Pilar Marcos

Este archivo solo abarca los artículos del autor incorporados a este sitio a partir el 1 de mayo de 2007. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

“Ningún país moderno puede renunciar a las centrales nucleares” porque “país que renuncia a la energía nuclear, país que renuncia al progreso”. Al Gobierno-más-progresista-de-la-historia le gustará saber quién es el autor de tan encendida defensa de la energía nuclear.

Entusiasmará sin duda a la vicepresidenta Yolanda Díaz y al ministro Alberto Garzón, y divertirá a la vicepresidenta Teresa Ribera. Pónganle la voz cascada de un fumador empedernido, lleven la máquina del tiempo hasta 1978 y 1979, y acertarán. Sí. Santiago Carrillo. Secretario general del PCE.

Esa posición pronuclear que Carrillo compartía (no sólo) con el Partido Comunista Francés ha permitido que Francia sea hoy la tercera potencia nuclear del mundo.…  Seguir leyendo »

Este 13 de febrero están convocadas las quintas elecciones autonómicas de estos dos años de pandemia (si la evolución de la pandemia no obliga a un inesperado aplazamiento) en Castilla y León. Será la séptima convocatoria electoral de este periodo. Porque las dos primeras, en Galicia y en el País Vasco, se suspendieron justo al inicio de esta pesadilla covidiana, y se volvieron a convocar para el verano.

Lo recordarán. El 11 de febrero de 2020, Alberto Núñez Feijóo e Iñigo Urkullu convocaron (cada uno por su lado y tras alguna conversación entre ellos) elecciones gallegas y vascas, que debían celebrarse el 5 de abril.…  Seguir leyendo »

Los 15 escaños que Sociométrica pronosticó esta semana, en este periódico, para una quincena de candidaturas provinciales encuadradas en la (aún) desconocida plataforma de la (autodenominada) España Vaciada tienen todo el sentido político. Todo. Son, exactamente, el báculo que Pedro Sánchez necesita para compensar la irreparable pérdida de respaldo ciudadano que premiará su pésima trayectoria como presidente del Gobierno: pésima también para sus más fieles votantes.

Sin que nadie se atreva a denunciarlo, todas las formas de los Teruel Existe que ya están aflorando son una suerte de marca blanca de la izquierda para completar la exigua mayoría a la que puede aspirar Sánchez en la próxima legislatura.…  Seguir leyendo »

Nos ha quedado un octubre de festival político. Toca medir fuerzas, aunque falte mucho tiempo para las elecciones. Los tres principales partidos de España (el PSOE, en el Gobierno; el PP, en la oposición; y Vox, reivindicando un hueco como tercera fuerza en votos) han celebrado este mes, con sus partidarios, el arranque de una larguísima precampaña electoral.

Un congreso (PSOE), una convención (PP) y una fiesta con simpatizantes (VOX) no son lo mismo. Pero los tres partidos han primado la celebración, los abrazos y el jolgorio en sus convocatorias. Ya habrá tiempo, después de las próximas elecciones generales, de entrar en honduras unos u otros.…  Seguir leyendo »

Agosto, ese mes en el que nunca pasa nada, ha redefinido el panorama para el próximo curso, el cuarto del mandato de Pedro Sánchez. El de la recuperación.

La recuperación se escribirá con K. Una K que incluye todos los récords históricos de un kilovatio disparado día a día, que triplica el precio de hace un año y que ha hecho renacer el miedo a la inflación.

Pero también se escribe con K la recuperación que más importa al presidente del Gobierno. Su recuperación política.

Ya nadie duda de que la recuperación económica tendrá forma de K y no de V.…  Seguir leyendo »

Andaban el PP, Ciudadanos y Vox a vueltas sobre la inconveniencia, o no, de presentar una moción de censura contra el pésimo Gobierno de Pedro Sánchez, y va el presidente y se presenta una automoción de censura contra sí mismo, una autocuestión de confianza y el inicio de otra nueva media-legislatura: la cuarta. Porque las legislaturas de Sánchez se cuentan por medias, que enteras se le hacen muy pesadas.

La primera media-legislatura de Sánchez fue la que siguió a la moción de censura contra Rajoy: de mayo de 2018 a abril de 2019, cuando convocó elecciones porque ERC no quiso aprobarle su presupuesto.…  Seguir leyendo »

Si la mariposa murciana hubiera volado todo lo bien que imaginaba Iván Redondo, no tendríamos indultos, sino elecciones anticipadas. Porque lo importante, para Pedro Sánchez, es comprar el máximo tiempo de estancia en la Moncloa.

La mariposa murciana estaba pensada para un laboratorio de Cheminova política. La doble moción de censura murciana tenía que coincidir, esa misma mañana, con el registro de varias mociones en la Asamblea de Madrid antes de que Isabel Díaz Ayuso tuviera tiempo de convocar a su Gobierno para disolver.

La mala pata fue no recordar que los miércoles por la mañana se celebra el habitual consejo de Gobierno en Madrid y que Ayuso no se arredra ante la adversidad.…  Seguir leyendo »

Este 4 de mayo no es el primero marcado como festivo en la historia sentimental de la derecha. Hubo otro inmenso, hace 42 años. Isabel Díaz Ayuso era un bebé de sólo seis meses y no se acordará (yo tampoco).

El 4 de mayo de 1979, una mujer entró como primera ministra en el número 10 de Downing Street. La primera mujer para un puesto tan importante en las democracias europeas. Ese 4 de mayo, Margaret Thatcher recibió el encargo de la reina de formar gobierno.

El día anterior había ganado en las urnas al laborista James Callaghan con el mandato de terminar con el invierno de nuestro descontento, es decir, con el hundimiento económico y social que padecía Reino Unido tras un largo gobierno de izquierdas.…  Seguir leyendo »

Dicen los listos que presumen de conocer cómo se mueven las preferencias electorales de la gente que quien es capaz de coincidir con el sentido común del momento político encuentra la piedra filosofal del éxito en las urnas. Y llevan razón.

Ese sentido común compartido no entraña necesariamente carisma. Ni tiene por qué ser el premio a una extraordinariamente buena gestión, o el castigo a otra excepcionalmente mala. Es algo más primario y transversal. Es la coincidencia con un amplio sentir general que podría explicar por sí solo, por ejemplo, el prolongado liderazgo de Angela Merkel en Alemania.

Hay algunas ocasiones, muy pocas, en las que un candidato (él o ella) logra trascender el respaldo que (incluso con las mejores previsiones) podría tener su partido.…  Seguir leyendo »

La sudadera con publicidad de series de Netflix o volver a la coleta desde el moño no está dando el resultado esperado.

No puede. Es demasiado evidente el disfraz cuando el hombre de la sudadera ha tenido que esperar a ser exvicepresidente de Derechos Sociales para acercarse a su primera cola del hambre.

Como vicepresidente, aquello nunca le interesó. Estuvo demasiado ocupado con esas series que lleva por camiseta. Las colas del hambre que no le ocuparon entonces han crecido exponencialmente por su, digamos, política social. ¡Aún no ha podido ni siquiera visitar ninguna residencia de ancianos!

Ahora ve con preocupación cómo sus proclamas de lucha indignada se estampan contra la indiferencia o el desprecio de quienes pudieron creer en él o ser sus temporales votantes.…  Seguir leyendo »

Susto o muerte. La doble moción de censura anunciada a primera hora de la mañana en Murcia fue el detonante de una reacción en cadena, con la Comunidad de Madrid y la de Castilla y León como explosiones tan previsibles como inesperadas. El precedente de mayo de 2018, que aupó a Pedro Sánchez a la presidencia del Gobierno con una moción de censura contra Mariano Rajoy, ratifica todos los temores.

Sánchez puso en marcha una nueva normalidad de inesperadas alianzas cambiantes y bruscos volantazos que para sí quisieran los guionistas de las más trepidantes series de éxito, con legislaturas rotas que llevan aparejadas súbitas crisis de partidos y nuevos liderazgos, y con una inexplorada forma de entender la política que concede victorias momentáneas a quienes logran apalancar con éxito su propia debilidad, porque el juego es siempre de debilidades múltiples.…  Seguir leyendo »

Hay dos formas de verlo. Una: la votación de los Presupuestos Generales del Estado consolidó a Frankenstein. La otra: lo que aquello ratificó es la fortaleza del multipartidismo en España.

Y, como colofón, en un lugar tan aficionado al multipartidismo como Cataluña (en especial entre los independentistas), tenemos una avalancha de candidaturas para una convocatoria electoral aplazada, en principio, hasta el 30 de mayo. Aunque nada es seguro por esos lares.

Si en el siglo pasado (hasta 2003) fueron cinco los partidos que se repartían los 135 escaños del Parlamento autónimo catalán, ahora (según las encuestas que se elaboraron para el 14-F) tienen opción de obtener escaño nueve fuerzas políticas.…  Seguir leyendo »

Háganse una pregunta fácil: ¿Sería posible que el presidente Sánchez refrendara el discurso del Rey del 3 de octubre de 2017, tal como hizo en su día el presidente Rajoy? ¿Sería pensable que Sánchez permitiera al Rey una intervención que fue lógicamente entendida como una crítica a la actuación de Rajoy tras el 1 de octubre de aquel año?

Ni posible ni pensable, ¡ya! Pues ésa es la clave. Hace unos días, tras la polémica desatada por la censura del presidente del Gobierno a la presencia del Rey en Barcelona para la entrega de despachos a la nueva promoción de jueces, este periódico destacó en su portada el posible abuso del Ejecutivo en la autorización previa al Jefe del Estado.…  Seguir leyendo »

Imaginen la escena. Semanas de inacabable confinamiento con cuentos chinos emitidos sin desmayo en rueda de prensa permanente. Un padre (o una madre, a su elección) intenta entretener a sus niños agotados por la reclusión. ¡Venga, jugamos a los trabalenguas! A ver, no vale equivocarse: tres tristes tigres triscan trigo en un trigal… Mamá, ¿qué es triscar trigo? Lo que están haciendo con nosotros, hijo. Tras el fracaso en el trabalenguas, esos padres miran a sus niños y piensan: triscados, sí, y tristemente entrampados, así es el país que os vamos a dejar.

Tres tristes trampas jalonan el final de la Gran Reclusión.…  Seguir leyendo »