Alfonso S. Palomares

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de mayo de 2009. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

E l proyecto de ley que exigirá solo mayoría absoluta en el Congreso de los Diputados para elegir al presidente de Radiotelevisión Española (RTVE) es una vuelta atrás en el camino de la libertad y de la transparencia informativa. Es repetir el tal como éramos, o mejor dicho, tal como era nuestra televisión pública, que por lo general miraba de reojo al Gobierno de turno para halagarle o conseguir su aprobación. A veces, sin ruborizarse lo más mínimo, los presentadores se convertían en ventrílocuos de los intereses de la Moncloa.

Alfredo Urdaci fue un arquetipo de ese modelo. Para hilvanar estas reflexiones he visionado alguno de sus telediarios y eran como para hacer ruborizar a un elefante.…  Seguir leyendo »

El fantástico mundo de internet con su variada enredadera de terminales está conformando la nueva civilización de las comunicaciones, que afecta profundamente al periodismo tal como lo hemos conocido y lo reconocemos. Ante el diluvio de informaciones y opiniones que desaguan las redes sociales se ha producido una verdadera inundación de noticias y otros sucedáneos. Y, ya saben, está ocurriendo lo que ocurre con las inundaciones, donde lo primero que falta es el agua potable. En esta inundación informativa lo que falta es la marca de fiabilidad y credibilidad que da el sello del periodismo. De ahí que el periodismo y los periodistas sean más necesarios que nunca, pero reconociendo también que las nuevas tecnologías lo están revolucionando hasta el punto de encuadrarlo en un determinismo tecnológico.…  Seguir leyendo »

Hay una percepción generalizada de que, en la orgía globalizadora, los poderes de los estados han sido dominados por los grandes grupos financieros y por esa fuerza oscura que llamamos mercados. De ahí ha nacido el sentimiento de que la democracia está contaminada por un marco económico profundamente injusto, que genera desigualdades cada vez más anchas entre ricos y pobres y, lo que es más grave, que deja a muchos millones fuera de los engranajes del trabajo. Los tira a las desoladas cunetas de la historia. En esta evidente dimisión de los políticos frente a los financieros está una de las razones de su desprestigio, porque el desprestigio de los políticos se ha multiplicado, y no solo aquí, entre nosotros, sino en toda Europa.…  Seguir leyendo »

Con motivo de las revoluciones, revueltas y manifestaciones que agitan a todo el mundo árabe se ha reavivado la vieja polémica sobre la compatibilidad del islam con la democracia. Es difícil prever con certeza cuál será el futuro de la articulación política en Túnez, Egipto y Libia, después de la cruel barbarie de Gadafi, o por dónde irán las convulsiones que sacuden a otros países musulmanes. Seguro que evolucionarán de forma diferente, pero algunos apostarán, ya están apostando, por instituciones democráticas por las que circule con libertad la voluntad popular.

Los autócratas derribados invocaban el islam para mantener sus dictaduras y proclamar que eran los muros de contención frente al radicalismo violento de franquicias como la de Al Qaeda de Bin Laden.…  Seguir leyendo »

Después de la revelación de José Luis Rodríguez Zapatero de que ya tenía la decisión tomada sobre su presencia en el cartel de las próximas elecciones, lo que despertó mi curiosidad, muy poca, fue por el nombre del confidente y mucha por el momento en que la hará pública. No hay hojas para deshojar sobre el sí o el no, porque las encuestas nos dicen, sin titubeos, que ya no le quedan margaritas. Dirá no. Oigo y leo las opiniones de los más importantes dirigentes socialistas afirmando que Zapatero es su única hipótesis de trabajo, la gran carta electoral con la que piensan ganar la partida.…  Seguir leyendo »

La verdad es que Wikileaks se ha convertido en un espectáculo de primer orden que desborda lo informativo y lo político para meterse por los laberintos de la filosofía, la sociología y la ética. Unos consideran que es el Santo Grial del periodismo; otros, como Hillary Clinton, sostienen que es un ataque a la seguridad internacional. En la red se puede leer que Julian Assange es un paladín de la transparencia o una serpiente inquietante y venenosa. Y a partir de ahí un montón infinito de alabanzas y descalificaciones. En vez de periodismo de investigación, yo lo calificaría como periodismo de revelación, derivado de un determinismo tecnológico.…  Seguir leyendo »

Si me pidieran definir con una metáfora la síntesis de la crisis económica que nos asfixia, diría: un casino sobre el Titanic. Tiene plasticidad, si a continuación digo que lo de casino equivale a lo que ahora llamamos mercado y es como un dios bárbaro que lo estrangula todo. Mercado siempre fue una palabra honorable, el lugar donde se vendían pescados y carnes, harinas y cebollas, aceites, patatas y toda esa ristra de bienes que nos restauran la existencia. Actualmente, mercado es la parte sustantiva del laberinto que conocemos con el nombre de crisis y cuya salida nadie encuentra, pero por el que se mueven con enorme soltura poderosísimos especuladores.…  Seguir leyendo »

La aparición en el pasado mes de septiembre del libro El gran designio, del astrofísico Stephen Hawking, provocó una agitada polémica al sostener que Dios no era necesario para la creación del universo, ya que, en razón de la ley de la gravedad, el universo se creó a sí mismo. No habla de teología, ni de fe, pero originó un tremendo seísmo porque tocaba las raíces de muchas creencias y las convicciones profundas de mucha gente. En medio de la marejada mediática, yo publiqué en este periódico un artículo titulado: Enmienda a la totalidad de Hawking. No entraba a valorar la tesis de Hawking, ni si contenía una certeza incontrovertible, o de que solo se trataba de una aventura provocadora del conocido científico, pero no cabe duda de que el simple enunciado tal como se transmitió en el resumen editorial era una enmienda a la totalidad de los planteamientos del fideísmo monoteísta.…  Seguir leyendo »

Las dos noticias se produjeron casi al mismo tiempo. Fue a principios de septiembre, el departamento de márketing de la editorial Bantan Bell de Londres anunciaba la salida del libro de Stephen Hawking El gran designio, y resumía el contenido afirmando que, según Hawking, Dios no era necesario para la creación del universo, ya que, en razón de la ley de la gravedad, el universo se creó a sí mismo. La otra noticia procedía del pequeño pueblo de Florida desde donde el reverendo Terry Jones, pastor enloquecido de una minúscula confesión cristiana, anunciaba que iba a quemar el Corán para conmemorar el atentado del 11-S contra las Torres Gemelas.…  Seguir leyendo »

La virulencia de la crisis ha puesto en el escenario de los análisis y los debates varias expresiones. Una de las más frecuentes, entre nosotros, es la palabra competitividad, producir más a menos coste. Tenemos que ser más competitivos, proclaman las patronales y repite el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, mientras el jefe de la oposición, Mariano Rajoy, lo grita, atribuyendo esa falta más o menos colectiva directamente al presidente. Los sindicatos prometen impulsar la competitividad matizando la promesa con ciertas condiciones. Lo que significa producir más con el mismo coste. Parece que es una exigencia necesaria en nuestros centros de producción en relación con la mayoría de los países de Europa.…  Seguir leyendo »

Son absolutamente previsibles. Los dos. No tienen ningún conejo en la chistera, ni barajas de cartas para sorprendernos con una manipulación brillante, y menos ilusionarnos. Al afrontar los asuntos económicos y la crisis, sabemos lo que van a decir en los mítines, en las entrevistas, en las reflexiones, en los debates parlamentarios a cara de perro y sonrisa hipócrita, también sabemos lo que van a contar después de los rarísimos encuentros en la Moncloa, como ocurrió en este último. Los procesos verbales de Zapatero se mueven por las coordenadas del pensamiento Alicia, habla con la ensoñación infantil de la deliciosa niña creada por Lewis Carroll para contarnos el mundo de las maravillas.…  Seguir leyendo »

Estos días el nombre de Jerusalén se repite en plegarias y cánticos en todas las geografías de la cristiandad. Desde las grandiosas catedrales a las modestas capillas, pasando por plazas y calles, se recuerdan los trágicos días de la pasión y la muerte de Jesús. En Jerusalén las celebraciones se limitan a los Santos Lugares cristianos, especialmente a la iglesia del Santo Sepulcro y a su laberinto de capillas, donde cinco confesiones cristianas se disputan los horarios para ofrecer la brillantez de sus cultos. El olor a incienso lo inunda todo. Hay menos peregrinos porque el encarnizado conflicto judeo-palestino ha llenado el aire de violencia.…  Seguir leyendo »

Si es preferible intercambiar ideas a intercambiar insultos, no vivimos unos tiempos propicios a la esperanza ni al optimismo. El insulto y la descalificación son las salsas preferidas con las que se guisa buena parte del debate político y que tiene una sonoridad estridente en cierto paisaje mediático. Hace unos días, apareció en el Parlamento Europeo una forma viscosa de insultar y descalificar al adversario político. El eurodiputado británico Nigel Farage, conocido euroescéptico, le espetó, en una sesión plenaria del Parlamento, al presidente del Consejo Europeo, Herman van Rompuy: «Tiene usted el mismo carisma que una bayeta húmeda y la apariencia de un empleado de banca de tres al cuarto».…  Seguir leyendo »

Otra vez, un hecho dramático orienta nuestros ojos y nuestros sentimientos hacia Cuba. Acaban de enterrar en el pueblo de Banes, tomado por la policía y el Ejército, el cadáver del disidente Orlando Zapata. No era una figura destinada a jugar un gran papel en el futuro. En cambio, se jugó la vida en el presente por una cuestión de dignidad en su condición de preso político. Era albañil y negro, tenía 42 años y, por supuesto, era pobre. Lo encarcelaron por primera vez en el 2003 «por vilipendiar al Comandante en Jefe Fidel Castro». Lo soltaron y al cabo de unos meses lo volvieron a encerrar.…  Seguir leyendo »

En el desfile cotidiano de imágenes que las televisiones nos ofrecen sobre los mil rostros de la tragedia de Haití, apareció una señora a la que presentaron como Janet, pastora de la Iglesia de Cristo, a la que siguen 3.000 fieles en el este de Puerto Príncipe. Su iglesia se derrumbó y bajo los escombros quedaron seis feligreses. Afirmaba con toda naturalidad que, a las pocas horas del seísmo, el Señor le habló para pedirle que siguiera con los servicios de alabanza, y por eso estaba allí con su comunidad rogando al Señor para que restaurara a su nación para mostrar la luz de Cristo.…  Seguir leyendo »

Al escribir o pronunciar el nombre de Haití, a continuación se dice «el país más pobre de América». Ese es su dramático apellido, fruto de una maldición secular sobre las gentes que habitan y han habitado esa geografía en sus dos siglos de independencia. Si el azar juega un papel en el destino de los pueblos, podemos afirmar que Haití ha tenido una permanente mala suerte. Si la providencia condiciona la marcha de las naciones, Haití ha sido abandonada permanentemente a la desventura y a la tragedia. Estos días Puerto Príncipe, ¡qué bello nombre!, es para el mundo la imagen donde tienen su clamorosa residencia el dolor, la desolación y la devastación.…  Seguir leyendo »

Una de las expresiones más frecuentes en el paisaje social, político, religioso y económico es la referente a los valores. La encontramos en todos los tejidos verbales de los distintos colores ideológicos, desde los del fanatismo intolerante hasta la de quienes sitúan la tolerancia como norma básica de vida. Se habla de la educación en valores, de trasmitir valores, de la pérdida de valores, de la escala de valores, de la falta de valores, de la recuperación de los valores, del desprecio por los valores. Un rosario de frases que puede alargarse hasta el infinito.

La más repetida, posiblemente, aunque en esto no existen estadísticas ni pueden existir, es la que reclama una escala de valores bien clasificados como si se tratara de la Liga de fútbol o del ranking de los tenistas de la ATP.…  Seguir leyendo »

Las cosas no son siempre como son, sino como se perciben. Y la mujer no es como históricamente la percibieron las grandes religiones, y algunas la siguen percibiendo. Hay una abundante literatura sagrada, aparte de la teológica y filosófica, en donde la mujer es un ser humano fracasado, claramente inferior al hombre y por lo tanto más digna de desprecio que de alabanza.

El relativismo se multiplica como un cáncer venenoso, según el papa Benedicto XVI, y nosotros podemos afirmar que se ha colado en las galerías de la Iglesia en un asunto tan importante como es la visión de la condición femenina o, más directamente, sobre el papel de la mujer en la Iglesia y también en los tejidos del poder político y social.…  Seguir leyendo »

Si el azar juega un papel en el destino de los pueblos y los continentes, África ha tenido una permanente y trágica mala suerte. La llegada de los colonizadores situó a los indígenas en la cuneta de la historia, y allí siguen, después de lograr la independencia con una bandera, un himno nacional, un presidente y un asiento en la ONU. Antes de seguir, conviene precisar que África es muy amplia, ya que en ese continente se acumulan 54 países con geografías diferentes, y sobre esas geografías 700 millones de hombres y mujeres pertenecientes a más de 2.000 etnias y creencias pero que tienen un denominador común: la mayoría tiene más razones para la desesperación que para la esperanza.…  Seguir leyendo »

Me temo que una cortina de silencio caerá como un sudario de plomo sobre la violencia de los opresores y ahogará los gritos de los oprimidos. El tenebroso presidente de Irán, Mahmud Ahmadineyad, y el fanático ayatolá Jamenei, depositario del sacrosanto poder como guía de la Revolución islámica, tienen el monopolio de la violencia y la han descargado con ferocidad contra los manifestantes que denunciaban un verdadero golpe de Estado en las urnas para cortar el paso a los reformadores del moderado Mirhusein Musavi. Hablo de cortinas de silencio, porque apenas nos llegan noticias directas de Irán. Me refiero a noticias elaboradas por profesionales de la información que cubran con solvencia y sin cortapisas los acontecimientos que suceden en las calles, en los tejados de las casas, en los despachos oficiales, en los cuarteles de las fervorosas milicias que apoyan a Ahmadineyad y en los variados pasillos clandestinos por donde se mueven los rebeldes.…  Seguir leyendo »