Populismo

Un informativo como muestra del populismo

Ahora que Polonia se aproxima al clímax de una campaña para una elección de la que depende el futuro de su democracia, y que Donald Trump ha echado una mano a su colega de populismo Andrzej Duda recibiéndolo en la Casa Blanca, merece la pena que me acompañen en una visita al mundo mágico de Noticias, el informativo vespertino de la televisión pública polaca.

Empecemos el domingo 14 de junio. La primera noticia está relacionada con el 80º aniversario de la primera deportación de polacos a Auschwitz, el 14 de junio de 1940. Sin duda, un momento digno de recordarlo con la máxima solemnidad.…  Seguir leyendo »

Hay preguntas retóricas emblemáticas que convierten en inmortales los análisis, los discursos, los poemas, o las historias de cualquier clase en las que se formulan: ¿Hasta cuando abusarás Catilina de nuestra paciencia? de la primera catilinaria de Cicerón; o la doble interpelación ¿Dónde está ¡oh! muerte tu aguijón? ¿Dónde está ¡oh! sepulcro tu victoria? que San Pablo toma del profeta Oseas; o ¿En que momento se jodió el Perú, Zavalita? de «Conversaciones en la Catedral», una de las mejores novelas del pasado y del presente siglo. Son frases míticas que trascienden la propia obra por su valor intemporal. A Vargas Llosa le dieron un merecido premio Nobel, antes, incluso, que a Bob Dylan, cuando la Academia Sueca comenzó a entender que la cultura iba por otros derroteros, creando, por cierto, serios agravios comparativos: ¿Y de Sabina, qué?…  Seguir leyendo »

El populismo es una carencia afectiva, la voluntad de excluir a una parte de la comunidad de los afectos que el populista dispensa, instrumental a una estrategia de poder y destrucción del sistema de libertades y derechos. Puesto que esto es una elección y no una necesidad, el populismo y su pueblo parcial y excluyente es a priori moralmente inferior al pueblo completo de la nación de ciudadanos abierta a la integración europea y a la cooperación con todos los pueblos de la Tierra y a la promoción de los derechos humanos de alcance universal.

El proceso populista español, a izquierda y a derecha, se atiene a una interpretación falsificada de la Historia, para que en ella puedan encontrarse razones e intenciones de los males que se padecen y para que ese hallazgo provoque un deseo de destrucción.…  Seguir leyendo »

En 1995, Pascal Bruckner publicó un libro muy importante: La tentación de la inocencia. Es un libro letal para los populismos, en la misma medida en que los Cañones de agosto de Barbara Tuchman es demoledor para los conspiranoicos. Ni Bruckner habla del populismo, ni Tuchman de conspiraciones, pero las conclusiones que saca el lector de sus obras socavan las esencias de unos y otros.

Tuchman, en su narración del agosto de 1914 y cómo empezó la Primera Guerra Mundial, demuestra que el mundo y su devenir son incontrolables y, por tanto, imposibles de gobernar desde un club selecto en un hotel.…  Seguir leyendo »

Populismos

En los últimos sesenta años España ha recorrido un trecho impensable poco antes. Empezó con el desarrollo de los años 60, continuó con una Transición Política que no solo fue de la Ley a la Ley sino que además en la misma participó una inmensa mayoría de españoles. Fue la primera vez que, en muchos años, la comunidad internacional nos vio con admiración. Los cuarenta años siguientes han sido de un notable (increíble para los extranjeros) crecimiento en todos los órdenes.

En el orden económico, este crecimiento solo fue abruptamente interrumpido en 2008 por una terrible crisis importada de EE.UU. (como ahora la del coronavirus de China).…  Seguir leyendo »

En el terreno de las equivalencias gramaticales, nacionalidad es a nacionalización lo mismo que normalidad es a normalización. Del mismo modo que sociedad es a socialismo lo mismo que pueblo a populismo.

La aleación del socialismo de resistencia con el populismo de persistencia en un momento de crisis profunda ha permitido que lo normal se sustituya por un discurso radical en el que no cabe la disidencia. El \»No hay Plan B\» de Sánchez es una versión moderna y paupérrima de esa radicalidad muy próxima al paroxismo de \»El Estado soy yo\», una visión autocrática del poder a caballo entre el cesarismo y el mesianismo.…  Seguir leyendo »

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sugirió que inyectar con desinfectante de uso doméstico a los enfermos de coronavirus podría curarlos. El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, ordenó a la policía y a los militares matar a tiros a “quien creara problemas” durante la cuarentena. Y en México, el presidente Andrés Manuel López Obrador negó durante semanas que el virus fuera un peligro y continuó abrazando y estrechándoles la mano a sus simpatizantes, solo para dar un súbito giro e imponer un estricto encierro sin el menor aviso.

Dado que los líderes populistas tanto de la derecha como de la izquierda han ocupado los primeros puestos en el ránking de la incompetencia durante la pandemia, se ha vuelto común afirmar que pronto ellos pasarán a ser sus víctimas políticas.…  Seguir leyendo »

Mientras el liberalismo en las últimas décadas mostraba síntomas inequívocos de fatiga, el populismo de izquierdas en España avanzaba a lomos de una bestia inquietante que siempre gana y que es el miedo. El miedo es una trituradora de la razón y un asombroso vector para la expansión del cesarismo. Y no faltaron césares de vanguardia en una sociedad hastiada y perturbada por la crisis de seguridad (2000) y por la crisis económica (2007). El populismo en España, como en el resto del mundo, se configura sobre referentes extraordinariamente simples e intelectualmente pírricos, pero con una capacidad sensible para la movilización de la emoción y del sentimentalismo.…  Seguir leyendo »

L’Europe, berceau des droits de l’homme, de la liberté et de la démocratie, a de tout temps promu ses valeurs bien au-delà de ses frontières. Parlement européen, Conseil de l’Europe, Etats, tous défendent ces principes universels et appellent les pays du monde à les respecter. Mais aujourd’hui, notre continent inquiète.

Des leaders politiques profitent aujourd’hui d’une situation sanitaire inédite pour s’arroger des pouvoirs disproportionnés et illimités dans le temps. En Pologne, le chef de la majorité de droite ultraconservatrice PiS a réalisé un coup de force au Parlement pour maintenir l’élection présidentielle en mai, en généralisant le vote par correspondance. C’est aux services nationaux de la Poste qu’il revient d’assurer le rôle de la commission électorale.…  Seguir leyendo »

Buena parte del pensamiento político de la era moderna se ha venido articulando en torno al dilema entre igualdad y libertad. Mientras que la izquierda ha puesto su acento en la igualdad de derechos de todos los seres humanos, la libertad siempre ha sido un valor más defendido por las posiciones ideológicas de derecha, incluyendo la libertad de iniciativa y emprendimiento.

Pero, en tiempos de emergencias y crisis extremas como la que vivimos, el dilema suele reorientarse y ponernos a escoger entre seguridad y libertad. Y, en demasiadas ocasiones, la seguridad se usa como un argumento útil para cercenar libertades, habida cuenta de que en las grandes crisis las sociedades están mejor dispuestas a desprenderse un poco de sus libertades si ello les promete seguridad.…  Seguir leyendo »

Europa está viviendo por una de sus peores crisis desde la Segunda Guerra Mundial. En respuesta a la pandemia COVID-19, los países europeos deberían recurrir a un instrumento democrático clásico para hacer frente a desafíos existenciales: gobiernos de unidad nacional apoyados por amplias coaliciones parlamentarias.

Tal como están las cosas, muchos países europeos, en particular Francia, Grecia, Italia, Irlanda, España, el Reino Unido, Polonia y la República Checa, están dirigidos por gobiernos que cuentan con un apoyo débil, debido a fracturas sociopolíticas más profundas. La nueva amenaza de COVID-19 llega tras una década de polarización política y revueltas populistas sin precedentes en todo el continente.…  Seguir leyendo »

Las amenazas a la seguridad nacional invariablemente limitan las disputas políticas domésticas. Ahora que los gobiernos han asumido un rol de liderazgo en la lucha contra la pandemia del COVID-19, la oposición política en países bajo un régimen populista está siendo marginalizada rápidamente. En teoría, las autoridades en esos países podrían usar la crisis para invocar un estado de emergencia a fin de limitar la democracia. Pero aún si no llegan tan lejos, la necesidad de un distanciamiento social y otras medidas de contención implica una fuerte contracción de la esfera pública.

A falta de grandes encuentros o concentraciones de campaña, el debate político ha migrado por completo a los medios, que dedican toda su atención a la enfermedad.…  Seguir leyendo »

Maria Teresa Baldini of the far-right Fratelli d’Italia (Brothers of Italy) party wears a protective mask and gloves inside parliament after Italy’s lockdown. Photograph: Remo Casilli/Reuters

If the coronavirus pandemic is fuelling any political hope, it is that this crisis is a robust nail in the coffin of populist politics. Surely, some argue, in the face of an entirely indiscriminate, unforeseen and formidable plague, for which no one can be blamed (unlike, say, greedy bankers and unscrupulous lenders in the global financial crisis, or the terrorists of 9/11) people will turn to the truth, to science and to expert-led government.

And, true, populist leaders seem to have lost their voice, for now: the attempts to blame migrants, porous borders and the forces of globalisation for the coronavirus have received short shrift.…  Seguir leyendo »

Vulnerabilidad mutuamente asegurada

Durante la Guerra Fría se generalizó el acrónimo MAD, equivalente en inglés de “destrucción mutuamente asegurada” y, feliz coincidencia, también del vocablo “loco” en la misma lengua. No hacía falta ningún refuerzo semántico, la demencia del recurso a las armas nucleares era una pesadilla perfectamente imaginable. Y la amenaza funcionó. Fue eficaz porque si hay algo en lo que los seres humanos pueden ponerse de acuerdo no es en qué sea el bien, sino en evitar los males mayores. Siempre y cuando —y esta es la condición esencial— sea, en efecto, mutuamente asegurada; si, como en el estado de naturaleza de Hobbes, todos somos igual de vulnerables.…  Seguir leyendo »

¿Recuerdan la convocatoria Marcha por la Ciencia (en un principio llamada Scientists’ March on Washington), que transcurrió el 22 de abril de 2017 en Washington DC y más de 500 ciudades en todo el mundo? Aunque, de acuerdo con sus organizadores, la iniciativa buscaba reivindicar, sin ánimo partidista, la función de la ciencia en la vida pública, no pudo ocultar su alarma por el preocupante cambio de agenda de la Administración de Trump. Un sintomático ejemplo del momento defensivo de la sensibilidad ilustrada en la era de la posverdad. Sin embargo, como recuerda William Davies en su sugerente Estados nerviosos(Sexto Piso, 2019), la marcha también terminó planteando una decisiva pregunta: ¿hasta qué punto la paulatina deslegitimación sociocultural de la autoridad científica en nuestras sociedades debía combatirse con una estrategia políticamente partidaria?…  Seguir leyendo »

El transformismo y la envidia social

Conte. O como se suele decir en Italia, emulando el famoso tuit de Donald Trump durante la crisis desencadenada en verano por Matteo Salvini en el Papeete Beach de Milano Marittima, los numerosos Contes. Los Giuseppes: o, como vamos a intentar demostrar, el resurgimiento —en una Italia que es primera abanderada del soberanismo fascista de la Liga— del transformismo. Un regreso, por así decir, a Cavour y el cambio de chaqueta como instrumento para estabilizar un país caracterizado por una especie de a-democracia. Es decir, un caos democrático como estabilización paradójica de una Italia que hace años que no tiene una mayoría regida por los principios de la coherencia política y los ejes ideológicos de la «derecha» y la «izquierda».…  Seguir leyendo »

Hace más de tres años me tocó vivir en Londres la noche del referéndum sobre el Brexit. Recuerdo todavía el entusiasmo de los partidarios del desenganche con Europa cada vez que se anunciaba una victoria de sus posiciones en cualquier distrito. Contrastaba con la escasa épica de quienes apostaban por la continuidad en la Unión, incapaces de jalear o animar a la concurrencia cuando el escrutinio les resultaba favorable. Me vino este recuerdo al leer días pasados un artículo de Timoty Garton Ash publicado en estas páginas, en el que animaba a los europeístas británicos a emprender la lucha por regresar a Bruselas.…  Seguir leyendo »

Un fantasma recorre la región de América Latina. Es el fantasma del populismo. Ha estado alojado en la región de América Latina desde mediados del siglo XX y cada cierto tiempo renace. Si tiene éxito, el tradicional clivaje de derecha e izquierda habrá sido sustituido por la oposición entre populistas y no populistas. A menudo se llama populismo a una oferta electoral que promete bienestar fácil; en ocasiones se emplea esa misma palabra para aludir a los movimientos de masas por fuera de las instituciones; y, en fin, suele hablarse de populismo para designar programas desarrollistas en manos de líderes carismáticos.…  Seguir leyendo »

Durante años, el polarizador Brexit ha sido el principal problema político del Reino Unido y es el pretexto para las elecciones generales del jueves. Según una encuesta reciente, parar lograr sus fines, aceptarían recurrir a la violencia más del 80% de los partidarios de abandonar la UE y más del 50% de los contrarios a la salida. En otro sondeo de este mismo año, más del 50% de los encuestados decía que apoyaría a un líder fuerte dispuesto a vulnerar normas democráticas.

Son indicios peligrosos. Una parlamentaria contraria al Brexit fue asesinada por un fanático precisamente por eso. Los conservadores que ocupan el Gobierno desde 2010, responsables de un estricto programa de austeridad, han forzado el anticipo electoral con el lema ¡Culminemos ya el Brexit!…  Seguir leyendo »

The populist radical right wins power in different countries in different ways. In Hungary and Poland, what were initially mainstream conservative parties with populist tendencies drifted inexorably, and now, it seems, irrevocably, into illiberalism once in government. Brexit provides perhaps the most striking illustration yet of populist radical right parties — first the UK Independence Party (UKIP) and then its effective successor the Brexit Party — wielding, and indeed effectively achieving, power without winning office. These parties have ensured their pet issue — Britain’s membership of the European Union — is now the major dividing line in British politics. How did this happen?…  Seguir leyendo »