FARC

Un manifestante a favor de los Acuerdos de Paz de Colombia en una marcha en Medellín en marzo de 2019Credit...Luis Eduardo Noriega/EPA vía Shutterstock

Alexander Parra, un exguerrillero de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc), se convirtió en gestor de paz cuando ese grupo dejó los fusiles para involucrarse en la vida política. La noche del 24 de octubre, a las afueras de Mesetas, un pueblo ubicado en los Llanos Orientales de este país, Parra jugaba ajedrez cuando varios hombres encapuchados interrumpieron la partida a balazos. Durante muchos años sobrevivió a la guerra, para morir abaleado en supuestos tiempos pacíficos.

Su muerte confirma que Colombia aún no supera el conflicto y revela el enorme riesgo que corre la construcción de la paz.

Hay algo de ironía en el asesinato de Parra.…  Seguir leyendo »

La historia de la humanidad ha demostrado que la mejor guerra es la que no se hace, pero, una vez hecha —por más de medio siglo cómo ocurre en Colombia—, todos los procesos de superación de la violencia son complejos, imperfectos y tienden a crisis permanentes, cuando no al fracaso. Prueba de ello es que todos los procesos de paz ensayados en ese país —casi uno por Gobierno— no han sido capaces de consolidar un acuerdo escrito, y el actual, considerado modélico sobre el papel, puede estar herido de muerte cuando los verdaderos artífices por parte del Secretariado de las FARC, los de mayor influencia y predicamento, voceros en la pasada negociación, lo dan por finiquitado.…  Seguir leyendo »

Gente en Colombia prende velas en un memorial por el asesinato de la candidata a alcaldesa Karina Garcia, el 2 de septiembre de 2019 en la región de Cauca. (Ernesto Guzmán para JR/EPA-EFE/REX) (Ernesto Guzman Jr/EPA-EFE/REX/Shutterstock)

¿Cuál paz? Eso preguntan algunos críticos del proceso de paz en Colombia. Hace cerca de tres años se firmó el acuerdo que puso fin al conflicto armado con la guerrilla de las FARC, la más grande y antigua del hemisferio occidental. Sin embargo, persisten varias fuentes de violencia: el Ejército de Liberación Nacional (ELN), el último grupo guerrillero remanente; organizaciones dedicadas al negocio del narcotráfico; y un pequeño porcentaje —menos del 10%— de guerrilleros de las FARC que no se acogieron al acuerdo, sumados a un puñado de excomandantes que recientemente anunciaron su decisión de retomar la lucha armada.

¿Cuál paz, entonces?…  Seguir leyendo »

Iván Márquez, líder de una facción disidente de las Farc, y el difunto Hugo Chávez se saludaron en noviembre de 2007.CreditGregorio Marrero/Associated Press

El anuncio de vuelta a las armas, realizado el 29 de agosto por tres altos exlíderes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc) desde el río Inírida en la zona fronteriza con Venezuela, apunta a que el largo y espinoso tema de la aventura guerrillera ha dejado de ser un asunto estrictamente colombiano para convertirse en un componente más del entramado de fuerzas armadas con las que el régimen de Nicolás Maduro ha venido construyendo una muralla de contención a la ofensiva internacional en su contra.

Se sabe que el conflicto político venezolano se juega simultáneamente en tres tableros. Primero, el de la política nacional: que se reduce a la lucha entre el estamento militar en el poder y sus adversarios de los diversos frentes democráticos.…  Seguir leyendo »

Un grupo de ciudadanos se manifestó en apoyo al acuerdo de paz en el centro de Bogotá, el 24 de noviembre de 2019.CreditCreditIván Valencia/Associated Press

Las imágenes circularon en la mañana del jueves 29 de agosto: Iván Márquez, uno de los jefes guerrilleros que negociaron con el gobierno colombiano el final a medio siglo de guerra incruenta, anunciaba su decisión de retomar las armas. Explicó que la nueva guerrilla no practicaría “retenciones con fines económicos”, que es como las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc) hablaron durante años del crimen cruel y deleznable del secuestro; explicó que dialogarían con “gentes pudientes del país para buscar por esa vía su contribución”, lo cual no es más que una extorsión anunciada. Y luego avisó que no atacarán a policías y soldados, sino que su objetivo, en esta nueva guerra, será la oligarquía.…  Seguir leyendo »

Una guerrillera del Frente 36 de las FARC descansa después una excursión en el estado de Antioquia, Colombia, en enero de 2016. (Rodrigo Abd/AP Photo)

Las imágenes circularon el 29 de agosto: en ellas, líderes disidentes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) anunciaron la creación de una nueva guerrilla. Esta decisión se tomó, explicaron, debido a supuestos incumplimientos por parte del gobierno de Colombia a los acuerdos de paz firmados en La Habana en 2016.

Cuando se anunció el acuerdo, después de cinco años de negociaciones en Cuba, el mundo entero aplaudió: un conflicto sangriento de más de 50 años, llegaba a su final. El gestor del proceso, el expresidente Juan Manuel Santos, recibió el premio Nobel de la Paz. Sin embargo, casi desde su firma, el resultado dividió al país.…  Seguir leyendo »

"Los bandidos volvieron al monte", se lee en un periódico popular de Colombia al referirse al anuncio de una fracción de las FARC de su regreso a la clandestinidad. (JOAQUIN SARMIENTO / AFP)

Colombia permanece unida frente a un pequeño número de delincuentes que quieren descarrilar la histórica transformación que está en marcha. Hace unos días, este grupo de narcoterroristas publicó un video anunciando la creación de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, FARC, utilizando el mismo nombre del grupo armado ilegal que firmó un Acuerdo de paz en 2016 con el gobierno.

Los líderes de este pequeño grupo de criminales disidentes son antiguos miembros de las FARC, conocidos por actividades de narcotráfico desde antes del comienzo de mi administración, y que hasta hoy continúan. Este es su más reciente intento de frustrar el progreso de Colombia hacia la paz.…  Seguir leyendo »

Front pages in Colombia on Aug. 30 led with the news that former FARC leaders were taking up arms again against the government. (Joaquin Sarmiento/AFP/Getty Images)

Colombia stands united in the face of a small number of criminals who want to sidetrack the historic transformation that is underway. A few days ago, this group of narco-terrorists posted a video announcing the creation of the Revolutionary Armed Forces of Colombia, FARC, using the same name of the illegal armed group that signed the peace agreement in 2016 with the government.

The leaders of this small group of criminal dissidents are former FARC members who knowingly trafficked drugs before the start of my administration and continue to do so to this day. This is their latest attempt at thwarting Colombia’s progress on peace.…  Seguir leyendo »

Iván Márquez, al centro, anunció en un video que un grupo de antiguos miembros de las Farc volverían a las armas.CreditCreditAgence France-Presse — Getty Images

“Aproximadamente la mitad de los países que salen de una guerra vuelven a caer en la violencia en un plazo de menos de cinco años”, escribió el exsecretario general de las Naciones Unidas Kofi Annan en 2015. En Colombia, donde ya transcurrió más de la mitad de ese periodo, la paz permanente no está garantizada. Un acuerdo de noviembre de 2016 puso fin a medio siglo de conflicto entre el gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc), un grupo guerrillero de izquierda. Pero cada vez hay más motivos para preocuparnos.

Iván Márquez, el segundo al mando de las Farc y quien encabezó al grupo de negociación de la guerrilla en La Habana, anunció que tomaría de nuevo las armas.…  Seguir leyendo »

Soldados Colombianos en guardia frente al Claustro de San Agustín, en Bogotá, el 29 de agosto de 2019. (Fernando Vergara/AP Photo)

Las noticias de cada día dictaminan nuestras mañanas. Desde hace meses en Colombia nos cuentan cómo, paulatinamente, se está revirtiendo la narrativa de la paz en varios territorios nacionales, en lo que llamamos periferia, allá donde no llega la visión del citadino.

Una de estas noticias llegó el pasado 29 de agosto: “El número dos de las FARC, ‘Iván Márquez’, Jesús Santrich, ‘El Paisa’ y ‘Romaña’ vuelven a la guerra”, “Las FARC anuncian su rearme”, “Líderes de las FARC vuelven a la insurgencia” . La noticia en todos los medios estaba acompañada de un video de 32 minutos, grabado en un lugar desconocido, que montaron en diferentes canales como evidencia de que, al menos un sector de este grupo insurgente, renunciaba definitivamente al Acuerdo de Paz que se firmó en 2016 .…  Seguir leyendo »

Two FARC dissident rebels in 2018, on patrol in Colombia.CreditCreditFederico Rios for The New York Times

En un video publicado el miércoles 29 de agosto, un antiguo líder de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc) emitió un nuevo llamado a las armas. Luciano Marín —conocido como Iván Márquez—, quien fue el negociador principal del grupo armado durante los diálogos de paz, apareció frente a una veintena de exguerrilleros de las Farc ataviados en sus uniformes y explicó por qué él y su grupo de insurgentes regresaban a la selva. Habló de una “oligarquía corrupta” y de la traición de un gobierno que no cumplió con el acuerdo de paz firmado en 2016.

Estas son malas noticias para los colombianos.…  Seguir leyendo »

Two FARC dissident rebels in 2018, on patrol in Colombia.CreditCreditFederico Rios for The New York Times

In a video released on Wednesday, a former top commander of the Revolutionary Armed Forces of Colombia issued a new call to arms. Luciano Marín, who is known by the alias Iván Márquez and was the lead negotiator during the peace talks, stood before a group of 20 ex-FARC guerrillas dressed in fatigues and explained why he and his dissident band of insurgents were heading back to the mountains and jungles. He spoke of the corrupt oligarchy and cited the Colombian government’s betrayal of the 2016 peace agreement.

This is bad news for Colombians.

A return to violence would be the culmination of many factors, chiefly a lack of political support in Washington and Bogotá for the 2016 peace accord since Donald Trump was sworn in as president of the United States in 2017, and Iván Duque came to power as Colombia’s president in 2018.…  Seguir leyendo »

Siempre se ha dicho que para lograr la paz se requieren dos fases. La primera es hacer la paz, hacer las paces, dejar de matarse. La segunda es construir la paz, lograr una verdadera reconciliación, dejar de odiarse. La segunda fase es más difícil y toma mucho más tiempo. Es como construir una catedral: hay que hacerlo con cuidado, ladrillo por ladrillo, hasta lograr el desarme de los espíritus. Sanar las heridas de una guerra de más de medio siglo requiere mucha paciencia, perseverancia y resiliencia.

La paz con las FARC en Colombia, considerada la guerrilla más antigua y poderosa de las Américas, después de seis años de negociaciones, cumplió la primera fase con mucho éxito, según los estándares internacionales.…  Seguir leyendo »

Colombia’s historic peace agreement with the FARC is fraying-2

In 2016, after 50 years of conflict, the Colombian government signed a historic peace agreement with the country’s once-largest rebel group, the FARC-EP. That agreement is now threatened from several sides. President Iván Duque is trying to back out of key provisions, painstakingly negotiated, enabling former rebels to apply to receive reduced or commuted prison sentences in return for confessions. Colombia’s military leaders have ordered soldiers to prioritize attacks against illegal armed groups, without worrying about protecting innocent civilians from getting killed. This policy did not target the FARC directly, but could undermine the FARC’s already low levels of trust in the government.…  Seguir leyendo »

Cuando el gobierno de Colombia firmó el acuerdo de paz en 2016 con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc), una guerrilla de inspiración marxista, parecía un milagro poder finalizar el conflicto de medio siglo que mató al menos a 220.000 personas y devastó las zonas rurales.

El expresidente Juan Manuel Santos recibió un Premio Nobel de la Paz por negociar el complejo acuerdo con las Farc. Sin embargo, desde antes de que se firmara muchos ya se oponían al pacto, furiosos ante la perspectiva de que rebeldes o militares fueran a quedar impunes o escépticos de que el gobierno pudiera darle seguimiento a sus promesas de ayuda al campo.…  Seguir leyendo »

Colombian security forces stand guard at the site of an explosion at a police academy in Bogota on Jan. 17. Nine people were killed and more than 50 wounded in the car bomb attack. (AFP/Getty Images)

Has the Colombian peace process lost its momentum? President Iván Duque, elected last June, has been openly critical of the peace agreement with the Revolutionary Armed Forces (FARC), which was pushed through by President Juan Manuel Santos in 2016.

Duque was conspicuously absent at November’s formal launch of the Colombian Truth Commission, which has a three-year mandate to answer questions about the atrocities committed during more than five decades of war. This could prove an important impediment to the success of the peace agreement — my research demonstrates that concrete support of the commission’s work is necessary for significant efforts at postwar reconstruction to establish sustainable peace.…  Seguir leyendo »

Tema

Colombia ha estado inmersa en un solo proceso de paz a lo largo de dos gobiernos, desde la fase de negociación en el de Santos a la de implementación con Duque. ¿Cuáles son sus perspectivas de continuidad?

Resumen

Al cumplirse los primeros 100 días del gobierno del presidente Iván Duque, el futuro desarrollo del período del post-conflicto contemplado en el Acuerdo de Paz firmado en mayo de 2016 entre el presidente Juan Manuel Santos y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) aún es bastante incierto. Sin embargo, esto no significa que el único proceso de paz exitoso que ha tenido Colombia vaya a fracasar.…  Seguir leyendo »

Asedio al acuerdo de paz en Colombia

En 2016, el gobierno de Colombia alcanzó un histórico acuerdo de paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), que puso fin a una guerra de 52 años en la que murieron más de 265 000 colombianos y otros siete millones fueron desplazados. Este acuerdo ha sido aclamado como un nuevo modelo para la solución de conflictos aparentemente intratables, pero ahora enfrenta una prueba de una magnitud inédita.

Erradicar las raíces de un conflicto tan prolongado sería difícil incluso en las mejores circunstancias. Pero lo será todavía más con la asunción de Iván Duque Márquez como presidente de Colombia. El mentor de Duque es el expresidente Álvaro Uribe, némesis política del predecesor inmediato de Duque, Juan Manuel Santos, el arquitecto del acuerdo de paz.…  Seguir leyendo »

En Argelia, temen por su tranquilidad y dudan de la paz

Terminar la confrontación armada con las Farc representó un cambio sustancial en la vida de numerosas comunidades en Argelia, municipio del sur de Cauca donde proliferan los cultivos de hoja de coca para uso ilícito y uno de los más golpeados por la guerra en este departamento. Ejemplo de ello es el corregimiento El Mango, donde el conflicto se vivió con intensidad y se estima que es la región que más sufrió más ataques guerrilleros en la historia de la guerra (otros dicen que fue Toribío, pero no es un premio muy apetecido).

“Después de tanto dolor, nos llega una esperanza… los acuerdos de paz”, dice uno de sus líderes.…  Seguir leyendo »

Los griegos antiguos pensaban que la existencia humana constituía una tragedia insoportable. Para volver la vida más llevadera, inventaron el arte, en sus distintas manifestaciones sublimes, como la música, el teatro, la pintura o la escultura, que llegó a puntos mágicos, como la Venus de Milo. Observaron los astros e inventaron las ciencias. Aspiraron a ser felices o libres, que era lo mismo. Hicieron gimnasia. Narraron. Tomaron la posta a otras antiguas civilizaciones y narraron los hechos que envolvían la vida de los seres humanos.

Pienso que el primer periodista fue Homero. La Odisea y la Ilíada, en el fondo, son crónicas de viajes.…  Seguir leyendo »