su apoyo al Sáhara marroquí. Argel aprovecha nuestra dependencia energética (y la presión migratoria subsahariana) para retrasar en lo posible que Francia, tras la cesión de España a Marruecos, se incorpore definitivamente a la senda inaugurada por EEUU y Emiratos Árabes.…  Seguir leyendo »

Ignorar a Argelia ha sido una constante de las relaciones de vecindad de España. De Alicante a Orán hay bastantes menos kilómetros que a Madrid: es algo que vivieron con sorpresa los republicanos que consiguieron salir en el Stanbrook, el último barco que zarpó de España rumbo al exilio. A la Argelia moderna y joven, que el próximo 3 de julio celebrará tan solo 60 años de independencia, la España democrática la ha tratado con cierta displicencia, como si fuera una suerte de hermana mediana aprisionada entre un Marruecos caprichoso y embaucador y una Francia que, con tronío, impone sus intereses.…  Seguir leyendo »

Cuando dos vecinos se pelean, toda la comunidad sufre las consecuencias. Esta constatación, válida para cualquier bloque de viviendas, es bien visible en el Mediterráneo Occidental y concretamente en el triángulo que conforman España, Marruecos y Argelia.

El conflicto del Sáhara se ha descongelado y las relaciones entre los dos vecinos meridionales de España están en uno de sus puntos más bajos. Marruecos ha redoblado la ofensiva diplomática marroquí para que se reconozca su soberanía sobre el Sáhara. Mientras tanto, Argelia ha acusado a Marruecos de asesinatos selectivos, de injerencia en asuntos internos e incluso de haber alentado los incendios forestales que azotaron la Cabilia en agosto de 2021.…  Seguir leyendo »

A Sahrawi refugee camp in Tindouf, Algeria, March 2016. Zohra Bensemra / Reuters

In December 2020, in one of his final acts in office, U.S. President Donald Trump signed a unilateral proclamation recognizing Moroccan sovereignty over a 100,000-square-mile territory that has been disputed for half a century: Western Sahara. The United States had long remained mostly neutral in the standoff between the Moroccan government, whose forces exercise de facto control over most of the territory, and the rebel group that seeks Western Sahara’s independence. But with the stroke of a pen, Trump reversed decades of U.S. policy, endorsing Morocco’s territorial claim in exchange for its normalizing relations with Israel and joining Trump’s Abraham Accords.…  Seguir leyendo »

Sánchez en el bolsillo de Rabat

Los dos anuncios más sorprendentes de la era Sánchez se han producido con sólo mes y medio de intervalo. Ambos de manera, en cierto modo, intempestiva. Y, por lo que parece, con sospechosas conexiones entre sí.

El viernes 18 de marzo nos enteramos a través de un comunicado de la Casa Real marroquí de que cuatro días antes el presidente Sánchez había enviado una carta al rey Mohamed VI apoyando su plan de autonomía para el Sáhara. Era un viraje radical y brusco tras casi medio siglo de respaldo a la autodeterminación del territorio, en línea con la doctrina de la ONU.…  Seguir leyendo »

Escribí el 21 de marzo en EL ESPAÑOL que, al margen de la cuestión de fondo, lo peor del respaldo de Pedro Sánchez al plan de Marruecos para la consolidación de su ocupación del Sáhara Occidental mediante una mera autonomía fue el humillante modo en que se hizo público.

Transcurrido más de un mes, esa impresión no ha hecho más que afianzarse. También en lo referente a la obtención (o no) de contrapartidas utilizando al pueblo saharaui como moneda de cambio.

Porque en la célebre declaración hispano-marroquí emitida en Rabat con ocasión de esa cena en la que la bandera de España se colocó del revés, y más allá de la reapertura de las fronteras terrestres, así como de la posible apertura de una nueva aduana, no hay más que un cúmulo de vaguedades.…  Seguir leyendo »

Muchos españoles y los que por profesión hemos estado vinculados con el tema del Sáhara, nos enteramos con sorpresa por los informativos del cambio o evolución de la posición del Gobierno sobre el Sáhara Occidental, ocupado ilegalmente por Marruecos desde 1976, pero del que España sigue siendo jurídicamente la potencia administradora.

El texto fue filtrado unilateralmente por Marruecos y sin aparente consulta aquí y fuera; subraya que la autonomía de 2007 es la base más seria, realista y creíble para la solución del contencioso. La nueva posición, muy pragmática, pretende normalizar las relaciones, sin unas contrapartidas reconocidas por Marruecos, aunque se señala que se pretende una nueva relación con nuestro vecino basada en la transparencia, la cooperación, la abstención de acciones unilaterales, el respeto a la integridad territorial de ambos países y la adecuada gestión de los flujos migratorios en el Mediterráneo y el Atlántico.…  Seguir leyendo »

A menudo, tendemos a pensar que vivimos en una isla y que las decisiones de nuestros gobernantes solo responden al humor con el que se levantan cada mañana, a una permanente incapacidad o a criterios ideológicos. Esto ocurrió en 1991, cuando Felipe González se implicó en la operación Tormenta del Desierto, cuando José María Aznar se hizo la famosa foto de las Azores y, más recientemente, con la decisión de Pedro Sánchez de apoyar el plan de autonomía del Sáhara.

En todos estos casos, más allá de la personalidad de los presidentes, España se vio arrastrada por las dinámicas de nuestros aliados, esencialmente por los posicionamientos adoptados por Estados Unidos ante determinados hechos.…  Seguir leyendo »

La España del revés de Sánchez

En «el estado de error en que vivimos» (y de horror, hay que añadir, asistiendo con perplejidad a la consentida masacre rusa de Ucrania), en expresión del gran filósofo Julián Marías, su maestro Ortega y Gasset, quien participaba de aquella «congoja de ahogo», solía decir que la especie humana es demasiado estúpida para agradecer que alguien le evite una enfermedad. Por contra, ésta muestra su generosa gratitud, tras retorcerse de dolor y angustia, a quien deja que el padecimiento avance y luego erigirse en el salvador de los males que origina negligentemente. «Pero así, en seco, sin martirio previo, el hombre es profundamente ingrato», concluye.…  Seguir leyendo »