Guy Sorman

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de mayo de 2009. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

El impostor

Con cuatro años de retraso respecto a los lectores españoles, descubro el relato de Javier Cercas sobre el impostor del Holocausto, Enric Marco. Esta historia es real aunque fantástica, y su patético héroe, ya centenario, aún vive entre nosotros, en Cataluña. La obra y su antihéroe, Enric Marco, se me habrían escapado si no acabara de publicarse en Estados Unidos, The Impostor, A True Story. Antes de volver al impostor, hay que preguntarse por qué razón, de pronto, un editor estadounidense se interesa por él. Evidentemente, es por la actualidad trumpista. Después de que el presidente estadounidense haya decidido que lo verdadero y lo falso no se distinguen, una obra sobre la verdad en la historia no podía sino llamar la atención.…  Seguir leyendo »

DE LISÍSTRATA A #ME-TOO

El pasado jueves me encontraba en Times Square, en Nueva York, donde todos los medios de comunicación tienen su sede. Eran las diez de la mañana, el momento en que normalmente la multitud se amontona y se empuja. Pero ese día no. Miles de curiosos estaban clavados en el sitio, como fascinados por el espectáculo que ofrecían las pantallas de televisión gigantes de los escaparates y las fachadas. Nunca, desde la llegada del primer estadounidense a la Luna y los atentados del 11 de septiembre de 2001, habían permanecido los estadounidenses inmóviles durante tantas horas para contemplar un espectáculo que quizá en el futuro suponga un giro tan significativo en la historia como los primeros pasos de Neil Armstrong sobre nuestro satélite.…  Seguir leyendo »

El dilema del Papa Francisco

El pontificado de Francisco no está discurriendo en absoluto como él había imaginado, y mucho menos como habían previsto los analistas cristianos y laicos que tan favorables le eran. Para que conste: el Papa debía reorientar a la Iglesia hacia la pobreza, pero no vemos que la Santa Sede haya abandonado sus inmensas posesiones o su cómodo estilo de vida, y tampoco está claro en qué se ha traducido para los cristianos más necesitados esta iniciativa por la pobreza. Se recordará también que el Papa Francisco ha multiplicado los ataques contra el capitalismo y la globalización, sin admitir jamás que ambos reducen la pobreza masiva.…  Seguir leyendo »

Hipercrecimiento estadounidense, languidez europea

Los economistas no saben predecir y Estados Unidos, en este momento, es la demostración. Ningún científico pensaba que una economía avanzada, como lo es la estadounidense, pudiera crecer cerca del 4% anual y llevar el desempleo por debajo del 4%, lo que en la práctica significa que nadie está involuntariamente desempleado. En teoría no era posible, pero esta es la situación actual. A pesar de no haberlo previsto, ¿podemos explicarlo? Sí, pero formulando hipótesis, nada más. Para empezar, Donald Trump tiene poco o nada que ver con ello. El crecimiento actual comenzó en la época de Barack Obama, su predecesor; la presidencia de Trump no ha supuesto ninguna ruptura.…  Seguir leyendo »

El futuro retrocede en América Latina

El colapso en directo de la sociedad venezolana y la economía argentina, el carnaval electoral en Brasil, la guerrilla inextinguible en Colombia, el retorno del despotismo en Nicaragua, el comunismo que nunca termina en Cuba, los conflictos étnicos en Guatemala y otros que olvido; estas desventuras de la actualidad inmediata se inscriben en una larga historia. Latinoamérica, desde la independencia de las naciones que la componen, no ha dejado de ser el laboratorio de todos los sistemas políticos y económicos posibles, el campo de experimentación de todas las ideologías, desde las más racionales hasta las más letales. Ya en el siglo XIX, este continente estaba «por delante» de Europa, con una innovación modernista, buscando el progreso por todos los medios.…  Seguir leyendo »

Hacia la sociedad de confianza

Una de las reglas de oro del periodismo y de las humanidades es que todos observamos los mismos fenómenos al mismo tiempo y, en general, pensamos lo mismo sobre ello. Es algo lamentable, pero en la época de los medios de comunicación de masas, la disidencia intelectual es más rara que nunca. De modo que, en este momento, reina cierta unanimidad a la que ni siquiera yo puedo escapar al dar prioridad a mis comentarios negativos sobre las hazañas de Donald Trump, el auge de los nacionalismos, los llamados partidos populistas y los regímenes políticos autoritarios. De estos acontecimientos dispersos surge una especie de consenso para anunciar en tono profético la desglobalización, el retroceso del liberalismo político y económico.…  Seguir leyendo »

Una victoria para las malas hierbas

Los ecologistas de todo el mundo se regodean. Después de un juicio que ha durado un mes, Dewayne Johnson, jardinero de San Francisco, acaba de lograr que un juez local condene a la sociedad Monsanto a pagarle una indemnización de 289 millones de dólares. Johnson pedía 400 millones a esta empresa estadounidense a la que considera responsable de su linfoma canceroso, que podría haber sido provocado por el uso de glifosato, un herbicida conocido con el nombre de Roundup. Monsanto ha recurrido esta decisión. En realidad, el tribunal de San Francisco no ha demostrado que exista una relación entre el Roundup y el cáncer, pero Monsanto ha sido condenado, ante todo, por haber ocultado unas investigaciones internas en la empresa que consideraban que el glifosato, mezclado con otras sustancias herbicidas, podía ser tóxico.…  Seguir leyendo »

Elogios de la Tasa Cero

Don Quijote luchaba contra los molinos; Trump, contra los chinos. También él se confunde de lucha y de enemigos. Más le valdría al presidente estadounidense volver a leer, si no a Cervantes, por lo menos a Adam Smith. Sus consejeros, si es que tiene alguno, podrían resumírselo en media página, o incluso en un párrafo. Adam Smith, el primer economista reconocido como tal, señaló hace casi tres siglos, en Edimburgo, que el libre comercio entre las naciones era la base de la prosperidad. La supresión de los aranceles, y no su aumento, crea riqueza entre todos los socios; uno no se enriquece a expensas de los demás.…  Seguir leyendo »

Está pasando algo en lugar de nada

El título de esta columna está inspirado en el filósofo alemán Leibniz, que se preguntaba sobre la improbable existencia del Universo. Le pareció que la respuesta estaba en Dios: precisamente porque Dios existe, pasa algo en lugar de nada. ¿Pero por qué debería Dios existir en lugar de no existir? Estas reflexiones parecerán muy alejadas de la actualidad que nos ocupa en esta crónica del lunes y, sin embargo, es la actualidad lo que me lleva a plantear estas cuestiones en apariencia abstractas. En este momento, en efecto, todos los analistas, en Occidente y en otros lugares, se preguntan si la resurrección del nacionalismo y el populismo es un fenómeno real, si realmente existen o si no son más que un invento de los periodistas para reagrupar en un conjunto coherente unos fenómenos distintos y pasajeros.…  Seguir leyendo »

Cómo ser danés

A Dinamarca se la considera de un modo unánime en todo el mundo la sociedad solidaria e igualitaria por excelencia. La prosperidad, la falta de desempleo, la enseñanza generalizada, la redistribución de los ingresos y los servicios públicos, siempre han estado relacionados, según analistas, sociólogos y economistas, con la gran homogeneidad del pueblo danés, con una ética compartida que fue forjada inicialmente por la Iglesia luterana. La fe ha desaparecido y los daneses son agnósticos, pero la ética permanece. Está demostrado que los pueblos aceptan mejor ser solidarios cuanto más homogéneos son. Esta ley se cumple incluso en Estados Unidos, donde los estados que más redistribuyen, los del norte, son también los más homogéneos cultural y étnicamente.…  Seguir leyendo »

Es realmente redondo este balón

Lo confieso, no siento por el fútbol ninguna pasión especial; apenas conozco las reglas y hasta evitaba practicarlo en el patio de mi escuela elemental. Al hilo de este Mundial, que la selección de Francia ha ganado en Moscú, me vuelve a la memoria el recuerdo del único partido al que he asistido en mi vida. Fue en el Mundial de Seúl en 2002, al que me invitó el presidente coreano, Kim Dae Jung, que quería agradecerme que le hubiera visitado en su celda cuando era un preso político. Aquel día me encontraba sentado a su lado, en la tribuna de honor, para asistir al partido inaugural, que enfrentaba a Francia y Senegal.…  Seguir leyendo »

Una mujer francesa

No hay mayor consagración en la República Francesa que ser enterrado en el Panteón. Este fue el destino de Simone Veil el domingo pasado, en París, acompañada por el himno nacional y un largo elogio pronunciado por el presidente de la República. El hecho de que Barbara Hendricks, una estadounidense, cantara la Marsellesa es testimonio de la inclinación del presidente francés hacia el multiculturalismo. Esta ceremonia laica, rara en nuestra historia, es un legado de la Revolución Francesa, obsesionada en sus comienzos por los recuerdos históricos de la República romana. Entonces se necesitaba para la nueva Francia una religión laica, que Robespierre llamó «Culto de la razón», y un templo en el que depositar los restos de los héroes.…  Seguir leyendo »

Solución liberal para la inmigración

Los economistas que trabajan desde hace mucho tiempo en los fenómenos migratorios proponen, desde un punto de vista objetivo, soluciones innovadoras. El más coherente en el tema fue Gary Becker, un racionalista, profesor en Chicago y premio Nobel, quien propuso crear un mercado de visados de trabajo. ¿Resulta sorprendente? En muchos países occidentales existen ya unos visados de inversor que permiten establecerse en ellos con la condición de invertir y crear empleo. También hay países, Malta por ejemplo, en los que la nacionalidad y el pasaporte se pueden adquirir. Por tanto, se reconoce el principio del mercado de visados, pero solo para los más ricos, ya que los más pobres, los que llegan a duras penas en estos momentos a Europa y a EE.UU., no pueden acceder a él.…  Seguir leyendo »

Trump, el antiestadounidense

El encuentro entre Donald Trump y Kim Jong-un pasará a la historia como una de las páginas más siniestras del Imperio Americano. Singapur 2018, Múnich 1938: ¿cómo no comparar estas dos infamias? En Múnich, el Gobierno británico y el francés entregaron los Sudetes checos a Adolf Hitler con la esperanza, debido a su cobardía y a su incomprensión del adversario, de comprar la paz. Winston Churchill declaró entonces: «Entre la guerra y el deshonor, habéis elegido el deshonor, y tendréis la guerra». De la misma manera, Trump, aunque no lo sabe, ha sacrificado en Singapur el honor de EE.UU. y la vida del pueblo norcoreano, esclavizado por uno de los regímenes más demenciales del mundo.…  Seguir leyendo »

La fatiga de Occidente

Existe en inglés una expresión fuerte y, que yo sepa, intraducible: «compassion fatigue», que se refiere a la sensación de lasitud que se apodera de los espíritus supuestamente caritativos cuando sienten que han dado demasiado a los demás sin obtener resultados tangibles. Este fenómeno se observa también cuando los pueblos occidentales (porque son casi los únicos que se conmueven por las catástrofes que ocurren en otros lugares, lejos de sus hogares) se ven repentinamente asediados por varias tragedias simultáneas, como una hambruna en Sudán, un huracán en Haití e inundaciones en Bangladesh. Ya no sabemos dónde mirar y, angustiados, nos replegamos sobre nosotros mismos y no le damos nada a nadie.…  Seguir leyendo »

Todos nos hemos enfrentado a esas imágenes de osos polares a la deriva sobre un fragmento de hielo marino, víctimas del calentamiento global. Se han convertido en el símbolo de la amenaza que supone para el planeta el dióxido de carbono producido por nuestras centrales eléctricas, el carbón y los automóviles. Deberíamos vivir de otra forma para poder salvar a los osos y el planeta. Algunas voces aisladas denuncian este horror, considerando que se trata de una impostura cuyo objetivo sería cuestionar el crecimiento, sobre todo cuando es de origen capitalista, y ampliar el poder de los Estados.

Confieso que siempre me ha costado mediar entre estas dos posturas, hasta que conocí a Judith Curry en Reno, Nevada.…  Seguir leyendo »

Hace un siglo, un joven pintor italiano, Amedeo Modigliani, intentaba vivir en vano de su pintura en la bohemia parisina. Su notoriedad se debía solo a la naturaleza escandalosa de sus obras, unos desnudos de mujer frontales. Pues resulta que la semana pasada uno de sus cuadros se adjudicó por una suma de 139 millones de dólares en una subasta en Nueva York, en Sotheby’s. ¿Quién fue el comprador? Un desconocido oculto tras una multitud de empresas pantalla y de intermediarios. Esta obra es el décimo cuadro del mundo que ha superado en una venta pública el umbral de los cien millones de dólares; los otros son, como era de esperar, de Picasso y de Monet, aunque también de Basquiat, un pintor menor pero de moda, y un retrato de Cristo atribuido a Leonardo da Vinci.…  Seguir leyendo »

La semana pasada en estas páginas de ABC, Ramón Pérez Maura y yo expresábamos nuestro asombro por la jubilosa celebración del bicentenario del nacimiento de Karl Marx. Ambos recordábamos que el marxismo legitimó los crímenes en masa más atroces del siglo XX. Una vez aclarado esto, que es irrefutable, queda por entender por qué Marx conserva tanto prestigio y tantos aduladores en todas las naciones. Evidentemente, no basta con decir que Marx estaba completamente equivocado para que sus partidarios, convertidos por la realidad, desaparezcan. ¿Podemos explicar este misterio de la eternidad del marxismo y la coexistencia de una historia totalmente negra con unos admiradores incondicionales?…  Seguir leyendo »

Karl Marx, el eterno retorno

El «New York Times», que en Estados Unidos es una autoridad en el debate intelectual y político, nos invita esta semana a celebrar el bicentenario del nacimiento de Karl Marx en Tréveris, en el sur de Alemania. Al mismo tiempo, la ciudad de Tréveris ha inaugurado una estatua hiperrealista de cinco metros de alto de su hijo pródigo, regalo del Partido Comunista chino. El argumento del cronista del «Times», un tal Jason Barker, filósofo según él, es que Marx nunca ha dejado de tener razón y sigue siendo el guía y vigía indispensable de nuestro futuro. Lo que me recuerda una conversación que mantuve hace tiempo en París con el llorado Jean François Revel; nos preguntábamos si el último marxista sería un cura bretón o un universitario estadounidense de Harvard.…  Seguir leyendo »

Un bonito mes de mayo

En París, un mes de mayo de hace 50 años, hacía buen tiempo. Al menos todos los que participaron en lo que desde entonces se denominó «los acontecimientos» tienen ese recuerdo en común. Las tardes eran suaves en las terrazas de los cafés. Por aquel entonces yo estaba terminando mis estudios, de lo más aburrido, en Saint-Germaindes-Prés. Ese barrio, que se convirtió después en una especie de centro comercial dedicado a la ropa y la comida basura para turistas, era entonces el corazón de la vida estudiantil, con cafés baratos y salas de cine llenas de humo. En ese lugar iba a comenzar todo, unos días después.…  Seguir leyendo »