Gobierno PSOE-Sumar

Nos adentramos en una legislatura en la que el Gobierno no tendrá holgura ni tranquilidad para enfrentarse a la tarea para la que fue elegido. Han logrado un Ejecutivo inimaginable, pero no podrán goberna r. Los ejemplos de las primeras sesiones parlamentarias de la legislatura serán una constante. El Gobierno se verá obligado a pactar en el último momento cualquier norma o proyecto que pase por el Congreso. Y la sensación de caos, inestabilidad y confrontación institucional se extenderá por todo el espacio público, gangrenando la política española. No habrá reposo. Hace unas semanas, el Gobierno se fue del Congreso con el rechazo de su ley de amnistía, debido a que los propios beneficiados, exigiendo todavía más garantías para ellos, la rechazaron.…  Seguir leyendo »

Pedro Sánchez, durante su última participación en el Foro de Davos. Denis Balibouse. Reuters

Este 2024 se celebra el centenario de Jean François Revel, un periodista atento y un pensador político un tanto intempestivo, como siempre parecen serlo quienes descubren que gran parte de lo que se denomina izquierda es poco más que una engañifa.

Revel mantuvo una atención sostenida sobre la política española y es una lástima que no podamos leer ahora lo que con seguridad habría pensado sobre lo que nos está pasando: cómo estamos desprestigiando la democracia y la política en aras de un autoritarismo de las mayorías, aunque sean coyunturales y contra natura.

Revel consideraba que siempre existe el riesgo de confundir lo deseable y la buena intención o la bella conciencia con lo que efectivamente sucede.…  Seguir leyendo »

Claves de razón práctica (sobre políticos y filósofos)

Encabeza este artículo el nombre del mensual que Fernando Savater promovió al amparo de El PAÍS desde los años noventa, y en homenaje a su contribución a la historia de nuestro diario. Remedando al famoso ensayo de Kant, Crítica de la Razón Práctica, el título de la revista convocaba a la reflexión sobre el ejercicio de la voluntad y los valores morales. La prosa del alemán es enrevesada y algunas traducciones no muy buenas. Sin embargo, establece una máxima sobre la ética política casi inamovible desde entonces. “Lo obviamente contrario al principio moral —dice— es cuando la felicidad propia se convierte en motivo determinante de la voluntad”.…  Seguir leyendo »

La democracia española atraviesa momentos de enorme gravedad. No se trata solo de que el diagnóstico económico o social no sea especialmente alentador. El desarreglo va más allá, e iba a decir que afecta… a la propia legitimidad del sistema. Pero no, la especie «legitimidad», acaso por su uso excesivo, sugiere demasiadas cosas, lo que equivale a afirmar que no dice ninguna. De modo que conviene averiguar otra palabra. Quizá, la de «representación». Sufrimos una crisis de representación. Por descontado, el presidente, los ministros, los diputados, ocupan sus cargos con arreglo a los requisitos que marca la ley. Esta clase de legitimidad, que más valdría llamar «legalidad», no está en disputa.…  Seguir leyendo »

Malos tiempos para la lógica

Quizás recuerden el título brechtiano (1939) que Golpes bajos le puso a una canción de los ochenta: Malos tiempos para la lírica. Me ha venido a la memoria con un propósito un tanto distinto, no creo que los tiempos hayan mejorado para la lírica, que siempre anduvo un poco a trasmano, pero temo que ahora mismo la lógica esté sufriendo un momento bastante peor.

A la lógica le pasa siempre lo que a las matemáticas, que a muchos les parecen insufribles, antiintuitivas, casi locas. El punto en el que es más fácil comprobarlo es el de la política que, no en vano, es el terreno en el que la mentira suele jugar un papel protagonista.…  Seguir leyendo »

Puigdemont fuera de control

La entrevista esta semana de Vladimir Putin con Tucker Carlson, portavoz del populismo global y propagandista de cámara de Donald Trump, contiene el golpe de efecto que sitúa el marco de lo que está en juego en este crucial año electoral en la UE y Estados Unidos cuando el agitador norteamericano le pregunta al autócrata si «puede imaginar un escenario en el que envíe tropas rusas a Polonia». Desde ese mismo instante late una amenaza sobre Europa aunque Putin lo negase, como hace dos años rechazó que fuese a invadir Ucrania. En el contexto de una eventual victoria de Trump en noviembre y su desprecio por la OTAN, asistimos por tanto en 2024 a un episodio de importancia existencial en el combate para desestabilizar el orden mundial sostenido en la hegemonía de los valores de Occidente -multilateralismo, Estado de Derecho, derechos humanos, libre comercio-.…  Seguir leyendo »

Cuando el último clavo ardiendo al que se agarra Sánchez es el BNG

Se lo hemos oído muchas veces a Abascal y lo escuchamos todas las mañanas en emisoras y tertulias de extrema derecha: "Vivimos bajo un golpe de Estado".

Pero quien lo ha dicho esta semana, así con todas las letras, ha sido Lluís Llach al anunciar su dimisión como miembro del Consell de la República que preside Puigdemont.

El famoso cantautor se encuadra en el sector radical que promueve una "cuarta lista" que vaya más allá que las de Junts, Esquerra y la CUP en sus exigencias independentistas. Por eso no se siente "cómodo" con la negociación entre Puigdemont y Sánchez y parece temer que el "presidente en el exilio" claudique y acepte algo distinto a la "amnistía integral".…  Seguir leyendo »

"A 'sáncheces' y 'bolaños' nos han encarcelado mucho"

Cuando Pedro Sánchez puso en órbita la palabra fachosfera todo el mundo creyó (yo mismo también) que se trataba solo de provocar a los que no piensan como él, la mitad de este país, de Felipe González a Santiago Abascal, pasando por Feijoo. Una manera de ofenderlos y afrentarlos a todos. O sea, de despreciarlos, como suele decirse, olímpicamente, desde su Olimpo. Además, tampoco era la primera vez que se conducía con esa falta de modales democráticos. Meterlos en el mismo saco o dejarlos detrás del muro. En fin, una más de sus marrullerías.

Creo, sin embargo, que no es esa la razón.…  Seguir leyendo »

Cuando la palabra de los responsables públicos no vale nada, porque ni informa ni obliga, no es posible ni la discusión ni el debate democrático, ni la rendición de cuentas ante los ciudadanos: el ruido y la descalificación sustituyen la argumentación y el intercambio de ideas, y el espacio público se convierte en un circo estéril del que los ciudadanos tienden, comprensiblemente, a alejarse. Y cuando la ley no es tal, porque no está hecha en las instituciones de todos sino en pasillos y conciliábulos de los que no se rinde cuentas; o porque no se aplica a todos sino sólo a los que no tienen medios para escapar de ella; o porque no es la expresión del interés general sino que esconde un tráfico opaco e inconfesable de influencias de unos y de otros para hacer valer prebendas y favores; entonces se erosiona la democracia, en favor de un sistema político basado en los privilegios que en España resulta tristemente conocido por el nombre de 'caciquismo', al que no esperábamos volver de la mano de uno de los partidos que surgieron precisamente para hacerle frente, a finales del siglo XIX.…  Seguir leyendo »

Al cabo de cuarenta y cinco años de democracia mal entendida (tanto, que algunos llegan a sostener, con necia satisfacción, con vana presunción, que «en España cualquiera puede ser ministro», irrefutable prueba de la degradación de nuestro sistema político), no debería sorprendernos, ni merecer tribuna de opinión alguna, la atrevida afirmación hecha semanas atrás por la ministra de Educación, Formación Profesional y Deportes, y Portavoz del Gobierno, Pilar Alegría, del PSOE.

La declaración de la aludida Ministra, que reproduzco más adelante, nos reafirma en la convicción –extendida y no exenta de razón– de que la clase política de los últimos años ha retrocedido notablemente en su preparación para la gestión pública.…  Seguir leyendo »

Entre la paranoia y la Unión Europea

La gobernabilidad de España se encuentra en manos de un sujeto de personalidad visionaria, volátil y paranoide, a su vez rodeado de otros que lo son tanto o más que él, obsesionados de manera enfermiza con evitar la cárcel. Movido por su ambición de poder, el presidente del Gobierno ha decidido someter cada uno de los pasos de los que depende la legislatura -y su propia supervivencia- al capricho personalísimo de un prófugo que no atiende a otras razones que las de su exclusiva conveniencia, centrada en eludir la acción de la Justicia, descargar todo su resentimiento contra el Estado al que pretende sojuzgar, humillar a ERC y a su rival Oriol Junqueras en su agotadora competición por la hegemonía independentista y recomponer toscamente la condición de cacique orgánico de la antigua CiU en Cataluña.…  Seguir leyendo »

El problema de nuestra España actual es la impunidad y su efecto multiplicador sobre la opinión pública. Cuando el poder político se configura a base de propaganda fraudulenta, engañando a la gente y violando las reglas del juego, el nepotismo es lo menos que puede pasar, y es lo que estamos viendo. Lo siguiente es la coacción, la cobardía y la traición, también en la vida privada, aunque ésta no siempre resulte desamparada, gracias a los profesionales que sirven al Poder Judicial. Es de esperar que estos mismos profesionales puedan ejercer su función de control jurídico también sobre los políticos corruptos, delincuentes y terroristas.…  Seguir leyendo »

Descolonizar mentes, no museos

Dicen que hay que «descolonizar» los museos españoles. Algo que se lleva haciendo (o pretendiendo hacer) desde hace unos años en museos europeos y norteamericanos. El pasado colonial (como el de Bélgica o Países Bajos), imperialista (como el que tuvo el Reino Unido o Francia), o las bases sobre las que asentar nuevas realidades nacionales (como en los casos de Estados Unidos, Canadá o Australia), han lacrado, pues, sus museos. Tanto por el origen de sus piezas y colecciones, como por la forma de mostrarlos. Y España ya quiso iniciar este camino desde hace tiempo. No desde la llegada del nuevo ministro de Cultura, Ernest Urtasun.…  Seguir leyendo »

Está durando muy poco el relato que Pedro Sánchez ha querido imponer para enmarcar la reedición de la 'coalición Frankenstein' con la suma de Puigdemont y la hostilidad de Podemos. En las dos primeras votaciones de la legislatura, el Congreso se ha convertido en la imagen del paisaje después de la batalla en la que el socialismo en el poder se ha dejado enormes jirones. El Parlamento, en dos sesiones agónicas, apunta al fracaso político precoz de una operación ambiciosa hasta lo temerario.

De la coalición «progresista» empieza a quedar solo la autocomplacencia con la que se refieren a ella sus beneficiarios.…  Seguir leyendo »

Pedro Sánchez en el Congreso de los Diputados. Efe

En tiempos de la Ilustración, Jean-Jacques Rousseau escribió una carta al economista Victor Riquetti, marqués de Mirabeau, en la que se lamentaba como sigue:

Según mis viejas ideas, este es el gran problema en política: encontrar una forma de gobierno que coloque la ley por encima del hombre. Si por desgracia no fuera posible encontrarla (e ingenuamente confieso que no creo que lo sea), hay que irse al extremo opuesto y situar de golpe al hombre tan por encima de la ley como sea posible, instaurando por consiguiente el despotismo arbitrario y lo más arbitrario posible. En una palabra, no veo término medio sostenible entre la democracia más austera y el más perfecto hobbismo, pues el conflicto entre hombres y leyes, introductor en el Estado de una continua guerra intestina, es el peor de todos los estados políticos.…  Seguir leyendo »

Me he propuesto hacer un experimento que, por insulso, no requerirá inversión tecnológica, lo que también es una justificación a la pereza sistémica que me asalta cuando escucho hablar de Inteligencia Artificial, cuando nos basta la imaginación y cierta locuacidad para hacer posible lo imposible.

Esta tentativa no me desagrada; llevar a Ernesto Urtasun de visita a una de las pinacotecas más importantes del mundo se me antoja divertido. No sé, su aspecto de profesor del instituto despierta mi intriga hacia sus conocimientos y su sensibilidad artística, condiciones básicas, digo yo, para el cargo, porque de igual manera que no cabe un ministro de Asuntos Exteriores que no chapurree el inglés o el francés, ni una cartera de economía en manos de un ignorante en la cuenta de la vieja, cuesta creer que Urtasun haya aceptado el prurito de su flamante cargo si sus pudores ideológicos le castran la libertad para enfrentarle al contenido de nuestros museos, albergue de buena parte de la historia patria.…  Seguir leyendo »

Si una vicepresidenta de Gobierno señala directamente a un juez, y el presidente del Gobierno no la destituye, es decir, concuerda con ella plenamente, entonces ya estamos en la quiebra definitiva del Estado de derecho y quien así actúa es un dictador. Si un presidente de Gobierno ha dado un paso inconcebible en democracia, como es pactar con un terrorista, pactar con un golpista y pactar con un delincuente huido de la justicia también golpista, sin rectificar y reafirmarse en todo ello sin sonrojo, entonces es que un presidente de Gobierno ha traspasado todas las normas éticas exigibles y reafirma una voluntad de saltarse las normas más básicas haciendo el juego cómplice a socios que proclaman la destrucción de España.…  Seguir leyendo »

La importancia de llamarse Ernesto Ministro

En la semana transcurrida mucho se ha tecleado y salivado sobre la presentación en sociedad del nuevo Ministro de Cultura, antiguo colega mío en el Parlamento europeo, don Ernest Urtasun. Tengo recuerdos positivos de algunas negociaciones entre grupos sobre temas concretos, a menudo económicos, sobre nuestra visita a Eurocorps, etc… Una cosa sí me marcó. En un debate para un medio francés, tuvimos un rifirrafe dialéctico sobre la comparación entre España y Escocia a la hora de abordar un referéndum de secesión. Me extrañó que un diplomático de carrera, obligadamente conocedor de la Historia de su patria, que había prometido o jurado varias veces defender, y conocedor de leyes nacionales e internacionales pudiese reclamar para una región administrativa española constitucional, Hispano Cataluña, un referéndum igual que el que rezó para un antiguo reino independiente unido a Inglaterra por un tratado internacional (Union Act), sin Constitución alguna que arropase esa confederación.…  Seguir leyendo »

Tanto Homero en la Odisea como Virgilio en la Eneida describieron cómo los griegos prepararon una estratagema intentando hacer ver a los troyanos que desistían, después de una década, de la conquista de Troya. Para lograr tomar la ciudad, Ulises, el rey de Ítaca, ideó la estrategia de construir un enorme caballo de madera donde, en apariencia de un «regalo», se introdujeron un grupo de soldados griegos preparados para la batalla. Y los troyanos, tras morder el anzuelo y permitir la entrada del caballo de madera en la ciudad, ya ebrios y dormidos, fueron sorprendidos y masacrados. Lo demás es Historia.…  Seguir leyendo »

Un Gobierno que trata de ocultarnos lo esencial

En medio de un asombro casi ilimitado y no sin un cierto temor, los españoles asistimos con paciencia franciscana a los rápidos e inesperados cambios de opinión de nuestro Gobierno. Este parece ser el caso si se juzga desde cualquier perspectiva en la que tengan una cierta relevancia las diferencias insuperables entre verdad y mentira, entre una cosa y su contraria, entre realidad y ficción o entre cumplir y engañar, en suma, todo lo que separa a lo que consideramos real y, por ello digno de cierto respeto, y lo que tenemos por sencillamente falso.

Esas parejas de conceptos, y otras varias que se podrían usar, están ligadas a la idea de que la política consiste en una actividad constructiva, en algo que trata de edificar, consolidar y mejorar lo que se puede hacer real en la sociedad que compartimos.…  Seguir leyendo »