FARC

Colombian security forces stand guard at the site of an explosion at a police academy in Bogota on Jan. 17. Nine people were killed and more than 50 wounded in the car bomb attack. (AFP/Getty Images)

Has the Colombian peace process lost its momentum? President Iván Duque, elected last June, has been openly critical of the peace agreement with the Revolutionary Armed Forces (FARC), which was pushed through by President Juan Manuel Santos in 2016.

Duque was conspicuously absent at November’s formal launch of the Colombian Truth Commission, which has a three-year mandate to answer questions about the atrocities committed during more than five decades of war. This could prove an important impediment to the success of the peace agreement — my research demonstrates that concrete support of the commission’s work is necessary for significant efforts at postwar reconstruction to establish sustainable peace.…  Seguir leyendo »

Tema

Colombia ha estado inmersa en un solo proceso de paz a lo largo de dos gobiernos, desde la fase de negociación en el de Santos a la de implementación con Duque. ¿Cuáles son sus perspectivas de continuidad?

Resumen

Al cumplirse los primeros 100 días del gobierno del presidente Iván Duque, el futuro desarrollo del período del post-conflicto contemplado en el Acuerdo de Paz firmado en mayo de 2016 entre el presidente Juan Manuel Santos y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) aún es bastante incierto. Sin embargo, esto no significa que el único proceso de paz exitoso que ha tenido Colombia vaya a fracasar.…  Seguir leyendo »

Asedio al acuerdo de paz en Colombia

En 2016, el gobierno de Colombia alcanzó un histórico acuerdo de paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), que puso fin a una guerra de 52 años en la que murieron más de 265 000 colombianos y otros siete millones fueron desplazados. Este acuerdo ha sido aclamado como un nuevo modelo para la solución de conflictos aparentemente intratables, pero ahora enfrenta una prueba de una magnitud inédita.

Erradicar las raíces de un conflicto tan prolongado sería difícil incluso en las mejores circunstancias. Pero lo será todavía más con la asunción de Iván Duque Márquez como presidente de Colombia. El mentor de Duque es el expresidente Álvaro Uribe, némesis política del predecesor inmediato de Duque, Juan Manuel Santos, el arquitecto del acuerdo de paz.…  Seguir leyendo »

En Argelia, temen por su tranquilidad y dudan de la paz

Terminar la confrontación armada con las Farc representó un cambio sustancial en la vida de numerosas comunidades en Argelia, municipio del sur de Cauca donde proliferan los cultivos de hoja de coca para uso ilícito y uno de los más golpeados por la guerra en este departamento. Ejemplo de ello es el corregimiento El Mango, donde el conflicto se vivió con intensidad y se estima que es la región que más sufrió más ataques guerrilleros en la historia de la guerra (otros dicen que fue Toribío, pero no es un premio muy apetecido).

“Después de tanto dolor, nos llega una esperanza… los acuerdos de paz”, dice uno de sus líderes.…  Seguir leyendo »

Los griegos antiguos pensaban que la existencia humana constituía una tragedia insoportable. Para volver la vida más llevadera, inventaron el arte, en sus distintas manifestaciones sublimes, como la música, el teatro, la pintura o la escultura, que llegó a puntos mágicos, como la Venus de Milo. Observaron los astros e inventaron las ciencias. Aspiraron a ser felices o libres, que era lo mismo. Hicieron gimnasia. Narraron. Tomaron la posta a otras antiguas civilizaciones y narraron los hechos que envolvían la vida de los seres humanos.

Pienso que el primer periodista fue Homero. La Odisea y la Ilíada, en el fondo, son crónicas de viajes.…  Seguir leyendo »

Un miembro de las Farc cuelga un cartel del líder fallecido de la guerrilla Alfonso Cano en Colombia, en enero de 2016. Credit Rodrigo Abd/Associated Press

La transición a la paz de un país es motivo de celebración, pero también es un proceso incierto que requiere diligencia y compromiso. En Colombia, donde un acuerdo de noviembre de 2016 puso fin a un sangriento conflicto interno de 52 años, la presión va en aumento.

Está afectando la idea de poner fin a las guerras intestinas por medio de negociaciones. Recientemente, un diplomático europeo me dijo que “los grupos insurgentes de las guerras civiles están pendientes de lo que ocurre en Colombia, para ver si el gobierno cumple sus promesas”. En una reunión, un militar estadounidense de alto nivel escuchó comentarios preocupados de algunos colegas míos y, exasperado, preguntó: “¿Pueden darme un ejemplo de algún lugar donde el proceso de paz realmente haya funcionado?”.…  Seguir leyendo »

Un miembro de las Farc cuelga un cartel del líder fallecido de la guerrilla Alfonso Cano en Colombia, en enero de 2016. Credit Rodrigo Abd/Associated Press

A nation’s transition from conflict to peace is something to celebrate, but it’s also an uncertain process that requires diligence and commitment. In Colombia, where a November 2016 agreement ended 52 years of bloody internal conflict, the stress is mounting.

It’s affecting the whole idea of ending internal wars through negotiations. A European diplomat recently told me, “Insurgent groups in civil wars are watching Colombia to see what happens, whether the government keeps its promises.” In a recent meeting, a senior United States military officer heard concerns from some colleagues and said to me, exasperated, “Can you give an example of anywhere that a peace process has actually worked?”

Colombia should be one.…  Seguir leyendo »

Rodrigo Londoño Echeverri, conocido como Timochenko, en un mitin al inicio de su campaña en enero de 2018. El 8 de marzo anunció que no será candidato a la presidencia de Colombia por la Farc. Credit Raúl Arboleda/Agence France-Presse — Getty Images

El camino de la paz en Colombia no ha sido sencillo: después de la firma de los acuerdos entre el gobierno y las Farc en noviembre de 2016, la guerrilla se desmovilizó para participar en la vida democrática del país. De ser las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (las Farc), pasaron a ser el partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (la Farc). Sus iniciales no cambiaron, pero algo crucial sí cambió: la guerrilla que llegó a ser la más poderosa en América Latina se transformó y sus exintegrantes dejaron las armas y se acogieron a las leyes. Ahí radica la importancia de su presencia en las urnas.…  Seguir leyendo »

Pasado más de un año de la implementación del Acuerdo de paz en Colombia, son importantes los avances pero muchos los retos y puntos pendientes de la implementación. Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia – Ejército del Pueblo, FARC-EP) ya se ha desmovilizado y desarmado y, a día de hoy, ya han participado en sus primeras elecciones legislativas como nueva formación política. Sin embargo, los puntos que hacen relación a los problemas estructurales del país -que están en el origen y razón de ser de la conflictividad en Colombia- aún son una tarea pendiente.

Los retos se siguen multiplicando y las “victorias” necesarias para impulsar la construcción de la paz en Colombia se dilatan.…  Seguir leyendo »

Hoy cumple un año el pacto de paz con las Farc. Y “un año pasa volando”, pero también es eterno, 365 días con sus madrugadas, cuando se está implementando el acuerdo mientras se está sobreviviendo a una campaña presidencial que empezó por su propaganda negra: luego de cinco años de un diálogo en dos lenguas de familias diferentes, 1.825 días con sus víctimas, Colombia consiguió el milagro de librarse de aquella guerra de medio siglo que –cruzada con la fallida guerra contra las drogas– engendró un par de guerras más. Desde entonces no ha habido una sola muerte por causa del conflicto.…  Seguir leyendo »

Es inverosímil, pero Timochenko, el último comandante de las FARC, ha llegado a viejo en todos los sentidos. Nació en Calarcá, en Quindío, en 1959. Fue bautizado con el nombre de Rodrigo Londoño Echeverry en una familia cercana a Manuel Marulanda alias Tirofijo. Militó en la juventud comunista desde que cumplió los diecisiete. Estudió en la delirante URSS. Y allí colombianizó el apellido del “héroe de la Unión Soviética” Semión Timoshenko, jefe del Ejército Rojo que encaró a los nazis, como asumiendo una ficción ajena, como falsificándose. Estuvo en Yugoslavia, en Cuba. Entró a las FARC cuando empezaban a negociar la paz: 1982.…  Seguir leyendo »

Hoy, en el Día Mundial de la Paz, parecería que estamos cayendo en una espiral de más violencia, prejuicios e ira. El conflicto parece permear al mundo entero, ya sea a través de enfrentamientos entre países, problemas domésticos o ataques terroristas. Sin embargo, este año Colombia logró terminar más de medio siglo de conflicto con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia. Hoy las Farc están totalmente desarmadas y las Naciones Unidas recibió más de 9.000 armas y 1,3 millones de municiones para ser destruidas. Justo este mes, este grupo de excombatientes presentó su nuevo partido político en una reunión pacífica en Bogotá.…  Seguir leyendo »

El papa llegó y ya no tuve dudas: era el líder político que más de 40 millones de personas estaban esperando. Había que ver su recibimiento, a lo colombiano —a ritmo de cumbia y más cumbia— con mucha hospitalidad y emotividad en las calles, la gente agitando banderitas, camisetas, mostrándole una estampita, una medalla milagrosa, una foto familiar o alzando a un niño para que recibiera su bendición. Mis compatriotas querían mirarlo tan de cerca para tomarle fotos, tocarlo y abrazarlo que formaron un tapón humano que impidió el paso del papamóvil por la calle 26 de Bogotá. Lograron aferrarse a él, a la esperanza que representa, aunque solo fuera por unos segundos.…  Seguir leyendo »

This week the Revolutionary Armed Forces of Colombia (FARC) is introducing its political party. The U.N. Security Council also recently unanimously approved a resolution authorizing a mission in Colombia that would run through the 2018 elections in which FARC candidates will compete.

The Colombian government and the FARC struck a peace deal in 2016, ending decades of conflict. The transition to normal politics, and the outside verification of that process, that are now taking place are part of that deal. The approval process hit a number of obstacles, however, and challenges remain on how to implement land reform and rebuild a stable society.…  Seguir leyendo »

After years of tumultuous peace talks, the Revolutionary Armed Forces of Colombia, better known as FARC, bid a final farewell to arms in June. The act heralds the end of a 52-year conflict. But for Colombia to decisively break with its past, it must be smart in its approach to reintegrating FARC combatants back into society.

The task is daunting: How do you keep people who have been fighting for decades from rearming? Giving aid to former fighters remains controversial, but new evidence-based strategies provide reason for hope that reintegration can succeed despite the challenges.

The FARC members’ background presents a first hurdle.…  Seguir leyendo »

El pasado martes 27 de junio, Juan Manuel Santos dio uno de los discursos más importantes de su carrera. Esa mañana, en Mesetas —una población en el departamento de Meta, tal vez una de las zonas más conflictivas de Colombia— anunció el inicio del desarme definitivo de las FARC, después de un largo y complejo proceso de paz. En el momento más comentado de su alocución —y de toda la ceremonia— dijo que había valido la pena ser presidente solo por vivir ese día. Quienes lo conocen saben que esta frase encierra varias paradojas.

Seguí a Santos varios meses del año pasado para escribir un perfil que publiqué en la revista Gatopardo unas semanas antes de que recibiera el premio Nobel de la Paz, en diciembre.…  Seguir leyendo »

Este martes, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia entregarán su última arma en una ceremonia en el pueblo de Mesetas, en el Meta, una de sus retaguardias. Llega así a su fin un conflicto armado de más de cincuenta años con la guerrilla más vieja de América Latina, que ha causado más de 2 mil asesinatos selectivos, 12 mil secuestros, 6 mil soldados víctimas de sus minas antipersonales y cientos de miles de personas desplazadas. Y a pesar del inmenso logro del presidente Juan Manuel Santos para desactivar este movimiento insurgente, en Colombia no se vive una fiesta.

El pesimismo ha alcanzado niveles récord según la última encuesta Gallup e igual de negativos son los niveles de aprobación de la gestión del presidente Santos y la percepción sobre lo que puede traer el acuerdo de paz.…  Seguir leyendo »

At the start of each school year, Colombian schoolchildren are still given specially prepared instruction manuals in the form of comic books to teach them how to avoid stepping on land mines. Despite these efforts, during 52 years of war, more than 1,000 Colombian children, usually from the poorest of our farming families working their fields, were killed or maimed by land mines.

I ran for president of Colombia to lead a nation where the books we give Colombia’s schoolchildren teach reading, science, math and poetry, not warnings against stepping on explosives. Today – having signed a historic peace agreement between my government and the Revolutionary Armed Forces of Colombia, on Nov.…  Seguir leyendo »

Al inicio de cada año escolar, a los niños colombianos se les entregan manuales de instrucciones preparados en forma de historietas para enseñarles cómo evitar pisar minas terrestres. A pesar de estos esfuerzos, durante 52 años de guerra, más de mil niños colombianos —por lo general, provenientes de las familias más pobres de nuestros campos— murieron o quedaron mutilados por estos explosivos.

Contendí por la presidencia de Colombia para liderar una nación donde los libros que les diéramos a los niños colombianos enseñaran lecturas, ciencias, matemáticas y poesía, en lugar de advertencias para que no pisaran explosivos. Hoy, tras firmar un Acuerdo de Paz histórico entre mi gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc), estamos construyendo una Colombia en paz.…  Seguir leyendo »

It took four years of negotiations, a “no” vote on a referendum for peace and a final framework that ultimately passed Colombia’s Congress. In January, the Revolutionary Armed Forces of Colombia (FARC) rebels began to disarm and demobilize.

After 52 years of guerrilla fighting, the FARC concentrated its estimated 7,000 troops in 26 designated localities. The peace plan calls for this disarmament process to run for 180 days. Former FARC members then begin their reintegration into civilian life.

But where will the former FARC guerrillas go? This matters.

My research on post-conflict environments reveals that most ex-combatants around the world go home.…  Seguir leyendo »