Administración Pública

Se va cumpliendo el plan. Una vez culminada la colonización del Tribunal Constitucional (TC) y estando en curso la de la Universidad pública, que, de triunfar, convertiría la naturaleza de centro de enseñanza e investigación científica del alma mater en un órgano político, un buen autócrata –y Sánchez lo es– no puede olvidar otra institución del Estado, imprescindible herramienta de cualquier Gobierno, cual es la función pública, la burocracia, en el concepto de Max Weber.

En efecto, el presidente es consciente de la importancia de contar con empleados públicos –dóciles y sumisos– a las órdenes del Gobierno, superior jerárquico de aquéllos.…  Seguir leyendo »

En 2023, los responsables de las políticas en todo el mundo tendrán que ocuparse de una confluencia de shocks económicos, políticos y climáticos. Dado que los gobiernos no pueden solucionar estas crisis por sí solos, harán falta líderes políticos hábiles capaces de mantener unidas a las sociedades y permitir que comunidades y empresas den un paso adelante y hagan su parte. Lo que el mundo necesita desesperadamente son funcionarios públicos y políticos que estén dispuestos a innovar y estén preparados para hacerlo.

Al final de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP27) del mes pasado en Egipto, los líderes mundiales acodaron que el cambio climático está poniendo en riesgo a las comunidades en todas partes y que exige una acción urgente.…  Seguir leyendo »

Hasta 1918, la Administración española obedecía al modelo de las cesantías. Cuando un partido llegaba al Gobierno, nombraba en todos los cargos técnicos del Estado a personas afines que cesaban y eran sustituidas por otras cuando dicho Gobierno cambiaba.

En ese 1918, se aprobó el Estatuto Maura consagrando dos hechos fundamentales para comprender el servicio público: por un lado, se establecían las oposiciones como sistema para garantizar la objetividad entre los aspirantes y los conocimientos de quienes aprobaban. Por otro, se consagraba la inamovilidad de los funcionarios como medio para impedir que el poder político pudiera amenazar con el despido si no se sometían a la voluntad partidista.…  Seguir leyendo »

Ser funcionario se ha convertido en un sueño laboral en España para quien intenta huir despavorido de la precariedad del sector privado. Cada vez más, amigos de unos 30 años sienten que fuera del Estado hace frío, que ganarse la vida en la calle se ha vuelto durísimo en los tiempos que corren. Así que la función pública podría irse poblando de trabajadores que buscan cobijo, y no tanto satisfacer una vocación de servicio. Y eso envía un feo mensaje a los autónomos, las pymes y los demás asalariados, como si fueran los parias que se quedarán fuera sosteniendo el bienestar de unos pocos.…  Seguir leyendo »

Para el correcto uso de los fondos públicos que mejoren la vida de los ciudadanos, no solo es necesario un buen diagnóstico y formulación de las políticas públicas. También es esencial tener un sistema de evaluación que nos permita analizar cómo se han diseñado e implementado los programas y cuál ha sido su impacto real.

No es ningún secreto que en España no hemos sido los alumnos más aventajados en materia de evaluación de políticas. Ninguno de los intentos de institucionalizar la evaluación ha contado con los suficientes recursos humanos y financieros, así como el poder, capacidades e independencia como para elaborar evaluaciones capaces de apoyar la toma de decisiones informadas en la evidencia.…  Seguir leyendo »

En los últimos meses ha tomado actualidad la revisión del sistema de ingreso en la Administración Pública. En realidad este tema ha estado sujeto a revisión permanentemente y no constituye ninguna novedad. Quizás el matiz que distingue el debate actual es que se han puesto en posición enfrentada dos sistemas de acceso totalmente diferentes: el primero, el actual, en el que la carga memorística es importante, sobre todo en las oposiciones a ingreso en Cuerpos Superiores de la Administración Pública, a los que principalmente me voy a referir; y el segundo, que pretende basarse en procedimientos de selección basados en entrevistas, cuestionarios, etc.…  Seguir leyendo »

Resulta difícil negar el proceso de degradación democrática que está viviendo España. Sin duda, hay una pluralidad de causas. Una de ellas es la indiscutible pérdida de la neutralidad exigible a la administración, principio constitucional de nuestro ordenamiento.

Como ejemplos incontestables de este fenómeno. La televisión pública, TVE, dejó de ser un referente informativo para la audiencia por la docilidad indisimulada ante el poder del Gobierno de turno. Ha sido un proceso largo e ininterrumpido de degradación. TV3, directamente está al servicio de la destrucción del ordenamiento jurídico español promoviendo sin rubor alguno el odio a España y la desobediencia a las leyes.…  Seguir leyendo »

El Tribunal de Cuentas es un importante órgano constitucional que tiene entre sus funciones la fiscalización permanente de la actividad económica del sector público. Vela por la legalidad y buena gestión de sus gastos, incluyendo subvenciones, créditos o cualesquiera otras ayudas públicas otorgadas por la Administración. También de los partidos políticos, tanto en lo referido a su contabilidad como a la de los procesos electorales en que participan, o lo recibido por fundaciones y asociaciones a ellos vinculadas. Es de los pocos organismos cuya sede, construida a tal efecto en 1860, sigue en el mismo sitio. Sus antecedentes están en los ‘Comes thesauri’ del ‘Officium palatinum’, administradores y controladores de los ‘denarios’ -dineros- del Regnum Spaniae entre los siglos V-VIII.…  Seguir leyendo »

Interinos y permanentes

Ni se saben cuántos son. Ni cuántos se van a beneficiar. Sin mayor estudio, consideración o evaluación, cientos de miles de funcionarios interinos y de personal laboral temporal con más de cinco años ocupando la plaza correspondiente, al menos, desde antes de 1 de enero de 2016, se van a beneficiar de un proceso extraordinario de regularización. Es el retrato de cómo se afronta en España un problema de tanta gravedad: con la frivolidad de la política; el populismo de todos los partidos; sin más.

El problema es gravísimo, como ha denunciado la Comisión Europea. No es razonable, desde ningún punto de vista, que, según algunas cifras, el 23 por ciento del personal al servicio de las Administraciones Públicas se encuentren en situación de temporalidad.…  Seguir leyendo »

Pablo Casado y Pedro Sánchez, líderes de PP y PSOE.

El artículo 103.1 de la Constitución establece que “la Administración Pública sirve con objetividad los intereses generales y actúa con sometimiento pleno a la ley y al Derecho”.

La Constitución trata de garantizar así que las poderosas potestades administrativas de que disponen las Administraciones no se utilicen con fines distintos de aquellos que las justifican, y que su actuación quede condicionada en todo momento por el interés general.

Gobierno y Administración son constitucionalmente órganos diferentes, pero estrechamente vinculados. Uno de dirección política y otro de ejecución administrativa. A ambos se les presume trabajar para el interés general, pero no siempre es así.…  Seguir leyendo »

La campaña contra la capitalidad de Madrid esconde el peor diseño ideológico de los comunistas e independentistas a quienes Sánchez sirve. Lo visten como siempre, con palabras engañosas («la España policéntrica», «compartir el Estado») que esconden el firme intento de descapitalizar no ya Madrid sino toda España, en el doble sentido de la palabra descapitalizar: dejar España sin su capital (esto es, sin cabeza de ese cuerpo vivo que es una nación) y «menoscabar el patrimonio histórico, cultural y humano de un país», como explica el DRAE.

Sé que no solo desprecian la Historia sino que buscan manipularla. Pero no es baladí recordar que si el Rey Felipe II eligió Madrid fue precisamente porque no era de nadie: para no someter la gobernabilidad de la nación a la Iglesia, ni a las familias pudientes del lugar, porque en Madrid entonces no había nada.…  Seguir leyendo »

El Tribunal Constitucional, a Cádiz

El Parlamento portugués acaba de dar el pistoletazo de salida para el traslado del Tribunal Constitucional, el Tribunal de Cuentas y el Tribunal Supremo Administrativo a la ciudad de Coimbra. La propuesta, presentada por la oposición de centroderecha en una Asamblea de la República de mayoría de izquierdas, parece haber sido acogida con agrado por los diferentes partidos y por actores políticos, económicos y sociales de un país, Portugal, caracterizado por su anquilosado y radical centralismo en Lisboa. Comenzar a desconcentrar la macrocefálica capital lusa se ve como un primer paso para vertebrar mejor la nación, aquejada de fuertes disparidades regionales y demográficas.…  Seguir leyendo »

Una señal de totalitarismo que no debe minusvalorarse es la falta de neutralidad de las administraciones. En la democracia que se practica en Europa occidental desde el fin de la II Guerra Mundial, se asume sin gran debate que los partidos que llegan al gobierno han de ejercerla en interés de todos y sin pretender que la propia Administración a la que sirven se adscriba a las posiciones que quienes la gobiernan puedan sostener. Hacerlo de otra forma supondría convertir en oficial una determinada ideología, y eso implicaría una limitación de la libertad de todos. Quienes no comulgaran con los planteamientos que se han convertido en oficiales estarían, solo por eso, discriminados respecto a quienes sí los comparten.…  Seguir leyendo »

Interinos eternos

En pleno debate sobre los interinos en las Administraciones procede señalar que su proliferación y presencia masiva en las tareas públicas es el fruto del matrimonio contraído entre una señora, la deplorable gestión de la función pública, y un señor, el clientelismo. Un matrimonio de los antiguos, sólido y a prueba de cualquier mudanza.

No extraña por ello que los jueces –europeos, nacionales…– se hayan visto obligados a poner coto a la incuria de los poderes políticos para introducir el ingrediente de la justicia allí donde no hay más que sinrazón. Porque es oportuno ponerse en la posición de un magistrado ante el que se presenta un veterinario, un profesor o un bombero que llevan 20 años prestando servicios a una Comunidad Autónoma o a un Ayuntamiento sin que nada ni nadie haya sido capaz de enderezar su situación.…  Seguir leyendo »

Ha sido el ministro de Política Territorial y de Función Pública, Miquel Iceta, quien ha comunicado a la ciudadanía que se halla entre sus propósitos cambiar el sistema de ingreso en la función pública. En concreto ha explicado que «se trabaja en una estrategia para reformar el modelo de acceso al empleo público en el que se tenga más en cuenta la capacidad y la aptitud y menos la habilidad memorística».

Y eso ¿cómo se hace, señor ministro? ¿cómo se pueden enfrentar conceptos como capacidad y aptitud y memoria? Convendría que se explicara con precisión. Porque la capacidad de un ingeniero al servicio de la Administración, de un notario, de un inspector de Hacienda o de un profesor de Historia de bachillerato se mide por disponer de un título de licenciado o doctor en tales o cuales materias, título que acredita la aptitud para ejercer una determinada profesión.…  Seguir leyendo »

La construcción de una nueva élite

El 8 de abril, el presidente francés Emmanuel Macron anunció que cerrará la escuela de posgrado francesa de élite para la capacitación de líderes públicos, la École Nationale d’Administration (ENA). Macron —quien es un énarque (como se conoce a sus graduados)— dice que desea fomentar la igualdad de oportunidades y la excelencia nacional, y responder mejor ante los desafíos de la COVID-19, pero eliminar la ENA probablemente no sea más que una medida insignificante en esa dirección.

Irónicamente, la ENA fue fundada en 1945 por el general Charles de Gaulle para dividir a la élite francesa y eliminar un sistema clientelar y de prebendas que había generado una administración pública corrupta e ineficiente.…  Seguir leyendo »

La UE nos ha reñido por el elevado número de empleados temporales en nuestro sector público. Resulta que no solo en las empresas, sino también en el universo teóricamente más estable del mercado laboral, nos caracterizamos por una alta temporalidad que afecta a más de 700.000 empleos de nuestras administraciones. En términos agregados, aproximadamente una cuarta parte del empleo público español tiene carácter temporal, si bien se distribuye irregularmente: en la Administración General del Estado ronda el 8%, pero el porcentaje se dispara en los niveles subestatales, donde —como sucede, por ejemplo, en el Gobierno Vasco— los interinos superan el 50%.…  Seguir leyendo »

El permanente objetivo de la reforma administrativa -permanente porque o bien fracasa o porque, en caso de tener éxito, quien aspira a gobernar siempre considera que hay que corregirla- está encontrando en la última década renovados motivos y justificaciones. Las sucesivas crisis de todo tipo que nos están arrasando se han erigido en el motor de continuos planes de reforma de la Administración, confirmando así que la bandera reformadora es un valor político del que no se puede prescindir. Quien no presente a los electores un amplio programa de cambios no puede aspirar a gobernar. Y es que la estabilidad y mantenimiento de cualesquiera regulaciones preexistentes, como regla general termina identificándose con un inmovilismo e ineficacia rechazables.…  Seguir leyendo »

En la década de los ochenta del siglo pasado se generalizó la automatización de los procesos de trabajo burocráticos. El papeleo. Velocidad y facilidad, sumadas a nuevos usos de la información, liberaron a las organizaciones de rutinas que exigían moverse entre incontables fichas y dosieres físicos. Por supuesto, se redujo al mínimo el trabajo de contabilidad financiera y analítica.

Pero fueron solo las empresas las que, gracias al acicate de la competencia, lo comprendieron. Así que incorporaron los cambios y atravesaron la revolución. La Administración permaneció impertérrita en España, como si todo siguiera igual. No, peor: como si hicieran falta más horas ¡de burocracia!…  Seguir leyendo »

El código fuente de una política pública eficiente

La pandemia del COVID-19 ha dado origen a la segunda crisis económica global en apenas 12 años. Pero, a diferencia del desplome de 2008, que reveló serias deficiencias estructurales en el sistema financiero, la crisis actual ha expuesto las debilidades de los gobiernos que no han logrado implementar una respuesta oportuna y eficiente a una crisis de salud pública y sus consecuencias económicas. Uno de los principales obstáculos es un uso insuficiente de macrodatos y de tecnologías disponibles que podrían acelerar y optimizar la gestión de las políticas públicas.

Debido a respuestas inadecuadas ante la pandemia, los gobiernos en todo el mundo están perdiendo la confianza y el respaldo de los ciudadanos, lo que puede exacerbar las tensiones socioeconómicas existentes.…  Seguir leyendo »