Antonio Elorza

Este archivo solo abarca los artículos del autor incorporados a este sitio a partir el 1 de mayo de 2007. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

La historia proporciona los materiales para la construcción de la memoria colectiva, pero ello no significa que ésta sea el resultado del conocimiento de los procesos históricos. La variedad de posibilidades es muy amplia. Veamos algunas. Resulta posible que un acontecimiento de suma gravedad determine por sí mismo la formación de una memoria cuya incidencia se imponga a los intentos de reelaboración ideológica. También cabe que el referente quede borrado, bien porque la sociedad al cambiar se ha alejado del problema, bien porque una eficaz labor de propaganda desde el poder haya eliminado su visibilidad. Lo cual, por otra parte, no excluye que pueda renacer si respondía antes de su eclipse a demandas de suficiente fuerza por parte de un grupo social (como la resurrección del Ku Klux-Klan tras El nacimiento de una nación).…  Seguir leyendo »

Hace semanas asistí por azar al inicio de un debate en 24 horas, en TVE, sobre la protesta del presidente de Castilla-La Mancha frente a la sumisión que impone a los socialistas Pedro Sánchez en su partido. No eran más que “monaguillos”, había dicho al parecer. El interés del debate fue precisamente que no ofreció nada de interés. Con la habilidad que han aprendido los portavoces del Gobierno en los medios, todo se centró en por qué lo habría dicho, en la comparación con Fernández Vara y en los efectos que una declaración así podía producir. No faltó la puntada a García-Page, aludiendo a su gusto por los chascarrillos.…  Seguir leyendo »

La corrupción ejercida desde el vértice del poder no es un invento propio de Juan Carlos I, e incluso tiene ilustres antecedentes. En la trayectoria seguida por la Revolución Francesa, sobre todo a partir de Termidor, no solo encontramos un impulso nacional romántico, victorias militares y guillotinas, sino también ansias de enriquecimiento personal, que una veces daban lugar a matrimonios ventajosos —el de José Bonaparte con Julie Clary, de rica familia comerciante— y otras a un aprovechamiento despiadado de las negociaciones diplomáticas para cobrar sumas enormes del vencido en la guerra, que paga por mejorar sus condiciones. Ejemplo: los dos millones de libras que percibe el mismo José Bonaparte por la paz de Luneville.…  Seguir leyendo »

Colaborando en una televisión de los ayatolás en España, Pablo Iglesias presentó un día la guillotina como símbolo fundacional de la democracia. Exagerado y erróneo. Más bien convendría asociar ese protagonismo al ocaso de las expectativas nacidas en 1789, ya que la Revolución Francesa había llegado para dar cumplimiento a las promesas humanistas de las luces, y Robespierre no encaja con Beccaria. El antecedente inmediato, la Revolución norteamericana, instauró la libertad política, pero manteniendo la divisoria entre hombres libres y no libres (esclavos), cuya herencia aún gravita sobre esa sociedad. La Declaración de Derechos del Hombre y del Ciudadano venía en cambio a fijar para siempre las exigencias de la libertad y de la igualdad.…  Seguir leyendo »

La razón y el sueño

A diferencia de otros idiomas, en español la palabra “sueño” designa el acto de dormir y también la imaginación de sucesos mientras se duerme. El famoso capricho de Goya El sueño de la razón produce monstruos suele ser interpretado en el segundo sentido. Sin embargo, hay algo que invalida esa versión: los murciélagos rodean la cabeza del durmiente y, sobre todo, un bicho está apoderándose de su pluma. Es decir, cuando la razón duerme, los monstruos se apoderan de la palabra.

Algo así sucedió inicialmente al aproximarse la invasión de Ucrania, aunque sofocado luego por el coro general de conmiseración y de condena, inevitable al difundirse las imágenes del crimen.…  Seguir leyendo »

Monumento de Sebastián de Belalcázar derribado por comunidades indígenas, en septiembre de 2020, en Popayán (Colombia).Elkin Rojas (EFE)

En vísperas de la conmemoración del V centenario del descubrimiento de América, fui nombrado por un sindicato obrero miembro de la Comisión Nacional encargada de organizarla. Desde el Gobierno de Felipe González y Alfonso Guerra habían tenido buen cuidado en evitar la designación de historiador alguno. Las competencias reales eran mínimas, consistiendo en refrendar las iniciativas del grupo ejecutivo que encabezaban el ginecólogo Luis Yáñez y Pina López Gay, orientadas a garantizar el éxito de imagen, minimizando los riesgos. Era preciso evitar debates sobre la conquista, exhibir siempre contenidos positivos y financiar iniciativas en ese sentido, de dudosa eficacia. Hubo miedo del todo injustificado a México.…  Seguir leyendo »

Tal como se produjo en un primer momento, el “no a la guerra” era de esperar. La actitud inicialmente adoptada por el componente izquierdista del Gobierno, así como por su renacido fundador, responde a antecedentes conocidos. El europeísmo de Unidas Podemos (UP) estuvo siempre marcado por su desconfianza ante la Unión Europea, la crítica a Estados Unidos, y la ausencia de toda censura dirigida a las dictaduras latinoamericanas (Venezuela, Cuba, Nicaragua). Tampoco les había importado lo más mínimo que Rusia se anexionara Crimea por la fuerza, ni que alentase y mantuviese, también por las armas, una guerra de secesión en las repúblicas rusófonas de Ucrania, todo sin hablar nunca de guerra.…  Seguir leyendo »

En plena crisis de fines del siglo XVI, el arbitrista Martín González de Cellorigo describió “estos reinos” como “una república de hombres encantados que viven fuera del orden natural”, es decir, que ignoran las dramáticas exigencias de la realidad, entonces económica, y cifran su felicidad en sobrevivir gracias al endeudamiento del país que les lleva a la ruina. En el caso de nuestros dirigentes actuales, más que de encantados, embobados ante algo imaginario, debería hablarse de alucinados, por cuanto esa imposibilidad de atender a la realidad es un trastorno causado en Pedro Sánchez y en Pablo Casado por la prioridad absoluta que confieren a sus objetivos políticos personales, por encima de una situación catastrófica debida a la pandemia.…  Seguir leyendo »

La imagen del presidente de China, Xi Jinping, en la cumbre virtual que mantuvo el día anterior con su homólogo estadounidense, Joe Biden, abre la portada de los periódicos, en un quiosco en Pekín, este miércoles. TINGSHU WANG (Reuters)

Puesta en práctica por Atenas en el siglo de Pericles, la hegemonía fue uno de los legados políticos más fértiles de la Grecia clásica. En su origen, designaba la situación de poder en que una unidad política, sin un dominio absoluto sobre otra u otras, ejercía sobre ellas una triple preeminencia: a) como guía, esto es, de iniciativa en la acción exterior, su primer significado, b) de control de sus actuaciones y, en fin, c) de detracción directa o indirecta de recursos para la obtención de los fines perseguidos por su condición de hegemon. La definición encaja tanto para la Atenas de 430 a.…  Seguir leyendo »

Entierro de los abogados asesinados en la matanza de Atocha (Madrid), en enero de 1977. EFE

El azar irrumpe a veces en la historia. Es lo que ha sucedido con un Partido Comunista que parecía abocado a desaparecer, convertido en acompañante de Podemos bajo las órdenes de Pablo Iglesias. Su retraimiento creó por sorpresa una situación excepcional donde una política comunista, Yolanda Díaz, personifica la presión social sobre el presidente Pedro Sánchez, e incluso se perfila como su rival en la dirección de la izquierda.

Nuevo azar. El regreso del PCE coincide con otra reaparición, la de su principal mito: Pasionaria. Tenemos como éxito de ventas una biografía militante, que se salta todo punto negro en la vida de Pasionaria y del PCE, recorriendo el país con presentaciones de su figura ejemplar.…  Seguir leyendo »

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, la vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, y la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, participan en la sesión de control al Gobierno.Emilio Naranjo (EFE)

Existe una razón de fondo para votar a la izquierda en las próximas elecciones parlamentarias: una vez emitido por Pablo Casado —no hablemos de su colega “Santi” Abascal— su plan de restauración general del Antiguo Régimen, desde la prohibición de la eutanasia a la persecución del independentismo catalán, no cabe otra solución que evitar que semejante alianza llegue a gobernar. Como tantas veces le ha ocurrido al pensamiento conservador en la oposición, en vez de presentar un conjunto de soluciones viables a los problemas del país, exhibe un museo de horrores, que de momento le otorgan ventaja en las encuestas para a medio plazo condenarle a la derrota.…  Seguir leyendo »

Quan creus que ja s’acaba, torna a començar… “Cuando crees que ya se acaba, vuelve a comenzar”. La canción de Raimon reflejaba en 1970 la angustia por el regreso de un estado de represión franquista que en los “felices 60” parecía en trance de superación. Volvía el tiempo de los monstruos que en realidad no habían muerto.

Con un contenido mucho menos dramático, algo similar puede decirse ante la declaración política del lehendakari Iñigo Urkullu, que contra algunas interpretaciones apresuradas no nos devuelve al siglo XIX de las guerras carlistas, sino a la mitología independentista de Sabino Arana. Al aplicar su concepto de “la nación foral”, Urkullu propone el regreso a la situación de soberanía vasca que a su juicio existía antes de 1839, con el objeto de llegar a una “soberanía compartida”, de Euskadi y España; es decir, un Estado dual (“complejo”, en sus palabras).…  Seguir leyendo »

El PSOE y el futuro

El congreso del PSOE, convocado para el 15 de octubre y a celebrar en Valencia, tendrá el carácter de una apoteosis de su secretario general y presidente del Gobierno. Sus tres jornadas están previstas para ensalzar una y otra vez, y desde todos los ángulos, la labor de Pedro Sánchez como presidente, sin que ningún debate interno perturbe el objetivo fundamental de la reunión. Se trata de promover una exaltación de su figura, no solo al frente del partido, sino del Estado, de cara a las elecciones venideras. Con especial énfasis, dado que Pablo Casado y el PP llevan por ahora ventaja en la valoración de la opinión pública.…  Seguir leyendo »

Manifestación en Miami a favor de las protestas en Cuba contra el régimen.EVA MARIE UZCATEGUI / AFP

En la revolución cubana se repitió un fenómeno ya registrado en la rusa de 1917: sucedió a un régimen político caracterizado por una intensa represión, y en brevísimo tiempo multiplicó las cifras de muertos y encarcelados. Fue la primera llamada de atención para tantos que contemplaron (contemplamos) la posibilidad de que una revolución social conjugara la justicia para el pueblo y la libertad política. La habilidad de Fidel hizo que pasara inadvertido su golpe a la democracia de febrero de 1960, eludiendo el regreso a la Constitución de 1940, mientras él mismo organizaba el espectáculo de los fusilamientos ejemplares. Con el “paredón”, y las consiguientes explicaciones de los crímenes de los ejecutados, atendía al objetivo de airear ante el mundo la barbarie del régimen de Batista, y de paso mostraba a la sociedad cubana que se disponía a ejercer una represión implacable frente a toda oponente.…  Seguir leyendo »

Los diputados del PCE, en pie en sus escaños en una sesión de la legislatura constituyente, en 1977. En primera fila, de izquierda a derecha, Rafael Alberti, Gregorio López Raimundo, Dolores Ibarruri 'Pasionaria', Santiago Carrillo e Ignacio Gallego.MARISA FLÓREZ

En la jubilosa noche del triunfo de Isabel Díaz Ayuso, Santiago Abascal estaba satisfecho: “Hemos vencido al Frente Popular”, anunció. Fue una demostración de que Vox no es un partido fascista, sino neofranquista, que en un tiempo de crispación política capitaliza el malestar de quienes ocuparon posiciones de poder durante décadas. Hace unos treinta años Manuel Tuñón de Lara, con ánimo de reconciliación, afirmaba que la guerra la perdieron todos. No fue así: hubo muchos que perdieron la guerra (y la vida), y quienes ganaron la guerra, y bien ganada. No se trató de un bloque homogéneo, y precisamente fueron hijos de vencedores como Javier Pradera los que, con su movilización del 56, sirvieron de referencia al viraje del Partido Comunista de España (PCE) hacia la “reconciliación nacional”.…  Seguir leyendo »

Acampada en la Puerta del Sol de Madrid vinculada movimiento 15-M, en mayo de 2011.Cristóbal Manuel

En un reciente libro, cometí un grave error formal. Nada menos que cargué sobre Jovellanos la responsabilidad de haber calificado a Godoy de “infame”, cuando en realidad lo llamó “monstruo”. Más que infame. Pero en una sociedad de la comunicación asentada sobre las técnicas del marketing y en el tuit, reacia a servirse de la argumentación, hay pocas expectativas de que lo puntual sea juzgado en el marco de un análisis de conjunto. Y lo que vale para el debate cultural, vale también para la política.

Tenemos un ejemplo en el tratamiento de la reciente conmoción causada por las elecciones madrileñas y el cambio en la alianza gubernamental, con los abandonos de Pablo Iglesias, primero de la vicepresidencia y luego en sus palabras de la política (como en el canto de la virgen tebana en La corte de Faraón, “si él lo dice, así será”).…  Seguir leyendo »

El reconocimiento por el presidente Joe Biden del genocidio cometido en 1915 por los Jóvenes Turcos en el Imperio otomano, dio lugar a un aluvión de noticias pronto apagado. En nuestro país predominó la indiferencia, a excepción de un explosivo tuit del exministro Javier Solana, quien encontraba inexplicable la decisión del norteamericano sobre “el supuesto genocidio de 1915” y veía en ello una bofetada a Turquía. Como siempre, la brevedad del tuit se pone al servicio de un pensamiento que opta por la eficacia inmediata sobre la reflexión. Como alto funcionario europeo, Solana tuvo relación inmediata con un acto genocida de la gravedad de Srebrenica.…  Seguir leyendo »

El presidente de Cuba, Miguel Díaz Canel, junto a Raúl Castro.ADALBERTO ROQUE / AFP

La anunciada desaparición política de Raúl Castro es un buen momento para volver sobre la dualidad de significados que encierra la Revolución cubana. Fue sin duda la revolución más hermosa del pasado siglo, teñida del heroísmo de sus protagonistas y del anuncio de una transformación que evitaría las cargas de criminalidad represiva y de burocracia del antecedente soviético. Cuando entra en La Habana al frente de sus barbudos, Fidel es “un héroe griego en un orgasmo colectivo” (Carlos Franqui). Se presenta como redentor, heredero de José Martí, portavoz de una revolución humanista, que incluso tolera la supervivencia del conservador Diario de la Marina.…  Seguir leyendo »

Trono de Napoleón Bonaparte, de la colección privada de Bruno Ledoux, en París.THOMAS COEX / AFP

No corren buenos tiempos para la imagen de Napoleón, cuando está a punto de cumplirse el bicentenario de su muerte en Santa Elena, el 5 de mayo de 1821. Su huella en el imaginario político francés, fortísima a lo largo del siglo XIX, resurgió en el XX con la figura del general De Gaulle, al reivindicar frente a la ocupación nazi la grandeza de Francia, asentada sobre la identidad colectiva, y convertida en acción política por el liderazgo de un hombre capaz de imponerse al particularismo de intereses y partidos. El intento fue consumado con el presidencialismo impuesto por la Constitución de 1959, fruto como el imperio napoleónico de un golpe de Estado, De Gaulle era la Nación.…  Seguir leyendo »

La política seguida en este primer año de coalición por Podemos, hace útil una mirada hacia el pasado. Pablo Iglesias no es un comunista en sentido estricto, dado que si se atuviera al antecedente de Stalin, su estrategia tendría un componente de elección radical, de atención a las exigencias de una realidad compleja, y de paciencia, virtudes de las cuales sin duda carece. Como él mismo ha proclamado varias veces, su inspirador es “el calvo genial”, por su determinación en el objetivo de destruir el régimen vigente y de avanzar hacia ello, destruyendo también todo competidor político (eseristas, mencheviques). En otros aspectos, tampoco Stalin estuvo ausente de su formación, invalidando lo que Monedero calificó de “un leninismo amable”.…  Seguir leyendo »