Guy Sorman

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de febrero de 2009. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

Nada más ser elegida, Ursula von Leyen, la nueva presidenta de la Comisión Europea, que va a desempeñar la función más importante de nuestra Europa, ha anunciado sus dos prioridades. Esperábamos que mencionase la inmigración africana que asedia nuestro continente; el crecimiento económico, que es más lento que el de Estados Unidos y China; la estabilidad del euro, tan esencial; la creación de un gran presupuesto europeo para mejorar la solidaridad entre nuestras naciones; la creación de un Ejército europeo que sustituya la ausencia de Estados Unidos; la resistencia a las injerencias rusas; una diplomacia independiente capaz de proteger los derechos humanos en el mundo; el establecimiento de una renta mínima universal para todos los europeos.…  Seguir leyendo »

Los superricos

Antiguamente, la sociedad estaba formada por ricos y pobres, luego aparecieron las clases medias y, por último, en nuestro tiempo, surgió una clase más, la de los superricos. ¿Cuántos son? No hay un censo, pero seguramente no más de cien mil en todo el mundo. Es difícil dar con ellos, porque su lugar de residencia es incierto, y la mayoría tiene una doble nacionalidad, como china, panameña, brasileña o liechtensteiniana. Cosmopolitas y viajeros, son esquivos, tanto para las autoridades fiscales como para los medios de comunicación. Solo salen a la luz por sus extravagantes adquisiciones. Hace poco, en la casa de subastas de arte Sotheby’s, se vendió un Monet por cien millones de dólares y una escultura kitsch de un conejo, del estadounidense Jeff Koons, por noventa.…  Seguir leyendo »

Otra victoria del liberalismo

Después de veinte años de negociaciones, la Unión Europea y Mercosur han anunciado un acuerdo de libre comercio. ¿Por qué se ha necesitado tanto tiempo para concluir -si los Estados ratifican el pacto- lo que será un buen negocio tanto para los países europeos como para Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay, los cuatro países de Latinoamérica implicados? Resulta que, por un lado, están la ciencia y la experiencia económica, y por el otro, intereses privados a veces caricaturizados con el término lobby. Pero ambos son legítimos y respetables.

En primer lugar, la ciencia. Desde la publicación de «La riqueza de las naciones» del escocés Adam Smith en 1769, sabemos que el comercio internacional no es un juego de suma cero, sino que enriquece a todos los socios; es el milagro de la división del trabajo.…  Seguir leyendo »

Es sabido que Estados Unidos es un país innovador, no solo en lo técnico o lo económico, sino también en lo social. De modo que, esta semana, en Nueva York, donde resido, se celebra el 50º aniversario de la «liberación» del colectivo LGBTQ. Para quienes no estén familiarizados con el tema, y yo mismo lo estoy desde hace poco, debido a mi residencia estadounidense, este acrónimo designa a Lesbianas, Gais, Bisexuales, Transexuales y Queer, así que estamos llamados a celebrar todas las formas de diferenciación sexual, excepto la heterosexualidad, claro. El acontecimiento original fue un altercado que tuvo lugar hace 50 años, en el barrio gay de Greenwich, entre la Policía (que suponemos que es blanca y heterosexual) y los alegres clientes de un bar de ambiente, el Stonewall Inn.…  Seguir leyendo »

Un recuerdo personal: hace unos cuantos años, Jacques Chirac, entonces presidente de la República Francesa, declaraba ante algunos diplomáticos: «¿La bomba iraní? ¿Y qué?». El presidente francés y muchos otros dirigentes europeos nunca han compartido la histeria estadounidense respecto a los proyectos nucleares de Irán. En el fondo, otros gobiernos menos racionales que el de Teherán, en concreto el de Pakistán, poseen armas nucleares, igual que Israel, India y China. ¿Deberíamos temer a Irán más que a China o Pakistán?

Recordemos que, aparte del uso que le dieron los estadounidenses en 1945, las bombas nucleares solo se han empleado como elemento disuasorio.…  Seguir leyendo »

El 9 de junio, un millón de chinos se manifestaron en Hong Kong contra una ley de extradición que Pekín exige y apoya el gobernador local, un fantoche a las órdenes del Partido Comunista. Esta protesta masiva, que coincide, y no por casualidad, con el trigésimo aniversario de la masacre de la Plaza de Tiananmen, debería recordarnos algunas lecciones fundamentales cuando se habla de China. No todos los chinos viven en China; unos cien millones escapan a la autoridad de Pekín en Hong Kong, Taiwán, Malasia, Indonesia o Estados Unidos. Las universidades estadounidenses acogen cada año a 250.000 estudiantes procedentes del continente, la mitad de los cuales se cuida mucho de no regresar a su país.…  Seguir leyendo »

Cuando los resultados de una elección no se corresponden con lo que se esperaba, es fácil deducir que la democracia no funciona; la semana pasada, millones de votantes en Europa debieron de tener esa sensación. Los nacionalistas, en los países donde han progresado, como Francia, Italia, Gran Bretaña y Hungría, están indignados porque en sus respectivos Parlamentos nacionales siguen poco representados proporcionalmente, y porque en el Parlamento Europeo todos estos nacionalistas juntos, con una cuarta parte de los escaños, tendrán poca influencia. ¿Y los que han votado por partidos preeuropeos, de derechas y de izquierdas, tienen más razones para estar satisfechos?…  Seguir leyendo »

En Europa nos apasionamos con China y muy poco con India. Sobre China se habla casi todos los días en nuestros medios de comunicación, pero India queda relegada a la crónica de sucesos: un monzón devastador, un tren que descarrila, un gurú vestido color azafrán y algunas vacas sagradas. ¿A qué se debe esta diferencia de trato? Puede que la culpa sea de los jesuitas, que en el siglo XVII se metieron en la cabeza evangelizar a los chinos, pero se echaron atrás enseguida ante el politeísmo hindú. En Occidente, la sinología es una ciencia, mientras que la indología tiene pocos adeptos y se dedica esencialmente a las religiones y la arqueología.…  Seguir leyendo »

Una famosa novela alemana publicada en 1928, después de la Primera Guerra Mundial, por Erich Maria Remarque, narra el último día del conflicto: un recluta novato, al final de esta inútil carnicería, muere al ser alcanzado por una bala perdida. El título, Sin novedad en el frente, está grabado en nuestros recuerdos. Y tanto el título como el argumento me vienen a la memoria en el momento en que nos invitan a renovar el Parlamento Europeo. En apariencia, en Occidente, sin novedad en el frente: Europa ha alcanzado la edad de la madurez y este Parlamento se renueva por octava vez desde su fundación.…  Seguir leyendo »

Santa Greta

Ha aparecido una nueva santa en el panteón europeo: se llama Greta, tiene dieciséis años y nos llega de Suecia. Su madre, una militante ecologista, escribe sobre su hija en un libro titulado «Scener ur hjärtat» (Escenas desde el corazón): «Puede ver el anhídrido carbónico a simple vista; ve cómo sale de las chimeneas y convierte la atmósfera en un vertedero». Evidentemente, es una tontería, porque el anhídrido carbónico ni huele ni tiene color, y las emisiones anuales representan una parte ínfima de la atmósfera, equivalente al 0,0004 por ciento. Por desgracia, es frecuente que una niña sea manipulada por sus padres.…  Seguir leyendo »

Llamada general a la imaginación

Los militantes alardean de sus heridas o se las vendan, se consuelan o se congratulan. Pero, visto desde el extranjero y a distancia, la interpretación que se puede hacer de las elecciones generales del 28 de abril es completamente distinta. En mi opinión, agárrense, es positiva. Desde luego, España se muestra fragmentada, ¿pero qué nación no lo está? Desde luego, el socialismo arcaico ha salido mejor parado que los liberales y los conservadores, pero en toda Europa las desigualdades sociales favorecen a la izquierda. Desde luego, una nueva derecha populista entra en el Parlamento, pero sigue siendo insignificante en comparación con el resto de Europa, y siempre es mejor que los contestatarios estén incluidos en el sistema democrático, y no en la calle.…  Seguir leyendo »

Nadie podría haber previsto la emoción universal suscitada por el incendio de la catedral de París. Los franceses, generalmente tan divididos y tan poco practicantes, se encontraron repentinamente unidos en un mismo duelo colectivo. Nos han llegado mensajes de condolencia y simpatía de todo el mundo, como si todos los franceses hubieran perdido a un ser querido, y se han recibido sumas considerables para reconstruir la catedral. Del mismo modo que esta emoción no era predecible, tampoco es fácil de explicar, ya que une lo temporal con lo intemporal. Lo que es actual e ilumina esta emoción universal es el espantoso y fascinante espectáculo de ver en llamas una de las joyas más antiguas del arte occidental.…  Seguir leyendo »

Los discursos políticos son códigos cuya función es disimular la realidad, sobre todo cuando no es agradable describirla. Sabemos, por ejemplo, que la «justicia social» es una manera elegante de gravar a los ricos para sostener a los pobres. De la misma manera, la «igualdad de oportunidades» es una discriminación positiva para ayudar a aquellos a quienes el nacimiento ha marginado. Hoy en día, de todos estos discursos, el más codificado, y por tanto el más mentiroso, es la postura «nacionalista», como el experimento de Donald Trump, Viktor Orban, Marine Le Pen o Benjamin Netanyahu. Oyéndolos, se diría que se trata solo de preservar tradiciones eternas y una cultura local.…  Seguir leyendo »

Cada semana nos trae su ración de delirios políticos, tan característicos de nuestra época. Se podría establecer un palmarés y conceder una vez al año los Oscars al summum de la locura. Nuestro candidato de esta semana es el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, por haber exigido al Rey de España y al Papa que pidan perdón por la manera en que su país fue conquistado y convertido al cristianismo. Según López Obrador, 2021, cinco siglos después de la victoria de Cortés frente a los aztecas, sería una fecha oportuna. La prensa española ha comentado esta misiva, pero permítanme que añada mi granito de arena: ¿al ser yo francés y dado que Napoleón III envió un ejército para establecer un imperio en México, no tengo yo también parte de culpa?…  Seguir leyendo »

La anécdota es conocida, aunque su interpretación sea compleja: el filósofo Diógenes vaga por el ágora de Atenas con una lámpara encendida en pleno día; a los transeúntes, preocupados, les explica que «busca un hombre». Al consultar, como cualquiera en estos tiempos, la actualidad política, me siento como Diógenes, pero yo busco un hombre (o una mujer) de Estado digno de ese nombre. Francamente, sin ser más exigente de lo necesario, no encuentro ninguno. En España, por cortesía, ni siquiera lo busco. ¡Pero qué decir de Gran Bretaña! Cuesta imaginar que este fue el país de Winston Churchill y de Margaret Thatcher.…  Seguir leyendo »

Hace dos semanas, dediqué esta crónica al eterno debate sobre el antisemitismo y a lo que considero su retroceso histórico en Europa, lo que me valió un extraño comentario en el ABC digital. Los analistas nunca son representativos de los lectores de un periódico; solo se expresan los extremos, pero no deja de ser interesante descubrir las posiciones más excesivas. Así, pues, este analista de ABC escribía que no debemos condenar el antisemitismo, sino el «genocidio» de los palestinos por parte de los judíos. Sabemos las pasiones que suscita esta causa, pero los líderes palestinos nunca han acusado a Israel de quererlos exterminar; recordarán, sin embargo, que la Carta de Hamás, que gobierna Gaza, contempla la abolición del Estado de Israel.…  Seguir leyendo »

Resulta que, después de la revolución cultural del presidente Mao, nos llegan de China las últimas noticias sobre una revolución capilar. En las sienes del presidente Xi Jinping han aparecido algunas canas, vistas en la televisión y reproducidas en fotos oficiales. Es una revolución, sí, porque, rigurosamente y desde siempre, los dirigentes comunistas chinos de todos los niveles solo aparecen con el pelo color azabache y el mismo peinado. Este pacto, ya que los ciudadanos chinos no se dejan engañar y sonríen de buena gana, contiene un mensaje: los dirigentes son todos iguales, todos conformes a un modelo único que el jefe impone, y no envejecen nunca.…  Seguir leyendo »

En París, un manifestante llamado Chaleco Amarillo, invita a un famoso intelectual judío a volver a Tel Aviv. En Hungría y Polonia, los dirigentes gubernamentales acusan a los judíos de amenazar la identidad nacional, aunque en estos dos países ya no hay judíos. En Estados Unidos, un diputado de origen palestino insinúa que la diplomacia estadounidense está dictada por un grupo de presión judío. Todos estos incidentes han suscitado una condena unánime por parte de las autoridades europeas, de todos los partidos, de la Iglesia y de los intelectuales de todas las tendencias. ¿Debemos pensar que el viejo antisemitismo que devastó Europa durante mil años, para terminar con el Holocausto, está de vuelta?…  Seguir leyendo »

A los franceses les gustan los experimentos revolucionarios. Cuando una protesta contra el aumento del precio de la gasolina paralizó las ciudades el pasado otoño, la opinión pública apoyó espontáneamente a los chalecos amarillos, por el nombre de los chalecos de emergencia que todo automovilista debe llevar en su vehículo. Estos chalecos amarillos, sin más programa que su odio al presidente Macron y sin un líder, han acabado por agotarse o degenerar en violencia. ¿Pero cómo responderles? En una democracia corriente, lo que nunca ha sido Francia, el Gobierno habría apelado a los votantes, o convocado al Parlamento. En Francia, no; Macron necesitaba una respuesta fuera de lo común.…  Seguir leyendo »

El socialismo estadounidense

El socialismo, agotado y carente de imaginación en Europa, encuentra una nueva e inesperada juventud en Estados Unidos. ¿Es que no nos vamos a librar nunca de esta ideología? Y como todo lo que ocurre en Estados Unidos tarde o temprano termina llegando a Europa, debemos observar de cerca esta resurrección estadounidense. Una nueva generación, casi siempre mujeres jóvenes elegidas para el Congreso el pasado mes de noviembre, no duda en denominarse socialista, lo que en Estados Unidos es una aberración histórica, porque el socialismo nunca ha sido estadounidense. El único político contemporáneo conocido que apela al socialismo es Bernie Sanders, un candidato desafortunado en las elecciones presidenciales; popular, desde luego, por pintoresco, pero marginal.…  Seguir leyendo »