Energía

Qué se juega Europa entre Armenia y Azerbaiyán

Los combates entre Armenia y Azerbaiyán por la disputa sobre Nagorno Karabaj han despertado las alarmas sobre sus implicaciones para la seguridad energética europea.

La dimensión energética del conflicto de Nagorno Karabaj, un territorio controlado por Armenia, pero perteneciente a Azerbaiyán, se hizo evidente el pasado 6 de octubre, cuando el Gobierno azerí acusó al Ejército armenio de atacar el corredor energético que conforman el oleoducto Bakú-Tbilisi-Ceyhan (BTC) y el gasoducto SCP (acrónimo inglés del Southern Caucasus Pipeline). Según Azerbaiyán, sus sistemas de defensa aérea interceptaron y destruyeron un misil en las cercanías de ambas infraestructuras, que transportan el grueso del petróleo y el gas extraídos en aguas azeríes del mar Caspio.…  Seguir leyendo »

Parque solar de Grenergy en Chile.

Después de siete años de lento crecimiento, los países latinoamericanos experimentarán su mayor contracción en las últimas décadas como resultado de la crisis producida por la pandemia de covid-19, profundizando los problemas sociales y económicos que afectan a una buena parte de la población y, en particular, a los sectores más vulnerables y de menores ingresos.

A pesar de esta difícil y compleja situación, existen muchas razones para ser optimistas sobre el futuro de América Latina. La región tiene abundantes recursos naturales y una población joven y diversa. El sector energético podría ser uno de los motores de una recuperación sostenible, resiliente e inclusiva de las economías latinoamericanas.…  Seguir leyendo »

Con la denominación de transición energética nos referimos en la actualidad a una nueva revolución industrial. Revolución que tiene lugar al abrigo de los objetivos en la lucha contra el cambio climático, acompañada de innovaciones tecnológicas verdes, de carácter disruptivo. La electricidad y el gas natural comienzan su andadura a finales del siglo XIX y en las dos primeras décadas del XX. Thomas Edison en los EE.UU., y Joseph Swan en Gran Bretaña, perfeccionaron, de manera independiente, el desarrollo aplicable a la lámpara incandescente, facilitando la rápida evolución comercial a partir de 1870 de la energía eléctrica. George Westinghouse, unos años más tarde, empezó a comercializar conexiones en corriente alterna, siguiendo los diseños realizados por Nikola Tesla, que permitirían la producción y transporte de energía eléctrica a gran escala y distancia.…  Seguir leyendo »

Se suele ver en California, un estado cuya población es equivalente a la de España, el laboratorio de nuestro futuro colectivo. En Los Ángeles se creó la industria del entretenimiento y en Silicon Valley floreció el mundo de la informática y, posteriormente, el de las redes sociales. Los líderes políticos, que en este estado pertenecen por lo general a la izquierda demócrata, también lo convierten en un laboratorio de innovación social; por ejemplo, trato generoso a inmigrantes sin recursos y discapacitados, despenalización del cannabis y otras buenas causas de nuestro tiempo. Con el nombramiento como probable futura vicepresidenta de Estados Unidos de Kamala Harris, senadora por California y muy progresista, el modelo californiano podría convertirse en el modelo estadounidense.…  Seguir leyendo »

Para conseguir los objetivos planteados en el proyecto de ley de Cambio Climático y Transición Energética es necesaria una reforma fiscal cuyo objetivo sea aumentar el bienestar social. Eso se consigue haciendo que los agentes económicos paguen por el daño ambiental que generan con sus decisiones de consumo y de producción. El diseño actual del sistema fiscal energético supone una asignación ineficiente de recursos, ocasionando efectos negativos sobre el bienestar general, debido a que no se internalizan adecuadamente los costes ambientales de la energía. La reforma fiscal citada deberá tener como justificación fáctica la internalización de los costes medioambientales asociados a cada producto energético.…  Seguir leyendo »

Hablar de política medioambiental en un país que parece salido de una postal es un arma de doble filo. La calidad de vida en Suiza descansa en la idea de una naturaleza intacta. El “castillo de agua” de Europa concita envidias por la limpieza de sus fuentes. Las emisiones de gases de efecto invernadero se han reducido considerablemente en los últimos 30 años gracias a las medidas adoptadas en todos los ámbitos, desde el municipal hasta el federal. La biodiversidad recibe un amplio apoyo de los planes de acción y de los recursos financieros. En resumen, Suiza es ese pequeño paraíso de marmotas y de íbices en el corazón de Europa, donde la degradación del medio ambiente parece detenerse como por arte de magia en las fronteras de nuestros vecinos.…  Seguir leyendo »

No será porque el Gobierno español sea reticente al cambio energético; al contrario, el PNIEC (Plan Nacional Integrado de Energía y Clima) presentado con pompa y circunstancia en Bruselas es el más avanzado, el más comprometido y el más lustroso. A grandes rasgos, el plan se propone reducir los gases de efecto invernadero en un 23% en 2030 respecto a los vertidos en 1990; alcanzar un 42% de energía renovable en el uso final de la energía en la próxima década; y conseguir el 74% de presencia de energía renovable en la producción de electricidad. La revisión reciente del PNIEC sitúa las inversiones necesarias para concluir la transición energética en 241.000 millones; no hay, pues, proyecto económico, educativo o sanitario que pueda competir con el energético.…  Seguir leyendo »

To reboot economies in recession after pandemic-related lockdowns and disruptions, governments around the world are planning ambitious recovery packages. Many environmental groups want these plans to include climate conditionalities — and fund sustainability, not just unemployment assistance, infrastructure spending, industry bailouts and regulatory relief. The $825 million European Union proposal includes these features, while the U.S. package seems to favor oil and gas industries over renewable energy sectors in terms of bailouts, tax relief and regulatory rollbacks.

How climate-friendly is China’s coronavirus recovery package? One analysis of Group of 20 countries’ committed public finance places China near the top in terms of funding for clean energy vs.…  Seguir leyendo »

Flaring in MENA

Flaring is a significant source of economic and environmental waste. Except when safety-related, flared gas can often be captured and monetised using low-cost proven solutions.

In doing so, governments can improve health and safety, reduce emissions (of carbon dioxide, methane, and particulates) and add value by driving up revenue, increasing reserves and production, creating jobs and improving the industry’s ‘social license to operate’.

Flare capture also helps countries to deliver on the Paris Agreement and the UN’s Sustainable Development Goal #13 while, for example, providing affordable alternatives for heating and cooking.

The Middle East and North Africa (MENA) region accounts for 40% of the world’s flaring.…  Seguir leyendo »

El sector energético, y en particular el solar, es clave para el crecimiento económico de los países en desarrollo. El acceso a la energía es un claro detonante del crecimiento económico que impulsa el desarrollo sostenible al proporcionar oportunidades que sin ella son imposibles.

Aunque, según el Banco Mundial, todavía 840 millones de personas viven aún sin electricidad y otros 1.000 millones viven sin suministro eléctrico continuo, en los últimos años se han logrado avances significativos en la expansión del acceso, especialmente por el desarrollo de un modelo de negocio sostenible alrededor de la venta de soluciones solares no conectadas a la red.…  Seguir leyendo »

La pandemia del coronavirus no solo ha costado ya más de 547.000 vidas en todo el mundo y causado daños gigantescos a la economía. Irónicamente, la parálisis global ha salvado también decenas de miles de vidas, más de 11.000 solo en Europa, debido a la reducción en la contaminación ambiental. De hecho, la polución del aire mata cada año a siete millones de personas, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS). Así, esos cielos azules, inusuales en muchas ciudades del mundo podría ser una de las noticias positivas que ha generado esta pandemia.

Se espera que las emisiones globales de dióxido de carbono o CO2 disminuyan en casi un 8% este año, la mayor caída en la historia.…  Seguir leyendo »

Tanto si la pandemia está retrocediendo como si simplemente los europeos se están acostumbrando a vivir con ella, una cosa es segura: hacer frente al cambio climático que está devastando nuestras vidas sigue siendo el desafío más importante para el futuro.

El problema con el CO2 le espera a Polonia en la mesa de negociaciones de Bruselas, porque algunos países comunitarios quieren supeditar el Fondo para una Transformación Justa (es decir, la propuesta de 8.000 millones de euros para Polonia) a que Varsovia se sume al objetivo de la neutralidad climática de la Unión Europea para 2050. El Gobierno polaco consiguió en diciembre aplazar la decisión, pero ahora muchas capitales europeas quieren vincular el acuerdo presupuestario a una adhesión inequívoca de Polonia a la política climática común para la UE.…  Seguir leyendo »

Students gather to protest inaction on climate change in front of the parliament building in Oslo, Norway on 22 March 2019. Photo: Getty Images.

Even before the COVID-19 pandemic, it was clear that the world is undergoing a transition away from fossil fuels and carbon-intensive sectors, towards renewable energy and clean growth. The collapse of oil demand and prices have simply compounded the challenges that oil and gas producers already faced.

What happens next will have significant implications for Norway, as one of the world’s largest exporters of both energy and capital, and for the UK, as it plans its recovery and looks ahead to its hosting of the next major climate change summit in 2021 – COP26.

While the speed and scale of the transition has always been uncertain and contested, an accelerated transition with deep implications for future oil and gas demand looks plausible.…  Seguir leyendo »

La portada de este periódico nos informaba hace unos días de conversaciones discretas entre representantes de los dos partidos que han gobernado España durante décadas. Una noticia que, en estos momentos de congoja por los efectos de la pandemia, pudiera traer un aliento de esperanza como muestra de un cambio de actitud en esos modales tan toscos que anegan los debates en las Cortes. Sin embargo, en esas mismas líneas, con la finura propia de buenos profesionales, los periodistas apuntaban que tales políticos negaban que se hablara «del pacto para tumbar la comisión sobre el almacén de gas Castor». Y es que habían votado de manera conjunta PSOE y PP para impedir que en el Pleno se discutiera tal solicitud.…  Seguir leyendo »

Mientras los gobiernos de todo el mundo adoptan políticas para hacer frente a las consecuencias económicas inmediatas del COVID-19, están tomando decisiones que también determinarán la competitividad de sus países en las próximas décadas. Si están diseñados correctamente, los paquetes de estímulo y recuperación pueden permitir que los países y las regiones estén listos para recoger los beneficios de las industrias del futuro.

La Unión Europea ya está preparada para acelerar la implementación del Pacto Verde Europeo. Y China inevitablemente desarrollará sus ventajas competitivas previas a la pandemia en energía solar, vehículos eléctricos (VE) y baterías. Estados Unidos, por otro lado, corre un riesgo cada vez mayor de quedar rezagado.…  Seguir leyendo »

La pandemia de COVID-19 no debe llevar a que los gobiernos reduzcan sus ambiciones climáticas. Acelerar la transición a una economía sostenible de bajos niveles de carbono puede impulsar la recuperación y, al mismo tiempo, desarrollar resiliencia para el futuro.

Otros países podrían buscar inspiración en Dinamarca en cuanto a iniciativas climáticas que además contribuyan a la recuperación económica. El país está poniendo en práctica medidas reales para lograr su objetivo de reducir las emisiones de dióxido de carbono en un 70% para 2030 y llegar a cero emisiones en 2050.

Como directores ejecutivos de corporaciones danesas con presencia global en energías renovables, tecnología hídrica y productos farmacéuticos, respectivamente, hemos sido nombrados por el gobierno danés para presidir “asociaciones público-privadas por el clima”, creadas para impulsar la búsqueda objetivos climáticos.…  Seguir leyendo »

Además de los costos que implica en términos de salud y vidas humanas, la pandemia de la COVID-19 amenaza con revertir gran parte del progreso alcanzado por los países en vías de desarrollo en los últimos 20 años para reducir la pobreza. Son necesarios nuevos y significativos gastos para proteger a los más golpeados por la crisis; al igual que las economías avanzadas, muchos países en vías de desarrollo desplegaron programas nuevos o ampliaron los existentes para evitar el colapso económico y prevenir el hambre generalizado, pero gran cantidad de ellos fueron incapaces de alcanzar la escala de gasto de Estados Unidos y otros países desarrollados.…  Seguir leyendo »

Hacia donde van los precios del petróleo

Con los precios del petróleo en mínimos históricos, muchos están desesperados por tener una idea de lo que sucederá después en los mercados energéticos. Como un sabio experto de la industria petrolera me aconsejó alguna vez, nunca debemos tratar de predecir el precio futuro. Pero sí podemos arrojar luz sobre cómo la pandemia de COVID-19 está afectando a los mercados petroleros hoy, y cuáles son sus perspectivas.

Hasta hace unas semanas, el mundo producía y consumía alrededor de 100 millones de barriles diarios (b/d). Pero las normas de distanciamiento social y las restricciones de movimiento destinadas a frenar las infecciones por COVID-19 han causado el desplome de la demanda mundial de petróleo.…  Seguir leyendo »

Pónganle un precio al carbono ya

Hace seis años, el petróleo se vendía por encima de 100 dólares el barril. Hoy, gracias a las sacudidas paralelas de una guerra de precios entre Arabia Saudita y Rusia y la caída de la demanda ocasionada por la crisis del COVID-19, el precio está más cerca de 20 dólares el barril. Eso hace que éste sea un momento ideal para que los países industrializados en todo el mundo que todavía no le hayan puesto un precio al carbono sigan los pasos de quienes ya lo han hecho.

Los líderes empresarios, los medios y los economistas coinciden: es necesario ponerle un precio al carbono para que las empresas y los gobiernos estimen todos los costos de los daños climáticos que resulten de sus emisiones.…  Seguir leyendo »

Figura 2. Evolución de la demanda eléctrica en Latinoamérica en la pandemia de COVID-19.

Resumen

Todos los sectores energéticos latinoamericanos se van a ver afectados por la crisis del coronavirus, especialmente los hidrocarburos, y en menor medida el sector eléctrico y las energías renovables. El impacto será por tanto mayor en las economías más dependientes del gas y el petróleo, algunas de las cuales son también las peor preparadas para afrontar la crisis sanitaria y sus consecuencias económicas.

Análisis

La energía supone para América Latina un vector de transmisión de las múltiples crisis desatadas por la pandemia de COVID-19, pero también ofrece alternativas de recuperación. La región deberá afrontar la crisis sanitaria en un contexto energético difícil por la combinación del colapso de los precios del gas y el petróleo, la caída de la demanda asiática de hidrocarburos, el desplome de las demandas nacionales de combustibles y electricidad y el previsible deterioro del acceso a la financiación del sector energético.…  Seguir leyendo »