Populismo

Las amenazas a la seguridad nacional invariablemente limitan las disputas políticas domésticas. Ahora que los gobiernos han asumido un rol de liderazgo en la lucha contra la pandemia del COVID-19, la oposición política en países bajo un régimen populista está siendo marginalizada rápidamente. En teoría, las autoridades en esos países podrían usar la crisis para invocar un estado de emergencia a fin de limitar la democracia. Pero aún si no llegan tan lejos, la necesidad de un distanciamiento social y otras medidas de contención implica una fuerte contracción de la esfera pública.

A falta de grandes encuentros o concentraciones de campaña, el debate político ha migrado por completo a los medios, que dedican toda su atención a la enfermedad.…  Seguir leyendo »

Maria Teresa Baldini of the far-right Fratelli d’Italia (Brothers of Italy) party wears a protective mask and gloves inside parliament after Italy’s lockdown. Photograph: Remo Casilli/Reuters

If the coronavirus pandemic is fuelling any political hope, it is that this crisis is a robust nail in the coffin of populist politics. Surely, some argue, in the face of an entirely indiscriminate, unforeseen and formidable plague, for which no one can be blamed (unlike, say, greedy bankers and unscrupulous lenders in the global financial crisis, or the terrorists of 9/11) people will turn to the truth, to science and to expert-led government.

And, true, populist leaders seem to have lost their voice, for now: the attempts to blame migrants, porous borders and the forces of globalisation for the coronavirus have received short shrift.…  Seguir leyendo »

Vulnerabilidad mutuamente asegurada

Durante la Guerra Fría se generalizó el acrónimo MAD, equivalente en inglés de “destrucción mutuamente asegurada” y, feliz coincidencia, también del vocablo “loco” en la misma lengua. No hacía falta ningún refuerzo semántico, la demencia del recurso a las armas nucleares era una pesadilla perfectamente imaginable. Y la amenaza funcionó. Fue eficaz porque si hay algo en lo que los seres humanos pueden ponerse de acuerdo no es en qué sea el bien, sino en evitar los males mayores. Siempre y cuando —y esta es la condición esencial— sea, en efecto, mutuamente asegurada; si, como en el estado de naturaleza de Hobbes, todos somos igual de vulnerables.…  Seguir leyendo »

¿Recuerdan la convocatoria Marcha por la Ciencia (en un principio llamada Scientists’ March on Washington), que transcurrió el 22 de abril de 2017 en Washington DC y más de 500 ciudades en todo el mundo? Aunque, de acuerdo con sus organizadores, la iniciativa buscaba reivindicar, sin ánimo partidista, la función de la ciencia en la vida pública, no pudo ocultar su alarma por el preocupante cambio de agenda de la Administración de Trump. Un sintomático ejemplo del momento defensivo de la sensibilidad ilustrada en la era de la posverdad. Sin embargo, como recuerda William Davies en su sugerente Estados nerviosos(Sexto Piso, 2019), la marcha también terminó planteando una decisiva pregunta: ¿hasta qué punto la paulatina deslegitimación sociocultural de la autoridad científica en nuestras sociedades debía combatirse con una estrategia políticamente partidaria?…  Seguir leyendo »

El transformismo y la envidia social

Conte. O como se suele decir en Italia, emulando el famoso tuit de Donald Trump durante la crisis desencadenada en verano por Matteo Salvini en el Papeete Beach de Milano Marittima, los numerosos Contes. Los Giuseppes: o, como vamos a intentar demostrar, el resurgimiento —en una Italia que es primera abanderada del soberanismo fascista de la Liga— del transformismo. Un regreso, por así decir, a Cavour y el cambio de chaqueta como instrumento para estabilizar un país caracterizado por una especie de a-democracia. Es decir, un caos democrático como estabilización paradójica de una Italia que hace años que no tiene una mayoría regida por los principios de la coherencia política y los ejes ideológicos de la «derecha» y la «izquierda».…  Seguir leyendo »

Hace más de tres años me tocó vivir en Londres la noche del referéndum sobre el Brexit. Recuerdo todavía el entusiasmo de los partidarios del desenganche con Europa cada vez que se anunciaba una victoria de sus posiciones en cualquier distrito. Contrastaba con la escasa épica de quienes apostaban por la continuidad en la Unión, incapaces de jalear o animar a la concurrencia cuando el escrutinio les resultaba favorable. Me vino este recuerdo al leer días pasados un artículo de Timoty Garton Ash publicado en estas páginas, en el que animaba a los europeístas británicos a emprender la lucha por regresar a Bruselas.…  Seguir leyendo »

Un fantasma recorre la región de América Latina. Es el fantasma del populismo. Ha estado alojado en la región de América Latina desde mediados del siglo XX y cada cierto tiempo renace. Si tiene éxito, el tradicional clivaje de derecha e izquierda habrá sido sustituido por la oposición entre populistas y no populistas. A menudo se llama populismo a una oferta electoral que promete bienestar fácil; en ocasiones se emplea esa misma palabra para aludir a los movimientos de masas por fuera de las instituciones; y, en fin, suele hablarse de populismo para designar programas desarrollistas en manos de líderes carismáticos.…  Seguir leyendo »

Durante años, el polarizador Brexit ha sido el principal problema político del Reino Unido y es el pretexto para las elecciones generales del jueves. Según una encuesta reciente, parar lograr sus fines, aceptarían recurrir a la violencia más del 80% de los partidarios de abandonar la UE y más del 50% de los contrarios a la salida. En otro sondeo de este mismo año, más del 50% de los encuestados decía que apoyaría a un líder fuerte dispuesto a vulnerar normas democráticas.

Son indicios peligrosos. Una parlamentaria contraria al Brexit fue asesinada por un fanático precisamente por eso. Los conservadores que ocupan el Gobierno desde 2010, responsables de un estricto programa de austeridad, han forzado el anticipo electoral con el lema ¡Culminemos ya el Brexit!…  Seguir leyendo »

The populist radical right wins power in different countries in different ways. In Hungary and Poland, what were initially mainstream conservative parties with populist tendencies drifted inexorably, and now, it seems, irrevocably, into illiberalism once in government. Brexit provides perhaps the most striking illustration yet of populist radical right parties — first the UK Independence Party (UKIP) and then its effective successor the Brexit Party — wielding, and indeed effectively achieving, power without winning office. These parties have ensured their pet issue — Britain’s membership of the European Union — is now the major dividing line in British politics. How did this happen?…  Seguir leyendo »

Escribe Chantal Mouffe en Por un populismo de izquierda (2018) que en los próximos años el eje del conflicto; esto es, de la batalla por el establecimiento de un “sentido común”, de una “hegemonía”, estará entre un populismo de izquierda y otro de derecha. Esa situación ha llegado ya a España.

Podemos surgió en lo que Mouffe llama “momento populista”. Incluso el mismo Errejón, mero repetidor de las palabras de la filósofa, llegó a escribir que la situación sociopolítica española abría la puerta a una “solución populista de izquierdas”. Era el año 2014. Ese momento era definido por el cuestionamiento del sistema económico, sus instituciones y la élite política, en medio de una desafección general y una crisis social.…  Seguir leyendo »

Il existe, au fond, deux grands courants de pensée concernant les racines du populisme. L’un se concentre sur la culture, l’autre sur l’économie.

Le point de vue culturel considère Donald Trump, le Brexit et la montée des partis politiques nativistes [qui s’opposent à toute nouvelle immigration] de droite en Europe continentale comme les conséquences d’une fracture croissante, sur le terrain des valeurs, entre conservateurs sociaux et libéraux sociaux. Les tenants de la perspective économique, quant à eux, voient le populisme comme le résultat d’anxiétés et d’insécurités économiques, elles-mêmes dues aux crises financières, à l’austérité et à la mondialisation.

Pippa Norris, de la Kennedy School of Government à l’université Harvard, et Ronald Inglehart, de l’université du Michigan, expliquent dans un ouvrage récent, Cultural Backlash : Trump, Brexit, and Authoritarian Populism (Cambridge University Press, 564 pages, non traduit en français), que le populisme autoritaire est la conséquence d’une fracture générationnelle à long terme dans le domaine des valeurs.…  Seguir leyendo »

«El siglo XX comenzó con una utopía y terminó con nostalgia. El siglo XXI no se caracteriza por la búsqueda de novedad, sino por la proliferación de nostalgias», escribió la filóloga ruso-estadounidense Svetlana Boym en el ensayo Nostalgia and its Discontents. La nostalgia moderna no es solamente una rebelión contra la idea del tiempo, la historia y el progreso, o una idealización del pasado; muchas veces la nostalgia crea una suerte de utopía del pasado, alejada de los hechos. Hablamos poco de aquellos políticos que reescriben la historia y crean nostalgia de un pasado ficticio para vender políticas e ideologías.

La nostalgia, síntoma de nuestra época vertiginosa, es un arma que los mesías seculares administran en grandes dosis, ya que puede reconstruir las patrias perdidas con determinación paranoica, obsesionar con grandes símbolos y facilitar la renuncia al pensamiento crítico, que sustituye con la vinculación emocional.…  Seguir leyendo »

Donde reside la patria

A lo largo de las semanas que quedan hasta el 10 de noviembre, más que probablemente, volverá a agitarse la referencia a la patria como argumento electoral. Incluso si, en lugar de cobijarse en la bandera, los apellidos o el estilo de vida, se escogen más modernos y propositivos envoltorios, como el presuntamente constitucional o el supuestamente republicano. Pero a duras penas ocultarán su verdadera función partidista, electoralista, la de poder dejar fuera al otro, como ahora proponen PP y Cs cuando expulsan al PSOE del constitucionalismo, o como sostienen quienes, desde Junts per Catalunya, niegan la condición de catalanes a quienes no profesan su catecismo secesionista.…  Seguir leyendo »

Donald Trump y Boris Johnson están metidos en sendos líos provocados por ellos mismos; Matteo Salvini ha naufragado en su propia arrogancia, al menos de momento, y Heinz-Christian Strache, exlíder del Partido de la Libertad de Austria, ha caído víctima de su charlatanería ebria y corrupta. Por otra parte, en las elecciones de mayo al Parlamento Europeo, la marcha triunfal de los populistas que tantos habían vaticinado no se llegó a producir. ¿Acaso el fenómeno político más debatido de la actualidad ha sobrepasado su apogeo?

Según el politólogo Jan-Werner Müller, lo que caracteriza a los populistas es que se proclaman representantes exclusivos de la voluntad popular.…  Seguir leyendo »

¿Cuántas victorias antisistema son necesarias para hablar de triunfo de la ola populista? O al revés: ¿cuántas derrotas deben sufrir estas fuerzas para enarbolar la bandera de la resistencia democrática? Hace tiempo que los cimientos de las democracias occidentales se tambalean por la omnipresencia en los debates públicos de populismos de toda índole. Su discurso se construye fundamentalmente en clave nacional, pero su llegada al poder, su apoyo a Gobiernos o a mayorías parlamentarias evoca dinámicas políticas que trascienden fronteras.

Conforme la era del populismo ha ido avanzando, se ha consolidado un triángulo relacional entre pueblo, proyecto político e instituciones. Por un lado, la expresión populista deriva de una interpretación particular de la voluntad del pueblo, concebido como un cuerpo homogéneo, y contrapuesta al anquilosamiento de los intereses que esconden los sistemas políticos tradicionales.…  Seguir leyendo »

Figura 1. Evolución de los grupos políticos en el Parlamento Europeo, 1979-2019

Tema

¿Cómo se coordinan los partidos políticos de la derecha radical populista a través de la formación de grupos políticos en el Parlamento Europeo? ¿Por qué les resulta tan difícil?

Resumen

En este análisis se examina la coordinación de los partidos políticos de la derecha radical populista a través de la formación de grupos políticos en el Parlamento Europeo. Se presta especial atención a las características del proceso de coordinación y la reducción de la fragmentación en la última década. El trabajo muestra los cambios que han tenido lugar a partir de las elecciones europeas de 2019. Las dificultades para la formación de grupos políticos determinan la limitada influencia política de estos partidos en la UE.…  Seguir leyendo »

Las raíces políticas, demográficas y económicas del populismo en Europa y Estados Unidos vienen detectándose desde la segunda mitad del siglo XX, y ahora son fuertes. Los ciudadanos tenían una alianza con los partidos tradicionales, que representaban una forma de vivir.

La relación partisana era un patrimonio que se transmitía por herencia a la familia. Este lazo se ha evaporado. Son tiempos de inclinaciones emocionales hacia nuevas opciones. No parece que la empatía hacia los partidos tradicionales se recupere. Valdrá por tiempo indefinido la admonición de Thomas Jefferson: “Si tengo que ir al cielo con un partido, no iría en absoluto”.…  Seguir leyendo »

Desde el doble desastre de 2016 (el referendo por el Brexit en el Reino Unido y la elección de Donald Trump como presidente de los Estados Unidos) en todo el mundo hay preocupación por la “ola global” de populismo y las temeridades de la “democracia directa”. En el RU se le pidió al electorado responder una pregunta ultrasimplificada entre “dentro” o “fuera” de la Unión Europea; en los Estados Unidos, las primarias de 2016 del Partido Republicano se dejaron en manos de votantes irresponsables y de activistas radicales. Desde entonces, hubo llamados a volver a fortalecer el papel de las instituciones intermediarias que actúan como “guardianas” (gatekeepers) de la democracia, que es una forma cortés de decir: mantener a las masas incultas tan lejos como sea posible de la toma de decisiones políticas.…  Seguir leyendo »

En 1945, Karl Popper publicó «La sociedad abierta y sus enemigos». A través de la crítica de Platón, Hegel y Marx, desautorizó el historicismo. Ese determinismo que tendría el don de la predicción y dice conocer el curso de la historia, que cree haber descubierto los ritmos, modelos, leyes o tendencias del devenir político, social y económico. El destino del hombre y la sociedad por científico decreto. ¿Acaso Karl Marx no decía haber desvelado las leyes naturales de la producción capitalista que trabajaban con necesidad férrea hacia el resultado inevitable que no era otro que la sociedad socialista? Una idea falsa, o «falsada», por utilizar la terminología popperiana.…  Seguir leyendo »

Supporters of Tunisia's jailed presidential candidate, Nabil Karoui, attend a campaign event in Tunis on Friday. (Fethi Belaid AFP/Getty Images)

On Sunday, Tunisia is holding the second free presidential election in its history. The Tunisian democracy faces high uncertainty, with a populist candidate, Nabil Karoui, leading in the polls. Among other unprecedented circumstances, the presidential election will precede parliamentary elections set to take place next month. This is due to an exceptional case: the death of the first democratically elected Tunisian president this past July. The reversed order of operations and the unique variety of candidates pose a threat to an already fragile process. Here’s what you should know.

The top two candidates identify as populists.

The name Nabil Karoui may be the biggest surprise of the presidential election.…  Seguir leyendo »