Slavoj Žižek

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de mayo de 2009. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

Sexo, poder y contratos

En occidente -al menos- nos estamos volviendo tremendamente conscientes del alcance de la coerción y la explotación en las relaciones sexuales. Aun así, también deberíamos tener presente el hecho (no menos extendido) de que diariamente millones de personas flirtean y participan en el juego de la seducción con el claro objetivo de encontrar a alguien para hacer el amor. La moderna cultura occidental espera que ambos sexos tengan un papel activo en este juego. Cuando las mujeres se visten de manera provocativa para atraer la mirada masculina, cuando se convierten en “objetos” para seducirlos, no lo hacen ofreciéndose como objetos pasivos: son agentes activos de su propia “conversión en objetos”, manipulando al hombre y jugando a juegos ambiguos que incluyen el pleno derecho a abandonarlos en cualquier momento incluso si, a ojos del hombre, esto pareciera contradecir las señales previas.…  Seguir leyendo »

Lucha de clases, izquierda y derecha

A veces, la mejor manera de entender una noticia es leerla con otra al lado. Sólo una comparación así nos puede permitir discernir de qué se habla realmente. Tomemos como ejemplo las reacciones que despertó un texto incisivo: en el verano de 2017 David Wallace-Wells publicó La tierra inhabitable, un ensayo que se convirtió inmediatamente en leyenda. El texto describe clara y sistemáticamente todo aquello que amenaza nuestra supervivencia, desde el calentamiento global a los potenciales mil millones de refugiados climáticos, así como las guerras y el caos que todo esto generará. Más que centrarnos en las reacciones más predecibles al texto (acusaciones de alarmismo, etcétera), deberíamos leerlo teniendo en mente dos hechos relacionados con la situación que describe.…  Seguir leyendo »

Un gran despertar y sus peligros

El 7 de noviembre de 2017, Judith Butler ayudó a organizar una conferencia en Sao Paulo, Brasil. Aunque su título era Los Finales de la Democracia, y por lo tanto no tenía nada que ver con el tema transgénero, una multitud de derechas se congregó frente a la sede del evento para protestar y quemar una efigie de Butler mientras gritaban «Queimem a bruxa!» (»¡Quememos a la bruja!» en portugués). Este extraño incidente es el último de una larga serie que prueba que hoy en día la diferencia sexual está politizada de dos formas complementarias: la «fluidificación» transgénero de identidades de género y el rechazo neoconservador.…  Seguir leyendo »

Hace unas semanas estaba leyendo el libro número 80 (el penúltimo) de Agatha Christie, Pasajero para Frankfurt, y su vigencia me impactó. Es su novela más personal e íntima y, al mismo tiempo, la más política. Expresa su confusión personal, su sentimiento de total desconcierto ante lo que sucedía en el mundo a finales de los 60 -drogas, revolución sexual, protestas estudiantiles, asesinatos…-, así que no es de extrañar que no sea una novela de detectives, y que en ella no haya asesinatos, ni lógica ni conclusión. Ese sentimiento de colapso del esquema cognitivo más elemental, ese miedo abrumador al caos, queda claro en la introducción de Christie a la novela: “Mira en el espejo de la Inglaterra de 1970.…  Seguir leyendo »

A comienzo de los años setenta, en una nota a la CIA en la que aconsejaba cómo socavar el Gobierno democráticamente electo de Salvador Allende, Henry Kissinger escribía sucinto: “Haced que la economía grite”. Altos representantes de Estados Unidos admiten abiertamente que hoy en día se está aplicando la misma estrategia en Venezuela: el que fuera secretario de Estado americano Lawrence Eagleburger afirmó en Fox News que la atracción que los venezolanos sienten hacia Chávez” se mantendrá mientras la población de Venezuela lo vea capaz de mejorar su nivel de vida. Si en algún momento la economía se pone realmente mal, la popularidad de Chávez en el país sin duda bajará, y ésta es una de las primeras armas que tenemos contra él y que ya deberíamos estar utilizando: las herramientas para intentar empeorar la economía aún más, de manera que el atractivo de Chávez en el país y en la región disminuya (…) Todo aquello que podamos hacer para dificultarles la economía en este momento es una buena cosa, pero hagámoslo de forma que no entremos en conflicto directo con Venezuela si es posible”.…  Seguir leyendo »

El último referéndum de Turquía nos enseña una triste lección. Tras la dudosa victoria de Erdogan, los medios occidentales liberales se llenaron de análisis críticos: el siglo de los esfuerzos kemalistas para secularizar Turquía se ha acabado; a los votantes turcos se les ofreció un referéndum para limitar la democracia más que para elegir democráticamente y voluntariamente apoyaron al régimen autoritario…

Sin embargo, y aunque apenas se le haya prestado atención, más importante ha sido aún la sutil y ambigua reacción de muchos en Occidente. Una ambigüedad que recuerda a la política de Trump hacia Israel. El presidente estadounidense ha llegado a afirmar que Estados Unidos debería reconocer a Jerusalén como capital de Israel, cuando algunos de sus seguidores son abiertamente antisemitas.…  Seguir leyendo »

Un par de días antes de la toma de posesión de Trump, Marine Le Pen fue vista sentada en el café de la Torre Trump en la Quinta Avenida, como si esperase ser convocada por el presidente electo. Aunque no se vieron, lo que pasó días después de la toma de posesión parece consecuencia de ese fallido encuentro: el 21 de enero, en Coblenza, representantes de los partidos de la derecha populista europea se reunieron bajo el lema Libertad para Europa. El encuentro lo lideró Le Pen, que instó a los votantes europeos a “despertarse” y a seguir el ejemplo de estadounidenses y británicos; predijo que las victorias del Brexit y Trump desencadenarían una ola imparable de “todos los dominós de Europa”.…  Seguir leyendo »

En diciembre de 2016, la contaminación en las grandes ciudades chinas se ha vuelto tan espesa que miles de personas han huido al campo, en un intento de encontrar un lugar donde se pudiera ver un cielo azul. Este aeropocalipsis ha afectado a 500 millones de personas. Para los que se quedaron, moverse por ahí empezó a parecerse a la vida en una película posapocalíptica: personas deambulando con grandes máscaras de gas en medio de una sopa de niebla y contaminación atmosférica en la que incluso árboles cercanos eran invisibles. La dimensión clase social ha desempeñado un papel decisivo: antes de que las autoridades tuvieran que cerrar aeropuertos por culpa del aire contaminado, las ciudades fueron abandonadas por aquéllos que podían permitirse un vuelo de alto precio… Y, el colmo de los colmos, la asamblea legislativa de Beijing consideró catalogar esta sopa como catástrofe meteorológica, un hecho natural, no un efecto de la contaminación industrial, para evitar así echar la culpa de la catástrofe a las autoridades.…  Seguir leyendo »

Todos recordamos la escena clásica de dibujos animados: un gato camina sobre el precipicio y mágicamente sigue adelante, flotando en el aire; se cae sólo cuando mira hacia abajo y se da cuenta de que no hay suelo bajo sus pies… De la misma forma puede decirse que, en las últimas décadas, el socialismo cubano continuó viviendo sólo porque aún no se había dado cuenta de que ya estaba muerto. Soy crítico con Cuba no porque sea anticomunista sino porque sigo siendo comunista.

Está claro que Fidel Castro era diferente del tipo habitual de dirigente comunista y que la propia Revolución cubana era algo único.…  Seguir leyendo »

Dans La Lucidité (Point, 2007), José Saramago raconte d’étranges événements survenus dans la capitale sans nom d’un pays démocratique sans nom. Le matin des élections, il pleut à torrent et le faible taux de participation inquiète, mais, en milieu d’après-midi, le ciel se dégage enfin et la population se rend aux urnes en masse. Le soulagement du gouvernement est toutefois de courte durée : le décompte des voix révèle 70 % de bulletins blancs.

Déconcerté par cette apparente erreur civique, le gouvernement veut donner aux citoyens une chance de se racheter et organise une nouvelle élection la semaine suivante. Mais c’est encore pire : c’est fois, on compte 83 % de votes blancs.…  Seguir leyendo »

En ocasiones, un rostro se convierte en un símbolo no de la potente individualidad de su portador, sino de las fuerzas anónimas que tiene detrás. Con su estúpida sonrisa, ¿no era el rostro de Jeroen Dijsselbloem, presidente del Eurogrupo, el símbolo de la presión brutal de la UE sobre Grecia? Recientemente, el TIPP [Asociación Transatlántica para el Comercio y la Inversión] adquirió un nuevo símbolo: el rostro impasible de la comisaria de Comercio Cecilia Malmström, quien, preguntada sobre cómo era capaz de seguir promocionando el TIPP frente a la oposición generalizada de la opinión pública, respondió sin que se le cayera la cara de vergüenza: “Yo no he recibido mi mandato de los europeos”.…  Seguir leyendo »

Lo único verdaderamente sorprendente de los papeles de Panamá es que en ellos no hay ninguna sorpresa. ¿No nos hemos enterado exactamente de lo que esperábamos enterarnos? Ahora bien, una cosa es saberlo, así en general, y otra, tener datos concretos. Es un poco como saber que tu pareja te la está pegando por ahí. Se puede aceptar el conocimiento abstracto de algo así. El dolor se produce cuando uno se entera de los detalles obscenos, cuando uno ve las fotos de lo que han estado haciendo… De la misma manera, con los papeles de Panamá, hemos visto algunas imágenes cochinas de pornografía financiera y ya no podemos hacer como que no nos hemos enterado.…  Seguir leyendo »

Jacques Lacan dejó escrito que, aunque sea completamente cierto lo que un marido celoso afirme acerca de su esposa, sus celos no dejan de ser patológicos: ¿por qué? La verdadera cuestión no es si «sus celos están más que fundados» sino «por qué son necesarios los celos para mantener su propia identidad». En ese mismo sentido se podría decir que, aunque la mayor parte de las afirmaciones nazis relativas a los judíos fueran ciertas, que no lo son, por supuesto, su antisemitismo no dejaría de ser (como lo fue) patológico, ya que oculta la verdadera razón por la que los nazis necesitaban esos prejuicios con el fin de mantener su postura ideológica.…  Seguir leyendo »

Hace un par de meses, Donald Trump fue comparado, de manera poco agradable, con un hombre que defeca ruidosamente en la esquina de una sala en la que tiene lugar una recepción… ¿Hay algún candidato republicano a la Presidencia de EEUU mejor? Probablemente todos recordamos la escena de El fantasma de la libertad, de Buñuel, en la que varios comensales se sientan en sus inodoros alrededor de la mesa, en una grata conversación, y, cuando quieren comer, preguntan discretamente al ama de llaves «¿dónde está ese lugar, ya sabe usted?», y se escabullen sigilosamente a una pequeña habitación en la parte de atrás.…  Seguir leyendo »

¿Quiénes son los ‘odiosos ocho’ de la última película de Quentin Tarantino, con ese mismo título? Todos ellos, los blancos racistas y el soldado negro de la Unión, hombres y mujeres, representantes de la ley y criminales, son igualmente malvados, brutales y vengativos. El momento más patético de la película acontece cuando el oficial negro (interpretado por el excelente Samuel L. Jackson) describe a un antiguo general confederado, con todo detalle y con evidente placer, cómo mató al racista de su hijo, responsable de muchas muertes de negros: después de obligarle a marchar desnudo en medio de un viento gélido, Jackson promete a este tipo blanco, que se está muriendo de frío, que le conseguirá una manta caliente si le hace una felación; pero, después de que se la haga, Jackson no cumple su promesa y le deja morir… Es decir, que en la lucha contra el racismo tampoco hay buenos tipos, están implicados todos con la máxima brutalidad.…  Seguir leyendo »

La inexistencia de Noruega

En su clásico estudio ‘On Death and Dying’ [en español, ‘Sobre la muerte y los moribundos’], Elisabeth Kübler-Ross propuso el famoso esquema de cinco fases sobre la forma en que reaccionamos al enterarnos de que padecemos una enfermedad terminal: la negación (uno simplemente se niega a aceptar el hecho: “Esto no puede estar pasando, no a mí”), la ira (que explota cuando ya no podemos negar el hecho: “¿Cómo me puede pasar esto a mí?”); la negociación (la esperanza de que, sin saber bien cómo, podemos posponer o minimizar el hecho: “Déjame vivir al menos para ver licenciarse a mis hijos”); la depresión (desinversión libidinal: “Me voy a morir, así que ¿para qué molestarse por nada?”); la aceptación (“no puedo luchar contra esto, puedo también prepararme para esto”).…  Seguir leyendo »

Deux réponses sont principalement apportées aux questions soulevées par l’arrivée en Europe de ces dizaines de milliers de désespérés rêvant d’y vivre.

Nous avons d’un côté les libéraux de gauche qui s’indignent de voir laisser des milliers de malheureux se noyer en Méditerranée et qui plaident en faveur d’une Europe montrant sa solidarité et ouvrant largement ses portes.

Et nous avons de l’autre les populistes, hostiles aux migrants, affirmant que nous devrions protéger notre mode de vie et laisser les étrangers résoudre leurs problèmes.

Ces deux manières de répondre sont mauvaises, mais laquelle est la pire ? Les plus grands hypocrites sont ceux qui défendent l’idée de frontières grandes ouvertes : ils savent très bien qu’une telle chose ne se produira jamais puisqu’elle déclencherait une révolte populiste.…  Seguir leyendo »

Cuando mi breve ensayo El coraje de la desesperación, sobre Grecia después del referéndum, fue reproducido por In These Times, cambiaron el título por Cómo Alexis Tsipras y Syriza ganaron la partida a Angela Merkel y los eurócratas. Aunque efectivamente creo que la aceptación de las condiciones de la Unión Europea (UE) no fue una simple derrota, estoy lejos de una visión tan optimista. Dar la vuelta al NO del referéndum para dar el SÍ a Bruselas representó una conmoción verdaderamente devastadora, una dolorosa y frustrante catástrofe. Para ser más precisos, fue un apocalipsis en los dos sentidos de la palabra, la habitual (catástrofe) y la original literal (descubrimiento, revelación): el antagonismo básico de la situación, el callejón sin salida, quedó claramente puesto de manifiesto.…  Seguir leyendo »

La valentía de la desesperanza

Giorgio Agamben declaró en una entrevista que «el pensamiento es la valentía de la desesperanza», una idea que resulta especialmente pertinente en nuestro momento histórico, en el que incluso la mayoría de los diagnósticos pesimistas termina por regla general con un toque inspirador de alguna versión de la proverbial luz al final del túnel. La verdadera valentía consiste no en imaginar una alternativa sino en aceptar las consecuencias del hecho de que no existe una alternativa claramente discernible: el sueño de una alternativa es un signo de cobardía teórica, funciona como un fetiche que nos impide pensar hasta las últimas consecuencias en el punto muerto del conflicto en que nos encontramos.…  Seguir leyendo »

Todos recordamos el rostro sonriente y esperanzado de Obama en su primera campaña: “¡Yes, we can!” Sí, podíamos dejar atrás el cinismo de la era de Bush y ofrecer justicia y bienestar al pueblo estadounidense. Ahora que vemos que Estados Unidos mantiene sus actividades clandestinas y amplia su red de espionaje, incluso vigilando a sus aliados, imaginamos a los manifestantes que increpan al presidente: “¿Cómo puede utilizar aviones no tripulados para matar? ¿Cómo puede espiar incluso a nuestros aliados?”, mientras Obama murmura, con una sonrisa malvada: “Yes we can”.

Pero es un error personalizar. La amenaza contra la libertad revelada por las denuncias está arraigada en el sistema.…  Seguir leyendo »