Víctor Gómez Frías (Continuación)

En los últimos años, muchas de las noticias que desde Barcelona se han hecho hueco en medios internacionales han sido muestras de una sociedad cada vez más cerrada por culpa del nacionalismo y el populismo. Si Manuel Valls se convirtiera en el primer alcalde de una ciudad importante que vuelve a donde nació después de una destacadísima carrera en su país de adopción, se lograría sin embargo que Barcelona atrajera la atención del mundo como la cuna de un europeísmo que vuelve a sus mejores valores para seguir impulsando una sociedad abierta, progresista y solidaria.

Valls representa por su trayectoria personal y su acción política la integración europea.…  Seguir leyendo »

Este fin de semana se publicó en las portadas la sonrisa serena, retratado algún día en su despacho, de Arnaud Beltrame, el gendarme asesinado porque se ofreció para intercambiarse por un rehén para salvar vidas inocentes. También hemos visto fotografiadas las lágrimas de Jordi Turull a las puertas del Tribunal Supremo, adivinando que eran sus últimos momentos en libertad quizá hasta dentro de muchos años.

Beltrame, por su valentía y abnegación, es un héroe. Las últimas expresiones que debieron verse en la cara del teniente-coronel francés probablemente no fueron ni la sonrisa ni las lágrimas. Imagino el gesto concentrado, por la tensión de una situación para la que se había tantas veces entrenado y, sobre todo, por la determinación de años convencido de la nobleza de los valores a los que servía, por los que en minutos fue capaz de decidirse a ser voluntario para arriesgar su vida por unas personas a las que no conocía.…  Seguir leyendo »

El pasado viernes se publicó en el BOE la ley que establece el cálculo del cupo vasco para el quinquenio 2017-2021. Pese a la amplia mayoría parlamentaria que la había respaldado unas semanas antes, esta ley ha suscitado –por su contenido y por las condiciones de su trámite– la crítica de muchos expertos y las dudas de numerosos ciudadanos, entre los que me cuento, por ahondar en la ruptura en la igualdad de acceso a los servicios públicos y otros derechos entre comunidades autónomas. Además, dentro del PSOE, muchos militantes opinamos que se trató de una posición incoherente y desacertada, que no se debatió suficientemente.…  Seguir leyendo »

Cuando los historiadores vuelvan la mirada a lo que estamos viviendo, quizá lo llamen la Primera Guerra ‘Prusesista’, que se declaró cuando el Parlamento de Cataluña aprobó el 23 de enero de 2013 que el pueblo catalán era soberano. Algunos hoy deben creer que se habrá de terminar necesariamente cuando el presidente del Gobierno convoque elecciones en Cataluña porque “se habrá recuperado la normalidad institucional”. Será inevitablemente un cierre en falso –como el de tantas contiendas en la historia, que luego vuelven de manera más cruenta– ya que únicamente se habrá sofocado el síntoma de la desobediencia de los mandatarios del momento, pero no se habrá curado la enfermedad que ha inoculado el letal veneno del nacionalismo.…  Seguir leyendo »

Mayo de 1974. En el debate de las elecciones presidenciales, Giscard d’Estaing responde con determinación a Mitterrand, que lo ha acusado de insensibilidad: “Vous n’avez pas le monopole du cœur”. Cuatro décadas después, esta réplica se ha consagrado en Francia como un proverbio con el que defenderse de quienes pretenden tener la exclusiva de los buenos sentimientos.

En el conflicto de Cataluña, algunos se han dado cuenta de que arrogarse el monopolio sobre los corazones resultaría una poderosa arma. Presentarse como un pueblo oprimido que intenta manifestarse de manera pacífica resulta un potente símbolo frente al que resulta muy dura cualquier imagen de presencia policial.…  Seguir leyendo »

“El Ford-T, Elvis, Casablanca, La Guerra de las Galaxias, la matanza de Tiannamen, el bikini, El viaje a la Alcarria, Diana de Gales, la oveja Dolly”, con estos y otros cuatrocientos nombres más de lecturas, películas, fantasías, deportistas, lugares, acontecimientos, amigos… componía José Luis Garci “Mi siglo se confiesa a medias”, una tribuna en el ABC de 31 de diciembre de 2000. No hace falta su erudición ni su memoria para que cada uno de los miles de millones de personas que vivimos parte de esas décadas pudiéramos contar “nuestro siglo”, individualizándolo en nuestros recuerdos, gustos, aversiones o mitos.…  Seguir leyendo »

¿Sería democrático que el voto de todos los españoles decidiera que alguna minoría fuera privada de su ciudadanía y se le concediera otra nueva? Pues menos aceptable aún es que unos pocos catalanes voten si se van, porque no pretenden irse a ningún sitio, sino que se quedarían físicamente donde están pero secuestrando la voluntad de sus convecinos que no quieren formar parte de esa aventura de cambiar sus derechos y sus garantías por otros inciertos. El procés no se puede resumir en si votar o no la independencia: es un proyecto de depuración ideológica perpetrado por los nacionalistas para evitar que se normalice un bilingüismo tolerante, apropiándose de la cultura catalana para sus objetivos políticos, dificultando incluso que algunos de los ciudadanos que viven en Cataluña eduquen a sus hijos en la otra lengua oficial.…  Seguir leyendo »

“El PSOE vuelve a ser el partido de la izquierda de este país. Cuando hablamos del centro es para poner en el centro de la acción política la agenda de la izquierda”. Estas dos únicas menciones a la palabra «centro» en el discurso con que Pedro Sánchez ha iniciado su nuevo mandato pretenden ser un disclaimer por si alguien le encontrara en la hemeroteca alguna reivindicación de este espacio político del que ahora reniega.

El reelegido líder socialista inaugura un PSOE centrífugo (es decir, que huye del centro), revirtiendo la trayectoria que en el congreso extraordinario de 1979 marcó Felipe González, con la que consiguió una abrumadora mayoría absoluta en las siguientes elecciones generales.…  Seguir leyendo »

Todas las derrotas se parecen pero las victorias lo son cada una a su manera. Que Susana Díaz se equivocara el domingo al solo felicitar y no ponerse explícitamente a disposición de Pedro Sánchez tendrá pronto muy poca importancia. Lo que de verdad cuenta para los socialistas es si el secretario general revalidado cumple la promesa habitual, con frecuencia descuidada, que hace cualquier líder electo de que va a representar a todos, incluso a los que no le han votado.

A partir de aquí, un episodio extraño que sucedió el lunes me dejó perplejo y me obligó a reescribir la tribuna y formular su título como una pregunta.…  Seguir leyendo »

La buena política exige tomar decisiones complejas. El populismo pretende que todas deberían ser simples, reducibles a clichés como el del “bien común” frente a “los intereses de los poderosos”. El PSOE es hoy el partido más veterano de España, el que más ha gobernado en democracia y muchos creemos que el que con más acierto ha transformado este país. Haberlo logrado, desde la fidelidad a un núcleo de muy firmes principios (libertad, igualdad, solidaridad, paz), implica habernos atrevido a tomar esas decisiones complejas para adaptarnos a los tiempos que recorría la sociedad española.

La democracia implica también reconocer que no tenemos el monopolio de la verdad, ni siquiera de las buenas intenciones.…  Seguir leyendo »

El actual modelo constitucional francés está agotado y se reflejará en la dificultad del nuevo presidente para conseguir una mayoría parlamentaria. Pero eso no fue en absoluto obstáculo para que el debate de este miércoles fuera un apasionante episodio de confrontación política. Apasionante en primer lugar porque Marine Le Pen intentó sin cesar activar las más bajas pasiones, injuriando a su rival al que llegó a acusar de “complacencia con el fundamentalismo islámico”. Apasionante también por la admirable y articulada convicción con que Emmanuel Macron fue desplegando argumentos en cada uno de los temas presentados.

El formato resultó muy acertado por lo ágil que resultaban las interpelaciones, lo cual en principio era una ventaja para un tribuno tan hábil como falto de escrúpulos como Le Pen.…  Seguir leyendo »

Aunque parezca fútil recordarlo, este domingo no ha tenido lugar la primera vuelta de las “elecciones francesas” sino de las “elecciones presidenciales francesas”. La metonimia resultaba hasta ahora bastante acertada, porque las legislativas –también a dos vueltas, que tendrán lugar en junio– han tenido hasta ahora una importancia muy secundaria. Sin embargo, esta vez será diferente porque muy probablemente acaecerá algo inédito en los 59 años de existencia de la V República, aunque no debería ser una sorpresa porque se ha ido fraguando poco a poco. Y no me refiero a la elección de un Le Pen como presidente, por suerte improbable.…  Seguir leyendo »

Asegurar el derecho de los ciudadanos a no sufrir la miseria e incentivar ocupaciones de alto valor añadido deben ser dos de los principales objetivos de la sociedad española. Si a primera vista puede parecer que uno y otro exigen políticas de distinta naturaleza es precisamente porque el actual contrato social se ha ido desgastando al oponer justicia social a eficiencia económica.

El avanzado desarrollo económico de la sociedad española -pese al retroceso de la crisis- proporciona diversas prestaciones que en la práctica evitan la pobreza severa, pero responden a una ineficiente lógica de parches y en muchas ocasiones implican una intromisión moralista del Estado en la intimidad de las personas.…  Seguir leyendo »

Pierre Menard, rector de la Rey Juan Carlos

Como si fuéramos niños que jugamos a seguir creyendo en los Reyes Magos, la hábil pluma de Borges nos sumerge en su divertimento de Pierre Menard, autor del Quijote. Aun avisados de que forma parte de una colección de Ficciones, nos dejamos maravillar con lo que simula ser un docto ensayo sobre un escritor contemporáneo, cuya “empresa complejísima y de antemano fútil” es que “no quería componer otro Quijote –lo cual es fácil– sino el Quijote”.

“Inútil agregar que no encaró nunca una transcripción mecánica del original; no se proponía copiarlo. Su admirable ambición era producir unas páginas que coincidieran -palabra por palabra y línea por línea- con las de Miguel de Cervantes”, explica Borges como fiel relator del ambicioso propósito del novelista francés.…  Seguir leyendo »

Una gestora encabezada por González y Zapatero

A estas alturas está claro que los estatutos del PSOE son un coladero. Miren con ojos críticos los de los demás partidos y verán que tampoco ofrecerían buenas soluciones ante una crisis equivalente. La exigencia de la Constitución Española de que el funcionamiento y organización de los partidos deban ser democráticos se convierte en papel mojado al no concretar las leyes unos mínimos contrapesos internos y solo existir la posibilidad de un incierto recurso ante los tribunales.

El PSOE está desangrándose en un conflicto orgánico pero las raíces de la crisis se hunden en la progresiva pérdida de un proyecto político que responde con clichés a cuestiones tan importantes como la territorial o el modelo social ante la globalización económica.…  Seguir leyendo »

Cuando se tiene la oportunidad de escribir desde una tribuna como la de EL ESPAÑOL, la primera preocupación es interesar a los lectores, lo que implica ser original. Para empezar, original con respecto a uno mismo, no calcando descripciones ni argumentos ya usados, aunque se mantengan principios y criterios. Por eso, cada vez me parece más difícil innovar opinando sobre política en una coyuntura tan estancada como la actual donde desde hace meses los primeros actores se tambalean lentamente como boxeadores acobardados que no se atreven a librarse del abrazo de los otros por miedo a recibir el primer golpe (sirva como prueba que esta metáfora creo que se la leí a alguien).…  Seguir leyendo »

Andamos desconcertados porque han fallado las dos grandes tendencias electorales que apuntaban las encuestas: la subida de la izquierda y el adelanto de Podemos al PSOE. Sin embargo, el discurso de estos últimos seis meses no debería resultar tan caduco si se tiene en cuenta que uno de los principales elementos que introdujo el 20-D, se ha mantenido el 26-J y apenas fue desmentido por ninguna encuesta durante este tiempo. Me refiero a que ninguno de los dos bloques (derecha con PP y Ciudadanos, izquierda con PSOE y Unidos Podemos) ha alcanzado la mayoría absoluta. La razón es por supuesto el significativo peso de los nacionalismos, entre los cuales 19 diputados (9 de ERC, 8 de DiL, 2 de Bildu) afirman que votarían “no” a cualquier candidato que no se comprometiera con unas medidas que suponen desmontar la Carta Magna sin respetar los trámites previstos para su reforma.…  Seguir leyendo »

Todos los noes (y las abstenciones) se parecen, pero los síes lo son cada uno a su manera. Quizá se podría girar este manida perífrasis tolstoiana en otro sentido, pero tengo la sensación de que realmente ante la votación a que nos enfrentamos los militantes socialistas va a existir bastante homogeneidad entre quienes votarán no y también entre los que no opinarán, mientras que detrás de las papeletas afirmativas existirá una alta diversidad de motivos.

Los rechazos -según se está oyendo- se deberán sobre todo a quienes en ese “20%” de programa que se ha sacrificado encuentran un abandono inasumible al conservadurismo que a sus ojos encarna Ciudadanos.…  Seguir leyendo »

Aló, algún presidente

Los acontecimientos de esta semana nos han dejado sorprendidos a los españoles. Habíamos visto mil veces, desde el aterciopelado Westminster a la voluptuosa plaza Sintagma, pasando por el mítico Borgen, que un gobierno de coalición o en minoría se negociaba en pocos días encadenando maratonianas reuniones. En España, tras cinco semanas, los líderes de los principales partidos apenas han hablado entre ellos y, cuando a alguno le llega el momento de optar a la investidura, antepone el tacticismo de intentar que se estrelle primero su rival a asumir la responsabilidad de presentar su proyecto para gobernar España.

Algunos dirán que la lentitud del ritual tiene su causa en los procedimientos que establece la Constitución.…  Seguir leyendo »

Una legislatura de cuatro meses que podría iniciar el cambio

España se encuentra calculadora en mano, sumando apoyos, abstenciones y votos en contra para ver quién o quiénes podrían gobernarnos, y si alguien debería dimitir de sus cargos. Pero el reparto de fuerzas ha cambiado tanto que la opción que hasta ahora siempre había cuajado (la investidura del candidato del partido más votado) resulta hoy la menos verosímil, sobre todo cuando el presidente saliente concita tanto rechazo.

El PP ha agitado toda la campaña el miedo a que el PSOE encabezara un “tripartito de perdedores” pero, para formar una mayoría, los populares necesitarían igualmente el apoyo de al menos otros dos partidos, salvo que pactaran precisamente con Podemos o PSOE, opción que descartan todos.…  Seguir leyendo »