Álvaro Delgado-Gal

Este archivo solo abarca los artículos del autor incorporados a este sitio a partir del 1 de diciembre de 2006. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

La democracia española atraviesa momentos de enorme gravedad. No se trata solo de que el diagnóstico económico o social no sea especialmente alentador. El desarreglo va más allá, e iba a decir que afecta… a la propia legitimidad del sistema. Pero no, la especie «legitimidad», acaso por su uso excesivo, sugiere demasiadas cosas, lo que equivale a afirmar que no dice ninguna. De modo que conviene averiguar otra palabra. Quizá, la de «representación». Sufrimos una crisis de representación. Por descontado, el presidente, los ministros, los diputados, ocupan sus cargos con arreglo a los requisitos que marca la ley. Esta clase de legitimidad, que más valdría llamar «legalidad», no está en disputa.…  Seguir leyendo »

Nicolás Redondo Terreros ha explicado su ruptura con el PSOE en un libro, 'No me resigno', que esta tarde presentamos en Madrid Alfonso Guerra y yo. De mí para ustedes, y no podrán desmentirme, reviste mayor importancia objetiva lo que vaya a decir Alfonso Guerra, que lo que pueda contarles un servidor. Pero he aceptado la invitación de Nicolás Redondo porque el libro me interesa, porque está escrito con contención admirable, y porque la situación que atraviesa España es gravísima. Vayan por delante unas cuantas observaciones, antes de que la tarde dé de sí todo lo que parece llevar dentro.

Redondo Terreros habla de su padre, habla de la crisis de la socialdemocracia y de la historia de España.…  Seguir leyendo »

Tras menudear promesas y solemnes declaraciones, tantas que son pocos, poquísimos, los asuntos sobre los que no ha dicho una cosa y a continuación la contraria, nuestro presidente, o para ser exactos, presidente en funciones, parece haberse posado, como el abejorro al libar la flor, sobre dos conceptos talismán: 'progreso' y 'ultraderecha'. Las connotaciones de 'progreso' son positivas: ser un hombre de progreso, pertenecer a un partido de progreso, implica instalarse en la verdad y, a la vez, en un futuro inevitable. Eso es lo que la izquierda ha entendido por 'progreso' desde, por lo menos, los tiempos de Condorcet.

'Ultraderecha', por lo contrario, transmite un mensaje inequívocamente negativo.…  Seguir leyendo »

Las elecciones de julio han confirmado la ruptura del organismo político en dos mitades inviables. De un lado, la alianza antinatural entre la izquierda y los separatismos augura tensiones de primer orden en el orden constitucional. Del otro, la derecha parece haber llegado a un fin de trayecto. En esencia, hemos comprobado que Vox no es un partido asimilable, no porque se resista, lo que en cierto modo resulta comprensible, a esfumarse bajo unas siglas que no son las suyas, sino por un motivo de orden moral. Se encuentra definitivamente desprendido del centro de gravedad del país, de donde resulta que sus defectos, que son muchos, o sus desafueros, que no son pocos, abultan proporcionalmente más, mucho más, que los de formaciones objetivamente más peligrosas para los intereses generales.…  Seguir leyendo »

Hace ocho años, Unidas Podemos obtuvo en España unos resultados excepcionales. En las elecciones de mayo los resultados han sido excepcionales también, aunque no por lo buenos sino por lo malos. ¿Cómo entender esta caída de la extrema izquierda en el infierno, después, por citar a Iglesias, de haber asaltado el cielo? Las respuestas a estas dos preguntas son de alguna manera complementarias. En conjunto, arrojan un diagnóstico sobre la izquierda postrimera y sobre la naturaleza de la democracia, española y no española, asaz revelador. Vayamos por partes.

No es en absoluto sorprendente que la izquierda extrema se haya desplomado. Recordemos algunas de las grandes causas que UP y adláteres han promovido a lo largo de la legislatura: 1) Los derechos de los trans; 2) El bienestar animal; 3) La protección de los okupas.…  Seguir leyendo »

Caricias y mandobles

El mes pasado nos ha traído grandes cosas: la maternidad subrogada de Ana Obregón, quien finalmente no ha sido madre sino abuela, la moción de censura Tamames/Vox y el vídeo «Ahora que ya nos veis, hablemos». Lo puso en órbita el Ministerio de Igualdad con ocasión del Día Internacional de las Mujeres. En mi opinión, roza lo asombroso, al punto de que no me gustaría dejar que pase más tiempo sin dedicarle unas cuantas palabras. La idea, imagino, era lanzar un manifiesto favorable a una sexualidad abierta, no vejada por prejuicios ni tabúes ni sesgos clasistas. Uno habría esperado, en fin, unas imágenes alegres, jocundas, optimistas, un mensaje al estilo de: fuera de las revistas de moda y de las pasarelas para los 'happy few', también hay belleza.…  Seguir leyendo »

Contra el tuteo obligatorio y universal

En 2015, un año antes de morir, Umberto Eco pronunció una lección magistral sobre la presencia creciente, casi excluyente, del pronombre 'tú' en el italiano coloquial. También el 'tú' ha arrasado en España, al punto de que muchos jóvenes vacilan llegado el instante de conjugar los verbos conforme a lo establecido para los tratamientos de cortesía. Eco atribuye estos accidentes a una suspensión o desnaturalización de la memoria histórica, síntoma, a su vez, de un gigantesco proceso de aculturación a la baja. Junto al 'usted' han caído en olvido fechas, nombres y hechos del pasado. Más de uno, y de dos y de tres, no sabrían decir si Ricardo Corazón de León fue rey de los ingleses o campeón de los pesos pesados durante la Gran Depresión.…  Seguir leyendo »

La 'ley trans' va camino de su aprobación definitiva tras haber superado los retoques a la baja que el PSOE, desgarrado por tensiones internas, intentó introducir hace unos días en la Comisión de Igualdad del Congreso. El documento relaja los requisitos para el registro de sexo, aunque no altera el mensaje nuclear de una ley de 2007: cada cual, lo mismo si es hombre que mujer, tiene derecho a que conste en los papeles el sexo que le venga en gana. Esto, al pronto, suena raro. Por mucho empeño que ponga un hombre, no producirá óvulos, y otro tanto ocurre con una mujer: aunque se suministre andrógenos hasta criar barba, no emitirá espermatozoides.…  Seguir leyendo »

Proust: las tres claves

Dentro de poco hará cien años que falleció Proust, un día de noviembre de 1922. El centenario se agota, de modo que me apresuro a dedicar un peán al mejor escritor que ha dado Francia en el siglo XX. André Gide se negó a publicarlo, y la Academia Francesa prefirió no abrirle sus puertas. Proust tuvo que contentarse durante años con ser prestigioso entre unos cuantos allegados, honor casi invisible que pocos creadores envidian. Tres secretos, tres bellísimas rarezas asisten a la literatura proustiana. En primer lugar, el estilo. Sitúo a Proust entre los archimodernos. Quien se haya asomado a 'Retrato del artista adolescente', de James Joyce, entenderá a qué me refiero.…  Seguir leyendo »

En 'Notes on Nationalism', Orwell medita sobre quienes han desplazado su lealtad a un país distinto, distante y rival. El inventario incluye a católicos del corte de Chesterton o a los parciales de Hitler durante la Segunda Guerra Mundial. Pero nuestro hombre está pensando más que nada en las elites filocomunistas británicas, las que generaron a Philby y otros agentes dobles al servicio de Moscú. En el 45, año en que apareció 'Notes on Nationalism', Philby operaba aún en la sombra. Ignoro si Orwell, colaborador prospectivo del Foreign Office, llegó a sospechar de él.

Resumo al máximo la tesis de Orwell sobre el nacionalismo tránsfuga, o como prefiere escribir en su ensayo, «negativo».…  Seguir leyendo »

La invasión de Ucrania no solo afectará a la geopolítica, la distribución de los recursos o la gestión de la energía. Hará, también, que cambien nuestras ideas morales. Tendemos a estimar que una idea se asienta y finalmente perdura tras haber cristalizado en el interior de una teoría. Pero no. El mecanismo ideológico es más profundo, más obscuro, más sigiloso. Una idea triunfa cuando se asume, acepta o abraza sin saber por qué. Pensemos en la aliteración, una figura más usada por los poetas que por los filósofos. La repetición de un sonido genera un ambiente, una especie de atmósfera verbal en la que caben palabras que toleramos juntas por cómo suenan, no por lo que literalmente significan.…  Seguir leyendo »

A raíz de la invasión de Ucrania han crepitado, como la leña verde cuando aprieta el fuego, dos tesis sobre las que me gustaría hablar con un poco de calma. Una aborda el contencioso ucranio desde una perspectiva histórica, o, siendo más precisos, contrafactual. La otra asume acentos moralizantes y atenta, en mi opinión, contra el decoro, la caridad y el sentido común. Vayamos por orden.

La voz ‘contrafactual’ procede de la lógica y la filosofía de la ciencia y ha dado lugar a una modalidad específica en el ámbito de la historiografía. Lo historiadores contrafactuales se preguntan cómo se habría desarrollado el mundo a partir de un pasado que diverge del real.…  Seguir leyendo »

Los menos son los más

Penguin Random House, la compañía editorial, tenía previsto celebrar el centenario de Norman Mailer con una selección de sus escritos más conocidos. Pero ha suspendido los planes de publicación. ¿Por qué? Una de las piezas llevaba por título ‘The White Negro’, y ‘negro’ se ha convertido en una palabra impronunciable en los Estados Unidos. El caso es que un empleado de la editorial ha levantado la liebre delante del juez. Nuevo siniestro ocasionado en el mundo de las letras por los guardianes de lo políticamente correcto.

Detalle importante: Mailer lleva muerto desde el 2007. No existe por tanto razón alguna para que no se extienda el mismo trato a otros autores pretéritos.…  Seguir leyendo »

Es célebre la ley de hierro de las oligarquías, que Robert Michels resumió así: «Tanto en autocracia como en democracia, siempre gobernará una minoría». Yo les propongo otra ley, esta de mi propia cosecha y referida, no a las oligarquías, sino a las elites en general: «Cuando en una elite los pésimos alcanzan masa crítica, la elite es irreformable». Rige lo dicho para los partidos políticos, pero también para el mundo del arte, la universidad, la filosofía o lo que se ponga por delante. En este ecumenismo sigo fielmente a Pareto. Para el italiano, ‘elite’ es el grupo que sienta ejemplo en un departamento cualquiera de la actividad humana.…  Seguir leyendo »

Se estima con razón que la derecha española ha perdido la guerra cultural. Quitando asuntos lindantes por lo común con la economía y la jurisprudencia, vemos cómo, sobre el fondo de la opinión pública, destacan con especial fuerza y aparato principios procedentes de la forja progresista o el socialismo radical. Desde la política de género al significado de España en la historia, prevalecen ideas que la derecha no aprueba, no entiende, o acepta a regañadientes. Para el fenómeno existe en nuestro país una explicación inmediata. Con el eclipse del franquismo desapareció, no sólo una forma política determinada, sino un mundo cultural y moral.…  Seguir leyendo »

La moral, en su acepción más simple, se compone de una serie de preceptos que el hombre virtuoso invoca en las disyuntivas de la vida práctica. Pero la vida práctica es complicada, y no siempre está claro si conviene abrazar A o B. En ‘Types of Intuition’ (London Review of Books, 3 de junio de 2021), el filósofo Thomas Nagel relata un lance en que se vio envuelto su colega Stuart Hampshire tras el desembarco de los aliados en Normandía. Conviene representarse la escena con cierta precisión. Hampshire, adscrito al servicio de inteligencia británico, debía extraer información de un colaboracionista, dueño de noticias importantes para el curso de la guerra.…  Seguir leyendo »

Me enteré del lance un poco a la buena de Dios. Primero, por la radio, luego viendo unos vídeos en el ordenador, por fin a través de varios correos electrónicos. Empiezo por la radio. Hacia las siete de la mañana del 28 de mayo me llegó, mientras me cepillaba los dientes, la voz levemente nasal de Iván Redondo, quien había comparecido ante una comisión del Congreso el día anterior. ¿Qué decía Redondo? Que él estaba dispuesto a tirarse por el barranco. Por Sánchez, haría lo que fuere, hasta romperse la crisma. He estudiado un poco la retórica del asesor de Sánchez, desplegada en una larga serie de blogs accesibles por internet.…  Seguir leyendo »

La tiranía del mérito

Michael Sandel, uno de los exponentes de la causa comunitarista en Estados Unidos, acaba de publicar un libro, ‘La tiranía del mérito’, en que arremete contra el egoísmo de los ricos y los valores vigentes dentro de la sociedad americana. Su requisitoria se abre con un relato sobre las argucias que gastan los pudientes para introducir a su prole en las universidades de élite: Harvard, Princeton, Yale y otras por el estilo. Ese será el nicho, el ecosistema, en que los jóvenes cachorros forjen las amistades y alianzas que más tarde les propulsarán hacia el dinero y el éxito social. El libro de Sandel es edificante y reiterativo, y, haciendo balance, manifiestamente mejorable.…  Seguir leyendo »

Los griegos clásicos designaban con la voz ‘idiotés’ al hombre que, volcado en sus propios asuntos, vive de espaldas a la vida pública. A través del latín, y con variaciones flexivas mínimas, españoles, franceses, ingleses o alemanes adoptarían el término para calificar al simplemente tonto o carente de luces. Se verificó, en fin, una contaminación plural de las hablas vulgares por un concepto que en origen había abrigado un contenido sociopolítico. Hace cuarenta y cinco años pelados el historiador de la economía Carlo M. Cipolla decidió invertir, como dicen los de su gremio, el flujo importación/exportación: introdujo en un término de uso corriente, ‘estúpido’, una dimensión teórica.…  Seguir leyendo »

Ecología del intelectual

Seguro que a usted le ha ocurrido alguna vez. Tras una conversación sobre política o moral en la que no se ha llegado a conclusión alguna, su interlocutor dirige los ojos a lo alto y se pregunta, entre implorante y perplejo: «¿Dónde están los intelectuales?». Primero de meterme en harina, adelanto una respuesta. Los intelectuales no están en ningún sitio. En ninguno. Pero no porque no haya intelectuales, al menos en potencia, sino porque no hay sitios. Sitios, quiero decir, en los que puedan estar. Vayamos por partes.

El término «intelectual» ingresó en el vocabulario cultural y sociológico en 1898, con ocasión del affaire Dreyfus en Francia.…  Seguir leyendo »