Alemania

El pensamiento alemán en relación con la integración de la eurozona se basa en dos consignas: que las responsabilidades deben ir juntas con la capacidad de control (el riesgo compartido implica jurisdicción compartida); y que antes de empezar a compartir riesgos entre los países que usan el euro hay que resolver todos los riesgos ya creados. Desde 2010, el debate sobre cómo fortalecer el euro giró en torno de esas ideas, que son en gran medida responsables del escaso avance hacia la creación de una unión bancaria europea. Alemania (dicen sus gobernantes) está lista para embarcarse en un futuro común, pero sólo si Europa empieza desde cero.…  Seguir leyendo »

A más de una década de la crisis financiera de 2008, la Unión Europea sigue políticamente estancada. Pero su fortalecimiento es necesario para que el proyecto de integración europea tenga éxito. De lo contrario, las fuerzas del nuevo nacionalismo continuarán su asalto a la democracia, al Estado de Derecho y a los otros valores que definen al bloque.

El principal motivo del atasco europeo es Alemania. Muchos años después de 2008, mientras la UE se enfrentaba a escaso crecimiento y a crisis económicas en alza, Alemania seguía insistiendo en que no podía llevar adelante sola el proyecto europeo, y que había que esperar a Francia.…  Seguir leyendo »

Supremacismo y credulidad

Últimamente hemos dado en llamar supremacismo a lo que en otro tiempo se llamó racismo por la sencilla razón de que ya nadie o casi nadie se atreve a usar la raza como argumento de superioridad. Pero en realidad la raza es lo de menos en el racismo. Lo esencial es creerse o sentirse superior. Luego viene el encontrar un argumento que justifique la superioridad en la forma de alguna marca o característica que permita distinguir a los superiores, por el muy elemental motivo de que para considerarse superior hay que señalar a aquellos que no lo son con un hecho diferencial.…  Seguir leyendo »

Chancellor Angela Merkel of Germany during a government meeting near the city of Gransee on Thursday.CreditAxel Schmidt/Agence France-Presse — Getty Images

After years of Angela Merkel’s formless centrism and the rise of the far right, is German conservatism making a comeback? Last Saturday the Werteunion, or Union of Values, met in the small town of Schwetzingen, near Heidelberg, to adopt what its members called the “conservative manifesto.” Their mission: taking back their party from Ms. Merkel’s faction and redirecting it to its traditional, conservative roots.

The Werteunion was founded in March 2017, but the event in Schwetzingen, the group’s first national meeting, was also the first time most people in Germany had heard of it. Whether it gains traction, and whether its principles change as it grows, remain to be seen.…  Seguir leyendo »

El horror de Schleswig-Holstein

¡Vaya con Schleswig-Holstein! Un buen quebradero de cabeza a lo largo del siglo XIX con alarde y estrépito de peleas entre prusianos, daneses, austriacos, y los propios ducados de Schleswig-Holstein en medio de la refriega. Acabarían siendo una provincia prusiana pero para ello tendrían que pasar sucesivas guerras y vivir sobresaltos y zozobras de porte histórico. El escritor alemán Theodor Fontane tiene muchas páginas dedicadas a estos pasajes trepidantes, no olvidemos que fueron una parte sustancial de los que conducirían a la unidad alemana y a la fundación del Reich tras la guerra franco prusiana (1870).

Pues ha sido en ese territorio donde unos jueces han decidido que en España no se ha producido una rebelión en toda regla frente al Estado constitucional.…  Seguir leyendo »

Vladimir Putin and Angela Merkel at the G20 summit in 2017. Photo: Getty Images.

Despite expectations that the weakened position of the Christian Democratic Union/Christian Social Union alliance (CDU/CSU) in parliament could force Chancellor Angela Merkel to adopt a softer line towards Russia, the German government has chosen to show solidarity with the UK.

It has backed the recall of the EU ambassador to Moscow, and announced the expulsion of four Russian diplomats. The newly appointed SPD foreign minister, Heiko Maas, has had tough words for Moscow, saying that it must finally face up to its responsibility and answer the questions related to the use of a chemical weapon against double agent Sergei Skripal and his daughter Yulia.…  Seguir leyendo »

Sean Gallup/Getty Images Supporters of Germany’s far-right AfD party holding a banner that reads, “Chancellor-Dictator Resignation Now!” on the day that Chancellor Angela Merkel was narrowly elected for a fourth term, Berlin, March 14, 2018

I spent the fall working at a wire service here in Berlin. When something newsworthy happened, I would often be dispatched to a street corner or subway entrance to ask people what they were thinking about. Usually, they were thinking about the Alternative für Deutschland (AfD), the far-right party that entered parliament for the first time in the elections this past September. What did it mean for Germany when, months after the election, the possible coalition government collapsed? “The AfD would gain in power.” What might happen if another so-called grand coalition between the center-left and center-right parties, Germany’s third since 2005, were to form?…  Seguir leyendo »

Los observadores de la política alemana han presenciado en las últimas semanas un drama desconcertante. Tras más de cinco meses de negociaciones, el país tiene un nuevo Gobierno. Después de las elecciones de septiembre de 2017, aparte del intento fallido de formar una coalición Jamaica, la aritmética no dejó más opción mayoritaria posible que repetir la coalición de la última legislatura, pese a que tanto la CDU/CSU como el SPD tuvieron descensos significativos respecto a los comicios anteriores.

En el SPD, en particular, la negociación en dos fases que desembocó en el nuevo acuerdo de gran coalición ha recibido muchas críticas.…  Seguir leyendo »

The logo of the Alternative for Germany party (AfD) during a rally in Berlin last year. Credit Alexander Hassenstein/Bongarts, via Getty Images

After both right- and left-wing populist parties won big in elections this month, Italy is probably headed for a long, tedious effort to form a government; odds are it will include one of them. In Berlin, the Alternative for Germany, known by its German abbreviation AfD, is already sitting in the Bundestag. Across Europe, populists have complicated the political game, which makes the question of how to contain them an even more pressing one — not least in the national legislatures. Germany might have some answers.

On Oct. 24, a month after the general election gave the AfD enough votes to enter the legislature for the first time, the 19th German Bundestag met for its opening session.…  Seguir leyendo »

“Una gran coalición, por muy teutona y gigantesca que sea, siempre es una alianza de perdedores. No obstante, la nobleza de la democracia estriba en la capacidad de convertir esa fatal derrota en una victoria incuestionable”. Angela Merkel parece haber interiorizado mejor que nadie estas palabras del canciller Helmut Schmidt, que también sabía que ese ejercicio de prestidigitación política estaba reservado sólo para uno de los perdedores, es decir, para el propio canciller. Al otro, al socio de la coalición, le aguarda el desgaste, la decadencia y el cataclismo. Esa ley no escrita del sistema parlamentario alemán permitió que Merkel hiciese todo tipo de dolorosas concesiones con tal de que los socialdemócratas entraran en el gobierno, regalándoles no sólo los preciados ministerios de Finanzas, Asuntos Exteriores y Trabajo, sino un desmesurado peso específico que en ningún caso refleja el 20,5 % de los votos que el SPD obtuvo en las pasadas elecciones generales.…  Seguir leyendo »

Se hizo esperar, pero Alemania está lista para la asunción de un nuevo gobierno. Tras cinco meses de discusiones, el Partido Socialdemócrata (SPD) y la Unión Demócrata Cristiana (CDU), junto con su rama bávara, la Unión Social Cristiana (CSU), han formado un gobierno de coalición. Pero en el proceso de llegar a un acuerdo, algo cambió en el debate político alemán.

Alemania se dio por mucho tiempo el lujo de fingirse algo que no es: un país pequeño. Al momento de la elección, el año pasado, no hubo casi debate público sobre la Unión Europea y el papel de Alemania en ella.…  Seguir leyendo »

La ciudad de Essen, en la cuenca del Ruhr, fue una de las cunas de la minería y de la industria pesada de Alemania. Allí comenzó el ascenso del poderío industrial alemán. La familia Krupp, que en 1826 tenía un pequeño taller de fundición, poseía en 1885 la siderurgia más grande del mundo, con 19.000 obreros. El pueblito Essen había sido fundado por monjes en el siglo IX sobre un gran mar de carbón. Eso lo convertiría mil años después en una próspera y orgullosa urbe alemana. Aquella ciudad ya no existe. Los bombardeos sobre este objetivo industrial culminaron en una terrible tormenta de fuego el 11 de marzo de 1945, cuando ya no había industria que destruir ni enemigo que derrotar.…  Seguir leyendo »

Otra gran coalición Nein, Danke!

El 4 de marzo será una fecha importante para Europa. El mismo día en que se celebran unas cruciales elecciones generales en Italia, sabremos si el referéndum interno del Partido Socialdemócrata alemán (SPD) dice sí al Gobierno de Gran Coalición en Berlín y a continuar su asociación actual con los democristianos de Angela Merkel. La opinión general es que ese sería un resultado bueno para Europa. Pero yo creo que no. La Gran Coalición sería positiva a corto plazo, pero negativa a la larga. No basta con aliviar los síntomas, hay que abordar las causas. Y existe una alternativa.

Acabo de estar un par de días en Berlín y nunca había visto tan poco entusiasmo por un posible nuevo Gobierno.…  Seguir leyendo »

Kevin Kühnert, head of the Jusos youth organization, which has tried to drag Germany’s Social Democrats to the left. “We need a people’s party in the opposition to stand up to the AfD,” he said. Credit Patrik Stollarz/Agence France-Presse — Getty Images

The German left is in disastrous shape.

At worst, in the case of the Social Democrats, its support is eroding. At best, as in the case of the Greens and the Left Party, it is stagnating. Germany has no figures to excite left-wing voters as Bernie Sanders has done in the United States and Jeremy Corbyn has done in Britain. There is no growing anti-capitalist, anti-nationalist movement around which to anchor leftist policy.

This is especially dangerous right now, as German politics are in turmoil. Five months ago, a general election delivered disappointing results for both major parties, and no majority.…  Seguir leyendo »

La ley alemana contra el odio en las redes sociales – según la cual las plataformas sociales como Facebook y YouTube podrían ser multadas, dentro de las siguientes 24 horas de la recepción de una notificación, con 50 millones de euros ($63 millones) por cada publicación “obviamente ilegal” – ha sido una ley controvertida desde un principio. Después de que entró en pleno vigor en el mes de enero, hubo enormes protestas de críticos de todo el espectro político quienes argumentaban que dicha ley era una incitación a la censura. Protestaban porque el gobierno estaba renunciando a sus poderes para otorgarlos a intereses privados.…  Seguir leyendo »

El espectáculo de las recientes conversaciones para la formación de un nuevo gobierno de coalición en Alemania es una señal de descontento de los votantes. Los juegos de poder, el reparto discrecional de fondos a cambio de apoyo y los acuerdos no surgidos del debate público ponen de manifiesto la desconexión entre los grandes partidos alemanes y el electorado, que arroja a los votantes en brazos del populismo.

El resultado es un auge de los extremos políticos. La ultraderechista Alternative für Deutschland y la izquierdista Die Linke tienen, entre las dos, cerca de una cuarta parte de los escaños del Bundestag.…  Seguir leyendo »

Germany set out to delete hate speech online. Instead, it made things worse

The German government’s Network Enforcement Act, which came into effect on Jan. 1, aims to improve law enforcement on the Internet and more effectively fight hate crime. The law targets criminal online offenses including defamation, incitement and sharing unconstitutional symbols, such as the swastika.

But within just a few days of coming into effect, the inevitable has become apparent: legitimate expressions of opinion are being deleted. The law is achieving the opposite of what it intended: it is actually hampering the fight against crime.

The operators of social networks that are subject to the law now have to delete “obviously illegal” content within 24 hours of being notified.…  Seguir leyendo »

Prohibición de partidos políticos

Existe en la República federal de Alemania una cierta experiencia histórica relacionada con la prohibición de partidos políticos cuyo ideario se muestre radicalmente contrario a los valores y principios de la Constitución en vigor.

Así ocurrió con la herencia de los nazis. En 1949, y como si no hubiera pasado nada, se creó un partido político que era continuador del nacional-socialista que pedía respetar al “soldado alemán” y abordar de nuevo la “cuestión judía” aunque con métodos menos expeditivos que los empleados por Hitler. El Gobierno de Adenauer reaccionó y solicitó al Tribunal Constitucional su ilegalización a lo que este accedió declarando que tal organización “es contraria al orden democrático, desprecia los derechos fundamentales, está edificada sobre el principio del caudillaje (Führerprinzip) y sus dirigentes se hallan estrechamente ligados a los del partido de Adolf Hitler”.…  Seguir leyendo »

Kevin Kühnert, head of the Social Democratic Party’s youth organization, center, voted against the start of coalition talks in Bonn, Germany, last month. Credit Thilo Schmuelgen/Reuters

You have probably never heard of Kevin Kühnert, the 28-year-old head of the Social Democratic Party’s youth organization. But he recently burst into the news after leading an internal revolt against his party’s plans to enter a “grand coalition” with Chancellor Angela Merkel’s Christian Democratic Union party.

The revolt is likely to fail; coalition talks will wrap up this weekend. But remember Mr. Kühnert — if he loses the battle, he and his generation may yet win the war over the future of German politics.

Much has been written about the public’s growing fatigue with Ms. Merkel and about the chancellor’s own fatigue with her position atop the German government.…  Seguir leyendo »

As Chancellor Angela Merkel of Germany and her party prepare to negotiate another coalition government, her silence adds to a sense that she is steadily losing power. Credit Markus Schreiber/Associated Press

Europe sighed in relief on Sunday night when the news broke that Germany’s Social Democratic Party had agreed to negotiate another coalition with Chancellor Angela Merkel’s Christian Democrats. Since the inconclusive national elections in September, it had been unclear how long the country with the largest economy in the European Union — and until now, the anchor of its political stability — would need to form a new government.

Hold your breath for a few more months. The relief is premature.

Whatever might come out of the negotiations between Ms. Merkel and Martin Schulz, the leader of the Social Democrats, in the weeks ahead, the government they form is doomed to be the weakest and most unstable Germany has had in decades.…  Seguir leyendo »