Antonio Estella

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de mayo de 2009. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

Depuis son refuge de Bruxelles, M. Puigdemont, ex-président de la Catalogne, se fait fort de critiquer les institutions européennes pour ne pas avoir reconnu sa déclaration d’indépendance et de discréditer le système politique et judiciaire de l’Espagne, pays où, à l’en croire, on bafoue systématiquement les droits de l’homme, où la justice n’est pas indépendante, où il y a des prisonniers politiques et où l’on n’accepte pas le droit à l’autodétermination des régions – droit reconnu, selon lui, dans le monde entier.

Il a donc dû fuir en Belgique pour échapper à un gouvernement qui le traite comme un vulgaire « trafiquant de drogue » (sic).…  Seguir leyendo »

El próximo mes de mayo los ciudadanos de los 28 países que forman la UE elegirán al nuevo Parlamento Europeo para el periodo 2014- 2015. Una de las innovaciones fundamentales que se van a producir en estas elecciones es que el Partido de los Socialistas Europeos (PSE) se presentará a las mismas con un candidato común a la Presidencia de la Comisión Europea, el alemán Martin Schulz. He defendido en otro lugar (Estella, 2009) la necesidad de esta reforma, que no implica, además, una modificación de los tratados comunitarios, sino solamente un acuerdo entre los partidos nacionales que forman cada partido político en el nivel europeo.…  Seguir leyendo »

“España es el problema, y Europa, la solución”. Esto es lo que dijo José Ortega y Gasset en su famoso discurso Pedagogía social como programa político,pronunciado en la sociedad El Sitio concretamente el 12 de marzo de 1910. La idea quedó enterrada tras décadas de franquismo, pero a la muerte de Franco, y con la restauración de la democracia en nuestro país, la frase acabó convirtiéndose en el eslogan que canalizó el famoso “consenso europeísta” español.

El europeísmo no solo fue el punto de encuentro entre distintas opciones políticas, sino que se extendió más allá de la esfera política, englobando, también, a nuestras élites intelectuales y a la sociedad española en su conjunto.…  Seguir leyendo »

El pasado martes 29 de mayo, este diario publicó un manifiesto firmado por más de 100 intelectuales españoles en donde se proponen siete medidas para regenerar a los partidos políticos españoles. El manifiesto está lleno de buenas intenciones, y es difícil no estar a favor de muchas de las propuestas que plantea. Sin embargo, quiero argumentar en estas líneas que su establecimiento me parecería un profundo error político. Primero, porque no tiene sentido regular cómo deben funcionar los partidos políticos en la forma en la que lo hace la propuesta. Y, segundo, porque no ataca el problema de fondo, que es que necesitamos nuevos políticos.…  Seguir leyendo »

El debate sobre quién tiene la responsabilidad ante la situación económica que vive nuestro país ha tomado un giro interesante desde este último verano. Hemos pasado de echarle la culpa de todos nuestros males a los mercados financieros y a la globalización a, por fin, empezar a buscar responsabilidades en lugares más concretos. El último sitio en el que las estamos buscando es en el ámbito político. Las posturas (introducidas por títulos al menos tan apocalípticos como el de este artículo) oscilan entre aquellas que acusan a los políticos de ser responsables de todos los males acaecidos en el mundo y algunos más por venir, a aquellas que les redimen con la excusa de que otros países con sistemas políticos supuestamente más perfectos que el nuestro también están sufriendo las consecuencias de la crisis.…  Seguir leyendo »

La “matriz roja” es un modelo que intenta explicar el declive de la socialdemocracia en España y en Europa. Indica, consecuentemente, una senda cuyo tránsito permitiría la recuperación. El modelo es muy simple. Parte de la base de que hay tres variables fundamentales que explican el declinar de la socialdemocracia en el siglo XXI. Empleo el ejemplo español porque es el que tengo más a mano, pero obviamente la “matriz roja” podría aplicarse a muchos otros partidos socialistas en Europa.

Las tres variables a las que me refiero son las siguientes: modernidad, progresismo e internacionalismo. Y la explicación, como había prometido, es también aproximadamente sencilla: la posición que la socialdemocracia ocupe en cada momento del ciclo político depende directamente de esos tres factores.…  Seguir leyendo »

Desde que España volviera a la normalidad democrática, en 1977, el PSOE ha obtenido su peor resultado en las pasadas elecciones del 20-N. Mientras se va digiriendo este resultado, es necesario intentar explicarlo.

La mayor parte de los análisis parecen sugerir que el resultado se debe, fundamentalmente, a la crisis económica. El argumento sería el siguiente: en todas aquellas capitales europeas en las que ha habido elecciones desde que estallara la crisis, los partidos en el gobierno las han ido perdiendo de forma sistemática. Lo que ha pasado en España no sería sino la confirmación de esta regla general: partido que gobierna, partido que cae cuando hay elecciones en medio de la crisis.…  Seguir leyendo »

Mucha gente se ha quedado perpleja ante el hecho de que el Movimiento 15-M se haya puesto de acuerdo, fundamentalmente, en reformas de tipo político, más que económico. Esas propuestas van desde la reforma de la Ley Electoral a la eliminación de imputados en las listas de los partidos políticos, hasta la petición de listas abiertas y en general más democracia en los partidos. No estoy de acuerdo con los que critican al Movimiento 15-M por haberse centrado, al final, en pedir reformas de tipo político. Al revés, creo que su petición tiene bastante sentido, como trataré de argumentar en las líneas que siguen.…  Seguir leyendo »

Un periodista le preguntó hace mucho tiempo a Mahatma Gandhi qué pensaba sobre la civilización occidental: “Que sería una muy buena idea”, contestó Gandhi. Su respuesta contenía en realidad dos mensajes diferentes, uno valorativo y el otro fáctico. La perspectiva de la existencia de una civilización occidental era algo atractivo e inspirador; pero la materialización de algo parecido a un “estado de civilización” en Occidente estaba muy lejos todavía de poder alcanzarse, según Gandhi.

Si a cualquiera de nosotros nos preguntaran qué pensamos no sobre la civilización occidental, sino sobre el mundo de relaciones internacionales que hoy día se abre ante nuestros ojos, seguro que podríamos estar tentados de responder de forma muy parecida a como lo hizo Gandhi: estaría bien tenerlo, pero estamos muy lejos de conseguirlo.…  Seguir leyendo »

Se calcula que alrededor de 2020 Europa será la zona más envejecida del mundo (con un 30% de personas mayores de 65 años) y también una de las menos pobladas (solamente el 6% de la población mundial habitará en la UE). Además, Europa refleja hoy menor potencial innovador y de crecimiento económico que sus competidores principales, en Oriente y Occidente, y el declive poblacional sólo puede agravar este problema. Si ahora no adoptamos medidas que puedan paliar y anticipar los efectos de dicha probable evolución, Europa corre el riesgo de convertirse en un continente irrelevante en tan sólo dos décadas.

La buena noticia es que las instituciones europeas, y con ellas los Estados miembros, son conscientes de esta posible trayectoria, y están adoptando propuestas para afrontar dichos riesgos.…  Seguir leyendo »

A nadie le ha pasado desapercibido: la derecha ha ganado las elecciones al Parlamento Europeo y, sin embargo, se ha producido el derrumbamiento del programa que la sustentaba, el neoliberalismo. Además, en la mayor parte de las capitales europeas gobiernan partidos de derechas (las excepciones serían España, Portugal, Austria, Bulgaria, Hungría, Eslovaquia y Eslovenia, más el moribundo Gobierno laborista de Reino Unido), pero todos ellos están aplicando para salir de la crisis recetas más propias de la socialdemocracia (del neo-keynesianismo). O sea, la derecha domina en Europa la política, pero la izquierda domina las políticas.

¿Qué es lo que explica esta aparente paradoja?…  Seguir leyendo »

Al igual que sucede en Estados Unidos, Europa tiene también su propio relato; lo que ocurre es que todavía no está escrito. Y en ese relato la socialdemocracia ha tenido mucho que ver. Mientras que la historia norteamericana es una historia de superación individual, la europea es una historia de reencuentro, de reunificación, de reconciliación colectiva.

Toda buena historia necesita contar con unos ingredientes mínimos: necesita un buen referente intelectual, necesita un conjunto de héroes públicos y anónimos y necesita, como en las buenas películas, que tenga una cierta continuidad, que no se escriba al final the end sino simplemente to be continued.…  Seguir leyendo »