Antonio Elorza

Nota: Este archivo abarca los artículos publicados por el autor desde el 1 de febrero de 2009. Para fechas anteriores realice una búsqueda entrecomillando su nombre.

Entre marzo y agosto, el museo Nuevo Tretyakov de Moscú alberga una magna exposición de Ilya Repin, el más famoso de los pintores rusos del 900. De formación académica, Repin supo reflejar en sus cuadros, entre la década de 1860 y su muerte en 1930, la convulsa trayectoria de una sociedad en intenso proceso de cambio, sometida a una ciega autocracia. Desde sus comienzos, figuró entre aquellos que rompieron con el arte oficial y organizaron en libertad sus exposiciones como itinerantes. Su primer aldabonazo, Los bateleros del Volga, fue un manifiesto populista, al expresar el sufrimiento y la protesta larvada de los forzados de la sirga, al arrastre de los barcos contra corriente.…  Seguir leyendo »

En su reflexión crítica sobre las lagunas del derecho, Hans Kelsen menciona una ley que no sería en modo alguno imposible de aplicar, pero que de serlo fuera “a tal punto inoportuna e injusta”, sin duda porque el legislador al elaborarla no pensó en el caso sobrevenido. Tal cosa ha sucedido con las normas que regulan las elecciones de órganos de gobierno de ayuntamientos y comunidades autónomas. A diferencia de otras leyes reguladoras del proceso político, y estabilizadoras, como la inserción de la fórmula cancilleral en la Constitución, la proliferación de partidos respecto del bipartidismo imperfecto inicial, ha producido en España un caos que está perturbando gravemente el funcionamiento de nuestra democracia en los niveles municipal y de comunidad autónoma.…  Seguir leyendo »

Han pasado diez años desde que la crisis económica iniciara su obra de destrucción, y aun cuando la inseguridad no haya desaparecido, cabe felicitarse porque las macromagnitudes se recuperen y España ofrezca incluso razonables perspectivas de crecimiento. Las consecuencias del impacto no fueron, sin embargo, solo económicas, y la sociedad española atravesó por una etapa de profundo malestar, esta aun no superada, que tuvo su reflejo en el movimiento de los indignados y en una subida en flecha de la desconfianza hacia la democracia representativa y sus agentes principales, los partidos políticos. Con el PP al frente, estos se ganaron además el merecido sambenito de portadores inevitables de corrupción.…  Seguir leyendo »

Hace un mes, el 22 de marzo de 2019 acabó la aventura territorial del Estado Islámico. Así fue, no solo porque lo proclamasen las Fuerzas Democráticas Sirias al conquistar su último bastión, un pequeño pueblo en la frontera siria con Irak. Pocos días antes, previa calificación de Trump como «perro rumí» y tras advertir que Al-Bagdadi sigue vivo, lo anunció su portavoz, Abul-Hasan al Mihajr. El manifiesto adopta el final de un relato donde el profeta comenta la muerte heroica de un fiel a la causa: «Él era fiel a Alá y Alá le fue fiel». Fidelidad recíproca que garantiza el retorno después de la reciente derrota.…  Seguir leyendo »

La naturaleza del fascismo histórico

En un pequeño libro, Umberto Eco señalaba una serie de rasgos de lo que llamaba el “fascismo eterno”, una ideología y un modelo de régimen político que solo en apariencia habían sido borrados de la historia: “Podían regresar en algún momento bajo una apariencia inofensiva, por lo que nuestro deber consiste en desenmascararlo y poner de manifiesto cada uno de sus nuevos aspectos”.

La advertencia sigue siendo válida, aun cuando ni el fascismo clásico ni el nazismo resurjan de sus cenizas. Sí pueden darse regímenes y movimientos políticos que contienen algunas de sus características fundamentales: el aplastamiento de la democracia y de los derechos humanos, la supresión del pluralismo y de la libertad de expresión, el monopolio del poder por un líder carismático que se apoya en la noción de “pueblo”, construida desde la discriminación del otro.…  Seguir leyendo »

En una de sus reflexiones políticas de la Gran Guerra, Mussolini revelaba su concepción del poder personal: «Yo exijo hombres feroces. Exijo un hombre feroz que tenga energía, energía para romper, inflexibilidad para castigar, para golpear sin dudarlo, y tanto mejor cuando el culpable está en lo alto».

La descripción del hombre feroz encaja con la propia figura del dictador italiano. También puede ser aplicada sin reservas a nuestro dictador, Francisco Franco y conviene recordarlo cuando es cuestionada su exhumación. Franco no fue un simple golpista que instaura un régimen personal de base militar y que en el curso de la operación provoca cierto número de muertes y violaciones de derechos humanos, ya que en sentido estricto, para él la guerra no fue tal, sino la puesta en práctica de un exterminio.…  Seguir leyendo »

Cataluña en España

En Los bakuninistas en acción, de 1873, Friedrich Engels anotó que Barcelona era «el centro fabril más importante de España, que tiene en su haber histórico más combates de barricadas que ninguna otra ciudad en el mundo». Entre 1840 y 1843 se había sublevado casi al ritmo de una vez por año y desde entonces se registraron la Semana Trágica, octubre de 1934 y els fets de maig en 1937, la gran insurrección anarquista en plena guerra civil. Semejante constatación no solo cuestiona el tópico del seny, sino también las variantes de ensayismo donde todo el conflicto se reduce al choque de dos nacionalismos recién consolidados o a los errores cometidos para que adquiriese tanta fuerza el independentismo.…  Seguir leyendo »

En política, la habilidad táctica suele ir acompañada de escasa consistencia a la hora de perseguir unos objetivos generales. Es lo que se llamaba en tiempos “oportunismo” y que ahora se cubre casi siempre con la etiqueta de “pragmatismo”. Paralelamente, el peso creciente del marketingha dado lugar a un ascenso de la personalización, de manera que cada marca política tiende a buscar la identificación con un personaje que a su vez es invitado a contemplarse como propietario único de aquella. Pablo Iglesias aquí y Matteo Renzi en Italia son buenos ejemplos.

En el marco de esa tendencia general, los casos tienden a ser singulares.…  Seguir leyendo »

En la mañana siguiente a la toma de la Bastilla, totalmente sorprendido, Luis XVI formuló la pregunta de si aquello era un motín. La respuesta del duque de La Rochefoucauld fue tajante: Non, Sire, c’est une révolution. La valoración que pueden darle ahora a Emmanuel Macron sus asesores ante los sucesos del sábado sería en apariencia la opuesta. No se trata de una revolución, sino de un motín, de una revuelta. Eso sí, de graves consecuencias para Francia y para Europa, habida cuenta del papel desempeñado por Macron como segundo pilar de la construcción europea al lado de la ya erosionada Merkel.…  Seguir leyendo »

Egon Schiele - Levitation

En un cuadro de 1915 conocido como Levitación o Los ciegos, Egon Schiele presenta la desoladora escena de dos hombres que se elevan desde una tierra fragmentada hacia un lugar desconocido, verosímilmente el vacío. Uno de ellos parece muerto. Los ojos de ambos se dirigen fijos hacia el frente, configurando una imagen espectral. Es algo que se repite en otras obras de Schiele del tiempo de la guerra: La madre con los dos hijos lleva la muerte en el rostro e incluso en Las dos mujeres sentadas, de 1918, la mirada frontal sugiere algo inexorable.

Schiele no es cronista de guerra, pero sí testigo de una era trágica que culmina a fines de octubre de 1918.…  Seguir leyendo »

El avance del partido xenófobo en las elecciones suecas confirma el viraje hacia la extrema derecha que experimentan los países europeos. Y la política no es la causa principal de esta nueva decadencia de Occidente: la Europa balneario a que se refería Javier Pradera irónicamente, mantuvo unos moderados crecimiento y bienestar social hasta que la primacía de China y de los países emergentes la condenó a la subalternidad económica, en posiciones defensivas cada vez más acentuadas. Como siempre en tiempos de crisis, el malestar se descarga entonces sobre un problema real convertido en chivo expiatorio: la inmigración.

Nada tiene de extraño que el cincuentenario de las diferentes primaveras del 68 haya transcurrido con más pena que gloria.…  Seguir leyendo »

La violencia de Dios

El trágico episodio de la limpieza étnica sufrida por los rohinyá musulmanes en Myanmar (Birmania) ha puesto en entredicho la sinceridad del compromiso de Suu Kyi con los valores humanos. De paso erosiona la imagen del budismo como religión de la no violencia (ahimsa).En su interminable lucha por la democracia contra los militares golpistas, la hoy presidenta en calidad de “consultora suprema”, The Lady, como era llamada por sus compatriotas, declaró siempre que la firmeza de sus actitudes se apoyaba en una empatía inclusiva de sus carceleros, en la “compasión”, y en el consiguiente rechazo de todo acto violento contra ellos.…  Seguir leyendo »

Entrevistado en Londres, Alexis Tsipras explica con las debidas precauciones los riesgos que tiene ser vecino de Erdogan. El reelegido jefe absoluto de la “nueva Turquía” es, a juicio del primer ministro griego, experimentado pero “impredecible”, y el significado de esto lo aclara de inmediato al comparar la suerte de su país, al tener semejante vecino, con la de Reino Unido que tiene a Francia e Irlanda. A la pregunta de si se fía de Erdogan, prefiere no responder.

El ascenso irresistible de Tayyip Erdogan, culminado en la victoria electoral del 24 de junio, es el resultado de una forma de acción política firme y pragmática.…  Seguir leyendo »

Cada vez más el lenguaje político se encuentra sometido a un marketing que lo despoja incluso de contenido ideológico, del mismo modo que las tácticas ciclistas de equipo pueden desvirtuar la esencia de un deporte, hasta el triste espectáculo de cinco corredores disputándose el Alpe d’Huez al sprint.

Es así como el debate sobre nuestros nacionalismos se ha deslizado hacia la consagración de la dualidad. En el caso vasco con la exclusión del término España y su sustitución por un «conflicto» donde el adjetivo «vasco» refrendaba la hegemonía nacionalista; en el catalán, llevando a tirios y troyanos a suscribir el sintagma «Cataluña y España», como si la separación fuese ya un hecho.…  Seguir leyendo »

Por obvias razones de interés económico y político, el PNV ha avalado la estabilidad del gobierno socialista, de ser posible hasta 2020. Necesita recoger los frutos de unos presupuestos tan generosos y de paso frenar a Ciudadanos. Amén de cobrar un nuevo peaje, haciéndose con la Seguridad Social. Paradójicamente esa actitud no representa un paso adelante para la inclusión plena de los nacionalistas en el sistema constitucional, sino que se ve acompañada por una iniciativa en dirección opuesta, al reivindicar una soberanía vasca asociándose con Bildu. Algo que difícilmente se entiende si pensamos en la cordialidad que presidiera el último encuentro Urkullu-Sánchez.…  Seguir leyendo »

En Porta a porta, el programa político de más audiencia en la RAI, se debatió el día 12 sobre la suerte del Aquarius. El fondo italiano del tema fue cuidadosamente evitado por los portavoces políticos. Solo el del Partido Democrático aludió positivamente al gesto de Sánchez; los demás se entregaban a la crítica de Europa. No reparaban en las muertes que el diktatde Salvini hubiera provocado ni en lo que su extremismo xenófobo, ahora probado, puede suponer para la democracia en Italia.

Algo similar, la desviación de la mirada, está sucediendo con el reto político que representan, de un lado la recuperación del Gobierno catalán por el más duro independentismo, y de otro, las perspectivas y los obstáculos que se alzan ante la nueva política socialista de diálogo (como negociación) y apertura hacia una reforma constitucional.…  Seguir leyendo »

Fragmentos de Marx

A mediados de los años sesenta propuse al catedrático Luis Díez del Corral la publicación ciclostilada de mi traducción del Manifiesto comunista como texto para clases prácticas de Historia de las Ideas Políticas. Don Luis, liberal y seguidor apasionado de Tocqueville, tenía todas las motivaciones ideológicas y personales para oponerse al marxismo, y, sin embargo, respondió con un elogio: “La primera parte es un brillante alegato a favor de la burguesía”. Dio el visto bueno. Ese tipo de aproximación selectiva a la obra de Marx, empleado no hace mucho por Umberto Eco, debiera suponer la alternativa frente a quienes se encierran en la fe del carbonero o buscan solo la caza y captura de errores.…  Seguir leyendo »

Cuba, 1968. En Memorias del subdesarrollo, Tomás Gutiérrez Alea dibuja un cuadro ácido de la Cuba revolucionaria. El protagonista parece una ilustración de La chinche de Maiakovski, emblema de la agonía inexorable del mundo burgués. Pero no se limita a reflejar la propia crisis y la de su medio, sino que presenta una sociedad carente de vida propia, de sentido de la comunicación y por tanto dispuesta a aceptar que “alguien piense por ella”. Nada que ver con la imagen utópica de la Revolución.

Dos fogonazos apuntan al futuro. Uno es el lúcido pronóstico del amigo a punto de emigrar, quien compara la perspectiva de una Cuba socialista con el antecedente de Haití, donde ya una revolución acabó en la miseria.…  Seguir leyendo »

Es una vieja historia de los años de plomo vascos. Tuvo lugar en Irún, en casa de una prima nacionalista de mi mujer, cuando cerca ya de la cena comenzaron a preocuparse por la tardanza del hijo menor, quien además aparentaba ser más joven. Llegó al fin en estado convulso, denunciando la agresión sufrida de los grises. «¡Pegaban a los niños! ¡Pegaban a los niños!», decía una y otra vez. Todos, claro, comentaban la barbarie de la policía. Cuando ya se calmó, le pregunté: «¿Y qué hacíais los niños?». «Pues quemar un autobús», fue su respuesta.

A mayor escala, es lo que está sucediendo en Cataluña.…  Seguir leyendo »

Aldo Moro, un mártir laico

Ni Washington ni Moscú aprobaron el cambio de rumbo. En marzo de 1978, después de treinta años de enfrentamiento, estaban a punto de entenderse la Democracia Cristiana, empujada por su presidente Aldo Moro hacia una política de “solidaridad nacional”, y el Partido Comunista Italiano, con la estrategia de “compromiso histórico”, ofrecida desde 1973 por Enrico Berlinguer. La primera desaprobación había llegado del bloque soviético en forma de atentado, made in URSS,del camión surgido de improviso, utilizado tiempo atrás contra Togliatti, y que por poco no acaba en Bulgaria con la vida del “querido camarada” Berlinguer. Poco más tarde, Henry Kissinger, secretario de Estado norteamericano, mostraba a Moro su radical desacuerdo con la idea de que el Gobierno de la DC incluyera a los comunistas.…  Seguir leyendo »