Populismo

El verdadero significado de la elección estadounidense

La elección del próximo mes en Estados Unidos no es sobre una agenda política, ni siquiera sobre el presidente Donald Trump. Es sobre el sistema constitucional estadounidense. No porque la elección pueda poner fin a ese sistema. Aunque Trump tiene un carácter autoritario y admira a dictadores como el presidente ruso Vladimir Putin, incluso ganando la reelección es improbable que se convierta en un autócrata. Pero lo que está en cuestión en Estados Unidos es el papel del gobierno nacional en la vida del país.

El trumpismo es sólo la última de una serie de oleadas populistas surgidas del malestar contra las élites políticas de Washington, consideradas egoístas y exentas de control.…  Seguir leyendo »

No sé si nos odiamos, pero es obvio que ya no nos queremos. No importa que miremos a España, a Europa o a Estados Unidos. El ruido, el aturdimiento y la violencia de cualquier debate demuestra que todo está lleno de enemigos.

Como en cualquier divorcio, la culpa y la traición siempre es de una de las partes, aunque por estética y civismo convengamos en decir que la responsabilidad de una ruptura es siempre compartida. Cuando algo se rompe no tiene sentido preguntarse cómo pudo llegar a construirse. La democracia ilustrada agoniza y se anuncia una verdad terrible: pase lo que pase el populismo ya ha ganado.…  Seguir leyendo »

Uno de los ensayos que se puso de moda en 2018 fue el que escribieron Steven Levitsky y Daniel Ziblatt, titulado “Cómo mueren las democracias”. Es una interpretación progre de la caída de tales regímenes, con algunos errores conceptuales, inconsecuente en algún caso, muy centrado en Trump, pero que dice alguna cosa interesante.

Los autores establecen solo dos reglas básicas para que un sistema democrático perdure -pocas son, la verdad-. Una de ellas es la moderación, lo que los politólogos europeos llaman desde hace más de medio siglo “convergencia de centros”, tal y como lo bautizó Guizot en 1849. Esto significa evitar la polarización de la vida política a través de un lenguaje no violento, y con medidas que unan, no que separen.…  Seguir leyendo »

De izquierda a derecha: Los presidentes Andrés Manuel López Obrador de México, Nayib Bukele de El Salvador y Jair Bolsonaro de Brasil. Credit Agence France-Presse vía Presidencia de México — Getty Images; José Cabezas/Reuters; Eraldo Peres/Associated Press

Es extraño. La violencia criminal aumenta, los femicidios continúan y la respuesta contra el coronavirus ha hecho de México el tercer país con más muertes en el mundo, pero el presidente Andrés Manuel López Obrador mantiene un firme apoyo entre la población. Brasil ve a Jair Bolsonaro en pleno pico de popularidad mientras se encamina a ser la nación con más víctimas por el virus. Y a Nayib Bukele, que dirige El Salvador desde Twitter, avanza contra la institucionalidad y la prensa libre del país, lo adoran en masa.

¿Qué sucede aquí? Si me lo permiten, diré que es infantilización.

Las crisis recurrentes y sistemáticas en que vivimos han plagado nuestra época de tales incertidumbres que no vemos un futuro claro ni esperanzador.…  Seguir leyendo »

La libertad no es una partícula en suspensión. Crece o mengua. No es un statu quo ni está en la naturaleza, salvo que entendamos la libertad como la ley del más fuerte.

El siglo XX fue un enorme tira y afloja entre regímenes liberales –en el sentido más amplio del término– y autoritarismos de diverso signo. Se impusieron los liberales. Quedaron tensiones internas dentro de los países, pero eran por matices. En Europa la democracia como régimen no estaba ya en tela de juicio.

Empezaron a llegar generaciones que nacieron con un amplio sistema de derechos y libertades. La mía es la primera de muchas.…  Seguir leyendo »

As the new coronavirus swept the world, countries responded with stringent measures, including strict lockdown orders, physical distancing requirements and border closures.

While these lockdown measures were extraordinary, so was the initial public response. Incumbents around the globe experienced rising popularity, but this “rally round the flag” response has not lasted everywhere. As the deeper cost of the pandemic — in lost lives and livelihoods — becomes ever more apparent, the popularity of some leaders, including President Trump, Brazilian President Jair Bolsonaro and British Prime Minister Boris Johnson, has nosedived.

Here’s what these leaders have in common: Their countries have been among the worst affected by the coronavirus, and each came to power on a populist and nationalist platform.…  Seguir leyendo »

German Chancellor Angela Merkel recently said that the coronavirus’s rise had exposed the limits of populism. History suggests she’s speaking much too soon.

It’s true that populist parties and leaders have seen polling declines in the United States and Europe since early March. President Trump’s decline is well chronicled, but populist parties in Germany, Sweden, Finland and elsewhere have dropped in the polls, too. Polls also show the parties of incumbent, non-populist governments on the rise, whether they are on the right, as in Austria, Ireland and the Netherlands, or the left, as in Canada, New Zealand and Denmark. The polls, then, seem to back Merkel’s assertion: Expose populism to a real crisis, and its support melts away.…  Seguir leyendo »

El fin de la democracia en Polonia

Durante tres décadas, Polonia constituyó el mayor triunfo democrático del mundo poscomunista. Mientras muchas otras democracias, nada más nacer, cayeron en manos de dictadores, se vieron envueltas en corrupción o sufrieron un estancamiento económico prolongado, el país más grande de Centroeuropa tuvo la mejor trayectoria. Durante 30 años, su economía se multiplicó casi por 10. Y, aunque los extremistas siempre tuvieron voz y voto en la ruidosa esfera pública de Polonia, el Gobierno cambió de manos mediante elecciones libres y limpias en múltiples ocasiones. Para 2010 los politólogos creían firmemente que el sistema democrático del país estaba “consolidado”. Sin embargo, es fácil ver a posteriori que la idea de que Polonia era una democracia consolidada era una ingenuidad.…  Seguir leyendo »

Si bien el alcalde de Varsovia, Rafal Trzaskowski, no salió victorioso en la elección presidencial de Polonia, el resultado representa un punto de inflexión en la política europea. La ola nacionalista-populista ha llegado a un pico. Para parafrasear la famosa ocurrencia de Winston Churchill luego de la Segunda Batalla de El Alamein en 1942, éste tal vez no sea el comienzo del fin del nacionalismo autoritario contemporáneo, pero al menos es el fin del comienzo.

Sin duda, el partido gobernante de Polonia, Ley y Justicia (PiS), seguirá su conflicto con la Unión Europea por sus intentos por minar la independencia judicial y el estado de derecho en el país.…  Seguir leyendo »

Un informativo como muestra del populismo

Ahora que Polonia se aproxima al clímax de una campaña para una elección de la que depende el futuro de su democracia, y que Donald Trump ha echado una mano a su colega de populismo Andrzej Duda recibiéndolo en la Casa Blanca, merece la pena que me acompañen en una visita al mundo mágico de Noticias, el informativo vespertino de la televisión pública polaca.

Empecemos el domingo 14 de junio. La primera noticia está relacionada con el 80º aniversario de la primera deportación de polacos a Auschwitz, el 14 de junio de 1940. Sin duda, un momento digno de recordarlo con la máxima solemnidad.…  Seguir leyendo »

Hay preguntas retóricas emblemáticas que convierten en inmortales los análisis, los discursos, los poemas, o las historias de cualquier clase en las que se formulan: ¿Hasta cuando abusarás Catilina de nuestra paciencia? de la primera catilinaria de Cicerón; o la doble interpelación ¿Dónde está ¡oh! muerte tu aguijón? ¿Dónde está ¡oh! sepulcro tu victoria? que San Pablo toma del profeta Oseas; o ¿En que momento se jodió el Perú, Zavalita? de «Conversaciones en la Catedral», una de las mejores novelas del pasado y del presente siglo. Son frases míticas que trascienden la propia obra por su valor intemporal. A Vargas Llosa le dieron un merecido premio Nobel, antes, incluso, que a Bob Dylan, cuando la Academia Sueca comenzó a entender que la cultura iba por otros derroteros, creando, por cierto, serios agravios comparativos: ¿Y de Sabina, qué?…  Seguir leyendo »

El populismo es una carencia afectiva, la voluntad de excluir a una parte de la comunidad de los afectos que el populista dispensa, instrumental a una estrategia de poder y destrucción del sistema de libertades y derechos. Puesto que esto es una elección y no una necesidad, el populismo y su pueblo parcial y excluyente es a priori moralmente inferior al pueblo completo de la nación de ciudadanos abierta a la integración europea y a la cooperación con todos los pueblos de la Tierra y a la promoción de los derechos humanos de alcance universal.

El proceso populista español, a izquierda y a derecha, se atiene a una interpretación falsificada de la Historia, para que en ella puedan encontrarse razones e intenciones de los males que se padecen y para que ese hallazgo provoque un deseo de destrucción.…  Seguir leyendo »

En 1995, Pascal Bruckner publicó un libro muy importante: La tentación de la inocencia. Es un libro letal para los populismos, en la misma medida en que los Cañones de agosto de Barbara Tuchman es demoledor para los conspiranoicos. Ni Bruckner habla del populismo, ni Tuchman de conspiraciones, pero las conclusiones que saca el lector de sus obras socavan las esencias de unos y otros.

Tuchman, en su narración del agosto de 1914 y cómo empezó la Primera Guerra Mundial, demuestra que el mundo y su devenir son incontrolables y, por tanto, imposibles de gobernar desde un club selecto en un hotel.…  Seguir leyendo »

Populismos

En los últimos sesenta años España ha recorrido un trecho impensable poco antes. Empezó con el desarrollo de los años 60, continuó con una Transición Política que no solo fue de la Ley a la Ley sino que además en la misma participó una inmensa mayoría de españoles. Fue la primera vez que, en muchos años, la comunidad internacional nos vio con admiración. Los cuarenta años siguientes han sido de un notable (increíble para los extranjeros) crecimiento en todos los órdenes.

En el orden económico, este crecimiento solo fue abruptamente interrumpido en 2008 por una terrible crisis importada de EE.UU. (como ahora la del coronavirus de China).…  Seguir leyendo »

En el terreno de las equivalencias gramaticales, nacionalidad es a nacionalización lo mismo que normalidad es a normalización. Del mismo modo que sociedad es a socialismo lo mismo que pueblo a populismo.

La aleación del socialismo de resistencia con el populismo de persistencia en un momento de crisis profunda ha permitido que lo normal se sustituya por un discurso radical en el que no cabe la disidencia. El \»No hay Plan B\» de Sánchez es una versión moderna y paupérrima de esa radicalidad muy próxima al paroxismo de \»El Estado soy yo\», una visión autocrática del poder a caballo entre el cesarismo y el mesianismo.…  Seguir leyendo »

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sugirió que inyectar con desinfectante de uso doméstico a los enfermos de coronavirus podría curarlos. El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, ordenó a la policía y a los militares matar a tiros a “quien creara problemas” durante la cuarentena. Y en México, el presidente Andrés Manuel López Obrador negó durante semanas que el virus fuera un peligro y continuó abrazando y estrechándoles la mano a sus simpatizantes, solo para dar un súbito giro e imponer un estricto encierro sin el menor aviso.

Dado que los líderes populistas tanto de la derecha como de la izquierda han ocupado los primeros puestos en el ránking de la incompetencia durante la pandemia, se ha vuelto común afirmar que pronto ellos pasarán a ser sus víctimas políticas.…  Seguir leyendo »

Mientras el liberalismo en las últimas décadas mostraba síntomas inequívocos de fatiga, el populismo de izquierdas en España avanzaba a lomos de una bestia inquietante que siempre gana y que es el miedo. El miedo es una trituradora de la razón y un asombroso vector para la expansión del cesarismo. Y no faltaron césares de vanguardia en una sociedad hastiada y perturbada por la crisis de seguridad (2000) y por la crisis económica (2007). El populismo en España, como en el resto del mundo, se configura sobre referentes extraordinariamente simples e intelectualmente pírricos, pero con una capacidad sensible para la movilización de la emoción y del sentimentalismo.…  Seguir leyendo »

L’Europe, berceau des droits de l’homme, de la liberté et de la démocratie, a de tout temps promu ses valeurs bien au-delà de ses frontières. Parlement européen, Conseil de l’Europe, Etats, tous défendent ces principes universels et appellent les pays du monde à les respecter. Mais aujourd’hui, notre continent inquiète.

Des leaders politiques profitent aujourd’hui d’une situation sanitaire inédite pour s’arroger des pouvoirs disproportionnés et illimités dans le temps. En Pologne, le chef de la majorité de droite ultraconservatrice PiS a réalisé un coup de force au Parlement pour maintenir l’élection présidentielle en mai, en généralisant le vote par correspondance. C’est aux services nationaux de la Poste qu’il revient d’assurer le rôle de la commission électorale.…  Seguir leyendo »

Buena parte del pensamiento político de la era moderna se ha venido articulando en torno al dilema entre igualdad y libertad. Mientras que la izquierda ha puesto su acento en la igualdad de derechos de todos los seres humanos, la libertad siempre ha sido un valor más defendido por las posiciones ideológicas de derecha, incluyendo la libertad de iniciativa y emprendimiento.

Pero, en tiempos de emergencias y crisis extremas como la que vivimos, el dilema suele reorientarse y ponernos a escoger entre seguridad y libertad. Y, en demasiadas ocasiones, la seguridad se usa como un argumento útil para cercenar libertades, habida cuenta de que en las grandes crisis las sociedades están mejor dispuestas a desprenderse un poco de sus libertades si ello les promete seguridad.…  Seguir leyendo »

Europa está viviendo por una de sus peores crisis desde la Segunda Guerra Mundial. En respuesta a la pandemia COVID-19, los países europeos deberían recurrir a un instrumento democrático clásico para hacer frente a desafíos existenciales: gobiernos de unidad nacional apoyados por amplias coaliciones parlamentarias.

Tal como están las cosas, muchos países europeos, en particular Francia, Grecia, Italia, Irlanda, España, el Reino Unido, Polonia y la República Checa, están dirigidos por gobiernos que cuentan con un apoyo débil, debido a fracturas sociopolíticas más profundas. La nueva amenaza de COVID-19 llega tras una década de polarización política y revueltas populistas sin precedentes en todo el continente.…  Seguir leyendo »