Chile

Un grupo de manifestantes reclamaron la respuesta del gobierno chileno a la pandemia el 4 de junio de 2020. Credit Alberto Valdés/EPA vía Shutterstock

De los países del mundo con una población superior a cinco millones, Chile es hoy el que tiene más contagios diarios de coronavirus por millón de habitantes. Si hace dos meses el gobierno de Sebastián Piñera creía tener prácticamente controlada la pandemia al conquistar una meseta de 500 contagios por día, actualmente se contabilizan más de 4000 y nuestro sistema de salud se acerca al colapso. Sus ansias por lucir un éxito personal que le devolviera algo del prestigio perdido durante el estallido social, le jugó al país una mala pasada.

Desde el momento en que la pandemia dejó los primeros infectados en los barrios ricos para expandirse a los sectores populares —donde hay hacinamiento y peor acceso a los servicios médicos—, el pretendido control de la situación comenzó a desvanecerse.…  Seguir leyendo »

Los eventos acaecidos en el mundo en los últimos meses, los que ciertamente afectan a nuestros países, nos llevan a explorar nuevos caminos de entendimiento y a reforzar lazos históricos comunes. España ha sido golpeada por una severa crisis sanitaria, con devastadores efectos para la vida de muchos y con impactos serios sobre su economía. Si a lo anterior le agregamos la crisis de Cataluña y el violento escenario político, percibimos a la distancia que vienen días difíciles para nuestra querida España. Por su parte, Chile enfrentó un estallido delictual en octubre pasado, gatillado -no por la muerte de una persona, como en Estados Unidos- por el alza del costo del billete del Metro de Santiago, y posteriormente, los severos estragos del coronavirus.…  Seguir leyendo »

A demonstrator wears a face mask during a protest against Chilean President Sebastian Piñera's government in Santiago on 16 March 2020. Photo: Getty Images.

This article is not about the coronavirus.  Or at least not directly. It’s about the elections, political processes and protests in Latin America and the Caribbean that only a few months ago seemed destined to shape many countries’ democratic futures.  In Bolivia, Chile and the Dominican Republic, public health concerns over COVID-19 have forced the postponement of critical elections; in all three countries social and political upheaval preceded the delays.

In the best of circumstances elections serve as a safety valve for political and social tensions.  What will their postponement mean as the countries feel the economic and social effects of the pandemic?…  Seguir leyendo »

Una pared graffiteada en contra del presidente de Chile, Nicolás Piñera, en Santiago, el 6 de abril de 2020. (Esteban Felix/AP Photo)

Luego de una montaña rusa, viene el frenazo. En seco, vacío, incierto, silencioso. En Chile, muchos tenemos la sensación de estar en ese instante de desconcierto.

El 18 de octubre de 2019 comenzaron las revueltas. Chile despertó, decía la proclama, porque parecía que el país hubiese estado por décadas acostumbrado a una normalidad que en realidad era anormal: la de la desigualdad en dimensiones diversas. La gente salió a las calles —una semana después del estallido, protestaban 1.2 millones en una capital de 7 millones— para expresar malestar y demandar dignidad. Hubo protesta pacífica, violencia inédita y violaciones a los derechos humanos.…  Seguir leyendo »

Un hombre con mascarilla camina por una calle de Santiago el 23 marzo.Credit...Martín Bernetti/Agence France-Presse — Getty Images

Las últimas movilizaciones sociales en Chile evidenciaron una ruptura radical entre nuestras elites y la ciudadanía. El estallido social que empezó en octubre, no tuvo coordinadora ni líderes y aconteció de espaldas a un establecimiento político que ni siquiera dialogaba entre sí. Quienes protestaban sospechaban de cualquier dirigencia.

La demanda por una nueva constitución que reemplace la de Augusto Pinochet sancionada en 1980 y que estableció los principios neoliberales, ha persistido desde la recuperación de la democracia. Esta vez, sin embargo, más que para solucionar la crisis social, lo que justificaba embarcarse en un proceso constituyente, era la búsqueda de un nuevo pacto legitimador entre los miembros de una población que ya no se reconoce en los acuerdos de la Transición —gradualidad en los cambios y subsidiaridad del Estado, entre otros—, llevados a cabo por una élite concertacionista que envejeció y no supo renovarse después del fin de la dictadura.…  Seguir leyendo »

Martin Bernetti/AFP via Getty Images A protester astride the statue of General Baquedano at an International Women’s Day demonstration, Santiago, Chile, March 8, 2020

I vividly remember the winter day in 1954 when I first saw the equestrian statue of General Baquedano presiding over one of the emblematic plazas of Santiago de Chile. I was a wide-eyed Argentine-born child of twelve, just arrived from the United States, and listening carefully to the man driving my family around the city that was to become my new home after ten years in New York. He was a colleague of my father’s from the regional office of the United Nations and considered himself an expert on all things Chilean. He waved with enthusiasm at the statue—soldier and horse—looming gigantically above us as he heaped praise on the nineteenth-century general.…  Seguir leyendo »

El 11 de marzo se cumplen 30 años del fin de la dictadura cívico-militar encabezada por el general Augusto Pinochet. Chile fue el último país de Sudamérica que recuperó la democracia, tras Bolivia, Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay, y el único que heredó una Constitución impuesta por el régimen, junto con los “amarres autoritarios” que, tras la derrota en el histórico plebiscito del 5 de octubre de 1988, Pinochet y su círculo de hierro se preocuparon de atornillar, en lo que denominaron pomposamente “una retirada ordenada”. La dictadura, instalada con el apoyo de Nixon y Kissinger, expiraba cuando caía el muro de Berlín y la Guerra Fría llegaba a su término.…  Seguir leyendo »

Manifestantes ondean una bandera de Chile durante una protesta en diciembre de 2019 en Santiago.Credit...Iván Alvarado/Reuters

Parecía que la agitación social comenzaba a menguar en Chile. Después de que en octubre de 2019 las calles del país se llenaron de ciudadanos enfadados con la desigualdad del país, el gobierno se vio obligado a hacer algo inédito: repensar su rumbo. El presidente, Sebastián Piñera, anunció una serie de cambios en su gobierno, su ministro de Economía se hizo a un lado y se convocó a un referéndum (que será el 26 de abril) para determinar si los ciudadanos quieren redactar una nueva constitución.

Así que las inquietudes sociales habían disminuido. Pero en los últimos días las protestas se reanudaron.…  Seguir leyendo »

Para los chilenos demócratas, que sabemos convivir y estamos orgullosos de nuestro estado de Derecho de hoy y de ayer, las preguntas de Felipe González publicadas en la prensa sobre las razones de los fenómenos de violencia de estos días en Chile son apasionantes y nos exigen una respuesta coherente a todos. Yo vivía en España en los años de la transición y sentía que se había formado un consenso muy general sobre la posibilidad concreta, necesaria, de que España se integrara en profundidad a los mundos democráticos, modernos, que se habían creado en sectores importantes del occidente europeo y hasta latinoamericano.…  Seguir leyendo »

Un manifestante sostiene banderas frente a una barricada durante una protesta en contra del gobierno en Santiago, Chile, el 31 de enero de 2020. (Edgard Garrido/REUTERS)

Ya son más de 100 los días transcurridos desde el inicio de la “revuelta” en Chile, que aún está en curso, y que estalló a partir de un incremento de 30 pesos chilenos al costo del boleto del metro de su capital, Santiago, y terminó desatando las protestas que le revelaron al mundo la desigualdad en el país. “Revuelta”: así la concibe esta ciudadanía que, pese a la represión, pese a la sistemática violación de cuerpos, ojos, casas, del derecho a la protesta, sigue en las calles. Esta “revuelta” reaparece cada viernes y se rumorea que volverá aún más masivamente a la calle en marzo, cuando termine el verano en nuestro país.…  Seguir leyendo »

En octubre, un aumento en las tarifas del metro de Santiago desencadenó las mayores protestas realizadas en Chile desde que terminó la dictadura de Augusto Pinochet. Los manifestantes denunciaban la corrupción de los poderosos, la flagrante desigualdad entre ricos y pobres, los altos precios, los bajos sueldos y, específicamente, las penurias causadas por un sistema de pensiones privatizado que ha dejado a muchos ancianos en una pobreza devastadora.

La pregunta esencial que ronda a Chile es la misma que enfrentan muchas otras naciones en la actualidad: ¿Pueden las exigencias de un movimiento masivo de ciudadanos descontentos y radicalizados, la mayoría de ellos jóvenes, impacientes y expertos en redes sociales, ser canalizadas y resueltas por una élite política que, hasta ahora, se ha mostrado ciega a las necesidades de la enorme mayoría de su población?…  Seguir leyendo »

Demonstrators clashed with riot police during a protest in Santiago, Chile, in October.Credit...Claudio Santana/Getty Images

In October, a rise in Santiago’s metro fares set off the biggest protests in Chile since the end of Augusto Pinochet’s dictatorship. Protesters were calling out elite corruption, inequality, high prices and low wages, and specifically the pain caused by a privatized retirement system, which left many old people in grinding poverty.

The essential question that confronts Chile is one that many other nations are grappling with today: Can the demands of a radicalized and disaffected movement of citizens, most of whom are young, impatient and social media-savvy, be channeled and resolved by a political elite that has shown itself, until now, blind to the needs of the great majority of its populace?…  Seguir leyendo »

Tras cumplirse ya casi tres meses desde que un grupo coordinado de delincuentes, apoyados probadamente desde Venezuela y Cuba, iniciaran sus acciones terroristas contra el Metro de Santiago, es posible sacar algunas conclusiones acerca de los resultados de la reciente revolución. Algunos de estos efectos en la sociedad chilena, son los siguientes: 1. Chile es aproximadamente un 20 por ciento más pobre que antes del 18 de octubre de 2019. Las cifras podrán discutirse, pero a este valor se puede arribar si consideramos las caídas en el precio de las acciones, la destrucción física de las estaciones del Metro, los daños a comisarías de carabineros, daños a infraestructura pública y privada, recursos adicionales del fisco que se han tenido que reasignar, efectos en el empleo, costo del nuevo proceso constituyente, efectos en el valor del peso chileno, caída abrupta en el valor de los activos inmobiliarios urbanos y rurales, disminución de la inversión extranjera, cancelación de proyectos varios, daños al turismo y a la industria gastronómica.…  Seguir leyendo »

El expresidente de Perú Pedro Pablo Kuczynski en abril de 2019Credit...Luka Gonzáles/Agence France-Presse — Getty Images

El 2019 latinoamericano comenzó con el estremecimiento que causaba Roma, dura y bella película que mostró las múltiples capas de la desigualdad en México y, por extensión, en América Latina. El año cerró con miles protestando en Santiago de Chile, luego de haber movilizado varios millones de personas en algo más de un mes, reclamando un orden social y económico más justo. Aunque no se inventaron en 2019, este año las desigualdades latinoamericanas se hicieron más visibles e intolerables.

Resulta significativo que, en este contexto, los gobiernos de derecha liderados por grandes hombres de negocios y sus equipos de gerentes hayan naufragado.…  Seguir leyendo »

The Mogote River in the Aysén region of Chile.Credit...Marcos Zegers for The New York Times

The rivers of Chilean Patagonia cascade from snow-capped mountains through sheer rock facades and rolling hills, radiating bright turquoise, deep blues and vivid greens. The Puelo. The Pascua. The Futaleufú. Each is as breathtaking and unique as the landscape it quenches.

But these rivers, like many worldwide, have been threatened by dam projects that aim to provide power for distant cities and mining operations. Only one-third of the world’s 177 longest rivers remain free flowing, and just 21 rivers longer than 1,000 kilometers (621 miles) retain a direct connection to the sea.

If we are to arrest global climate change, prevent the toxifying of freshwater sources and do right by all those who depend on rivers for survival, we must return more rivers to their natural state.…  Seguir leyendo »

El anarquismo no fue descubierto en Chile hace tres o cuatro semanas, como parece que algunos creen con la mayor buena fe de este mundo, y existía, de hecho, en los ambientes literarios de mi juventud, con tal fuerza que poca gente sospechaba, ya que un caballero de puro habano y chambergo podía salir el Club de la Unión y hacerse lustrar los botines por un lustrabotas de la más pura acracia. En una feria del libro del Parque Forestal de Santiago, de esto ya hace alrededor de tres décadas, me invitaron a colocarme con mis libros en una mesa donde participaba Manuel Rojas, que acababa de publicar su ahora célebre novela, «Hijo de Ladrón», y José Santos González Vera, que vendía su autobiografía «Cuando era muchacho», además de los relatos de «Eutrapelia», honesta recreación.…  Seguir leyendo »

En Chile, hemos vivido en una permanente confusión moral. Sabíamos desde hace décadas que somos el país más desigual del continente más desigual del mundo. Y, sin embargo, seguíamos empeñados en llamar mérito a los privilegios heredados de esa desigualdad, redes al uso de esos privilegios, y resentidos, a quienes se atrevían a reclamar.

Una confusión moral celebrada por el mundo, pero que consistía en un Estado irresponsable, que no cumplía ninguno de sus deberes, y una población que debía hacerse cargo de estos, endeudándose individualmente hasta varias veces su sueldo, para mantener ese estado jibarizado, y al país en números azules en lo macroeconómico.…  Seguir leyendo »

Claudio Reyes/Agence France-Presse — Getty Images

Hace 30 años, y con la firme voluntad de nuestro pueblo, recuperamos nuestra democracia en forma pacífica y dimos vida a una nueva y moderna república, basada en tres principios básicos: un profundo compromiso con la democracia y el Estado de derecho, una economía de mercado libre —abierta y competitiva— y una firme determinación para derrotar la pobreza y una mayor igualdad de oportunidades.

Los hechos hablan por sí solos: el ingreso per cápita se multiplicó por cinco y Chile pasó del sexto lugar en ingreso per cápita e Índice de Desarrollo Humano a encabezar la lista en América Latina. La pobreza cayó de casi un 69 por ciento a un prometedor 8,6 por ciento: ocho millones de chilenos superaron la pobreza.…  Seguir leyendo »

A demonstrator waves a Chilean flag during a protest in Santiago on 21 October 2019. Photo: Getty Images.

Why are these protests happening now?

The truth is, Chile is unequal, even though it actually reduced poverty from 1989, the time of the democratic transition, until today, from 40% to 16%.

There are a number of reasons for the protests. One is the most proximate cause, which is the increase in the subway fares, but that really doesn’t explain the underlying tensions.

One of those tensions is despite reductions in poverty, social mobility remains a large problem in Chile. It remains a very elitist country with limited social mobility. So, poverty may be reduced, but the likelihood that someone in the working middle class would reach the upper middle class has always been a stretch.…  Seguir leyendo »

Desde que estalló la revuelta popular en Chile en octubre, las paredes de las ciudades del país se llenaron de mensajes contra los poderosos: al inicio, la furia se centraba en el presidente, Sebastián Piñera, y su entonces ministro del Interior, Andrés Chadwick. Después, la ira de las paredes fue contra la policía y las fuerzas armadas, contra los bancos y la Iglesia católica.

A medida que la protesta popular crecía, surgió un nuevo culpable: los medios de comunicación. “Apaga la tele”, “Periodismo traidor”, “Medios cómplices”, “La prensa miente”.

En las carreras de periodismo de la capital de Chile, los profesores nos pasábamos las fotos de estos grafitis y carteles con una mezcla de deleite y preocupación.…  Seguir leyendo »