Enrique Gil Calvo

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de diciembre de 2008. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

Política en la era de las redes digitales

No se sabe qué resulta más alarmante, si la aparición de candidatos electorales que se ofrecen a recortar los derechos humanos, como Trump, Orbán, Salvini, Bolsonaro y los caballeros de Vox, o el imparable ascenso del número de ciudadanos dispuestos a votarles, como ocurre en EE UU, Hungría, Italia, Brasil o Andalucía. ¿Estamos asistiendo al retorno del fascismo de entreguerras, conjurado por los efectos colaterales de la gran recesión y el austericidio sobre los perdedores de la globalización? Enzo Traverso lo rebate prefiriendo llamarlo posfascismo, pues los fascistas originales proponían sustituir la democracia liberal por un ordine nuovo totalitario, desfilaban con milicias uniformadas y amenazaban con tempestades de violencia purificadora.…  Seguir leyendo »

El contradictorio legado de Marx

Cuando se produjo la caída de los regímenes comunistas, los centinelas del mundo libre decretaron la muerte de Marx. Y en efecto, las principales categorías del pensamiento marxista, como el análisis de clase, comenzaron a caer en desuso. Hasta el punto de que un conocido intelectual publicó un escrito titulado “El marxismo ha muerto pero ya soy demasiado mayor para cambiar de oficio”. No obstante, igual que Mark Twain, Marx también podría decir, aunque fuera póstumamente: “Las noticias sobre mi muerte son exageradas”. En efecto, 200 años después de su nacimiento, el marxismo es un muerto que está muy vivo, como demuestra su cíclico renacimiento cada vez que se reproduce, confirmando sus augurios, una crisis periódica del capitalismo internacional.…  Seguir leyendo »

El secesionismo catalán se justifica apelando al carácter democrático y progresista de su pretendido derecho a decidir, para el que reclaman el apoyo de la izquierda. Pero esto es una falacia, pues el secesionismo es per se reaccionario y antidemocrático, en tanto que defiende la insumisión fiscal de las clases propietarias autóctonas. Esto era evidente hasta hace poco, pero desde que se propagó la ideología neoliberal defensora del propio interés, el nacionalismo se ha contagiado por doquier, como revelan el Brexit o el America First de Trump. Un neoliberalismo político que se resume en el supuesto derecho a decidir, versión a escala colectiva de la libre elección personal.…  Seguir leyendo »

El segundo género, todavía

El caso Weinstein simboliza bien las condiciones a las que se enfrentan las mujeres en un mundo de hombres. Simone de Beauvoir publicó El segundo sexo cuando la igualdad entre hombres y mujeres ante la ley todavía estaba lejos de alcanzarse. Pero una vez que las democracias han completado sus legislaciones igualitarias, tendríamos derecho a esperar que las mujeres ya no constituyeran el género subordinado. Pero no es así, pues se mantiene intacta una indudable desigualdad real bajo la teórica igualdad formal. Pues para incorporar-se al mundo masculino, las mujeres todavía tienen que pagar peaje. Gracias a denuncias como Me Too, es posible que el peaje sexual comience a retroceder.…  Seguir leyendo »

El secesionismo catalán es una clásica rebelión de ricos, según explica el determinismo económico. Su victimismo surge del agravio comparativo con el concierto vasco navarro, que otorga independencia fiscal a las haciendas forales, mientras Cataluña está obligada como contribuyente neta a costear los derechos sociales del resto de españoles. Eso ha llevado a los pequeños y medianos propietarios catalanes (los grandes son cosmopolitas), representados por ERC y PDeCAT, a sumarse a la ola europea de populismo antisistema pero en versión no ya xenófoba (que exige la expulsión de los extraños) sino secesionista (que reclama la salida al exterior): las dos caras de una misma limpieza étnica.…  Seguir leyendo »

Ahora está casi olvidado porque la onda expansiva del atentado de Barcelona ha tapado cualquier acontecimiento anterior. Pero este mismo verano se han sucedido varios fenómenos relativos a la violencia íntimamente asociados. El precedente inmediato fue el atentado de Charlottesville, cuyo asesino empleó idéntico modus operandi que el perpetrado en las Ramblas. Y no era un yihadista musulmán sino un cristiano supremacista blanco. Aquello desató un vendaval mediático provocado por la increíble tolerancia mostrada por Trump. Pero aunque a menor escala local, otro parecido escándalo se produjo en España una semana antes, cuando el presidente canario Fernando Clavijo declaró, al hilo del enésimo feminicidio, que “la violencia machista es un problema de personas individuales”.…  Seguir leyendo »

Que el PP pueda gobernar pese a su patológica corrupción se debe a la división de la izquierda que le impide sumar fuerzas. ¿Por qué Podemos y PSOE resultan incapaces de negociar acuerdos mayoritarios? Es evidente que comparten tanto sus bases sociales, apenas separadas por una mera barrera generacional, como sus principales reivindicaciones y sus programas políticos, claramente compatibles al basarse ambos en un reformismo socialdemócrata en absoluto revolucionario. Entonces, ¿por qué no son capaces de negociar un programa común? Las razones que se dan son accesorias, al fundarse en cuestiones formales como el tipo de representación, o personalistas, dada la dificultad de confiar en alguien como Iglesias Turrión.…  Seguir leyendo »

Como era de esperar, el Gobierno se ha salido por la tangente al responder la original pregunta del senador de Compromís: “¿Qué protocolos piensa adoptar ante la posibilidad de un apocalipsis zombi?”. Pero ¿por qué no hacer el ejercicio intelectual de tomar en serio la cuestión, tratando de resolverla apelando a su simbolismo político? Desde su origen en 1968 (cuando G. A. Romero inicia el género con La noche de los muertos vivientes), la simbología del crepúsculo de la humanidad, asolada por una epidemia insuperable de deshumanización viral, se ha convertido en la principal metáfora política de nuestro tiempo, desplazando a las otras plagas simbólicas (como los vampiros o los extraterrestres) que antes amenazaban con destruir al género humano.…  Seguir leyendo »

Cuando las listas navideñas hicieron de posverdad y populismo las palabras políticas del año, enseguida se dedujo que el éxito electoral de este solo se debía a la eficacia de aquella. Razonamiento que implica un encuadre populista, como si el santo pueblo inocente hubiera sido engañado por aviesos charlatanes. Pero con ello se olvida que la propaganda electoral siempre ha recurrido a la manipulación de los hechos. No, la posverdad no se basa tanto en la mendacidad como en la publicidad. En la era de la mercantilización, es verdad lo que cree la gente por mucho que diste de la realidad fáctica, pues la creencia es otro producto igualmente sometido a la ley de la oferta y la demanda.…  Seguir leyendo »

La victoria del antipolítico Trump ha sorprendido tanto como la llegada de un negro a la Casa Blanca hace ocho años. Lo que permite intuir que ambos acontecimientos están vinculados, como si este nuevo shock hubiera servido para revertir el anterior. Los perdedores de 2008 se han tomado ahora la revancha, a fin de restaurar el american way of life liderado por los wasp (hombres blancos anglosajones y protestantes) que se vio sobrepasado por la coalición arcoíris (de jóvenes, mujeres, migrantes, latinos y afros) construida por Obama. Y con este vaivén pendular se restablece el alternante equilibrio entre las presidencias republicana y demócrata que teorizó Arthur Schlesinger en su libro de 1986 Los ciclos de la historia americana.…  Seguir leyendo »

¿Qué está pasando con la democracia de toda la vida, que hoy parece degenerar tras la irrupción de estos nuevos freakies populistas que están revolucionando nuestros sistemas de partidos, como Beppe Grillo, Donald Trump, Nigel Farage o Pablo Iglesias?

Todo empezó en 1952, cuando el ticket presidencial Eisenhower-Nixon inauguró las modernas técnicas de marketing electoral contratando al gurú creativo Thomas Rosser, de la agencia de publicidad Ted Bates. Así comenzó la mercantilización de la política teorizada por Anthony Downs (Teoría económica de la democracia, 1957), quien comparó la competición electoral con un mercado donde la oferta la producen los partidos como empresas de servicios políticos y la demanda la seleccionan los ciudadanos como consumidores soberanos.…  Seguir leyendo »

La práctica del fraude fiscal está proliferando tanto que ha terminado por convertirse en algo banal, aceptable y casi rutinario. Como muestra vale bien el botón de los papeles de Panamá, apenas un islote del archipiélago sin fin de paraísos fiscales que carcomen y perforan el espacio financiero global. Y menos mal que lo ha descubierto una filtración, dada la ausencia de fiscalías especializadas con jurisdicción internacional. Pero el que su revelación fuera casual hace temer que estemos ante una proliferación de incremento geométrico, mientras que su sanción penal solo crece aritméticamente.

Todo un crimen de lesa democracia, que quiebra el contrato social por el que se reconocen derechos a cambio de contribuciones fiscales cuyo requisito previo es la progresividad tributaria, que así resulta invertida por un fraude cuyo efecto es que paguen menos quienes más posean.…  Seguir leyendo »

Los recientes resultados electorales arrojan un empate político tanto entre izquierda y derecha en España como entre secesionistas y unionistas en Cataluña. Algo que debería ser positivo, si tenemos en cuenta que el liberalismo del miedo prescribe la división y el equilibrio de poder para evitar su abuso, favoreciendo el imperio de la ley y la primacía de la sociedad civil. Pero aquí solo parece imposibilitar la resolución de los conflictos existentes. Ni en Cataluña se puede acordar una tercera vía que represente mejor las preferencias ciudadanas, ni tampoco se puede negociar en España un acuerdo suprapartidista que aborde la necesaria reforma institucional.…  Seguir leyendo »

El proceso hacia la independencia de la república catalana parece destinado a acabar tan mal como aquella otra peripecia insurgente de hace 455 años que mi paisano Ramón J. Sender narró magistralmente en su célebre novela histórica La aventura equinoccial de Lope de Aguirre. Este hidalgo de Oñate emprendió una expedición en busca del tesoro de El Dorado a la cabeza de 400 marañones (así llamados por el afluente del Amazonas del que partieron) en cuyo transcurso escribió una carta a su rey Felipe II declarándose en rebeldía contra el imperio español, para ser abatido finalmente de un arcabuzazo por uno de sus hombres como anticipo del juicio post mortem que le declararía reo culpable de un delito de lesa majestad.…  Seguir leyendo »

Los comicios catalanes de hoy se han convertido en una encrucijada de incierta salida, pues cualquiera que sea su resultado planteará problemas irresolubles. Pero así lo ha querido el doble designio nihilista de los presidentes Rajoy y Mas. Dada la burda manipulación de los argumentos utilizados, son muchos los equívocos que se podrían analizar, pero aquí me limitaré a comentar dos grandes contradicciones. La primera puede llamarse una falacia de representación, y la segunda, de tipo plebiscitario, es falaz por partida doble.

Por falacia de representación me refiero a que el secesionismo va a ganar la mayoría en número de escaños a pesar de ser minoritario en las preferencias de la ciudadanía, y a que probablemente tampoco vencerá en número de votos.…  Seguir leyendo »

Con la confluencia como principal táctica electoral, basada en reforzar sus candidaturas con activistas civiles, Podemos se dispone a alcanzar su principal objetivo estratégico: condicionar el acceso de los socialistas al poder. Por eso es hora de tomarse en serio lo que hasta ahora parecía un hatajo de aficionados con la cabeza llena de pájaros. Y puede que lo sean, pero también pueden ganar, como han demostrado ya.

La base de poder de Podemos no reside en el carisma de sus dirigentes, cuya jactancia no resiste la erosión del tiempo, sino en ofertar una potente respuesta de choque ante la situación actual, caracterizada por el fracaso de nuestra clase política.…  Seguir leyendo »

Las últimas encuestas publicadas han venido a reforzar los resultados de las elecciones andaluzas, haciéndonos recordar que todo lo que sube habrá de bajar, como dicen en la Bolsa. En efecto, parece que PP, IU o UPyD se desfondan mientras Ciudadanos se dispara hacia lo alto. Pero el caso más peculiar es Podemos, cuyo ascenso interruptus ahora suena a triunfo fallido porque abrigaban expectativas de ganar mucho más. Así se ha planteado la hipótesis de que, tras tocar techo en invierno, ya no cabe esperar que siga creciendo y, antes al contrario, comenzará a declinar. Su ventana de oportunidad abierta con las elecciones europeas estaría empezando a cerrarse antes de alcanzar verdadero poder real, y mucho menos la augurada mayoría popular.…  Seguir leyendo »

Es sabido que 2015 está predestinado a sufrir notorias convulsiones electorales. Pero lo que no se conoce tanto es que también será el año en que se proclame la apertura oficial de una crisis política en toda regla, desde el momento en que el partido en el poder pierda su actual mayoría absoluta. Pues entonces, como para dar la razón al simplificador relato de Podemos, el sistema o régimen de la Transición entrará en crisis, iniciando una deriva marcada por la incertidumbre que no se sabe cómo ni cuándo se resolverá, ni en qué sentido lo hará.

Según los más autorizados analistas (L.…  Seguir leyendo »

El régimen de la Transición está herido de muerte. Y el agente patógeno que está acabando con su vida no es tanto el deterioro de sus instituciones (Corona, Constitución, sistema electoral, partidos políticos, Estado autonómico) o las amenazas de secesión territorial, sino el contagio virulento de una epidemia incurable de corrupción política: el ébola de la democracia. La tipología de la epidemia es multiforme, afectando a sectores muy diversos. Existe una corrupción de derechas, concentrada en los múltiples cohechos y el tráfico de influencias coprotagonizados por la banca, las grandes empresas y el sector de la construcción y las infraestructuras, siendo su emblema la privatización de los servicios públicos y las puertas giratorias entre la política y el Ibex.…  Seguir leyendo »

La aplicación por parte del INE del nuevo cálculo del PIB adoptado en septiembre para aplicarlo a los próximos presupuestos generales, cuyo método incluye las cifras estimadas de la economía ilegal de acuerdo a las directrices del Sistema Europeo de Cuentas SEC 2010, brinda la oportunidad de volver a discutir un tema tan controvertido como el de la prostitución, ahora incluida junto con las demás transacciones ilegales libremente consentidas por las partes (como el contrabando y el tráfico de drogas) en el cálculo de las cuentas nacionales. Se trata de los también conocidos como delitos sin víctimas,en la medida en que, aunque estén penalmente tipificados como ilegales, sin embargo excluyen los daños criminales contra bienes y personas, al producirse como intercambios voluntarios entre adultos en plenitud de sus derechos.…  Seguir leyendo »