Antonio Elorza

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de mayo de 2009. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

Por obvias razones de interés económico y político, el PNV ha avalado la estabilidad del gobierno socialista, de ser posible hasta 2020. Necesita recoger los frutos de unos presupuestos tan generosos y de paso frenar a Ciudadanos. Amén de cobrar un nuevo peaje, haciéndose con la Seguridad Social. Paradójicamente esa actitud no representa un paso adelante para la inclusión plena de los nacionalistas en el sistema constitucional, sino que se ve acompañada por una iniciativa en dirección opuesta, al reivindicar una soberanía vasca asociándose con Bildu. Algo que difícilmente se entiende si pensamos en la cordialidad que presidiera el último encuentro Urkullu-Sánchez.…  Seguir leyendo »

En Porta a porta, el programa político de más audiencia en la RAI, se debatió el día 12 sobre la suerte del Aquarius. El fondo italiano del tema fue cuidadosamente evitado por los portavoces políticos. Solo el del Partido Democrático aludió positivamente al gesto de Sánchez; los demás se entregaban a la crítica de Europa. No reparaban en las muertes que el diktatde Salvini hubiera provocado ni en lo que su extremismo xenófobo, ahora probado, puede suponer para la democracia en Italia.

Algo similar, la desviación de la mirada, está sucediendo con el reto político que representan, de un lado la recuperación del Gobierno catalán por el más duro independentismo, y de otro, las perspectivas y los obstáculos que se alzan ante la nueva política socialista de diálogo (como negociación) y apertura hacia una reforma constitucional.…  Seguir leyendo »

Fragmentos de Marx

A mediados de los años sesenta propuse al catedrático Luis Díez del Corral la publicación ciclostilada de mi traducción del Manifiesto comunista como texto para clases prácticas de Historia de las Ideas Políticas. Don Luis, liberal y seguidor apasionado de Tocqueville, tenía todas las motivaciones ideológicas y personales para oponerse al marxismo, y, sin embargo, respondió con un elogio: “La primera parte es un brillante alegato a favor de la burguesía”. Dio el visto bueno. Ese tipo de aproximación selectiva a la obra de Marx, empleado no hace mucho por Umberto Eco, debiera suponer la alternativa frente a quienes se encierran en la fe del carbonero o buscan solo la caza y captura de errores.…  Seguir leyendo »

Cuba, 1968. En Memorias del subdesarrollo, Tomás Gutiérrez Alea dibuja un cuadro ácido de la Cuba revolucionaria. El protagonista parece una ilustración de La chinche de Maiakovski, emblema de la agonía inexorable del mundo burgués. Pero no se limita a reflejar la propia crisis y la de su medio, sino que presenta una sociedad carente de vida propia, de sentido de la comunicación y por tanto dispuesta a aceptar que “alguien piense por ella”. Nada que ver con la imagen utópica de la Revolución.

Dos fogonazos apuntan al futuro. Uno es el lúcido pronóstico del amigo a punto de emigrar, quien compara la perspectiva de una Cuba socialista con el antecedente de Haití, donde ya una revolución acabó en la miseria.…  Seguir leyendo »

Es una vieja historia de los años de plomo vascos. Tuvo lugar en Irún, en casa de una prima nacionalista de mi mujer, cuando cerca ya de la cena comenzaron a preocuparse por la tardanza del hijo menor, quien además aparentaba ser más joven. Llegó al fin en estado convulso, denunciando la agresión sufrida de los grises. “¡Pegaban a los niños! ¡Pegaban a los niños!”, decía una y otra vez. Todos, claro, comentaban la barbarie de la policía. Cuando ya se calmó, le pregunté: “¿Y qué hacíais los niños?”. “Pues quemar un autobús”, fue su respuesta.

A mayor escala, es lo que está sucediendo en Cataluña.…  Seguir leyendo »

Aldo Moro, un mártir laico

Ni Washington ni Moscú aprobaron el cambio de rumbo. En marzo de 1978, después de treinta años de enfrentamiento, estaban a punto de entenderse la Democracia Cristiana, empujada por su presidente Aldo Moro hacia una política de “solidaridad nacional”, y el Partido Comunista Italiano, con la estrategia de “compromiso histórico”, ofrecida desde 1973 por Enrico Berlinguer. La primera desaprobación había llegado del bloque soviético en forma de atentado, made in URSS,del camión surgido de improviso, utilizado tiempo atrás contra Togliatti, y que por poco no acaba en Bulgaria con la vida del “querido camarada” Berlinguer. Poco más tarde, Henry Kissinger, secretario de Estado norteamericano, mostraba a Moro su radical desacuerdo con la idea de que el Gobierno de la DC incluyera a los comunistas.…  Seguir leyendo »

La diferencia en las formas es más que notable. Ibarretxe presentaba en 2004 su plan como un ejercicio del derecho de autodeterminación que correspondía al “pueblo vasco”, y que el Estado español debía reconocer, abriendo paso a un Estado libre asociado, “comunidad vasca libremente asociada al Estado español”. En cambio, Urkullu cuida bien las palabras, al insistir en que la recién presentada Propuesta de bases y principios para la actualización del autogobierno vasco es algo que concierne a todos los grupos políticos de Euskadi, y que por consiguiente, primero deberá ser discutida y consensuada. Sin olvidar “que sea viable política, legal y jurídicamente”, que tenga “recorrido institucional”.…  Seguir leyendo »

A veces el tiempo no solo es el marco de la historia, sino que hace la historia. Tal es el caso de la serie de movimientos de cambio social y político, en ocasiones como el mayo francés creadores de utopías, que se suceden a lo largo de la década de los años sesenta y culminan en 1968. Las características de los mismos son muy diversas, pero tienen rasgos comunes que indican un origen compartido. Responden a experiencias colectivas situadas a distancia de una generación respecto del fin de la Segunda Guerra Mundial.

En un clima de bienestar económico, los años sesenta sentaron las bases para un ansia generalizada de cambio, partiendo de la era Kennedy, con su amplio despliegue de movimientos reivindicativos y expresiones de protesta, reflejados en la música y en las universidades, en el pacifismo contra la guerra de Vietnam.…  Seguir leyendo »

En El ángel exterminador Luis Buñuel construye un relato aparentemente incomprensible. Un grupo de burgueses participa en una cena a la que han sido invitados y de la cual los sirvientes han huido sin explicar las razones. A partir de un momento descubren que no pueden salir de la sala, aun cuando nada en principio se lo impida. El encierro se prolonga y con él surge el desasosiego primero, luego la desesperación y por fin la violencia y la degradación en las relaciones interpersonales. El relativo happy end consiste en que salen del encierro porque ningún obstáculo se oponía a ello.…  Seguir leyendo »

Al conmemorar el centenario de la Revolución de Octubre conviene recordar algo: lo contrario del infierno no es necesariamente el paraíso, sino que con frecuencia suele ser otro infierno. La observación debe aplicarse a la justificación más utilizada para esconder la barbarie practicada por el comunismo soviético, cuando se le compara con el más brutal de los fascismos, el nacionalsocialismo de Hitler. El espontáneo defensor añadirá que de esa pesadilla se libró el mundo gracias a la victoria de la URSS guiada por Stalin, olvidando el pacto Molotov-Ribbentrop de 1939.

Una vez conocido el componente terrorista de la política de Lenin, tras la apertura parcial de los archivos de Moscú, se desvanece la imagen del gran revolucionario, cuyos excesos serían explicables por la guerra civil, contrapuesto al criminal que desvirtuó transitoriamente la gran obra de construcción del “socialismo real”.…  Seguir leyendo »

El 14 de septiembre de 1917, cuando está a punto de fundar El Sol, Nicolás María de Urgoiti recibe una carta de José Ortega y Gasset que ha causado cierta confusión historiográfica y algunos puntos suspensivos. El filósofo comunica a Urgoiti que le llegó noticia de “la derrota”, esto es, la pérdida de El Imparcial, tras la intervención personal de Alfonso XIII, contrariado por la publicación del artículo “Bajo el arco en ruina”, del propio Ortega. Y añade: “Me hablan de un periódico que van ustedes a sacar a la luz con el título El Sol”. Le recomienda asimismo un buen corrector de pruebas y anuncia su deseo de volver a Madrid “con gana de batalla en todos los frentes”.…  Seguir leyendo »

El 4 mayo de 1898, el primer ministro británico lord Salisbury pronunció un pesimista diagnóstico sobre el futuro de España, apenas conocido el hundimiento de la flota española ante la norteamericana en la bahía de Cavite. A pesar del cuidado que Salisbury emplea para no ofender de modo directo y de la seguridad de que nuestro país se encuentra acompañado en el discurso por otros como Turquía, no existe duda alguna de que en ese momento España es incluida entre las “naciones moribundas” (dying nations), las cuales, marcadas por el atraso y por Estados débiles y corruptos, se encuentran destinadas a ser presa de las “naciones vivas” en el reparto territorial.…  Seguir leyendo »

En su discurso inaugural a la Primera Internacional, Carlos Marx recomendó como regla de conducta una antigua máxima de la Compañía de Jesús : “Fortiter in re, suaviter in modo”. Fuerte en el fondo, suave en la forma. La vieja admonición está nuevamente de actualidad con la presente crisis, al calor de los inesperados elogios que ha merecido Rajoy, pasado con éxito del dominó al póker en el final de partida. Puede servir de guía para los pasos a dar en los siguientes meses. A la vista del vuelco dado por los acontecimientos todo puede parecer fácil, pero amen de imprevistos la complejidad de fondo se mantiene, al ser necesaria una victoria el 21 de diciembre y sobre todo no quedarse ahí.…  Seguir leyendo »

El centenario de la revolución rusa de 1917 y la revolta dels catalans de hoy son dos acontecimientos muy separados por el tiempo y por las características ideológicas, especialmente en su contenido económico. Sin embargo, ambas ofrecen rasgos comunes, en la medida que tienen por objeto una subversión radical del orden político, la supresión del tipo de Estado existente y su sustitución por otro de distinta naturaleza: la dictadura del proletariado según el esquema de Lenin, en Rusia, y aquí la instauración de una República independiente, escorada hacia una dictadura étnica. Y también que en ambas ocasiones el procedimiento de cambio ha sido traumático, eliminando tanto la oposición política como toda lealtad a un orden previo constitucional o de libertades.…  Seguir leyendo »

Los desplazamientos semánticos son habituales en la historia del lenguaje. Recordemos lo ocurrido con la palabra inglesa pub, que de importación de una fórmula típicamente británica de sociabilidad pasó finalmente a designar los prostíbulos de carretera. Con el empleo político de la palabra « diálogo » ha sucedido entre nosotros algo parecido. El diálogo social y político es en principio una forma de relación saludable. Sin embargo, en los años de plomo dominados por ETA, su significado fue girando ya hasta convertirse en un arma arrojadiza contra quienes, como las manos blancas de entonces, oponían la firmeza de la defensa de la paz y el antiterrorismo a las pretensiones de “diálogo”, aparentemente sin objetivos precisos, en realidad como concesión de un pie de igualdad a los criminales de la banda frente al mantenimiento del Estado de derecho.…  Seguir leyendo »

Apa noi, anem-hi tots, correm-hi.. La canción de Quico Pi de la Serra fue en su día expresión del amplio movimiento antifranquista en Cataluña. Era el llamamiento a que nadie quedase rezagado respecto de los demás compañeros: Anem junts a manifestar. Con los años, cambió el sentido de la movilización. Una vez recuperada la democracia, la celebración anual de la Diada fue la ocasión para expresar la adhesión a la identidad herida por la conquista de Barcelona el 11 de septiembre de 1714. En sus recuerdos, Pierre Vilar nos ha contado cómo en gran medida esa sensación dolorosa seguía increíblemente viva entre los intelectuales catalanes de los años veinte.…  Seguir leyendo »

El buen papa Francisco ha traído un soplo de humanidad al Vaticano, en la ya lejana estela de Juan XXIII, pero su despliegue de buenas intenciones no se ha visto acompañado con frecuencia ni por el rigor teológico —ahí están su ceguera voluntaria ante el autoritarismo del De servo arbitrio, de Lutero, y ante las diferencias entre la yihad y el proselitismo cristiano—, ni por un compromiso abierto en defensa de la democracia frente a tiranías como la de Raúl Castro en Cuba o la de Nicolás Maduro, en Venezuela. Acompañado en su aproximación a la segunda por el siempre confuso José Luis Rodríguez Zapatero, se limitó a recomendar “diálogo” en un momento en que ese intento mediador implicaba desmovilización de los opositores democráticos, lejos aún del grado de violencia actual.…  Seguir leyendo »

A los intelectuales independentistas les gustan las referencias poéticas. Así, la edición del simposio España contra Cataluña, con Josep Fontana al frente, evocaba en el título una mirada hacia el desierto. Ahora, siempre jugando con la historia al servicio de la ideología, ante el despropósito que supone la propuesta de cambio radical en el callejero de Sabadell, vale la pena buscar una expresión catalana que refleje la triste situación actual. Podría servir En la foscor de la nit, donde foscor es más que simple oscuridad, es negrura de la noche, hosquedad.

La opinión pública se centró en la eliminación de la calle Antonio Machado, por españolista y jacobino, contaminadora de la conciencia catalanista que debe imperar entre “la nostra gent” en Sabadell.…  Seguir leyendo »

La tardanza en desarrollar el proyecto de Granada ha privado a la declaración del PSOE y del PSC sobre Cataluña de buena parte de sus efectos positivos. Es tarde para detener el choque de trenes y su visible inclinación hacia el catalanismo entra en conflicto con la posición de Estado previamente adoptada frente al 1 de octubre. Si el referéndum tiene lugar, y a la vista de cinco años de aplastamiento de la democracia en Cataluña el resultado no ofrece dudas, la propuesta socialista carece de espacio para ser aplicada. Los problemas serán otros, y mucho más graves que los simbólicos apuntados.…  Seguir leyendo »

Hacia 1780, y desde las páginas de la Encyclopédie méthodique, el geógrafo Masson de Morvilliers formuló una pregunta destinada a provocar efectos poco saludables: “¿Qué se debe a España?” Nada, era la respuesta. El desafío ocasionó un considerable revuelo y pronto llovieron las réplicas de publicistas dispuestos a ensalzar las aportaciones patrias, mediante Apologías de España, una de ellas, la de Juan Pablo Forner, de notable calidad, pero ya orientada como las demás a confundir la exaltación de las glorias propias con la condena de quienes en España compartían el racionalismo ilustrado. La polémica entre Forner y Luis Cañuelo, brillante e irónico debelador de aquel, mostró que la entrada en escena de los apologistas conllevaba un apagón para las Luces.…  Seguir leyendo »